domingo, 18 de julio de 2010

Federico contra la prohibición de los anuncios "de putas"

¿Ud. cree, don miramelindo, que el llevar a más clandestinidad a la prostitución va a mejorar la situación de las que son verdaderas esclavas? Hombre, no, para eso primero ACABE CON LA CORRUPCIÓN POLICIAL, que el policía o la guardia civil dejen de ser los guardianes de las ‘gatitas-puticlub’ en toda España”.

Federico Jorge Jiménez Losantos, un liberal de los pies a la cabeza



Que sí. Que sé perfectamente que voy a quedarme más solo que la una en mi tesis de que la defensa de la prostitución puede sostenerse desde posiciones de derecha (de la liberal, no de la carca que es la de Botella, Torres Hurtado o Marhuenda). Todavía me resuenan en la cabeza las afirmaciones de Mamen Briz de que a la derecha no le interesan las mujeres. Bufff, si hay prejuicios contra la prostitución y los puteros no quiero deciros nada sobre la derecha política en España... y si ya eres putero, de derechas y estás metido en política lo reunes todo.

Para quien no esté puesto en el tema voy a contar un poco de qué va todo esto. Entre este miércoles y jueves tuvo lugar el debate del estado de la Nación durante el cual, aparte de tratarse otras nimiedades como el quebranto de la unidad nacional tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, los devastadores efectos de la gestión económica del gobierno o su pérdida de credibilidad lo cual motivaría un adelanto de las elecciones generales (tonterías, vaya xD); el presidente del gobierno de España manifestó su intención de acabar con los anuncios de prostitución en la prensa con las siguientes palabras: "Mientras sigan existiendo anuncios de contactos se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad, por lo que estos anuncios deben eliminarse". La Asociación de Editores de Diarios Españoles (Aede) reaccionó rechazando cualquier tipo de restricción publicitaria, y respondió que no sólo no estaban quebrantando la ley puesto que la prostitución no constituía una actividad ilícita sino que prohibir este tipo de anuncios "vulneraría los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución referidos a las libertades de expresión e información". Pues claro, ¿pero cuándo la legalidad ha sido un problema para el partido de Rumasa, del GAL y del Estatut? "Leyes a nosotros, ¡hahaha!" Ellos son la ley, al igual que el Rey Sol decía que él era el Estado (para los castizos, "Estao"). La diferencia es que mientras uno era un déspota ilustrado estos nuevos déspotas en muchos casos no pasan de bachilleres o de primero de derecho. Finalmente la Red Feminista de Organizaciones contra la Violencia hacia las Mujeres se dirigió a los editores pidiéndoles su colaboración "para acabar con una PRÁCTICA INDESEABLE". Esta organización, liderada por la concejala socialista Ángeles Álvarez, tiene las ideas muy claras y concibe la retirada de los anuncios como un paso previo "para acabar con (toda) la prostitución". De esta señora tenía pendiente escribir algo, siguiendo la serie de entradas destinadas a conocer en profundidad a las abolicionistas más destacadas como Lara Padilla. Doña Ángeles representa una de las posiciones más intransigentes dentro de un movimiento que ya de por sí destaca por su sectarismo, y para mi sorpresa ha sido frecuentemente invitada a la tertulia de Luis Herrero. No comprendo cómo tiene semejante debilidad por feministas radicales como la señora Álvarez o la señora Valenciano, otra tertuliana bastante común (aforunadamente hace ya tiempo que no las veo por su programa).

Los partidarios de una regulación de la prostitución tienen como objetivo último la NORMALIZACIÓN SOCIAL de esta actividad. Para ello es necesario VISIBILIZARSE, teniendo las leyes una importancia clave a la hora de conseguirlo. Si se criminaliza a la prostitución y su entorno se está mandando el mensaje de que éste es un mundo "malo", al que es mejor ni siquiera acercarse.



Pues bien, éste es el panorama que nos encontramos. Las femiLISTAS machacando con que la prostitución necesariamente supone una forma de violencia y degradación para la mujer y que se nutre de la trata; mientras que al parecer nadie se opone a su pensamiento único. ¿Nadie? No, en una pequeñita pero valiente emisora gala, digo española, un reducido grupo de aguerridos periodistas le hacen frente. Éstán liderados por Federicux "el Grande" y su poción mágica se llama LIBERALISMO. Sé que una parte nada desdeñable del movimiento favorable a una regulación de la prostitución viene de la izquierda oficial (léase CC.OO. e I.U.), pero no pueden (no deberían, poder vaya si pueden) seguir cerrando los ojos al hecho de que existe un sector de la derecha (ésta es la no oficial) que comparte sus planteamientos. Nadie más lo dice, pero qué se le va a hacer, la realidad es muy tozuda y se emperra en darme la razón. No es culpa mía, se lo prometo. Vean, vean:





Ahí está mi Fede. Ese Fede, ese Fede, ¡EH, EH!, etc... Si es que si para mí las putas son tan necesarias como el pan, Fede lo es como el aire que respiro. Menudo "mono" voy a pasar hasta que regrese el 6, a las 6... bueno, aprovecharé Agosto para leer algo de César Vidal (¡no, socorro, no me peguéis! Jajaja). A ver, pekeñines, ¿qué dice Tito Fede? ¿Acaso no es coincidente su discurso con el pro derechos? DE LO PRIMERO que se preocupa es de "la situación de las que verdaderamente esclavas". Con esto está diciendo dos cosas, a saber: una que diferencia entre prostitución forzada y voluntaria; y dos que las medidas tendentes a ocultar y marginalizar la prostitución tienen un efecto perverso, que es el de empeorar las condiciones de ejercicio de la prostitución. Toma ya, pues claro, si es que lo último que interesa a esta alianza progre-carca (o "carcundia progre", como suele denominarla este ídolo de masas) son los problemas reales de aquellas personas en situación de vulnerabilidad ya sean esclavas sexuales, desempleados, víctimas del terrorismo, marginados por los regímenes secesionistas a los que estamos vendidos... sin embargo son expertos en arreglar problemas inexistentes mientras ignoran los reales, como sucede con los anuncios de prostitución, la trata de blancas, la recesión económica, el cambio climático... menuda hipermetropía padecen, son incapaces de percatarse de lo que tienen delante de las narices pero pueden vaticinar sin ningún rubor lo que sucederá dentro de 50 años. Sinvergüenzas, que son unos sinvergüenzas.

¿La situación real de estas mujeres? Les importa un pimiento, por eso se esfuerzan lo indecible en acallarlas y atacar su testimonio como veréis en un próximo post que tengo preparado. Toda esta retórica buenista, salvacionista, solidaria, etc no es más que una justificación para quitar esas "guarradas" de la prensa, de lo que ven en el día a día. Mente de carca, lengua de progre. Por eso el amigo Fede, quien les conoce como si les hubiera parido (como yo, es lo que tiene venir de la izquierda), les saca los colores pidiendo que se lo prohiban a sus votantes. Como que muchos puteros no sean votantes sociatas (bueno, lo cierto es que por lo que he visto sólo los chungos). Nos ha jodido; supuestamente los partidos políticos nos representan, pero mientras resulta que los españolitos según lo que parece somos unos puteros de primera nuestros políticos son unos santos varones (y varonas, señora ministra). Como decía un amigo putero, "a esos sitios nunca va nadie pero siempre están llenos"; o Dolores Juliano con eso de "aquí ya sabemos que nadie va de putas". Qué cabrones. Pues sí, yo voy. Y si no puteo más es porque no puedo.

A decir verdad, hay algunos puntos en los que se separa del discurso pro derechos hegemónico. Por una parte el no considerar la prostitución como un fenómeno de género y asegurar que la tendencia actual es a que aumente la prostitución masculina, con lo que la proporción de hombres y mujeres se iría equilibrando. Hace tiempo se hablo de esto en el blog, cuando cité a la señora transexual Trinidad Losada Bujalace que mantenía la observación que don Federico realiza. Otro aspecto fundamental es la denuncia a los cuerpos policiales como los auténticos "macarras" de estas mujeres, asunto que traté al hablar de las mafias. Las "oeneJETAS" están cogidas por las pelotas al depender de subvenciones públicas y no hacen el menor esfuerzo por denunciar estas tramas de corrupción policial, es más, las encubren al enfocar todo el problema sobre el asunto de la trata. La situación es que mientras las mafias policiales constituyen el 99% del total y sólo se habla de ellas un 1%, las redes de trata extranjeras representan un 1% pero son publicitadas como si fuesen el 99%. De locos, el mundo al revés. A la gente que desconoce este mundillo la están engañando como a chinos, por eso decidí abrir un blog sobre prostitución, porque la desinformación imperante sobre este tema es asombrosa.

En esta cruzada por invisibilizar la prostitucion quienes más se benefician son los clubes que se quitan a un competidor de encima. Sobre estas líneas pueden observar una de las ENORMES vallas publicitarias que se encuentran en León anunciando al club "Latin Lover", asociado a la patronal ANELA. Si se aprueba la "autorregulación" (censura pura y dura) en la prensa los particulares no podrían anunciarse, pero sí los grandes empresarios. Qué raro, un gobierno socialista que dice defender a los más desfavorecidos y luego sus intervenciones reales benefician a los ricos y poderosos. No me lo podía haber imaginado nunca, oyes. LOS SOCIOLISTOS SIEMPRE IGUAL, ROBANDO AL POBRE PARA DAR AL RICO.



Mi tesis sobre los abolicionistas es que tienen una agenda, están llevando a cabo la "hoja de ruta" planeada por Gemma Lienas. Básicamente lo que ella proponía era una abolición GRADUAL de la prostitución, una aplicación de la parábola de la rana hervida: en vez de meternos de golpe en el agua hirviendo -con lo cual saltaríamos de golpe- lo que pretenden es ir calentando el agua poco a poco para que nos vayamos aclimatando a los cambios. Cada vez iremos amodorrándonos más hasta acabar cocidos.

En primer lugar de lo que se trata es de afianzar su hegemonía cultural creando un estado de opinión favorable a sus intereses. Para ello han de saturarnos con mensajes contrarios a la prostitución llenando todos los medios con su propaganda, es el efecto que los comunicadores conocen como de la "agenda-setting". Son socialistas; es decir, dirigistas; es decir, totalitarios. Consideran que son ellos los que les tienen que decir a la gente qué es lo que debe pensar. Todo eso de la trata, de los abusos de los clientes, de los daños físicos y psicológicos que sufren no es cierto pero es que NO NECESITA SERLO. Aquí es donde he tenido que apretarles las tuercas a otros regulacionistas, que parece que todavía no se han enterado de qué va la película. No se trata de que simplemente mostremos que lo que dicen es falso, que no tiene nada que ver con la prostitución, que pueden ser casos muy anecdóticos y completamente aislados que están siendo instrumentalizados y magnificados para arremeter contra una prostitución que muy mayoritariamente no tiene nada que ver con ese infierno que nos pintan. Hemos de ir más allá, pasar a lo que denomino "argumentos de segunda generación", y explicar a la ciudadanía qué es lo que motiva esta manipulación de la verdad.

El siguiente paso es, si cabe, aún más enrevesado. Tras conseguir suprecía moral como postulaba Gramsci, hay que romper la cadena por su eslabón más débil de acuerdo con la doctrina leninista. Hagamos un alto, sé que esto suena a teoría conspirativa propia de un pirao perdido, pero afortunadamente han dejado constancia escrita de qué se proponían y los hechos lo están demostrando. El año pasado proliferaron como setas en Otoño las ordenanzas municipales orientadas a REPRIMIR la prostitución callejera (básicamente en dos momentos, en Marzo y posteriormente en Octubre, aprovechando el escándalo de la boquería). Esa modalidad de prostitución es la más vulnerable: las mujeres que la ejercen ya están acostumbradas a ver pisoteados sus derechos más elementales, y sus clientes no disponen de los recursos económicos, formativos y organizativos como para defenderse. Además la opinión pública ya se mostraba mayoritariamente en contra de la prostitución de calle, no hizo falta mas que sacar las infames fotos de Barcelona y todos hicieron leña del árbol caído. Ahora han subido un escalón, se atreven con la prostitución de pisos porque tanto las chicas como sus clientes son los que más valoran el anonimato y no van a dar la cara. Poco a poco vamos perdiendo la guerra al no atrevernos a librar ninguna de las batallas que se nos presentan. Fijaos qué decía, en la Comisión Parlamentaria del 2007, Dª Teresa Gisbert Jordá, fiscal de menores del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana: "Creo que hay que hacer MEDIDAS DE AUTORREGULACIÓN Y UNA INTERVENCIÓN de las administraciones públicas, para evitar publicidad ilícita (...) Creo necesaria por parte de fiscales y AA.PP. una CAMPAÑA DE TOLERANCIA CERO frente a esa publicidad que cosifica a la mujer (...) Hay que tener en cuenta que para los jóvenes, la publicidad y los medios de comunicación forman muchísimo los criterios, los roles y los valores". Esto es EXACTAMENTE y punto por punto lo que se está aplicando en España en estos instantes. Tenían claro lo que debía hacerse, sólo que esperaban la coyuntura adecuada y ahora, cuando el Partido Socialista necesita desesperadamente algo a lo que agarrarse debido al colosal desgaste que ha sufrido, es el momento. Los clientes, empresarios, prostitutas y todo aquel que simpatice con nuestra causa necesitamos organizarnos y comenzar a penetrar en alguno de los partidos existentes para que incluya en su agenda política nuestras reivindicaciones. Actualmente no existe ningún partido significativo que le plante cara al PSOE en esta cuestión, están los chicos del P-Lib pero su apoyo es más moral que otra cosa. Tendremos que acercarnos a alguna personalidad, líder de opinión o político lo suficientemente relevante que simpatice con nuestra causa para irnos abriendo camino. ¿Candidatos? Pues por poner un ejemplo de cada yo citaría a Torbe, María Blanco o Esperanza Aguirre. ¿Cual es el problema? Que los regulacionistas tienen una CEGUERA POLÍTICA MONUMENTAL y no son capaces de concebir que sus demandas puedan ser recogidas por la derecha. Si seguimos así estamos perdidos. Hay que ser realistas, si hubiese un partido de izquierdas que defendiese abiertamente una postura pro derechos yo lo respaldaría. Pero no lo hay, en cambio como sindicatos sí que han tomado posición CC.OO. y la C.G.T., y no por ser "de izquierdas" voy a despreciarles. De hecho los escasos éxitos que hemos tenido frente a los abolicionistas se los debemos a ellos, si me pidiesen mi colaboración lo haría de mil amores.

Y ya para acabar quería comentar el perverso empleo que hacen de la legislación. ¿En qué base jurídica se sustenta la pretendida ilegalidad de estos anuncios? Fundamentalmente en dos normas, por una parte en el artículo tercero de la Ley General de Publicidad que define como ilícita la publicidad que atente contra la dignidad de la persona, vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución y especialmente en lo que se refiere a la infancia, juventud y mujer. Por otra estaría el artículo quinto de la Ley de Protección Jurídica del Menor que establece que los menores tienen derecho a una información veraz, y que los poderes públicos tienen la obligación de garantizar que la información que reciban los menores sea veraz y respetuosa con los principios constitucionales.

Bien, todo esto suena muy bonito pero esconde una trampa, es un coladero. Los términos tan abstractos como "la dignidad de la persona" o "los principios constitucionales" son susceptibles de muy diversas interpretaciones como hemos visto recientemente con la sentencia del T.C. sobre el Estatut. Lo que para unos puede ser digno para otros no lo es. Por ejemplo a mí me parece que lo indigno es acallar la voz de las prostitutas, que hay que respetar sus decisiones, pero un socialista dirá que ninguna mujer elige prostituirse, que eso no puede ser bueno para nadie. Y ya la tenemos. Con los principios constitucionales pasa lo mismo: de acuerdo a los derechos fundamentales, recogidos en el capítulo segundo de la Constitución Española, podríamos decir tanto que la prostitución tiene cabida en nuestro ordenamiento como que no. Todo depende de cómo "interpretemos" cada concepto y, sobre todo, de la ideología a través de la que veamos la realidad. Yo podría apelar a los arts 18 (derecho al honor y a la propia imagen), 20 (a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión) o 35 (a la libre elección de profesión u oficio) mientras los abolcionistas se agarran al 10 (dignidad de la persona y libre desarrollo de la personalidad) y al 15 (derecho a la vida y a la integridad física y moral) para argumentar que la regulación de la prostitución no tiene cabida en nuestro ordenamiento. Según ellos la prostitución acarrería semejantes perjuicios a quienes la ejercen aun siendo voluntariamente (entre comillas, suelen añadir), que no podríamos aceptarla en interés de la salud física y psicológica de las "mujeres prostituidas". ¿Que no es así? Vuelvo con lo de antes, no necesitan decir la verdad sino únicamente justificarse. Y en cuanto al artículo décimo podemos entenderlo en sentido totalmente opuesto, de modo que para defender su dignidad y respetar el desarollo de su personalidad no tendríamos que "reinsertar" ni "redimir" a las prostitutas sino permitir que ellas decidiesen qué quieren hacer con su vida. Además está el asunto de la limitación de los derechos fundamentales, ya que ninguno es absoluto, y se puede hacer motivado por multitud de causas.



Continúe leyendo acerca del tema de los anuncios:
· Comunicado del P-Lib sobre los anuncios de contactos
· La polémica sobre los anuncios de relax


Federico ya se pronunció en su día sobre esta espinosa materia:
· Los liberales y la prostitución III: Federico Jorge Jiménez Losantos

El abolicionismo también ha sido duramente cuestionado desde la izquierda política:
· Carlo Frabetti, en contra de la abolición de la prostitución

17 comentarios:

svpam dijo...

Poco a poco vas descubriendo un detalle que yo pensaba que era la única que me había dado cuenta: Los papeles de la derecha y la izquierda se han intercambiado; han dado la vuelta como las tortillas a las ideas de las que partieron. Te pongo ejemplos, alguno lo he sacado de tu post:

- La derecha ahora defiende más la libertad sexual que la izquierda.
- La izquierda jode a las clases medias y bajas con impuestos cada vez más altos (los indirectos, claro) mientras que las grandes fortunas apenas pagan. Por no hablar de las subvenciones que les dan a sus amiguitos artistuchos de la cejita (véase la SGAE)...
- La derecha protege más la vida de los indefensos (véase el aborto).
- La izquierda se encarga de ensalzar la incultura y la mediocridad (planes de estudios cada vez peores, títulos de secundaria y bachillerato que prácticamente se REGALAN).

Esto me recuerda a un debate que hubo entre mis compañeros de Medicina, en el que yo dije: "Me considero de izquierdas; defiendo la vida, la igualdad de derechos y oportunidades, las libertades (sexual, de pensamiento, de expresión...), y condeno el sectarismo."
Un compañero mío me respondió: "Eso, hoy en día, no es ser de izquierdas."

Cliente X dijo...

Me estás dejando, en dos palabras, IM-PREZIONAO como diría Jesulín. Yo tardé mucho más que tú en percatarme de este hecho, en apariencia tan evidente, pero que si lo expresas abiertamente te miran como un bicho raro.

Desde que comencé el blog ésta ha sido una de las ideas que más recurrentemente he expresado, encontrándome por lo general con la incomprensión cuando no el rechazo de mis lectores. Pero es algo que yo veía, que me parecía tan claro como el agua limpia, como la luz del día. Joder, al fin encuentro a alguien que me respalda, es que estoy que enloquezco de alegría.

Bueno, aquí tenéis a otra loca que está conmigo. Yo digo las cosas y luego siempre resulta que acabo teniendo razón. Hace apenas unos días lo comentaba Natalia por aquello de que gracias a la prostitución uno iba abriendo su mente. Cada vez va habiendo más pirados como yo...

Cliente X, el loquito de la Montera

M.N. (Marien) dijo...

Ya sabes lo que pienso, en los extremos son todos iguales, en medio se mezcla todo...

Pero a lo que vamos. Mientras no vea en un programa electoral cómo abordar la prostitución pues cómo que no... y yo no veo a Rajoy (el próximo presidente de gobierno)defendiendo a la prostitución.

De todas maneras, y esto es lo que es importante, mientras no haya una movilización de prostis cómo la de Real, o Carla Corso, o las de Latinoamérica, esto va a seguir igual y mis compis, la mayoría inmigrantes no están por la labor, Lo que quieren es ganar toda la pasta que puedan y largarse, esta es la realidad...Prostitutas que queramos que se reconozca como trabajo y cómo consecuencia tener obligaciónes y derechos somos cuatro colgadas
Y fijate en un detalle, tu hablas de defender la prostitución como institución a preservar y nosotras simplemente cómo trabajo.
En fin...

asturiano dijo...

Estoy muy de acuerdo con esto que dice M.N. (Marien), de verdad.

Svpam, no estoy de acuerdo con esa idea de que la derecha proteja más la vida de los indefensos que la izquierda en el asunto del aborto. Creo que es cometer una simplificación de este problema el plantear así las cosas.

Y lo mismo que Marien, no creo que toda la izquierda sea igual; ni que toda ella se encargue de ensalzar la incultura y la mediocridad, etc.

Un saludo.

asturiano dijo...

Aunque no esté posicionado a favor de la prohibición, en los diarios de información general, de los anuncios de prostitución, pienso que esta frase de Zapatero:

" "Mientras sigan existiendo anuncios de contactos se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad [...]"."

puede tener bastante de verdadera.

asturiano dijo...

Sobre estas consideraciones que hacía esa fiscal de menores:

[Dª Teresa Gisbert Jordá, fiscal de menores del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana]: "Creo que hay que hacer MEDIDAS DE AUTORREGULACIÓN Y UNA INTERVENCIÓN de las administraciones públicas, para evitar publicidad ilícita (...) Creo necesaria por parte de fiscales y AA.PP. una CAMPAÑA DE TOLERANCIA CERO frente a esa publicidad que cosifica a la mujer (...) Hay que tener en cuenta que para los jóvenes, la publicidad y los medios de comunicación forman muchísimo los criterios, los roles y los valores"."

-Discúlpame, pero considero que algo de razón pueden tener, o al menos merecen ser discutidas. A mí sir ir más lejos los anuncios de prostitución en la prensa, [unidos a mi enorme carencia en materia de educación sexual (no recibida ni en la familia ni en la escuela, ni con los iguales), y también quizás a una mayor presión ambiental para que me iniciase en el sexo] determinaron el que yo me iniciase en la prostitución.
los diarios de información general los pueden leer muchos menores en nuestro país (así como también unos pocos jóvenes veiteañeros con un grado de madurez de adolescentes). Esto también deberíamos tenerlo en cuenta.

La idoneidad o no de este tipo de anuncios en los diarios de información general, al menos podría ser discutida.// En las clases que se imparten a los adolescentes en los centros de enseñanza de nuestro país, deberían quizás dedicarle algunas clases a hablarles de temas como: sexualidad y prostitución, prostitución y trata, prostitución y desigualdades hombres-mujeres, del 'estigma de puta'.

Un saludo.

asturiano dijo...

Y añades:

"Según ellos la prostitución acarrería semejantes perjuicios a quienes la ejercen aun siendo voluntariamente (entre comillas, suelen añadir), que no podríamos aceptarla en interés de la salud física y psicológica de las "mujeres prostituidas". ¿Que no es así? Vuelvo con lo de antes, no necesitan decir la verdad sino únicamente justificarse."

¿No te has parado a pensar que a lo mejor para alguno de estos socialistas los perjuicos y los daños a la salud psicológica y moral que acarrearía la práctica de la prostitución podrían estar referidos a los chicos varones, potenciales consumidores?

Te recuerdo que para una teórica marxista y feminista como Alexandra Kollontai, el uso de la prostitución por los hombres (la demanda) era algo que resultaba muy nocivo para éstos a un nivel psicológico.
Un saludo.

M.N. (Marien) dijo...

Asturiano, estoy de acuerdo contigo en lo que matizas de los anuncios de prostitución en prensa respecto a que está al alcance de niños y adolescentes..(comentario respecto a las declaraciones de Teresa).
En Internet se avisa que es para mayores de 18 años y esto siempre lo he tenido claro.
Otra cosa es vincular los anuncios a la trata y esgrimir como argumento que así se eliminará...

Cliente X dijo...

Lo que yo digo es que es una incoherencia que se prohiban en la prensa y no en vallas publicitarias donde desde luego están mucho más a la vista. Porque esa valla, por ejemplo, está de camino hacia dos colegios de León (bueno, de Armunia exactamente): El Bosco y María Auxiliadora. Y se ve sí o sí, pero en cambio para acceder a un anuncio en prensa hace falta buscarlo dentro del periódico. Y además, el padre o tutor que lo adquiera puede fácilmente quitar esas páginas, dejando íntegro el resto del contenido del rotativo. Al atacar los anuncios (y con anterioridad la prostitución de calle) PRECISAMENTE se está perjudicando a las modalidades más libres y autónomas de prostitución.

Lógicamente mi propuesta no es que lo quiten también las vallas sino que dejen en paz a los periódicos, pero al decir esto ya les estaré dando ideas (malas, como siempre) a los abolicionistas que puedan estar leyéndome.

A mí al menos me parece mucho más perjudicial el daño que se puede realizar a la prostitución de particulares y a sus derechos constitucionales al trabajo, a la libre información y de expresión que esa supuesta protección del menor. Si algún padre extremadamente celoso con el tipo de publicidad al que puedan acceder sus hijos no quiere que éstos vean los anuncios de contactos no le cuesta nada arrancar las hojas. Y ya está, problema solucionado. Del mismo modo que no puede dejar por ahí un mechero o medicamentos por lo que pueda pasar cuando tienes a un menor a tu cargo, pues le "protege" de esos "perversos anuncios de mujeres indecentes". Las medidas que se implanten para proteger un bien jurídico han de ser PROPORCIONALES y NECESARIAS, dos principios fundamentales del derecho.

¿Salud psicológica de los clientes, dices? Jajaja. Ay que me meo toa. Si nos pintan como bestias desalmadas, hombre. Bueno, hay uno que sí, que va por donde tú dices, el filósofo ultraconservador (aka 'progre') Carlos París. Hablaba de los daños que acarrea la prostitución para el demandante. ¿Queréis que escriba sobre ello?

Sobre lo de Kollontai ya hemos hablado un montón de veces, ella ADMIRABA la sexualidad masculina porque la consideraba más emancipada que la de la mujer. De hecho decía (con más elegancia, claro) lo mismo que Torbe de separar el sexo del amor. Eros con alas y sin alas, creo que lo llamaba así.

Y contestando a Marien pues por supuesto que tenemos claro que el porcentaje de clientes y prostitutas movilizados políticamente somos una minoría. Por algo se empieza, digo yo. Antes tú estabas como ellas, buscando sólo la pasta y yo, como tantos clientes, únicamente quería trincarme buenas sin rayarme la cabeza. Pero afortunadamente las cosas cambian...

Cliente X, de nuevo por aquí

asturiano dijo...

Primera mitad:

Sobre lo que pensaba Alexandra Kollontai de la prostitución, no me estoy inventando nada (te dejo unos fragmentos):


"En su escrito La nueva moral sexual Kollontay sigue las tesis de Meisel Hess expuestas en la obra La crisis sexual, publicada en 1910. Esta autora planteaba que las normas morales que reglamentan la vida humana no pueden tener más que dos finalidades: asegurar a la humanidad una descendencia sana y contribuir al enriquecimiento de la psicología humana en el sentido de fomentar los sentimientos de solidaridad y camaradería. El propósito de Kollontay ser demostrar que las formas fundamentales de unión intersexual de su tiempo no sirven a la segunda finalidad señalada. Para ellos analiza el matrimonio legal, la prostitución y la unión libre y apunta a las diferencias entre la psicología del varón y de la mujer.

El matrimonio legal tiene en su base dos principios que lo envenenan y que afectan de igual forma a varones y mujeres. Estos principios son la indisolubilidad del matrimonio y la idea de propiedad respecto al cónyuge. La indisolubilidad del matrimonio que "se funda en la idea contraria a toda ciencia psicológica de la invariabilidad de la psicología humana en el curso de la vida" (29), impide que el alma humana se enriquezca con otras relaciones amorosas. Esto es tanto más grave en tanto que, como señalara Meisel Hess, "un corazón sano y rico capaz de amar, no es un pedazo de pan que mengüe a medida que nos lo comemos". Por el contrario, el amor es una fuerza creadora, que aumenta a medida que se prodiga. Por otro lado, el matrimonio legal se muestra capaz de estrangular la relación más apasionada. La idea de propiedad respecto al otro lleva a estrechar la vida en común hasta tal punto que "hasta el amor más ardiente se convierte en indiferencia". Y tampoco enriquece el alma humana en cuanto que no requiere "sino pocos esfuerzos psíquicos para conservar al compañero de vida, ligado por cadenas externas" (30).
La prostitución como forma de relación sexual tiene unos efectos mucho peores que el matrimonio legal en la psicología humana; en concreto, en la psicología del varón. A este respecto Engels había observado lo siguiente: "Entre las mujeres, no degrada sino a las infelices que caen en sus garras y aún a éstas en un grado mucho menor de lo que suele creerse. En cambio, envilece el carácter del sexo masculino entero." (31) Kollontay está de acuerdo con la última frase del texto engelsiano pero, a su juicio, serán también todas las mujeres las que sufran los nefastos efectos de la prostitución sobre el varón. El problema reside en que con la prostitución, los varones establecen una relación con el sexo femenino en que sólo se disponen a recibir placer y no a darlo. Esta situación deforma profundamente la
conciencia de que el acto sexual es cosa de dos, y como afirma Kollontay: "Lleva al hombre a ignorar con sorprendente ingenuidad, las sensaciones fisiológicas de la mujer en el acto más íntimo" (32).
La prostitución deforma la conciencia erótica del varón y abre un abismo entre las expectativas de varones y mujeres en la relación sexual. El desencanto de la mujer en el acto sexual trae como consecuencia el desentendimiento y la incomprensión entre los sexos. Kollontay no sólo denuncia explícitamente el desconocimiento por parte de los varones de la sexualidad femenina, sino que acusa a la literatura masculina de silenciar esta insatisfacción sexual, cuando desde su punto de vista, es la causa de incontables dramas de "familia y amor"."
[http://www.malostratos.org/mujeres/kollontai.htm ]

asturiano dijo...

Segunda mitad:

"Se acabará para siempre con la prostitución: Esta vergüenza se la debemos al sistema económico hoy en vigor, a la existencia de la propiedad privada. Una vez haya desaparecido la propiedad privada desaparecerá automáticamente el comercio de la mujer. Por lo tanto, la mujer de la clase trabajadora debe dejar de preocuparse porque esté llamada a desaparecer la familia tal y conforme está constituida en la actualidad. Sería mucho mejor que saludaran con alegría la aurora de una nueva sociedad, que liberará a la mujer de la servidumbre doméstica, que aliviará la carga de la maternidad para la mujer, una sociedad en la que, finalmente, veremos desaparecer la más terrible de las maldiciones que pesan sobre la mujer: la prostitución. La mujer, a la que invitamos a que luche por la gran causa de la liberación de los trabajado­res, tiene que saber que en el nuevo Estado no habrá motivo alguno para separaciones mezqui­nas, como ocurre ahora."
(Alejandra Kollontay, el comunismo y la familia., ed. Fontamara.)"

....................................................................................


"Con el fin de acabar con los males de la antigua sociedad (soledad, incomunicación, desigualdad, instinto de propiedad y doble moralidad sexual) Kollontai propuso una nueva forma de vida basada en el amor y el compañerismo. En ese sentido formuló la teoría llamada del ‘vaso de agua’, invitando a las mujeres a consumir la sexualidad como un vaso de agua, rompiendo así con las viejas relaciones sexuales que perpetuaban la opresión de la mujer. Admitió todo tipo de unión por amor, a excepción de existir peligro para la salud y a excepción de la prostitución en todas sus variantes." [http://artxibo.blogspot.com/2010/01/alexandra-kollontai.html]

M.N. (Marien) dijo...

Jolines:
"que liberará a la mujer de la servidumbre doméstica, que aliviará la carga de la maternidad para la mujer, una sociedad en la que, finalmente, veremos desaparecer la más terrible de las maldiciones que pesan sobre la mujer: la prostitución"

para mi es mucho peor la servidumbre doméstica y la carga de la maternidad...en fin..

Y respecto a esto:

"El problema reside en que con la prostitución, los varones establecen una relación con el sexo femenino en que sólo se disponen a recibir placer y no a darlo"

Doy fé (y no sólo por mi experiencia) que la mayoría y cuando digo la mayoría, es la mayoría no se siente satisfechos en sus relaciones sexuales si no consiguen proporcionar placer a las mujeres. El problema es que no se les ha enseñado y las mujeres no tienen paciencia para enseñarles (muchas veces porque ni ellas mismas se conocen ni fisicamente ni a nivel de estímulos. Al final se finge o se evitan las relaciones sexuales...
No me cansaré de repetir por activa y por pasiva de que hablando estrictamente de relaciones sexuales, de lo que pasa en la intimidad de una habitación, no se diferencia de lo que sucede en las relaciones que no son de pago, ni en las ocasionales, rollitos de una noche, rollitos esporádicos, ni en las parejas formadas donde la sexualidad es sancionada por la sociedad.
No hay que olvidar que al varón, contemporaneamente, (no hay mujer frigida sino malos amantes) se le ha cargado con la responsabilidad de que ha de satisfacer a las mujeres aunque el matiz para reafirmar su masculinidad ya que si no consiguen que la mujer "se corra" ya piensan que son unos inútiles, un caso-extremo- de lo que explico es que me sorprendía como las actrices porno tenían tanta demanda en prostitución por parte de algunos varones ya que yo presuponia que eran las que mejor sabían fingir, y empecé a preguntarles las respuestas fueron y son unánimes "por la satisfación que da saber que se han corrido conmigo cuando son expertas en fingir"...



Evidentemente me remito a nuestra cultura occidental,y en concreto en España y en los últimos años, en otras culturas no tengo los conocimietos necesarios para opinar ni dar referencias aunque sé que la lacra de la trata está extendida y en países como en Birmania las violaciones de mujeres y niñas son masivas.

Cliente X dijo...

Jajaja, por lo visto no hay manera de que hablemos del tema de la entrada. En fin... ya buscaré lo de kollontai cuando regrese a casa, que ahora ando por la tierra de Marien (Galicia).

Sus he dicho que no tengo problema en tratar ningún tema de los que me planteáis, por ejemplo en su día abrí una entrada especialmente pensada para responder a Asturiano acerca de todo el tema de las relaciones cliente-prostituta. Si queréis seguir hablando de ello comentad en la entrada correspondiente, gracias a que ahora habilité la nueva opción de ver los últimos comentarios podemos seguir discusiones en entradas antiguas. Sólo pido un mínimo de orden, porque quien entre nuevo a ver la entrada de Federico lo último que se espera es que estemos hablando de Alexandra Kollontai. Creo que lo que digo es razonable, ¿no os parece?

Planteadme por email los temas que os inquieten y os PROMETO que escribiré sobre ellos.

RAB dijo...

A mí es que esto de las izquierdas y derechas con roles intercambiables me da vértigo. Básicamente porque deja cada vez más claro que el fascismo no es privativo de un partido u otro, sino de la naturaleza misma del mundo que construímos (y permitimos construir a otros: transnacionales, bancos, y en último lugar y a su servicio: gobiernos). Creer que JL es de derechas y ZP de izquierdas XD no sólo me parece una ilusión, sino una ingenuidad a la que ya va siendo hora de renunciar. Europa (y qué digo: el mundo) se inclina cada vez más peligrosamente hacia la derecha, ¿no lo habeis escuchado? es lo que se oye habitualmente en la calle, y por algo lo dirán. Por otra parte, que Jimenez Losantos esté en contra de la prohibición no lo hace menos partidista. Si ZP decidiera dar rienda suelta a los anuncios, JL saldría a la contra. JL se está zanjando su caminito para cuando suba la derecha progre. Pasa lo mismo con Rajoy: si sube (él, o quién sea) bajará los impuestos para dar el cante llegado el momento y cuando vean cómo queman las patatas y se hayan olvidado de lo malo malísimo que era ZP, los volverán a subir. Los partidos no existen ya. Dejaron de existir hace rato, y todo lo que queda es el suave, suavísimo aroma de lo que alguna vez fueron las ideologías. De la muerte de las ideologías ya venía hablando Lipovesky hace añares, y los franceses podrán ser un poco rarotes, pero en cuestión de filosofía hay que sacarse el sombrero con ellos.
Me parece que lo importante aquí es que nos vayamos con ojo y no nos dejemos engañar. El bicho humano es igual en todas partes: al otro lado del charco te controlan machacando a fuerza de miseria, aquí nos machacan a fuerza de consumo. Es como la izquierda y la derecha, meras ilusiones.
En cuanto a los anuncios: yo estoy a favor de ellos, básicamente porque no me creo el cuentito de que todas las prostitutas sean esclavas y creo que hay mujeres a las que incluso puede darles morbillo el asunto, lo cual me parece legítimo. Y rentable. Ellos lo saben, y además de saberlo, que me cuente a ver quién de ellos no ha ido nunca con una.
Perdona la extensión del comentario, pero es que suelo embalarme :)
Saluttis :+

escort dijo...

hagan lo que hagan, no acabaran nunca con esto, yo creo qeu lo que ocurre esta producido por grandes intereses politicos que son los que apoyan a los periodicos

asturiano dijo...

'escort' escribe:

"hagan lo que hagan, no acabaran nunca con esto, yo creo qeu lo que ocurre esta producido por grandes intereses politicos que son los que apoyan a los periodicos..."

Este es el problema que algunxs tenéis: el pensar que las cosas son como son, que son así por "naturaleza", vaya. Que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo y que nunca va a desaparecer, y toda esa patraña.
Yo creo que el día en que los hombres (los varones) se pongan de acuerdo para dejar de acudir a los lugares de prostitución y de pagar por esta clase de relaciones y/o "servicios", un fenómeno como la prostitución se convertirá en algo mayormente residual; en algo casi anecdótico (al menos en sociedades equilibradas demográficamente como es el caso de la española).

Cliente X dijo...

La "solución" no es tan sencilla, asturiano. Para que los hombres dejasen de demandar prostitución tendría que producirse un cambio social, PRIMERO tendrían que liberalizarse las costumbres. Entonces y sólo entonces ninguna persona se vería en la necesidad de acudir al sexo de pago. Pero mientras vivamos en una sociedad hipócrita y beata la prostitución será el menor de los males, la salida liberadora que permita dar rienda suelta a nuestra sexualidad.

Sobre lo que dice RAB pues no puedo estar más en desacuerdo. Jiménez Losantos no es un oportunista, es una persona que si se ha distinguido por algo es por mantener una trayectoria muy clara, por defender unos principios y valores. En este blog he mostrado un par de vídeos más donde puede observarse qué postura mantiene sobre la prostitución, la entrada de "Liberales y la prostitución III" y la de las prostitutas que se rebelaron en Copenhague frente a la campaña de su Ayuntamiento para criminalizar el sexo de pago. Recibe un cariñoso saludo, espero que te guste el blog.

Cliente X, dedicado a sus lectores