miércoles, 13 de enero de 2010

Entrevista a Lara Padilla (contiene cara a cara con Cristina Garaizábal)

"Las mujeres ya estamos HARTAS de falsos proteccionismos"

Cristina Garaizábal, portavoz del colectivo Hetaira


Mientras los abolicionistas parecen siempre encontrarse incómodos con nuestro discurso -hasta el punto de silenciar sistemáticamente nuestros planteamientos, o deformarlos cuando logramos abrirnos paso y romper el silencio mediático- los regulacionistas o pro derechos celebramos con suma satisfacción verles escupir su pútrido veneno ya que consideramos que al hacerlo se ponen ellos mismos en evidencia: nadie puede hablar mejor de un abolicionista que un abolicionista (como sucede con los socialistas).

Pues bien, dado que alguno de mis lectores habituales desconocía a varios de estos puntales del feminazismo, voy a rescatar del cajón (del bloque de "borradores", vaya) varias entrevistas en las que iré mostrando CON SUS PROPIAS PALABRAS, las posiciones del abolicionismo normativo. Les doy completa cabida en mi blog, porque como ya he expresado reiteradamente en otras ocasiones lo que realmente pretendo no es justificarme o mostrar una visión favorable de la prostitución como me han comentado varias personas, sino dar a conocer este fenómeno en base a mis propias experiencias. Lógicamente un conocimiento real se beneficia muchísimo del debate, de la réplica, de la DISCREPANCIA. Por eso no sólo no voy a omitir sino que daré tanta publicidad como pueda a las posiciones de los abolicionistas; hasta el punto de que he invitado personalmente a muchos de ellos, por correo electrónico, a participar en esta página. Dudo que lo hagan pues no tienen nada que ganar y sí mucho que perder, en cambio les resulta más rentable emplear sus recursos en algo eficaz como es presionar a la administración para que recoja sus demandas.

La reputada abogada Lara Padilla, probablemente uno de los rivales más dignos a los que nos enfrentamos. A diferencia de otras abolicionistas goza de un autocontrol, perspicacia e inteligencia encomiables. No es otra histérica vociferante. ¡La grandeza de nuestro enemigo hará todavía más brillante nuestra victoria!


Cualquier abolicionista es bueno para comenzar ya que su discurso resulta calcado, he seleccionado a Lara Padilla dado que hablábamos de ella en la entrada anterior y además de entrevista tengo un vídeo donde da estopa a la mismísima Cristina Garaizábal (dialécticamente la derrotó, Lara estuvo siempre a la ofensiva mientras que Cristina no hacía sino justificarse). No tiene el menor reparo en afirmar que "la prostitución voluntaria es prácticamente inexistente", principio primigenio del abolicionismo que resulta completamente falso. Pero que como vengo machaconamente repitiendo tiene un enorme valor político al servirles de coartada argumental, por eso lo emplean. También sentencia que "el ejercicio de la prostitución conlleva toda una serie de secuelas psicológicas", argumento que como tantos otros les ha resultado contraproducente al soliviantar a las prostitutas.

Por supuesto habla con mucha libertad de las mafias, pues lo hace desde el desconocimiento. En el Mundo real, no en los de Yupi, no es tan sencillo perseguir a proxenetas y mafias ya que es algo que resulta INASUMIBLE políticamente. No les estoy defendiendo, ni digo que no se haga, sino que como reconoce el código penal en su artículo 188 esta conducta puede ser realizada con mayor facilidad por las autoridades, sus agentes, o funcionarios públicos aprovechándose de su situación de superioridad. Como no se ha regulado ha ido surgiendo todo un entramado pseudo-mafioso inserto en la propia administración pública, y lo que no podemos esperar de nuestra clase política es que abran la caja de Pandora. Como ciudadanos sí deberíamos exigírselo (como muchas otras cosas: reforma universitaria, laboral, electoral...) pero por sí mismos no lo van a hacer, sería ingenuo pensar de otro modo.

Finalmente no vacila en proponer la penalización de proxenetas y clientes en aras de una "una sexualidad mucho más sana, mucho más equilibrada" (yo pienso que la prostitución promueve una sexualidad más sana y equilibrada que las relaciones convencionales de pareja, pero no por eso pretendo imponer mi modelo a los demás) y mucho menos en atacar a Hetaira en su punto débil, la "confluencia de criterios con la asociación de proxenetas organizados". Cualquiera que compare lo que proponen ANELA y Hetaira verá como en lo que coinciden sólo es en lo superficial, en la búsqueda de una regulación, pero el sentido de la misma y todo lo que sigue son muy distintos. Eso no importa lo más mínimo a los abolicionistas, que manejan la propaganda mucho mejor que nosotros y por eso saben que en un debate televisivo lanzar ese dardo hace un daño inmenso. A ver, Cristina, si he hablado contigo y me pareces espabilada. No tienes que corregir a estas jetas porque no es que estén equivocadas, lo que has de hacer es dejarlas en evidencia como las mentirosas que son. A ese debate no ibais tanto a explicar vuestras respectivas posiciones como a desacreditar las del rival. Con tanto tiempo en la calle y lidiando con estas arpías ya deberíais haber cogido un punto de malicia, aunque sea porque todo se pega menos la belleza...

En la cuatro, batiéndose el cobre con Garaizábal. Al escucharlas casi parecía como si realmente las prostitutas voluntarias fuesen las cinco locas contadas que salieron en los medios, cuando no es así: estas mujeres hablaban de su experiencia a lo largo de años, en los que tuvieron cientos de compañeras en su misma situación. Los abolicionistas juegan con nuestro silencio, al igual que los terroristas con sus víctimas. Si queremos parar el terror abolicionista no nos queda otra opción que enfrentarnos a él.



Y aquí está la entrevista, que no añade nada nuevo a quienes estamos familiarizados con el discurso abolicionista. O bueno, tal vez sí, resulta que se la hacen los integristas de E-Cristians. ¡Qué curioso que sea la la derecha más casposa la que coincide con sus planteamientos con la progresía! En cambio los liberales simpatizamos con la izquierda democrática (o lo poco que queda de ella) en nuestra defensa de la libertad y de los derechos de las prostitutas. Se la dedico a Marta, quien todavía parece no tener claro en qué bando luchar:


La Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, un colectivo de más de 70 asociaciones con el apoyo de más de 3.000 firmas, se opone a reglamentar el mercado del sexo considerando que con ello únicamente se consigue denigrar a las mujeres que realizan esta actividad.

La plataforma ha iniciado una campaña a favor de la abolición de la prostitución, que se ha presentado simultáneamente en Barcelona y otras ciudades españolas y pretende frenar las comisiones especiales creadas para estudiar la regulación del trabajo sexual. Una reglamentación que sólo favorece a los proxenetas y a los clientes, pero no a las mujeres que realizan esta denigrante actividad y que acaban arrastrando importantes secuelas físicas y psíquicas durante el resto de sus vidas. De los datos presentados, se desprende que un 68 por ciento de las mujeres que llevan un cierto tiempo prostituyéndose acaban padeciendo angustia crónica y estrés. A nadie se le escapa que, en fechas próximas a elecciones, los políticos son muy dados a captar votos en la forma que sea y, en ese sentido, la moda de una cierta transgresión y el tener contentas a las asociaciones de vecinos, que verían confinadas en limpios guetos a las prostitutas, es una forma de generar votos favorables.

Para que nos hable de la iniciativa que están llevando a cabo y de los objetivos que pretende el manifiesto, E-Cristians se ha puesto en contacto con Lara Padilla, abogada y representante de la Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución. Este es el resultado.

- Las instituciones están incidiendo en la regulación de la prostitución como posible solución a los problemas derivados de esta actividad. Desde la perspectiva de la plataforma que representas, ¿crees que hay algún elemento positivo en este planteamiento institucional?

- No. La reglamentación no beneficia a las mujeres objeto de prostitución ni las ayuda en absoluto. Únicamente actúa y facilita la labor de los proxenetas y legitima al cliente (prostituidor). Desdibuja las consecuencias que tiene para las mujeres el ejercicio de la prostitución minimizando la devastación física y psicológica que padece quien la ejerce.

- En tu opinión, ¿cuáles son los principales problemas que se derivan de la regulación del trabajo sexual?

- La regulación de la prostitución produciría como primer efecto el aumento de las mujeres prostituidas en nuestro país, que desde la despenalización del proxenetismo en 1995 ha convertido a España en principal importador de mujeres destinadas al mercado del sexo. La benignidad con que nuestro Código Penal trata a los proxenetas ha transformado a nuestro país en lugar, ya no de tránsito, sino de recepción de mujeres objeto de trata. Cabe señalar que el 95 por ciento de mujeres prostituidas proceden de países del este, de África y de América Latina, lo cual pone de relieve que el contexto en que se produce este fenómeno es de inmigración y necesidad, nunca de libertad de opción ni de igualdad de derechos.

- ¿Por qué se empeñan las administraciones en seguir esta vía?

- Porque para la Administración supone obtener ingresos, producto de la explotación sexual mediante licencias de apertura de locales y recaudación de impuestos, en vez de gastar en recursos sociales y de prevención de la prostitución articulando las medidas correctas y adecuadas.

- La incapacidad del Gobierno central para resolver el problema de la prostitución contrasta con la solución que han aplicado países con probada tradición democrática, como Francia o Suecia. ¿Qué ventajas tiene el modelo sueco, que es el que se propone desde la plataforma?

- En primer lugar, penalizar todas las formas de proxenetismo y acabar con todos aquellos que organizan el mercado prostitucional y obtienen enormes beneficios a costa de la salud y la integridad de las mujeres. En segundo lugar, establecer medidas de protección e integración para las mujeres traficadas y que quieren dejar la prostitución. En tercer lugar, la penalización del cliente mediante multas tiene un efecto educativo y de deslegitimación, tal y como apunta Naciones Unidas: ''Ellos son responsables con su demanda de cuerpos prostituidos de la explotación y devastación de la vida, salud física y psíquica de millones de mujeres''.

- Una reglamentación de la prostitución, ¿en qué forma puede incidir en el fenómeno de la inmigración?

- Creo que occidente no puede plantear frente al fenómeno de la inmigración la posibilidad de entrada de mujeres a través del ejercicio de prostitución como alternativa a la patera. La repercusión de la reglamentación de la prostitución en las políticas de inmigración puede ser de enorme gravedad, ya que enfatiza la desigualdad y discriminación entre hombres y mujeres y entre ricos y pobres. No puede olvidarse que el perfil de la pobreza es una mujer del tercer mundo sola y con hijos al cargo.

- ¿Qué respuesta habéis obtenido hasta ahora a vuestros planteamientos por parte de la Administración y, como contraste, de los colectivos de mujeres implicados en esta actividad?

- Hasta el momento, la administración no ha llevado a cabo políticas activas de prevención de la prostitución y de reinserción en esta materia, así como tampoco de estudio de las causas que la propician. Hasta el momento las administraciones no han identificado la prostitución con una forma de violencia contra las mujeres, ni se han percatado de los graves daños que supone para las mismas su ejercicio. En contraposición, la mayoría de organizaciones de mujeres que trabajan desde hace más de una década con víctimas de violencia doméstica y sexual se han adherido a la presente campaña por la abolición de la prostitución, al entender que regular la prostitución es legitimar la violencia contra las mujeres.

- ¿Qué responsabilidad tiene el conjunto de la sociedad en el problema de la prostitución?

- La principal responsabilidad recae en el cliente-prostituidor, ya que es quien genera la demanda de cuerpos femeninos, pero también recae esta responsabilidad en todas aquellas personas que justifican la utilización de las mujeres y de las personas como meros objetos sexuales.

- Para acabar, con respecto al manifiesto que habéis elaborado, ¿hay alguna iniciativa concreta que podamos ofrecer a nuestros lectores para incidir de forma directa sobre las decisiones de la Administración en este tema?

- Desde la plataforma proponemos la oposición y rechazo en cuanto a apoyo y voto a aquellas formaciones políticas que incorporen en sus programas electorales propuestas de reglamentación de la prostitución, ya que tales iniciativas sólo conducen a organizar y regular prácticas de violencia contra las mujeres.

30 comentarios:

Marta dijo...

¿Que no sé en qué bando luchar? Eres un cachondo...sin tiempo me pillas. Para resumir: en el de lo que tú llamas izquierda democrática, hombre. Y que yo sepa gran parte del discurso pro-derechos, elaborado por feministas militantes, encajaría mejor en esta óptica: no se pierden de vista los condicionantes estructurales (feminización de la pobreza) , y el tema no se aborda con una perspectiva política liberal, en sentido estricto, de fondo, por más que haya puntos coincidentes. ¿O se basan en los mismos presupuestos los libertarios anarquistas a favor de la libre producción y circulación del conocimiento que los liberales del PP en esta materia (control de internet, derechos de autor, SGAE, etc)? Pues no.

Otra cosa que veo aquí es que las abolicionistas hablan de oposición a cualquier forma de reglamentación, y las pro-derechos piden la legalización de la prostitución, una legalización siempre favorable a las trabajadoras sexuales. Y no es lo mismo. Siempre parecen querer confundir las cosas equiparando ambas posturas.

Un saludo

asturiano dijo...

Suscribo las consideraciones que te hace aquí Marta en relación a tu última respuesta dejada en el anterior 'post'.
Pienso igual que ella en estas distinciones que te hace entre la aproximación política liberal (en sentido estricto) y las otras: la de los libertarios anarquistas o o la del discurso pro-derechos de las "feministas militantes", etc.

La aproximación política de los "liberales de la derecha" tiende a obviar esas desigualdades estructurales por razón de género, de clase social, etc. a las que aludíamos. Como rasgos negativos, decirte que me parece que sus análisis de los problemas sociales se quedan cortos o son poco elaborados; son muy pragmáticos y manejan un concepto de lo que es la libertad individual también pobre o sesgada: la propia de una teoría (política) del contrato, 'individualista' (en el sentido peyorativo del término) y burguesa y probablemente patriarcal: una idea de libertad que se ajusta muy bien a las necesidades de los varones con ideología burguesa, que tiende a separar la esfera doméstica de la esfera pública, en función de las necesidades o lo que resulte más conveniente para esos individuos hombres.

-No digo que en tú caso asumas plenamente dicha ideología liberal propia de los varones de clase media, pues nos has demostrado lo contrario en muchas de las cosas que has escrito o intercambiado en conversaciones con nosotrxs; esto que quede claro. Pero, quizás no demasiado conscientemente, POR EL MOMENTO, sí que asumes determinados rasgos de ese pensamiento político liberal de los varones de clase media.

Bueno, esta es la impresión que yo tengo.

Cliente X dijo...

La posición de los liberales frente a la prostitución creo que quedó bastante clara a lo largo de la serie de entradas que publiqué a tal efecto, pero si no es así no me importa retomar la serie (aún me faltan un par de autores).

Como expuse en el último comentario de la entrada anterior me gustaría saber si consideráis que los planteamientos liberales son compatibles con los vuestros. En esta lucha se han formado dos bloques bien diferenciados, que basan su fuerza en la cohesión interna. Los abolicionistas no han tenido ningún reparo, como he mostrado, en integrar a socialistas, conservadores, feministas... Da igual, todo ese popurrí ideológico ha entendido que tienen un mismo corazón (totalitario) y un mismo objetivo.

Pero nosotros estamos continuamente buscándole los tres pies al gato, queriendo ser puros e inmaculados. No, miren, esto es una guerra y hay que mancharse, sudar y sangrar. Y si perdemos, morir. Yo parto de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, ¿que más tarde me tengo que dar con él? Pues lo haré, pero antes de nada hay que ganar esta guerra y luego ya veremos. Por eso soy partidario de colaborar con ANELA, Catteleia o con la madre que las parió.

Los abolicionistas son más fuertes porque están mejor organizados y más unidos. A nosotros nos ocurre lo contrario, por lo que si además de convencer queremos vencer tendremos que solucionar este grave hándicap que sufrimos.



Cliente X, unidos podemos vencer

M.N. (Marien) dijo...

La ley Orgánica 11/2003 modificó tipificando como delito el proxenetismo aun con consentimiento voluntario:
Se modifica el artículo 188, que queda redactado como sigue:

Artículo 188.

1. El que determine, empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o vulnerabilidad de la víctima, a persona mayor de edad a ejercer la prostitución o a mantenerse en ella, será castigado con las penas de prisión de dos a cuatro años y multa de 12 a 24 meses. En la misma pena incurrirá el que se lucre explotando la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de la misma.

Si os fijáis el discruso abolicionista obvia esta reforma.
La gran pregunta que hay que hacerse es porque se consiente y se permite la existencia de prostíbulos cuando existe esta ley y cómo la Generalitat concede IAE a los prostíbulos.

Cliente X dijo...

Porque supuestamente su actividad no es la prostitución, sino el alterne.

Y pssst, entre tú y yo, porque pagan IMPUESTOS. Unos oficiales y otros extraoficiales.

Joder, que esta candidez a estas alturas de la película me parece inconcebible... más con los "perros" que tenemos enfrente.

David dijo...

pues aunque lo que voy a decir parece una tontería: este país no tiene soberanía ni se decide nada desde dentro. Aquí siempre se siguen modelos extranjeros para cualquier ley o reforma que se quiera realizar...

por lo tanto una posible vía de actuación sería presentar modelos de países extranjeros donde la prostitución esté regulada y etc etc... total aquí manda Bruselas y Washington ...

aquí después del submarino y el autogiro no se ha inventado nada...

otra posibilidad es crear un lobby dentro de los grandes partidos PP y PSOE... total todos van a parar al mismo club de carretera (jaja perdon por el chiste fácil)

eso sí... dialecticamente la batalla está perdida porque ellos usan el método de Goebels: una mentira repetida mil veces empieza a ser verdad...

Salu2 ya nos leemos

Anónimo dijo...

No cliente X no,
La ley orgánica de la Generalitat es para los locales donde se ejerce la prostittución" y los demás son "hoteles",
la pregunta va con rintintin, porue lxs abolicionistas no acusan al Estado de ser los auténticos proxenetas y porque estas incoherencias en las leyes (en estas y en otras) no es sino un teflejo de que nos toman por tontos a los ciudadanitos de a pie...

M.N. (Marien) dijo...

el anónimo anterior es Marien

Marta dijo...

No, no estoy a favor de pactar con muchos de los ultraderechistas de Anela, a los que he oído frases como: "No, no me gustaría que mi hija fuera puta. Claro que peor sería que fuera feminista". Y ya dije que en muchas cosas son más cercanos a Sant Agustín (prostitución como mal menor necesario, reglamentación, control sanitario y limpieza social EN LAS CALLES) que a Gail Pheterson. No todo vale.

Suscribo todo el planteamiento de Asturiano, no hace falta repetirlo.

¿De qué liberales hablamos? ¿Están integrados o no en un partido político, donde se aglutinan otras muchas tendencias de la derecha tradicional española? ¿Qué peso tienen en su propio partido? ¿Por qué no se van y fundan el suyo? ¿Es la prostitución objeto de discusión programática a nivel nacional en el seno de ese partido? ¿Hay alguna posible propuesta legislativa concreta a discutir?

Una de las cosas que podrías hacer, Cliente X (si quieres), es comparar las bases argumentales de esos articulistas liberales a la hora de defender la regulación del trabajo sexual, con las de las teóricas pro-derechos. Ver su alcance y de qué modo podrían implicar proyectos legislativos DIFERENTES (y no toda regulación sirve ni necesariamente mejoraría la situación actual). Los primeros convierten el tema en una cuestión individual y de libertad moral.¿Crees que las segundas se limitan a eso, por más que reclamen la autodeterminación económica y sexual de las mujeres?: desigualdades estructurales, lectura feminista del estigma, concepto de empoderamiento (mejorar condiciones de vida y laborales para que quien quiera abandonar el trabajo sexual pueda hacerlo y quien no ejerza en condiciones), peculiaridades a tener en cuenta en una posible regulación (posibilidad de discriminar servicios y clientes, en el contexto que sea, y favorecimiento de unos contextos frente a otros a la hora de ejercer -¿has visto las consideraciones de Hetaira respecto a los hipermercados del sexo?-), posibilidad de que las inmigrantes obtengan contratos de trabajo y permisos de residencia, etc...

Es que no se trata sólo de los presupuestos de los que se parte, se trata también de los posibles resultados: si hubiera un proyecto concreto, tendría sentido plantearlo. Si no, no todos los enemigos de mi enemigo son mis amigos ni de coña.

M.N. (Marien) dijo...

A los de ANELA, yo los capaba a todos. A ellos les importa una mierda las prostitutas. Sólo quieren proteger sus rentables negocios. No, no quiero gente así defendiendo la prostitución.

Cliente X dijo...

David, lo has clavado. Lo que se está haciendo es presentar los modelos que ya están funcionando en otros países. Los abolicionistas toman como referente el llamado “modelo sueco”, que data de 1999 y el año pasado fue adoptado por Noruega. Este sistema cada vez está teniendo mayor aceptación. En España vamos siguiendo la línea prohibicionista de países de nuestro entorno (Francia e Italia), aunque circunscrita únicamente a la prostitución callejera. El modelo español realmente es el modelo de Barcelona, su Ordenanza ha servido de ejemplo para las siguientes. Pero más que por una cuestión de convicción ha sido por puro pragmatismo, los políticos no son muy imaginativos y tienden a copiarse unos a otros.

Lo del lobby ya existe, el PSOE está cooptado por el grupo de presión del femifachismo. En el PP coexiste un sector conservador con uno liberal, siendo a día de hoy el único partido que considero puede recoger nuestras propuestas. El problema es que el movimiento pro derechos proviene de la izquierda clásica y no es partidario de llegar a acuerdos con la derecha. No sólo la ideología ciega a nuestros oponentes, nosotros también cometemos errores.

Ellos emplean el método Goebbels, pero recuerda lo que respondió Churchill al respecto: «Se puede engañar a muchos durante un poco de tiempo. Se puede engañar a unos pocos durante mucho tiempo. Pero nunca puedes engañar a muchos durante mucho tiempo». Los abolicionistas sólo van a seguir tomándoles el pelo a quienes realmente quieran creerles, a los que son de su palo. Sus mentiras necesariamente han de salir a flote, eso es lo que nos proponemos.

Y en cuanto a ti, Marta, pues sabes perfectamente que disto mucho de compartir los planteamientos de ANELA si bien soy consciente de que en política es necesario negociar, llegar a acuerdos, tener que ceder en muchas ocasiones porque los intereses son muy diversos. No podemos negociar con absolutos debido a nuestra debilidad, en cambio los abolicionistas sí pueden permitírselo. Si mantenemos una postura inflexible seguramente nos encontraremos muy a gusto moralmente con nosotros mismos, pero no llegaremos a ningún resultado práctico. Por lejos que esté de la gente de ANELA me encuentro mucho más distante de los abolicionistas. Soy consciente de que defienden un modelo de prostitución contrario al mío, pero que es aceptado por mucha gente y por ende no debe ser despreciado. Yo lo que espero es poder consensuar con ellos la coexistencia de ambos modelos, es decir, tanto la pervivencia de su modelo de clubs como del mío de prostitución en medio abierto. Lo que defiendo es la pluralidad, que tanto chicas como clientes podamos elegir qué es lo que se ajusta mejor a nuestras preferencias. Esto significa que también ellos tendrán que modificar su discurso, pero es que nosotros ni nos hemos molestado en contactar con ellos porque les catalogamos de “ultraderechistas”. El movimiento pro derechos no puede seguir ignorando a los propietarios de clubes.

(sigue)

Cliente X dijo...

En todos los partidos existe un buen número de corrientes, familias y grupos de poder. Hoy por hoy sólo tenemos dos con el suficiente peso político como para poder recoger nuestras demandas. Con el PSOE no tenemos la menor posibilidad, está totalmente cooptado por el abolicionismo. En el PP sí existe un sentimiento, dentro de la corriente liberal, favorable a una regulación más o menos acorde con las tesis pro derechos. Ya hablé de ello en una larga entrada, del mes de Julio. Te hablo de gente MUY IMPORTANTE en el partido, como Aguirre o San Sebastián. Gente que tiene capacidad de incorporar a la agenda política este tema, pero que lógicamente no van a abandonar el partido por este asunto en concreto, problemas mayores tienen. Veo que tienes una concepción de la política desde fuera, poco realista, uno no puede ir pretendiendo que se adopte todo lo que propone.

Para mostrarte gráficamente cómo veo yo el asunto: nosotros tenemos el grano a sembrar, pero el PSOE es un erial estéril, en cambio en el PP nuestras semillas podrían llegar a prender si las plantamos, cuidamos y recogemos. Nunca he dicho que con apoyar al PP todo vaya a estar hecho, sino que por lo menos tenemos la posibilidad. Si nosotros vamos con propuestas, si sabemos conseguir apoyos, si logramos organizarnos lo suficiente como para ser tenidos en consideración entonces cabe la esperanza de que el PP comience a hacernos caso.

Por el momento sólo pretendo que consideres lo que te estoy diciendo. Yo estoy dispuesto a colaborar tanto con la izquierda democrática como con la derecha liberal e incluso si es necesario la no tan liberal (tus queridos “ultraderechistas”). La cuestión es, ¿estás tú dispuesta también a cooperar conmigo? Porque dos no colaboran si uno no quiere, y resulta que en cierta parte de los pro-derechos lo que me he encontrado es un cerrado sectarismo y la imposibilidad de llegar a cualquier tipo de entendimiento. No pido que se piense como yo, sino que se platee si compartimos los mismos objetivos y que por tanto hemos de ayudarnos mutuamente para conseguirlos.



Cliente X, el hombre que es de derechas para la izquierda y de izquierdas para la derecha...

Cliente X dijo...

Marien, ellos son empresarios y defienden su negocio, tampoco desean el mal para sus trabajadoras. No tienen tan mala fé, yo he estado con varias chicas que trabajaban en clubes ANELA y no piensan así.

Si nos desvinculamos de los propietarios de clubes vamos a perder en todo, en fuerza, en representatividad e incluso creo que en democracia. Démosles la oportunidad, acerquémonos a ellos, no les veamos como las bestias negras que pintan las femireaccionarias.

Ellos han dado cabida en las páginas de la revista ANELA a la asociación Hetaira, creo sinceramente que existe una vía para la colaboración que tendríamos que explorar. No nos busquemos más enemigos de los que ya tenemos.

Marta dijo...

A ver Cliente X: las pro-derechos son parte de un movimiento civil, si tienen que presentar un proyecto, lo harán con el partido que esté gobernando. Pero eso no significa, y esto ya lo hablamos, que se tengan que integrar en un partido o ir de la manita con él a la hora de plantear propuestas.¿Me preguntas si estoy dispuesta a colaborar en qué? Es que no te entiendo. Si hay tantos liberales del PP a favor de una legalización (NO REGLAMENTACIÓN) pro-derechos (cosa que dudo, al menos respecto a determinadas cuestiones), que se integren ellos como ciudadanos y a título individual en el movimiento. O que planteen un proyecto concreto, como integrantes de un partido político que son, y luego se discute, a ver si se defiende lo mismo o no. Si es que yo no lo niego...Esperanza Aguirre lo único que hizo fue decir lo del barrio rojo, y entre eso y no decir nada, pues no es que haya mucha diferencia.

Creo que me caen mejor esos sectores pro-derechos que tú llamas sectáreos, será que, al verlo "desde fuera" (no sé qué quieres decir con eso, ¿que no milito en el PP?), estoy alienada con respecto a la política...o será que hay diferencias de planteamientos sustanciales, y que no se puede pactar a cualquier precio. Ya te hablé del tema de la inmigración, por ejemplo (fundamental con un 90% de trabajadoras inmigrantes procedentes de la inmigración internacional y con un elevado número de sin papeles).

ANELA: venga, que de hotelitos y de alterne nada (Garaizábal explica muy bien su postura en el vídeo, y dice que en algunas cosas se podría llegar a cuerdos y en otras muchas NO, y se desmarca), que todxs sabemos de qué va la cosa. Posibilidad de contratos de trabajo, alta en la seguridad social y convenios colectivos con los sindicatos (al menos CCOO) de por medio. Ya verás cuánto colaboran...¿Y la rotación de mujeres para qué sirve? También te comenté que, además de la variedad de la oferta, permite que muchas trabajadoras tengan una conciencia fragmentada e individualizada de la actividad y no se unan para reclamar mejoras a los empresarios. Que tontos no son.

Si no se forma un partido liberal, también será probablemente porque, tal y como está la ley electoral y con el sistema bipartidista que tenemos, no les conviene nada escindirse. Hay familias irreconciliables.

Marta dijo...

"en cierta parte de los pro-derechos lo que me he encontrado es un cerrado sectarismo y la imposibilidad de llegar a cualquier tipo de entendimiento. No pido que se piense como yo, sino que se platee si compartimos los mismos objetivos y que por tanto hemos de ayudarnos mutuamente para conseguirlos."

Pero si de eso mismo te estoy hablando...de cómo se concretarían los objetivos en uno y otro caso, dado que se parte de modelos analíticos bastante distintos...Además de que esto es hablar en el aire, yo lo único que he leído en artículos de liberales es lo relativo a la teoría del contrato social que comenta Asturiano, y la defensa de la libertad (moral) individual. Bueno, y algunos otros que siguen hablando de orden público y control sanitario del colectivo...en algunos artículos que colgaste tú por aquí. Hala, a partir de aquí, a concretar.

Marta dijo...

"Si mantenemos una postura inflexible seguramente nos encontraremos muy a gusto moralmente con nosotros mismos, pero no llegaremos a ningún resultado práctico"

Sí, sí, y también se puede llegar a un resultado catastrófico...si no es sólo que cambien su discurso, es que cambien sus prácticas.

David dijo...

sí, ya veo las opciones. el final es copiar Barcelona a nivel nacional... jijiji

porque lo del Barrio Rojo viene a ser igual... que Barcelona... vamos que el PSOE se ha posicionado... jijiji

pero es que el modelo del PP es hacer de España la USA de Europa... hacernos un país de libre mercado... etc etc Y en USA ya sabemos lo que pasa con la prostitución: que cada palo aguante su vela... hasta se hacen cazas de brujas... como se ve en ciertas pelis... pues estamos apañados...

bueno, ahora voy a hacer el almuerzo, mientras cocino ya pensaré una solución... se me ha ocurrido algo... pero hay que concretarlo... salu2!!!

M.N. (Marien) dijo...

Cliente
Los de Anela lo que quieren es que la prostitución se ejerza en sus clubs. No quieren ni pisos, ni la calle ni que seamos independientes abogan por su total control ibcluyendo el temqa de las ets. Sus argumentos van en contra de derechos fundamentales de las personas.
Y desde luego, afianzan el estigma.

Cliente X dijo...

Por este camino no voy a conseguir mucho. María, me has ido conociendo y espero que todavía puedas conocerme mejor gracias al blog. Sabes qué pretendo en relación a la prostitución, las diferencias y similitudes que tenemos. Así que mi pregunta directamente es, ¿crees que tú y yo estamos en el mismo barco?

Te he dicho que en el PP contamos con simpatías, pero también que la estrategia del movimiento pro-derechos actual en vez de atraerlas las espanta. Hay una cantidad de prejuicios, tópicos y estereotipos hacia esta formación casi tan grande como la que existe acerca de la prostitución. Me gustaría no tenerte que decir que nuestro futuro pasa por aproximarnos al PP, pero lo veo así no como militante suyo sino como analista político. Aguirre ha defendido los derechos de las prostitutas, su capacidad de autodeterminación para elegir su ocupación, el establecimiento de espacios públicos para ejercer la actividad… vamos, punto por punto lo que dice Hetaira. Pero como cierta gente la ve como una ogra neoliberal es incapaz de reconocerla nada bueno. ¿Qué voy a tener que hacer? ¿Formar mi propia asociación? No creáis que no soy capaz, estoy lo suficientemente pirado… tendría que empezar a competir en vez de cooperar con las ya existentes, que realmente es lo que deseo, pero acabaré haciéndolo si no me dejan otra opción.

ANELA no obliga a la rotación. Una amiga mía lleva tres años en el mismo club de ANELA. Joder, y está más que contenta. ¿Quieres hacer el favor de no opinar sin conocer? Es que a veces parece como si arrastrasen un poso de ese abolicionismo normativo en el que ambos estuvimos un día. No he dicho que asumamos acríticamente sus planteamientos, sino que contemplemos la posibilidad de llegar a un entendimiento. ¿O es que nos seguimos acomplejando porque entonces los abolicionistas pueden relacionarnos con los “proxenetas”? Muy bien, entonces tampoco contéis con los clientes ya que tienen tan mala prensa. Eso es precisamente lo que buscan los abolicionistas, el divide y vencerás. Aquí o nos salvamos o nos hundimos todos, estamos juntos a la fuerza.

Estoy deseando leer la idea de David. Es cierto que el PSOE se ha posicionado, en su programa electoral dejó claro que consideraba la prostitución como violencia de género, y que va a por nosotros. Ya lo estamos viendo y padeciendo. El PP le sigue en muchas ocasiones más por una cuestión de COMPLEJOS que otra cosa, pero si les espabilamos todavía estamos a tiempo de que rectifiquen, aunque cada día nos será más complicado. No quieren para nada un sistema prohibicionista como en USA, ¿queréis hacerme el favor de leeros la última entrada del mes de Julio?

Y Marien, ya sé que es lo que AHORA promulgan los de ANELA, pero también creo que su posición no es necesariamente inamovible sino que si ven que nosotros hacemos piña con ello pueden aceptar que exista una diversidad mayor en el ejercicio de la prostitución. De hecho la prostitución de calle es minoritaria, y no compite directamente con ellos porque va dirigida a otro segmento del mercado. ¿Tú crees que muchos clientes de clubs, o de los que tienes tú se van con las callejeras? Podemos convivir, eso es lo que quiero.



C-X, cansándose ya de dar vueltas y vueltas a lo mismo

David dijo...

juas juas juas... ay... ya hice el almuerzo y estoy con la barriga llena... ahora la sobremesa... las 16h: la hora del curro... jooo

la solución debe partir de las propias mujeres. como colectivo. ¿qué tienen los empresarios frente a las chicas? dinero. ¿qué tienen los clientes frente a las chicas? dinero... así que la cosa es: quien tiene el dinero, manda (Mario Conde. El Sistema.)

Si una persona empieza a trabajar... todo en la sociedad está pensado para que pierda su dinero: vivienda, luz, agua, impuestos, ropa, comida, estudios... todo todo se lleva el sueldo y hay hasta que endeudarse...

en esas condiciones no hay lucha, hay supervivencia.

en otras condiciones, un poco más desahogadas, después de pagar todos los gastos y caprichos... sobra un poco. Generalmente el 1% de un sueldo es remanente. Una persona que se limite en gastos y le sobre, puede vivir austeramente con un 10% de sueldo menos. Lo malo es que las clases medias, cuando han acumulado un 10% de sueldo durante unos meses... pues se dan un capricho: un viaje, un homenaje, un regalo... y se liquida el superávit y vuelta a empezar...

¿pero qué hacen entonces los ricos que viven sin trabajar? que tienen de todo y siempre les sobra? ¿hacen como los superivivientes que lo gastan todo? ¿hacen como las clases medias que acumulan y gastan luego?

NO. Los ricos saben que el dinero es poder... poder en sí mismo... y la forma de canalizar ese poder es la inversión... ellos saben que lo que se haga con el dinero es el poder...

Pues bien, los ricos son aquellos que durante un periodo largo de tiempo han estado guardando un 10% de su sueldo todos los meses, y que en cada trimestre natural del año han hecho una inversión de acuerdo a ese 10% acumulado.

Inversiones hay muchas... pero en la sociedad capitalista la más libre es el propio mercado de valores.

Lo más simple para una española o alguien con residencia es acudir a la bolsa cada vez que tenga acumulado mil euros y comprar a partes iguales 300E de BBVA, Santander y Telefónica. Haciendo esto de forma constante se tienen dos tipos de rentabilidades: los dividendos y la revalorización de los títulos.

Bueno, podría hablar más cosa. De lo que se trata es que si todas las chicas se concentraran en comprar acciones de BBVA, Santander y Telefónica. Y con los intereses reinvirtieran en más acciones, y a la vez volvieran a comprar con su 10% mensual más acciones... pues... el colectivo de chicas podrían sindicar sus acciones en una representante a nivel nacional y conseguir representación en los consejos de administración de bancos y telefónica... ¿y luego? bueno... podrían promover acciones reales para favorecer al colectivo de chicas. Podrían dignificar la profesión. Podrían influir en los grandes medios (ya que todos están comprados por BBVA, Santander y Telefónica) serían copropietarias del país...

no estoy hablando de que se creara una compañía, sindicato, ong... no no.. las acciones pertenecerían de forma individual a cada chica y ellas serían su accionistas... lo que hablo es de sindicar el voto para tener un representante en los consejos de administración y tener PODER real dentro del país.

aparte que muchas solo con sus acciones y dividendos podrían o trabajar menos o no trabajar... estudiar economía y dedicarse a los mercados...

pensar como ricos, y tener el poder del dinero... eso es lo que liberaría al colectivo. También la solidaridad entre las mujeres y estar todas a una piña...

como dice el Dalai Lama: el dinero se debe ganar como un CAPITALISTA, pero se debe gastar como un SOCIALISTA.

...
bueno, es una solución utópica...

Cliente X dijo...

No sé si has leido a Robert Koyosaki, un millonario y escritor estadounidense que viene a decir lo mismo: la diferencia entre los pobres y ricos es que los pobres trabajan para el capital y en el caso de los ricos es el capital el que trabaja para ellos.

Estas chicas, con el dinero que ganan, si lo administrasen bien podrían vivir de las rentas tras haber trabajado apenas 5 años. Pero lo gastan, están en su libertad. Ellas lo saben y lo hacen, es su problema.

Sin embargo no creo que los clientes tengamos más poder, en absoluto. Somos muchos más demandantes que oferentes, ellas no tendrán dinero (al principio, la mayoría son infinitamente más ricas que yo) pero tienen un coño, que como dice el refrán es un tesoro. Y con ese tesorito entre las piernas pueden tener mucho pero mucho money.

Y por cierto, que aproveche el almuerzo.

Marta dijo...

Joer Cliente, ¿y tú no eres sectario? Hala, o se va de la manita del PP o no hay nada que hacer...No, no voy a militar en el PP ni de coña, y vamos, ya te digo yo que la mayoría de pro-derechos, al menos las que he conocido, tampoco. Es que si es eso lo que estás pidiendo, pues creo que muchos apoyos no vas a encontrar. Ahora resulta que hay que aproximarse al partido para convencer y modelar las propuestas liberales aproximándolas a las propuestas de las pro-derechos que piden ciertas medidas excepcionales en una posible legalización que de liberales no tienen nada...

Ya que tú militas, convence tú a los de tu partido para que incluyan una propuesta en su programa electoral, y luego buscáis los apoyos que queráis, que no creo que nadie se niegue a discutir una posible propuesta. Lo que no tiene sentido es pedir que todo el movimiento se integre en un partido con el que ideológicamente no tiene nada que ver, es que es surrealista. ¿Para estar en tu barco hay que ser del PP o luchar desde ese partido?

Perdóname, pero yo a Esperanza no la oí hablar de lo mismo que las pro-derechos, ni la oí concretar nada: sólo dijo lo del barrio rojo, y aceptó que hay prostitución voluntaria. Punto. Y sí, alguien que tiene como modelo a la Tatcher para algunos es un ogro neoliberal. Yo también conozco a gente que vive en Madrid, y que trabaja en la sanidad "pública", y están contentos, contentos...por poner uno de tantos ejemplos.

¿Viste lo que proponía Hetaira respecto a impedir que ciertos empresarios pudieran ser propietarios de clubs?

Convivir sí, pero no de cualquier forma, y los grandes empresarios de clubs de alterne tienen un negocio redondo. Que sus trabajadoras estén "contentas" no significa que todas las formas de trabajo sean tolerables, sobre todo cuando falsean la realidad (por cuenta ajena...), ni en éste, ni en otros muchos ámbitos. Los chinos de los talleres clandestinos también afirmaban querer seguir trabajando en esas condiciones, y ya sé que no son condiciones comparables, es el argumento justificatorio que empleas el que es el mismo.

La concreción de objetivos y de un posible modelo de legalización, no tiene que ver con el abolicionismo normativo, tiene que ver con que si no hay unos mínimos comunes, no se puede llegar a acuerdos. Y tú mismo has señalado la postura actual de los de Anela. ¿Las de Hetaira se han negado a hablar con ellos? Que yo sepa, no. Pero es que hay cosas que no se pueden ceder, o que tendrían que ceder ellos, y no parecen estar muy por la labor...Tampoco he dicho que Anela obligue a la rotación, he dicho (o digo) que en muchos clubs de sus asociados se aplica el sistema de plaza, ¿o no es verdad? Yo también leo su revista, y también he conocido a trabajadoras que han entrado en ese sistema y no están tan contentas.

Cliente X dijo...

Bien, hasta aquí hemos llegado. Veo que me has entendido a la perfección así que no hace falta seguir. Tu respuesta no ha podido ser más clara.

No sé si va a servir que te diga que Hetaira hablaba de los empresarios con antecedentes penales, o que ellas rechazan actos y se niegan a hablar con ciertas personas o colectivos y muchas trabajadoras sexuales recelan de ellas porque las ven más interesadas en la propaganda que en la acción de calle. Y no te hablo sólo de mis amiguitas rumanas, con las cuales no han logrado conectar, sino de chicas latinoamericanas que las conocen desde hace mucho tiempo...

Suerte, Marta.

Marta dijo...

Cliente, ¿eso es respetar la pluralidad? ¿O se pasa por tu aro o deseas "suerte" y te despides? ¿No se puede hablar o discrepar? Lo único que se te está diciendo es que se discutan cosas concretas, que lo contrario es vender humo. Y hasta ahora no hay ninguna propuesta concreta del PP. No pudes poner como condición innegociable que un movimiento civil se integre en un partido, que es el tuyo. ¡Es que es un movimientlo civil! Lo lógico, si les interesara el tema, sería el camino contrario: que se aproximaran ellos al moviemiento para elaborar una propuesta programática.

Ya sé de qué empresarios hablaba Hetaira, pero es que hay unos cuantos.

De las ONG's y sus problemas consustanciales ya hablamos, y me parece algo sucio que lo saques aquí a colación sin explicar detalladamente las cosas. Tampoco creo que sea justo: dudo que haya algún colectivo o partido político (ni el pp, ni el psoe ni iu) que haya hecho más que ellas por la causa.

Cliente X dijo...

Jamás, y digo jamás, te negaré la palabra. Sólo que te he dado a elegir entre colaborar o no, y te parece que las diferencias son insalvables, que nos separa mucho más de lo que nos une. Respeto tu decisión, no sé qué más puedo decirte.

No veo dónde he podido hablar de integrar el movimiento pro derechos en ¿mi? partido (coño, la militancia en un partido es circunstancial, yo soy una persona de principios, no de partido...). He sido bastante claro, si no me has entendido relee lo que he escrito. Más claro no lo puedo decir. Con el PSOE tenemos el camino cerrado, y del PP no podemos esperar que nos traiga nada, pero sí al menos puede escucharnos. Es que ya no sé cómo tengo que decirlo. ¿Saco la plastilina?

Alucino con el rumbo que toman los comentarios, se habla de todo menos de la entrada. Los más beneficiados son los abolicionistas, que son más listos y prácticos y no pierden el tiempo en discusiones estéleriles. Van al grano, son eficientes. ¿Cómo no nos van a ganar?

Marta dijo...

Sí, saca la plastilina y hazme un mapita...

Lo que dices es a veces ambiguo, Cliente x. A ver, hay que acercarse al PP (bueno, sólo a sus liberales), no militar, ni votarles, ni simpatizar; pero sí guiarles en una posible propuesta que se integre en su programa electoral. ¿Es eso?. Y quieres que las asociaciones existentes que forman el movimiento, se pasen por la sede para hablar con la gente del partido y llegar a un posible acuerdo,pero sin formar parte del partido. Y ves muy factible ese acuerdo.

Sólo te digo que yo a esto no le veo sentido. Que en todo caso, la cosa tendría que ser a la inversa.

No creo que nos separe más de lo que nos une, o no lo sé porque no te conozco más que cibernéticamente, aunque afecto te tengo. Pero te veo muy tozudo con una sola posibilidad de acción, y muy optimista con sus posibles resultados, por una simple cuestión de mínimos y de planteamientos, nada más.

Marta dijo...

"Te he dicho que en el PP contamos con simpatías, pero también que la estrategia del movimiento pro-derechos actual en vez de atraerlas las espanta."


¿Podrías explicar cuál es esa estrategia que espanta las simpatías liberales? (si quieres). Pregunto por desconocimiento.

Marta dijo...

"Me gustaría no tenerte que decir que nuestro futuro pasa por aproximarnos al PP, pero lo veo así no como militante suyo sino como analista político."

Esto me pareció ambiguo, ¿ves?. Y luego están las complicaciones autonómicas...que no sé si lo has pensado.

David dijo...

lo que he propuesto, alcanzar el poder real, tomar el mando del país, es algo que hacen otras organizaciones.

Greenpeace sindica votos de accionistas simpatizantes en Repsol YPF y consigue que ésta y otras compañías energéticas cambien su política medio ambiental...

a mi no me metas el cuento de lo que gana una chica...

que eso es como hacerse rico con las quinielas...

claro, con su dinero cada cual hace lo que le sale...

los libros de kiyosaki me aburren.

yo soy experto en bolsa e inversiones. es mi profesión.

Cliente X dijo...

Bien, bien, eso es lo que yo he dicho yo siempre, David. Las putas al poder, que sus hijos nos han fallado. Jejeje. Yo soy experto en orificios y perforaciones, es mi hobby. Cuando quieras podemos intercambiar impresiones…

En cuanto lo de María creo que es mejor pasar a hablar sobre este delicado tema por correo personal, nadie tiene que enterarse públicamente de las discusiones que tengamos o estrategias que planteemos. Yo tb te tengo afecto y creo que por calentarnos un día no vamos a dejar de colaborar, tenemos muchos más puntos de unidad que de disenso (el cual, además, es positivo). Para resumir lo que he venido diciendo es que el movimiento pro-derechos no se ha preocupado lo suficiente en buscar un apoyo político entre los liberales que le sería de sumo provecho. Yo puedo servir de puente, tengo un grupo de amigos en la Carlos III que tienen un foro de debate y las de Hetaira podrían venir a exponer sus ideas. Ahora, no sé si querrán. O los de Ciudadanos en Madrid organizaban charlas los jueves, ya no sé seguirán haciéndolo.



Venga, amigüitos otra vez, pasemos página que este asunto ya no da para más.