jueves, 29 de octubre de 2009

El Ayuntamiento de Guadalajara aprueba una ordenanza para perseguir la prostitución de calle

Otro paso atrás. Las famosas fotos de la boquería han precipitado los acontecimientos permitiendo que las ordenanzas (o modificaciones a las mismas) contrarias a la prostitución en medio abierto estén siendo aprobadas MASIVAMENTE. Ya da igual el color político del gobierno, en Marzo sufrimos una oleada de esta serie de normativas por parte del PSOE y ahora le ha tocado al turno al PP. Además emplean exactamente el MISMO DISCURSO, no es que impongan pasmosas multas de 750 a 1500 euros (para quienes me leáis desde el extranjero vienen a ser entre 1100 y 2200 dólares americanos, el equivalente a un salario mensual en España) con fines recaudatorios, sino de "REEDUCACIÓN de conductas en beneficio de la CONVIVENCIA pública".

En vez de tratar de gestionar la convivencia, de estudiar y arbitrar en los posibles conflictos, de atajar los comportamientos antisociales vengan de donde vengan (ya he comentado que en muchas ocasiones son ocasionados por los vecinos e incluso por la policía) lo que hacen es criminalizar en bloque a la prostitución. Consideran que el mero hecho de que esta actividad se realice en la vía pública ya genera inconvenientes de manera automática. No señores, "barrer" a los que ustedes consideran indeseables no favorece en nada la convivencia, de hecho es contrario a ella: CONVIVIR significa vivir en compañía, unos con otros, RESPETANDO al diferente. Convivir en una democracia implica aceptar realidades ajenas que incluso pueden llegar a resultarnos molestas y hasta desagradables. En una sociedad abierta y plural -como la que intento construir a diario- es inevitable que existan conflictos de intereses entre diferentes colectivos. Esto sucede en todos los ámbitos de la vida. En vez de actuar autoritariamente lo que deberían hacer es tratar de negociar el espacio público sin, a priori, condenar la prostitución. Todos tenemos espacio en este Mundo, independientemente de nuestra forma de vivir o la actividad a la que nos dediquemos. Las prostitutas sí que han aprendido a convivir, han aguantado lo indecendible y más aún, se han tragado su orgullo ante unos vecinos que las tratan como apestadas. Son ellos los que no quieren convivir, quienes pretenden expulsarnos, ELLOS SON LOS ANTISOCIALES.

Algunos ciudadanos se muestran completamente intrasigentes hacia toda muestra de diversidad social. Desde el poder público podemos actuar de dos maneras, la primera es sumándonos a ellos y sofocando, excluyendo y ocultando todo aquello que nos desagrade. O en cambio podemos tratar de construir una sociedad respetuosa con el prójimo, que reconozca la riqueza de la pluralidad social y acoja en su seno a personas con puntos de vista y opciones vitales muy diferentes. Yo tengo clara mi opción... y creo que ciertos políticos también la suya.



Esta ordenanza se encuentra enfocada a INVISIBILIZAR LA PROSTITUCIÓN, sacándola de zonas residenciales y centros educativos, así como de lugares de actividad comercial o empresarial. Es decir, que se vayan a los polígonos donde no van a tener un bar para tomarse un café o ir al baño, ni una pensión donde ducharse o descansar, y donde estarán a merced de cualquier delincuente que se aproveche de lo apartado del lugar. Y encima van los tíos y dicen que pretenden prevenir la explotacion de las mujeres, ¡tócate las... narices! Todas las personas y asociaciones que han trabajado en el área de la prostitución reconocen que la que se ejerce en medio abierto es más libre y existen menos posibilidades de abusos que la que tiene lugar en sitios cerrados. Hasta los abolicionistas lo afirman. Pero da igual, el momento político es muy oportuno para aprobar una normativa como ésta, total ¿a quién le importan cuatro putas callejeras?

En esta ocasión la oposición no ha apoyado la ordenanza, aunque desconozco si ésto se debe a razones de principios y convicciones o al mero oportunismo y cálculo político (pero nos lo tememos, ¿verdad que sí?). Me preocupa especialmente que se trate a la prostitución como un problema de seguridad pública, vinculándola al crimen y a la delincuencia. Esto puede funcionar como una especie de "profecía autocumplida", si rechazamos la prostitución trasladándola a los márgenes de la sociedad acabará convirtiéndose en lo que hemos profetizado. Al menos en Madrid se encargaba de este tema la Concejalía de Servicios Sociales y no la de Seguridad, es preferible que las consideren "víctimas" y no "delincuentes".

Asimismo podemos comprobar que los políticos se escudan en la existencia de una DEMANDA SOCIAL para prohibir la prostitución, han sido las quejas y reclamaciones de ciertos ciudadanos las que han movido al poder público a actuar. Desde un punto de vista puramente político esta actuación es irreprochable, precisamente su trabajo consiste en responder a los requerimientos de la ciudadanía (esto en la teoría, o al menos como yo entiendo la función pública). Han elaborado una política pública tras ser informados sobre una problemática social, así que como afirma la concejala María José Agudo es su deber regular esta práctica con el fin de que cause las menores molestias posibles a los ciudadanos.

Bien, también han de ser conscientes de que los resultados de tal acción puedan perjudicar a otros sectores, o bien no responder a los fines que buscan e incluso llegar a ser contraproducentes. ¿Han escuchado a todos los vecinos y comerciantes o sólo a aquellos molestos con la situación actual? Cuando la administración adopta una decisión teniendo únicamente en consideración a un sector de la sociedad las respuestas que ofrezca estarán forzosamente "cojas". La prohibición tasativa es ciertamente una manera de regulación aunque extremadamente torpe y proclive a incrementar los enfrentamientos como se ha comprobado en Barcelona. Espero que tengan en cuenta las experiencias anteriores y también evalúen los efectos de la Ordenanza cuando afloren, porque un político no sólo toma decisiones sino que también debe saber prever sus consecuencias, tener en cuenta a la totalidad de los colectivos afectados, poder llevarlas a cabo en la práctica y finalmente disponer de mecanismos que analicen el impacto que han producido. Un buen político toma BUENAS decisiones (y para ello es fundamental el conocimiento de la realidad social), pero es que además si se equivoca es capaz de rectificar. Sospecho que no va a ser este un caso de adecuada gestión pública, más que nada porque han actuado desde el sectarismo más profundo buscando la "reeducación y resocialización a los ciudadanos". Represión e ingeniería social, con esta receta se cocina el socialismo...

La "Ordenaza de Convivencia" promueve la marginación de todos aquellos que no se adapten a una rígida manera de entender las relaciones humanas, dañando gravemente la pluralidad y riqueza social. Como he denunciado en varias ocasiones este es un paso más hacia el modelo totalitario de sociedad hacia el que nos encaminamos.

Noticia:




ABC, ÓSCAR CUEVAS - GUADALAJARA 21-10-09



Dentro de unas semanas quedará prohibido en las ordenanzas municipales el ejercicio de la prostitución en las calles de la capital arriacense. Así lo anunció ayer el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, quien presentó una serie de modificaciones que se van a incorporar a la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, que este mes cumple un año desde su entrada en vigor.

Entre estas modificaciones, se prevé un artículo que prohibirá la exhibición, el ofrecimiento y también la demanda de «sexo remunerado», y establecerá dos criterios de gravedad, con sanciones más altas para quien practiquen esta actividad a menos de 500 metros de zonas residenciales o de centros escolares. Las multas podrán alcanzar los 1.500 euros. «No es que sea un problema muy extendido en Guadalajara, pero con esta norma queremos actuar contra la explotación de mujeres a manos de mafias y proxenetas, y evitar problemas de convivencia ciudadana», justificaba Román.

El alcalde de Guadalajara, D. Antonio Román, pretende civilizarnos a base de ostias. ¿Quién es el antisocial? ¿Quién necesita ser "reeducado"? ¿Quién es el que no deja vivir a los demás?



En la actualidad no es un fenómeno muy frecuente, pero sí que se puede ver a algunas prostitutas en la calle a determinadas horas de la tarde y la noche en las salidas de la capital por los nuevos desarrollos, así como en las cercanías del Polígono Industrial de Cabanillas. Según dijo Román, la Policía tendrá instrucciones para, de entrada, apercibir, y sólo sancionar a aquellas prostitutas que reincidan en su actividad. Además, aseguró que las sanciones se compaginarán con medidas «de información y ayuda a las personas que ejercen esta actividad».

A preguntas de los periodistas, el alcalde tuvo que reconocer que la mayor dificultad de la normativa estribará en demostrar que el sexo ofrecido por una persona es remunerado.

Trabajos para la comunidad

Por otra parte, el alcalde anunció que otra de las modificaciones previstas en la Ordenanza será la inclusión de un anexo que va a desarrollar cómo se podrán condonar las multas económicas impuestas con la realización de trabajos al servicio de la comunidad. Según dijo el alcalde, acogerse a esta opción será siempre voluntario, y supondrá la condonación de 15 euros de multa por cada hora de trabajo en actividades como trabajos en archivos y bibliotecas, labores sociales, limpieza, o el mantenimiento y reparación de bienes públicos, entre otras. La tarea que realizará cada denunciado será determinada por los técnicos de Servicios Sociales.

El sistema sólo será aplicable a mayores de 16 años, y quedará restringido a los menores de esa edad, así como a aquellas personas que hayan realizado obstrucciones a la labor de la Policía.

Finalmente, otra modificación de la Ordenanza va a prohibir a las viviendas particulares la emisión de cualquier ruido que perturbe en las horas de descanso. Está especialmente pensada para evitar la proliferación de fiestas privadas en casa particulares.

8 comentarios:

Marta dijo...

Increíble el nivel de hipocresía. ¿Y las demandas de las trabajadoras sexuales de calle por qué no las atiende nadie? Ah sí, que muchas son inmigrantes sin papeles, o sea, no son ciudadanas. Pues como cunda y se expanda el ejemplo de Barcelona, la llevan clara. Lo mejor es la fachada "solidaria" con la que se reviste el asunto: ayudar a las mujeres coaccionadas por mafias. Y la manera más óptima de ayudarlas, por lógica aplastante, es perseguirlas, multarlas y decomisarles el dinero que lleven encima. Maravilloso. Ahora empezará el juego del gato y el razón, los servicios pactados a través de un intercambio de miradas rápido con un posible desaprensivo sin posibilidad de negociar, la disuasión de los clientes con las multas y la falta de pan diario,los controles de extranjería a las jóvenes de rasgos exóticos sospechosas de ser putas y si hay suerte, la apertura de expedientes de expulsión. Y así las ayudamos: las devolvemos al sitio del que nunca tenían que haber salido, muchachas temerarias ellas. Los vecinos y los comerciantes indignados que duerman tranquilos: han hecho una buena obra.

M.N. (Marien) dijo...

Y a todo esto los/las abolicionistas calladitos/as los muy...pencas

Como muy bien dices Marta de esta manera ¿pretenden proteger a las víctimas de extorsiones y servidumbre?

TANTO QUE CHILLAN

Natalia Cervantes dijo...

Ammmm, no sabía donde escribir esto, espero que aquí vaya bien.
A mí el asunto de la trata de blancas no es algo que me importe mucho porque es totalmente ajeno a mi vida cotidiana, no es que sea fría ante la problematica social y ante la dura vida de esclavitud que sufren estas mujeres, pero es eso, un problema alejado a mí.

Los problemas que yo tengo por ejercer la prostitución son mucho más rosas: el miedo a que alguien se entere, pero sobre todo el no saber qué hacer cuando deje de trabajar en esto y quiera formar una familia, sin en cualquier país es aborrecible una puta, imagínense en méxico. Podría ocultar la verdad, pero no podría vivir con eso, ¿qué opinan?

Ahhh ya me acordé de otra duda que tengo a ver si me la puedes resolver. Yo cobro aquí $1300 pesos, el equivalente a un poco más de $70 euros. La pregunta surge porque alguna vez un cliente se quejó de que la prostitución en México era muy cara.

Cliente X dijo...

Ahí, ahí, ¡esas son mis nenas guerreras! Este tipo de noticias hacen que nos hierva la sangre. Efectivamente, para nuestra clase política ellas no son nada, menos que nada, un cero a la izquierda. Y encima las dan estopa disfrazándose de buenos samaritanos. Es el colmo del cinismo.

De igual manera resulta completamente delirante que denominen “cívicas” a ordenanzas como ésta. Pero hombre, si las cosas están bien claras, no quieren “PUTAS ASQUEROSAS” en “sus calles”. No desean convivir, sino EXCLUIR. Al menos llamen a las cosas por su nombre, sean francos.

Natalia, bienvenida al blog. Te invito a leer entradas antiguas, donde trato entre otros temas el “estigma” o rechazo social existente hacia el Mundo de la prostitución. Nosotros creemos que no merece la pena vivir con el miedo, la única manera de modificar la percepción existente es dar la cara y mostrar nuestra versión de los hechos. La condena moral hacia la prostitución es meramente una construcción cultural, y por tanto artificial y modificable. Estoy plenamente convencido de que es posible conseguir que nuestro modo de vida vaya siendo aceptado, tal y como ha sucedido con otros colectivos históricamente marginados (el caso de los homosexuales, patologizados y perseguidos legalmente, es paradigmático).

Por otra parte no sé donde has podido leer algo en esta entrada sobre la trata de blancas. La trata de seres humanos es un problema grave, pero que es magnificado e instrumentalizado por los sectores contrarios a la prostitución. Es evidente que todo el mundo va a ser contrario a un abuso flagrante de los DD.HH. como éste, así que se emplea únicamente como justificación para arremeter contra la prostitución en su conjunto. La realidad es que lo último que le preocupa a estos politicuchos es la vulneración de los derechos fundamentales de las prostitutas, tan sólo piensan en atraer más votantes para permanecer en el cargo.

En cuanto a tu pregunta la mejor manera de averiguar las tarifas medias es consultar los periódicos, Internet (tanto anuncios como foros), o a otras chicas. ¿Cuánto cobra aproximadamente un obrero no cualificado en México al día? Aquí las chicas de la calle ganan 20 € por polvo que es lo que un trabajador se hace en media jornada, en Colombia $ 20000 que más o menos es lo mismo. En los clubs se multiplica por 2 o 3 ésta cifra, y las escorts independientes como tú vendrían a cobrar a partir de 5 veces más. Podríamos considerar acompañantes de alto standing las que vengan a ganar por servicio unas 15 veces lo que piden las de la calle (300 € en España). Espero haberte sido de ayuda.

Anónimo dijo...

De asturiano:

Muy bien dicho Marta. Lo suscribo.

Natalia Cervantes dijo...

Creo que hay un abismo cultural muy grande entre méxico y españa y por eso no me podrías entender. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero si yo quisiera formar una familia con un hombre que estuviera enterado de esto creo que ninguno de tus argumentos funcionaria para que quisera estar conmigo. La realidad es distinta a lo que se dice en el tintero...

Cliente X dijo...

No, si te entiendo. Aquí la sociedad también es muy conservadora. Varios de mis amigos clientes no se casarían con una "chica de la vida", en cambio yo si me llego a casar (cosa que no tengo para nada clara) sí lo haría con una de vosotras. ¿Es que estar con varios hombres o haber sido pagada por mantener relaciones sexuales te hace peor persona? Qué va, todo eso son condicionamientos culturales que al menos a mí no logran someterme.

Las mejores personas que he conocido en esta vida, al contrario de lo que se suele pensar, son prostitutas y políticos (y por este orden, además).



Cliente X, dando la vuelta a las cosas

Cliente X dijo...

Nuevamente compruebo que esta entrada se está llenando de SPAM, así que me veo obligado a cerrar los comentarios. Si alguien desea responder que me escriba.