jueves, 10 de mayo de 2012

Pablo Mayo explica los motivos de ANELA para "regularizar" la prostitución

"Los chulos se asemejan a las comunidades autónomas: nadie sabe muy bien para qué están ahí, pero cuestan un dineral".
Cliente X, en otra de sus divertidas ocurrencias.

"Mi reivindicación de momento se limita a conseguir que nuestro país deje de mirar hacia otro lado y regule una actividad que la opinión pública acepta mayoritariamente. Observemos simplemente las encuestas realizadas por El Mundo, El País, la Televisión de Cataluña. Todas ellas arrojan un resultado que ronda el 80 por ciento de partidarios de la regulación en nuestro país".
Pablo Mayo Sampedro, presidente de ANELA y propietario del club "El Romaní".



ANELA es el acrónimo de "Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne", la principal agrupación de dueños de puti-clubs. También es conocida como "la patronal de los proxenetas" por los abolicionistas, invocando así a la vez los dos grandes demonios de la izquierda: explotadores de obreros y de mujeres... ¡qué malos malosos! ¿Podrían ser peores?

Pues sí. Resulta que durante muchos años su Secretario General Técnico ha sido el abogado valenciano José Luis Roberto Navarro, que a su vez preside el partido España 2000. Este hecho ha llevado a que se diga que si ANELA era una mafia, que financiaba a partidos "ultras", que era un nido de fascistas... y finalmente llegó a provocar su dimisión del cargo. No son antes empañar la imagen de la asociación, muy desprestigiada ante ciertos círculos de la opinión pública.

Lamento profundamente esta constatación de la falta de tolerancia y persecución política que padecemos en España. Desde luego no comparto ni de lejos buena parte de los planteamientos de la formación que lidera, pero precisamente una democracia ha de ser plural y acoger en su seno a todos aquellos que la respeten y se atengan a sus reglas de juego. Y Jose Luis lo hacía, podremos estar en mayor o menor desacuerdo con sus planteamientos pero no es de recibo que se le criminalice ni a él ni a la asociación que ha pertenecido por este motivo. Creo que lo que hace falta es escuchar a las personas independientemente de donde provengan o de cuáles sean sus simpatías políticas, si queremos fromar un frente amplio en defensa de una regulación de la prostitución que favorezca nuestros intereses no podemos taparnos los ojos con la venda de la ideología o los prejuicios. Me parece que predico con el ejemplo, aquí he dado cabida a artículos, testimonios y planteamientos de personas y asociaciones de todo el espectro político. Bueno, esta es la primera vez que dedico formalmente una entrada a los "ultraderechistas" de ANELA y prácticamente he comenzado justificándome. Miren que he dado voz en muchas otras ocasiones a la extrema izquierda (15-M, CCOO, Tele-K...) y nadie parece hacerles de menos. Es curioso este doble rasero...

El caso es que ANELA es una de las escasas plataformas desde la que se promueve la regulación de la prostitución para que "las prostitutas y empresarios tengan derechos y obligaciones". Dicen estar dispuestos a contribuir a las arcas del Estado en la medida que les corresponda (atentos, no es una frase hecha, lo dicen por algo) y que desean que las prostitutas tengan las mismas garantías sociales que el resto de ciudadanos. Han sido prácticamente la única voz de los empresarios del "alterne" en los medios, desde donde promueven una prostitución sin mafias, ni mujeres obligadas, ni menores, ni drogas. Eso les ha llevado a rechazar la prostitución en los pisos por considerar que no cumple con las necesarias "medidas higiénicas" y sobre todo la que se ejerce en las calles debido a su descontrol, al malestar que genera en los vecindarios y en especial por entender que está asociada a las mafias. No concuerdo con su propuesta porque considero que habría que respetar las distintas modalidades de prostitución, pero bueno, al menos parecen gente RAZONABLE.

Los empresarios del sector piden reiteradamente que se "legalice" la prostitución ante la "persecución" que sufren. ¿De qué pueden estar hablando, cómo es posible que se les persiga, de qué se les acusa? Pinchar en la imagen para ampliar, el artículo es de la propia revista que publicaba esta asociación.



Además de perseguir este fin a largo plazo, la ventaja más inmediata que ofrecen a sus asociados es la de SERVICIOS JURÍDICOS Y PROTECCIÓN como relata Pepe Iglesias, dueño del "Super Colores" de Sevilla"Yo me asocié porque por doscientos euros al mes tenía servicios jurídicos y una cierta protección, que nos hace falta. Aunque ahora de poco me ha servido: llevo doce meses con el local cerrado por culpa del Ayuntamiento". Vaya, qué cosa más curiosa. ¿Los tan temidos "proxenetas" necesitan servicios de abogados? ¿Para qué? ¿Protección? ¿De quién? Recuerden lo que les he dicho en entradas anteriores, que hay "proxenetas de los proxenetas". Esos son los auténticos chulos que sí que se lucran con este negocio y quienes más contrarios se muestran a una regulación que permita que tanto los empresarios como las chicas puedan gozar de una mínima seguridad jurídica.

Así ANELA reclama que los establecimientos de alterne "sean reconocidos como una 'actividad hostelera específica' para que sus clientes acudan a estos lugares con garantías y sin sobresaltos" y su presidente, Pablo Mayo, ha manifestado "su preocupación por las irregularidades cometidas en estos locales por las fuerzas de seguridad. Criticó los 'abusos de poder' que se cometen en estos lugares de alterne, unos 2.000 en toda Andalucía, y hasta donde, según dijo, los agentes acuden dando 'una patada en la puerta' en una propiedad privada y sin contar con un mandato judicial para ello, lo que, en su opinión, supone un atentado contra el Estado de Derecho". ¿Qué me cuentas, vecina? ¿Que lo que quieren es una regulación para que el poder público no pisotee sus derechos? ¿Que son los ayuntamientos los que les complican la vida y los agentes de la autoridad los que allanan sus negocios? Vaya, si son precisamente quienes se oponen a una regulación de la prostitución. Qué curioso que cualquier empresario desee evitar impuestos (no digo evadir, que en algunos casos también) y en cambio la patronal de los "puticlubs" se desviva por pagar los QUE LES CORRESPONDAN. Y al revés, que las diferentes administraciones nos expriman como a limones pero en cambio no quieran tocar ni un euro de este sucio negocio. Qué arranque de dignidad. ¿O será por otro motivo?

Veamos, denuncian el abuso de poder de los agentes que llegan a sus locales como en tiempos de la ley Corcuera "de patada en la puerta". Que las fuerzas de seguridad entran arrasando, vamos. ¿Y eso por qué, buscan estupefacientes? No, víctimas de trata. La Directiva de Servicio 3/2000 (sí, año 2000, gobernando el PP) de la Guardia Civil les habilitaba a ello, y no hacía falta que existiese "conocimiento fundado" como en la anterior norma sino únicamente "sospecha". Es decir, que la discrecionalidad a la hora de efectuar redadas es absoluta, pueden entrar en cualquier club en cualquier momento sin necesidad de informar a ningún juez. Vaya, y semejante VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES al menos estará justificada ¿no? Qué va, es simplemente porque suponen -contra cualquier evidencia- que los clubes están llenos de mujeres esclavizadas así que tratan a los empresarios como delincuentes, pero también a las mujeres que trabajan para ellos pues al ser extranjeras las pueden acusar de infringir la ley de extranjería. Para cometer semejante ABUSO ni siquiera se molestaron en redactar una norma del rango apropiado, la ley Corcuera era una Ley Orgánica como corresponde a toda aquella disposición que afecte a derechos y libertades constitucionalmente reconocidos. Esta no, no era ni un reglamento, una directiva interna y vamos que jodemos. Así es como está regulada la prostitución en España, en base a directivas y en ocasiones incluso órdenes verbales de las que no queda ninguna constancia. Desde luego, don Pablo, esto ya no es sólo un atropello hacia ustedes sino un ATAQUE FRONTAL AL ESTADO DE DERECHO.

Ya no son sólo las chicas, sino también los empresarios quienes declaran padecer excesos por parte de las autoridades que deberían estar a su servicio. ANELA ha llegado a acusar a la policía de colgarse falsas medallas persiguiendo supuestas "redes de trata de blancas" en clubes, como el S'candalo, donde no existía delito alguno mientras sometían a todo tipo de presiones a los propietarios. Lo vengo diciendo, los chulos no obligan a ejercer la prostitución sino a pagar para poder hacerlo.




¿Qué consiguió esa directiva, liberar a muchas mujeres? ¿Fue exitosa? Ya he hablado de ella anteriormente, según el informe de la Guardia Civil efectivamente lograron aumentarse en un 10% el número de denuncias por explotación sexual... al precio de incrementar el número de actuaciones (con el consiguiente coste en recursos, tanto de personal como de tiempo y de medios económicos) en un 2.100%. Vaya, no parece muy rentable. ¿Pero por qué se mantiene? Pues lo voy a decir de una vez a las claras, que ya estoy harto. Porque la situación de desprotección jurídica en la que se halla la prostitución FRENTE A LA ADMINISTRACIÓN lo que hace es permitir que sea ésta la que acabe cometiendo los abusos que dice pretender evitar. Pues al estar los empresarios continuamente AMENAZADOS con inspecciones (léase redadas) continuas y además muy violentas, prefieren evitarse problemas llegando a "acuerdos" con los agentes del orden. Hablando en plata, pagando extorsiones. Unas a la guardia civil, otras a la policía nacional, allá a los del ayuntamiento porque están abiertos sin la licencia oportuna (que por otra parte no les conceden, ya que así les tienen cogidos por las pelotas)... vamos, que como para acusarles de no sostener las CARGAS públicas. Se dejan una pasta. Ahí, es ahí donde están los chulos, las mafias, los proxenetas. ¿Se dan cuen? Quieren pagar impuestos... LEGALMENTE. Los que les corresponden y ni uno más. ¡Es un negocio en el que creen que, si pagan impuestos, acabarán ahorrando!

Y hablamos de clubes con docenas de chicas, regentados por españoles que cuentan con abogados y que conocen por tanto perfectamente sus derechos... pero a quienes no les queda más remedio que pasar por el aro. Ahora contéstenme a una cuestión, haciendo un ejercicio de la lógica más elemental. Si unos señores empresarios, "encorbataos y trajeaos" como dicen en mi pueblo, se quejan por los "abusos de poder" que padecen... ¿en qué situación se creen que puede estar una puta callejera, de polígono o de carretera? ¿Qué posibilidades tiene de resistirse a cualquier tipo de extorsión o abuso de autoridad? ¿No les parece a ustedes que todo comienza a cuadrar ahora, cuando juntamos la reticencia de las administraciones a regular el sector, la sórdida imagen que dan de la prostitución los agentes en los documentales (basada exclusivamente en sus testimonios personales), o la existencia de unas normas como la mencionada directiva o el artículo 188 del Código Penal que EN LA PRÁCTICA lo que fomentan es la extorsión y el abuso? La prostitución es un negociazo horriblemente rentable, efectivamente, pero digamos para quién. Son los poderes públicos los que se han hecho de oro hasta ahora, y si no regulan es porque saben que la situación actual les resulta muy beneficiosa ya que además lo que se llevan no está sometido a fiscalización alguna así que se lo pueden gastar a su antojo. Y luego encima van, con todo el morro del mundo, haciendo campañas -que pagamos los ciudadanos de nuestro bolsillo- contra la explotación sexual, por la dignidad de la mujer y demás gansadas. Hay que joderse, estoy hasta los HUEVOS de que me gobiernen MAFIOSOS sean de un color o sean de otro.

Obviamente esto no van a declararlo abiertamente, pero yo sí me puedo permitir el gustazo de hacerlo. Como les he mostrado nos lo sugieren, lo dan a entender, y así he hecho también yo en muchas entradas. Pero hoy me he ido de la boca, será que estoy particularmente cabreado. Como vemos, los motivos que enumeran para regular la prostitución en un artículo más reposado que éste son:
a) la equiparación a cualquier otro negocio, con sus derechos y obligaciones;
b) la dignificación de una actividad todavía mal considerada socialmente;
c) la existencia de una demanda ciudadana, habría un amplio consenso a favor de regular/legalizar la prostitución;
d) los grandes beneficios que obtendrían las arcas públicas y
e) seguir la senda de otros países de nuestro entorno que se han atrevido a legislar esta materia (mejor que no, que algunos están peor).

Así nos lo cuenta:




EL VALDEORRÉS PABLO MAYO LIDERA EL MOVIMIENTO EMPRESARIAL NACIONAL PARA REGULARIZAR EL MUNDO DEL ALTERNE Y LA PROSTITUCIÓN EN NUESTRO PAIS.

No se habla de él por sus negocios urbanísticos sino por presidir la Asociación Nacional de Locales de Alterne (Anela). El valdeorrés Pablo Mayo es la cara de un colectivo que quiere regularizar un negocio que mueve cada año millones de euros.

“Esperamos a dejar atrás el clásico farolillo rojo y a que se modernizase la sociedad española” pero ahora “es el momento de entrar en el tren de Europa”. “Porque España va bien y el mundo del alterne también tiene que ir bien dentro del mundo empresarial europeo”. Así comienza la defensa de una reivindicación, siguiendo la estela de Holanda y Alemania, “que pueden tener mejores negocios que nosotros pero no más sentido común, seriedad y honra que los españoles”.

“Si una familia tiene diez hijos, todos tienen que tener las mismas obligaciones pero también los mismos derechos” y por lo tanto cree que es igual de claro que si son “empresarios con obligaciones también queramos derechos”. No porque si, sino porque “la actividad de las camareras de alterne es lícita, como acaba de reconocer el Tribunal Superior de Valencia”. Pablo continua desgranando la exposición de los guiños lanzados desde Anela. “115 empresarios pedimos a Trabajo 277 emigrantes; lo hicimos dentro de una normalidad democrática, ajustándonos a la legislación porque somos una organización empresarial”.

Asegura que no los movió la necesidad, sino “demostrar a la administración y sociedad que queremos ser transparentes”. Y de paso demostrar “a las mafias que obligan a las mujeres a prostituirse contra su voluntad, y a quienes tiene menores en sus locales, que son días claves”. “A partir de ahora todo será diferente”, vaticina.

Informar, no desinformar. La transparencia es la máxima de Anela. Eso sí, Pablo reconoce que están sorprendidos por el trato, espontáneo, singular, familiar e increíble, que están recibiendo. Su móvil suena incesantemente, y él no para de atender a medios de comunicación. También Anela tiene un trato exquisito, al menos con los periodistas.

Pero Pablo repite su reivindicación. “Es un negocio licito, que está dentro de la sociedad”. “Tenemos confianza en que a corto plazo la demanda será realidad, no porque lo pidamos nosotros sino porque la necesidad social regularizaría el mundo del alterne. La sociedad lo pide, y por derecho nos corresponde”. También tiene confianza en que Anela siga creciendo, y se incorporen locales masculinos, con la mujer como demandante de servicios.

Una organización a la altura del momento histórico

Lograr la regularización del alterne y la prostitución es una batalla legal que dejará “perdedores y muchísimos ganadores”. “Entre los primeros, las mafias. Entre los segundos desde las fuerzas de seguridad a los partidos o la sociedad”. Pablo sostiene que “se están viviendo días históricos porque durante miles de años esto siempre ha quedado tapado, ha habido mucha hipocresía y por suerte hemos llegado unos empresarios con objetivos claros y democráticos”.

Y crearon , hace año y medio, Anela. “No a las mujeres obligadas, a las menores y a las drogas”, son las tres condiciones para estar dentro. Asociarse supone una inscripción de 1803,04 euros (300.000 pesetas) y 180,3 euros (30.000 pesetas) de cuota mensual por local. “Es una entidad sin ánimo de lucro y ese dinero no es para crear fondos sino para gastar al servicio de los asociados”, aclara.

Detrás de Pablo hay un amplísimo grupo de colaboradores en el ámbito jurídico y de la imagen. Todo se cuida al máximo. Por eso el presidente no se deja fotografiar en O Barco. Está de vacaciones y su atuendo es excesivamente informal. Su fotografía la facilitará el departamento correspondiente, Pablo cuenta que Anela cambiará en breve su sede de Valencia a Madrid. Quizás en primavera celebre su asamblea general en Galicia. Se aprovechará para contactar con el delegado del Gobierno. “¿Por qué no hacerla en O Barco?, yo soy de aquí, y además tenemos muchos socios de León”. No vendrán a captar socios sino a informar para incrementar la presencia gallega.

La controvertida demanda que a nadie deja indiferente

Pablo Mayo reconoce que el trabajo de Anela –diversificado en presencia en medios de comunicación y contactos con dirigentes de fuerzas de seguridad o partidos políticos- ha sido decisivo para hablar a las claras del alterne. Pero no el único. “Estamos viviendo día a día las manifestaciones contra la prostitución callejera, para tenerla bajo un techo donde exista tranquilidad, seguridad y seriedad. La necesidad social de seguridad ciudadana y sanitaria ha producido esta evolución y modernización”. Ambas demandas –la empresarial y la social- han propiciado la reacción de la clase política. Lo ha hecho el Parlamento catalán, con un masivo apoyo a la legalización. Y lo está haciendo Madrid, con la creación de una comisión para trasladar el debate al Senado. Anela quiere estar presente en las negociaciones encaminadas a regular este negocio, en las que se podrá contar con el asesoramiento de los países pioneros.

“Es algo que está ahí -dice sobre las 300.000 prostitutas del país- pero no estamos regulados”. Para las camareras apostamos por el régimen general, pero para ejercer la prostitución por el de autónomos; no por pagar impuestos, sino porque ellas tengan libertad para moverse por España, esa es además su demanda”. Una controvertida reivindicación que a nadie deja indiferente. Mientras se mantiene abierto el debate. Pablo confía en que -aparcando hipocresías y rindiéndose a una evidencia- España se suba al tren de Europa. También en el negocio del alterne.



Para saber más:
· "La regularización del alterne", por Pablo Mayo
· Comunicado de ANELA ante la operación policial efectuada en el club S'candalo (muy bueno)
· ANELA rechaza el Plan Integral contra la Trata