miércoles, 9 de mayo de 2012

Música: P.I.M.P. (chulo)

"Los chulos son como los impuestos indirectos. No los ves (o no quieres verlos) pero están ahí". 
Cliente X, autocitándose



En el mundo de la prostitución, las prostitutas suelen causar morbo y los clientes rechazo. A través de nuestros blogs y los medios tratamos de darnos a conocer para cambiar la imagen que se tiene de nosotros. Pero existe otra figura que, hasta donde sé, es completamente desconocida y casi nunca tiene voz: "los chulos". Hasta hoy no había puesto ninguna canción sobre eel tema y la verdad es que ya tocaba, pues sin ellos la prostitución sería lo mismo que el comercio sin impuestos: un auténtico paraíso.

La idea que se suele tener sobre los proxenetas, vulgo "chulos" (en Argentina "cafichos", en México "padrotes") es de sobra conocida: tipos sin escrúpulos, forrados gracias a las chicas que explotan y a quienes no tienen el menor reparo a la hora de "disciplinar" empleando los métodos más expeditivos. Curiosamente nadie ha visto uno directamente pero todos nos imaginamos cómo deben son representados en los medios de continuo. En cada cultura se les caricaturizaría de una manera diferente: así en los EEUU aparecen ataviados con llamativos trajes, sombreros de ala ancha y todo tipo de adornos extravagantes; mientras que aquí se trataría de tipos mal encarados, generalmente del Este de Europa, de anchas espaldas y aviesa mirada.

Disfraz de "chulo", según los norteamericanos. Nótese la ostentación de su riqueza y que, a diferencia de lo que muestra la imagen (pero sí el video), serían prácticamente todos de raza negra. Habría que crear la creencia que son "los otros", diferentes, que no tienen nada que ver con nosotros. Del mismo modo aquí nos dicen que vienen de fuera... ¿pero van a ser tan listos como para en tan poco tiempo instalarse en este país y desde la nada controlar completamente un negocio tan lucrativo a pesar de los continuos golpes que les propicia la policía? 



Además no deben ser nada listos. Les pillan de continuo, en las mismas zonas y siempre actuando de la misma manera. Por ejemplo, en Marconi habría existido una amplísima red de hasta 36 proxenetas que fue desarticulada en el 2006. Según nos cuentan, "ejercían extraordinaria violencia sobre las mujeres, las obligaban a semidesnudarse a la intemperie del crudo invierno, realizar actos sexuales sin preservativo y a jornadas de 12 horas sin interrupción". Además controlarían a las chicas en todo momento, "en zonas perfectamente delimitadas y con horarios previamente definidos". Bien, que les den su merecido, ¿no? Pues de nuevo en el 2010, exactamente en el mismo polígono, cae otra banda. En este caso compuesta por 13 integrantes, que explotaría a 78 mujeres. Algo raro podemos empezar a oler con eso de que "las chicas pertenecen a las familias de sus propios explotadores" o con lo de que se explotaba a los proxenetas. ¿Chulos que a su vez tienen que pagar a otros chulos? Curioso. Pero no acaba ahí la cosa. Resulta que menos de un año después, en el 2011, vuelven a cazar a otra red ¡exactamente en el mismo sitio! Hasta las palabras empleadas son idénticas, punto por punto, a las usadas en la primera redada: "la red ejercía un férreo control sobre las mujeres explotadas, que eran controladas en todo momento por la banda en zonas perfectamente delimitadas y con horarios previamente definidos". Pero ahora lo que cuentan es que las chicas tendrían que pagar por ejercer, no que estuviesen obligadas a prostituirse. ¿Entonces para qué sería necesario un control tan intenso?

Esta noticia ofrece una versión diferente de lo que vendría a ser la actuación de los chulos. No impondrían a las chicas el ejercicio en sí de la prostitución sino el pago de un tributo para PERMITIRLAS trabajar. Es decir, que si no pagan no podrían prostituirse. A diferencia de las otras historias sobre mujeres "prostituidas", sí que he tenido constancia cierta de la existencia de mujeres EXTORSIONADAS, obligadas a PAGAR una parte de sus beneficios a grupos criminales. Los chulos sólo quieren su dinero, lo mismo que el Estado del contribuyente.



Todos los proxenetas serían rumanos: Dorel Inocentiu, Ion Clamparu, Catalin Stefan, los hermanos Vasile, Vlad Coste, Iancu T... Pero luego resulta que aparecen tramas (y sólo recientemente, en época de crisis... al igual que los casos de corrupción política) como la de Coslada en la que al parecer los proxenetas tenían que pagar a la policía local, o la de Castelldefels (clubes Riviera y Saratoga) en la que lo hacían a la nacional, o la de Lugo (Operación Carioca) en la que estarían enfrentados sectores rivales de la guardia civil. Hmmm... ¿es posible que estén chuleando a los propios proxenetas? Así parecen indicarlo varias noticias. Además no deja de resultar raro que las chicas sean familiares de los propios detenidos en numerosos casos. ¿Son ellos unos desaprensivos que esclavizan a sus propias primas, sobrinas o cuñadas? Varios colectivos pro derechos a lo largo y ancho de Europa, como es el caso de Hetaira aquí en Madrid, denuncian que suele confundirse la figura del chulo con la de la pareja sentimental de la prostituta. Incluso piden que se derogue o modifique el artículo 188 del Código Penal que, dicen, en vez de proteger a las chicas lo que hace es situarlas en una posición de mayor vulnerabilidad porque al considerar que todo aquel que se lucre de su trabajo aun con su consentimiento incurre en un delito de proxenetismo. Y eso puede significar que los novios, madres, hijos, ¡y hasta otras prostitutas que compartan piso con ellas! pueden ser acusadas y llevadas presas.

Un agente del CNP nos cuenta que las bandas exigían una cantidad de dinero, 200 euros, a las chicas que ejercían en Alcalá, la Casa de Campo, y Marconi. Pero de esto las asociaciones que trabajan con prostitutas y que son financiadas con subvenciones públicas, a pesar de estar en contacto continuo con ellas, nunca nos han dicho nada. Oh, vaya.



¿Qué sé del tema por experiencia propia? Para empezar habría que distinguir dos tipos de proxenetismo (cosa que nuestra ley no hace, pero sí nuestra jurisprudencia): el coercitivo o coactivo y el admitido o voluntario. Considero que únicamente es el primero el que debería perseguirse, pues si dos personas llegan a un acuerdo mutuamente beneficioso en el que una aporte el capital y la otra el factor trabajo (caso de un empresario de un club) o si se da la situación de que una prostituta decide mantener a su cónyuge o familiares porque quiere no deberíamos impedírselo. La Ley ha de estar para proteger a la gente, no para complicarles la vida.

Hoy por hoy, considero que en nuestro país la existencia de mujeres obligadas a prostituirse ha de ser mínima. Ni yo he detectado un sólo caso, ni tampoco muchos otros profesionales con quienes he contactado y que también se han sumergido en esta realidad. Pero el proxenetismo coercitivo sí que es un auténtico problema de la prostitución, a mi entender el más importante y también el menos visible. Estas mafias que extorsionan a las mujeres (sí que he conocido a muchas, ¡pero muchas!, en esta situación) las explotarían del mismo modo que a cualquier currante le explotan las diferentes administraciones públicas. A ninguno de nosotros nos obligan a trabajar, ¿verdad? Pero en cambio, sí que nos coaccionan para que paguemos una serie de tributos (normalmente impuestos, sin contraprestación alguna) si deseamos trabajar -cosa que no nos queda más remedio que hacer porque del aire no se vive-.

Las redes de MAFIOSOS CRIMINALES se estarían beneficiando de la situación de alegalidad de la prostitución para poder exigir el cobro de una tasa (o canon, como ellos la llaman) a cambio de dejarlas usar el espacio público para poder trabajar. Serían los "dueños de las calles". Regulando (o legalizando, como dicen los iletrados) la prostitución podría lograrse que estos ingresos fuesen a parar a las arcas públicas en vez de a los bolsillos de estos desaprensivos proxenetas. ¿No les resulta sorprendente que estas redes puedan operar en plena via pública, arriesgándose en todo momento a ser detectadas y desarticuladas? ¿Por quiénes tenemos constancia de ellas? ¿Qué nos dicen las propias chicas sobre quiénes las coaccionan y piden dinero?



He conocido varios casos de prostitutas y parejas suyas detenidas y hasta condenadas por "proxenetismo". El más reciente es el de un grupo de chicas, arrestadas en la famosa operación de la chica tatuada con el código de barras. Fueron imputadas por proxenetismo, exigir dinero a otras chicas, por la quien según ellas es una de las chulas de Montera e informante de la policía (una tal "Dita"). La razón real es que trabajan en un piso aparte para no pagar lo que llaman "la licencia" a estos chulos y que por eso fueron a por ellas. Similar fue el caso de otra chica, presa un año según cuentan mis fuentes, culpada de ser la chula de otras dos chicas. Este caso no saltó a los medios por lo increíble que resultaría que una mujer tan pequeña y embarazada (con esto he dado datos de sobra para que cualquiera que conozca la calle sepa de quién hablo), dirigiese ella sola una red de "trata de blancas". Más teniendo en cuenta que ella puteaba a diario, no como las chulas que no trabajan (y a las cuales, "sorprendentemente", nunca detienen). Parece ser que por su estado no estuvo al corriente en los pagos, como se aprecia de nuevo los chulos NO FUERZAN a las chicas a trabajar sino que las SACAN de la prostitución cuando dejan de pagarles. Bueno, sí que hay un caso en el que creo que obligaron a una chica... pero fue a prostituirse en un pequeño club anexo a dependencias policiales en vez de en la calle, pues les adeudaba ya una cantidad de dinero y no la permitieron regresar a su zona habitual hasta que no hubo saldado con ellas la deuda. Dicho de otro modo, que la chica ya puteaba pero no quería pasar por el aro de pagarles el canon, así que para asegurarse de que lo cobraban la quitaron de la calle llevándola a un sitio que controlaban, a un "club de castigo". Y, finalmente, el caso que en su día me enojó más porque le sucedió a una chica que llegué a apreciar muchísimo. Una chica preciosa a la que fueron pidiéndola más y más dinero, ya que trabajaba mucho. Ella era muy lista y trataba de quedar en la casa de los clientes para que de este modo la vieran trabajar lo menos posible. Debió tentar la suerte demasiado, y un día la cogieron a ella y a su entonces novio (hoy marido) acusándole a él de prostituirla. La tuvieron presa apenas un par de semanas, para ablandarla, pero a su chico le cayó todo un año.

A ella la dedico esta canción, porque a los chulos no les daría ni agua y sé que la encanta 50 cent. A diferencia de lo que he dicho a lo largo de la entrada, de que los chulos en realidad no son nada visibles (no porque se escondan, al contrario, sino porque se "camuflan" muy bien... pueden estar justo delante suyo y la mayoría de la gente ni sospecharía quienes son, o llegar a cobrarles el dinero en plena calle sin el menor disimulo pero nadie se alarmaría), aquí se representan con toda clase de abalorios que les hacen fácilmente identificables. Lo bueno es que, como se relata, hay dos puntos claves para detectarles que he aprendido gracias a las chicas: uno, los coches que conducen y dos, su corte de pelo. Como tantas otras canciones la visión que traslada de la prostitución, o más concretamente de los chulos, es pura ficción pero esto no es óbice para que no puedan disfrutarla:




50 CENT - P.I.M.P. (Snoop Doog Remix) ft. Snoop Dogg, G-Unit

NOTA: Como se utilizan muchas expresiones que no alcanzo a comprender del todo la traducción es orientativa, a lo sumo. Asumo todos los errores de la misma. 

No se lo que has oído sobre mí.
Pero una perra no puede sacarme ni un dólar.
Ni un Cadillac, ni la permanente, no los puedes ver.
Que soy un jodido CHULO.
(bis)

Ahora, bajita, ella está en el club, está bailando por la pasta.
Le encantan ese Gucci, ese Fendi, ese Prada.

Ese BCBG, el Burberry, Dolce y Gabbana.
Alimenta en ellos estúpidas fantasías, la pagan porque lo desean.
La saco un pequeño billete, y mi estilo la cautiva.
Una hora más tarde, tengo ese culo clavado en mi polla.

Tiene a los clientes negros pegados al oído diciéndola qué piensan de ella.
Conseguí a la zorra en el bar intentando que me invitara a una bebida.

La gusta de mi estilo, la gusta mi sonrisa, la gusta mi manera de hablar.
Ella es del campo, creo que la gusto porque soy de Nueva York.


No soy ese negro intentando seducirla porque quiere una mamada.
Soy ese negro intentando seducirla porque quiere viruta.


No me podría importar menos cómo se lo hace en la cama.
Zorra, sal a la calle, consigue un cliente y ven a darme el dinero.

Mira, nena, es sencillo ¿no lo ves?
Si me jodes, jodes a un CHULO.

No se lo que has oído sobre mí.
Pero una perra no puede sacarme ni un dólar.
Ni un Cadillac, ni la permanente, no los puedes ver.
Que soy un jodido CHULO
(bis)

CONVERSATION AT THE HEADQUARTERS OF THE PIMP LEGION OF DOOM:

¡CHULO!
¡Hurra!
¡CHULO!
¡Hurra!
Os traigo al elegido, el Gran Jeffrey.

Amigos, les pongo un nuevo negocio sobre la mesa.
Este tipo de ahí es distinto.
Él no anda en un Cadillac.
¿Qué?
No lleva la permanente.
¿Qué?
¿Por qué deberíamos aceptarle en la "Legión de chulos de la perdición"?

Tío, el que dijera que el progreso es un proceso lento no estaba hablando de mí.
Soy un CHULO. Además, tengo la varita mágica.

50 Cents y Snoop.
Tenemos el sonido del 2003.
Y todos sabéis que soy el maestro de ceremonias.
50 Cents y Snoop.

Somos conocidos internacionalmente, y respetados localmente.
(Sabes que sólo sois unos CHULOS) ¿Qué sabeis de mí?

Sí, zorra, llevo puestos mis zapatos de piel de aligator.
Estoy a punto de enseñarte cómo mi mano de chulo es bien fuerte.

Estás completamente equivocado si crees que el proxenetismo se acabará.
Tengo al lado doce habitaciones con cien fulanas.

Estoy aquí abajo con este negro, 50, como estoy con azul.
(¡Te queremos, Snoop Dogg!)
Sí, yo también os quiero.

G-U-N-I-Tizzy jodiendo conmigo y con D-P-Gizzy .
Los negros de Nueva York saben cómo Doggy se las gasta.
Tengo a mis negros en Queen, tengo a mis putas en las afueras.
Tengo mi negocio en Manhattan, no estoy bromeando.

Tengo algunas puertorriqueñas color vainilla del Boogie Down,
que están esperando a que regrese
para que puedan desenredarme las trenzas y hacerme la permanente, palabra.
Adoran cuando hago el gángster y suelto esta magnífica chulería.

No se lo que has oído sobre mí.
Pero una perra no puede sacarme ni un dólar.
Ni un Cadillac, ni la permanente, no los puedes ver.
Que soy un jodido CHULO.

Necesitas cambiar y montar con una estrella, te llevaré lejos,
soy un CHULO MAFIOSO.
Sí, soy joven, pero no soy tonto.
Conozco varios trucos, pero no estoy sólo.

Soy un guerrillero por el dinero, te tiro al suelo, intentas correr.
Las dejo hacer lo que quieran mientras obtengan mi dinero,
incluso si se tienen que congelar o hacen 100 grados.
Las mantengo arrodilladas, echa un vistazo bajo mi manga.
No tengo que darlas mucho, están felices con Mickey D's, ¡CHULO!

Seguimos chuleando en el sur, ya sabes cómo va (sucio, sucio).
Conducimos viejas limusinas blancas forradas de visión.
Giro el símbolo de G-UNIT y las vuelvo locas.
Tío, guarda a tu chica o se vendrá conmigo.

Cuando tu cuello y tu muñeca brillan, ella ya debería saber
que el dinero hace girar al mundo, así que vamos a conseguir más.
Es hora de enseñar a estos chavales cómo se debería hacer.
Tienes potencial de chulo, podrías ser uno ¡G-UNIT!

No se lo que has oído sobre mí.
Pero una perra no puede sacarme ni un dólar.
Ni un Cadillac, ni la permanente, no los puedes ver.
Que soy un jodido CHULO.

De acuerdo, los chulos no pueden decir que no sea prodigioso, increíble.
¡Brillante!

En Hollywood, dicen que no hay negocio como el del espectáculo.
En el barrio, dicen que no hay negocio como el de las putas.
Ya sabes, dicen que hablo un poco rápido, pero si escuchases un poco más rápido
no tendría que ir más despacio para que me entendieras, ZORRA.

Ha-hah-ha.
Yeah.