martes, 29 de diciembre de 2009

The Journey, viaje al centro de la retorcida mente abolicionista

"El mundo de la prostitución es un mundo de soledad, marginación y cruda explotación, en el cual las mujeres no son consideradas personas sino mercancía (...) La visión que adquieren estas mujeres de lo que es el mundo que las rodea es distorsionada, por las experiencias tan negativas y traumáticas, dejándoles una profunda huella de dolor y sentimientos de soledad que determina toda su vida posterior. Esta distorsión de la realidad las incapacita para relacionarse adecuadamente con los demás".

Francisca de Lucas Bedia, presidenta de AMUNOD.



Los abolicionistas no dejan de sorprenderme. Son de sobra conocidos sus recursos a la demagogia, la exageración, la caricatura... pero parece que necesiten superarse, que piensen que cuanto más increíble la mentira mejor. Por lo que vemos que sucede con nuestro presidente no parece una mala estrategia, funciona al menos con el tipo de público al que pretendes dirigirte. El único problema son esos dichosos escrúpulos que tenemos algunas personas a mentir, únicamente comparable a la aversión a la verdad que comparten socialistas y abolicionistas.

Pues bien, hace un par de semanas estuvo abierta una exposición que, bajo la excusa de “concienciar y movilizar contra el tráfico de mujeres”, no hace sino ofrecer una imagen brutal y desfigurada de la prostitución. Es cierto que señalan que fue la situación de una mujer víctima de trata, que no es el caso de todas… para después añadir que caso es ejemplificador, que como ella se encuentran la mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución (prostituidas, prefieren llamarlas). Esta afirmación no solamente contradice las experiencias de las prostitutas, clientes y ONGs pro-derechos, sino al mismo sentido común. ¿Cómo es posible que tantas sean engañadas? ¿Y que tantos clientes no hagan nada (Elena, la protagonista de la exposición, vendría a tener 40 servicios diarios…)? ¿Y que siendo tan evidente la policía no actúe con mayor decisión? ¿Y que NINGUNA de estas mujeres ofrezca sus testimonio, al contrario, que cuando lo hacen nos digan lo contrario?

Lo tengo requetedicho, si nosotros pretendemos corregirles la batalla está perdida. Lo que dicen es MENTIRA, y lo saben. El problema es que nosotros sí que somos unas víctimas, unas pobres almas cándidas a las que nos engañan, incapaces de comprender lo maquiavélico de sus intenciones. Su OBJETIVO REAL es ir creando un clima de opinión alarmista, contrario a la prostitución, basado en fuentes de información totalmente sesgadas que silencien a los protagonistas reales. Es una batalla en varias etapas, como decía Gemma Lienas. Primero eligen el terreno, como todo buen general. Después nos presentan batalla donde las condiciones son más favorables, nos emboscan y nos ANIQUILAN.

Así está empapelada la habitación de la chica, en clara referencia a la violencia y abusos que debe recibir por parte del cliente. Otra vez la manida fórmula progre: mentiras, caricaturización y recurso al sentimentalismo en vez de al razonamiento objetivo.



No digo que la trata no exista o que no deba ser perseguida, voy a aclararlo desde ahora porque quiero evitar malentendidos. Como con el reciente caso del juez Serrano (del que tengo que hablar, porque su caso es similar al nuestro: quien denuncia la perversidad de las medidas "feministas" es objeto de un sinfín de calumnias, insultos e incluso la persecución profesional...) casi hay que empezar disculpándose, diciendo que uno no se opone a un fin (igualdad de sexos, fin de la violencia de género, o la trata de mujeres en este caso) que evidentemente es justo y que comparte, sino que TAL Y COMO SE ESTÁ HACIENDO se estarían "equivocando" si somos muy cándidos, y si somos más maliciosos pues podríamos llegar a pensar que DESDE EL PRINCIPIO habrían previsto las consecuencias que estamos presenciando. La defensa a ultranza -sin el menor atisbo de autocrítica- que realizan de su gestión unida a un discurso plagado de flagrantes mentiras me llevan a optar por esta última alternativa...

La trata sí es una realidad, y cuando se produce es muy grave, como denunció Nacho Pardo Benavente, del Comité de Apoyo a los Trabajadores Sexuales. De hecho ya he escrito sobre ella, manifestando claramente mi posición. En breve espero publicar una entrada sobre los indicios para reconocer a una prostituta esclavizada. Sin embargo lo que estoy denunciando es la instrumentalización que se hace de una aspecto muy negativo, totalmente repudiable y nefasto, pero MINORITARIO en lo que es la prostitución, para respaldar las actuaciones políticas en su contra. Si los abolicionistas tuviesen voluntad sincera de perseguirla no dudaría ni un segundo en unir mis esfuerzos con ellos. Pero lo que me he encontrado es lo contrario, de hecho tengo sospechas fundadas de que colaboran con y encubren a las mafias. ¿Por qué? Porque así pueden mantenerse cobrando subvenciones públicas, ya que en muchos casos las mafias se encuentran insertas en la propia administración pública (los casos Coslada y Riviera son muestras de ello). Además logran retirar a las prostitutas que enferman, ya que las hacen análisis que pasan a los proxenetas y éstos sacan del negocio a las chicas que padecen alguna ETS para evitar el contagio a otras de sus chicas.

Como reza el cartel que promocionaba el evento, lo que se pretende sinceramente es que el visitante “huela el miedo, saboree la brutalidad, escuche el aislamiento, toque la agonía y vea lo invisible”. La consecuencia lógica es que, una vez el debidamente manipulado espectador experimente un profundo rechazo hacia quienes hacen posible esta clase de abusos, se apliquen medidas de “tolerancia cero” como expresó la ministra Aído. ¿Consigue su objetivo? Para evaluarlo te pasan una “encuesta” al final del recorrido, consistente en apenas tres opciones que invariablemente les dan la razón. No hay una que diga “esto es una patraña, le vas a contar historias de miedo a tu padre”. Pero vayamos paso a paso, que la exposición tiene miga.

Este “circo” (es la mejor manera de describirlo) fue inaugurado por Emma Thompson y la ministra de Igual-dá, siendo promovido por la Red Española contra la Trata de Personas y fuertemente subvencionado con fondos públicos (esto por descontado). Consistía en siete vagones (de circo), que pretendían reflejar las siete etapas (Esperanza, Viaje, Uniforme, Dormitorio, Cliente, Estigma y Resurrección) las cuales “resumen la experiencia de una víctima de trata, y permiten al visitante escuchar, ver y sentir la sórdida y brutal experiencia que vive una esclava sexual”. Estos contenedores ambulantes han sido diseñados por artistas y ciertamente consiguieron indignarme… pero no por la situación de Elena (te proporcionaban un panfleto con veredictos, donde los propios tribunales declaraban que historias similares a ésta NO ERAN CREÍBLES, basados en los hechos, pruebas y declaraciones obtenidas), sino por lo descarado de las mentiras, lo grotesco de la exposición y la nefasta imagen que deban de las prostitutas. Era como pretender saber sobre la pobreza habiéndose dado un paseo en limusina por un barrio del extrarradio. Lógicamente no vas a tener un conocimiento sólido, real, sino sólo una imagen muy sesgada, desde fuera, totalmente descontextualizada. Pero es lo que pretenden, no que la ciudadanía esté informada (en tal caso deberían subvencionarme a mí… jajaja, ya puedo esperar sentado…) sino MANIPULADA.

Esta exposición busca concienciar a la sociedad sobre una injusticia, algo que en principio a todos nos parece muy loable. ¿Pero qué piensan ustedes cuando en este tema, como en tantos otros asimismo muy sensibles (violencia de género, cambio climático, inmersión lingüística...) encuentran que los "cruzados del bien público" recurren sistemáticamente a la mentira? ¿Por qué habrían de hacerlo? ¿Por qué, paradójicamente, sus actuaciones no acaban con los problemas sino que los agravan?



La imagen que ofrecen es la típica, la de una mujer cándida e inocente de extracción social baja que se ve engañada por una persona de confianza de la familia. La realidad es que en su inmensa mayoría (según mi experiencia, la totalidad de las mujeres que he contactado) las personas que vienen a ejercer la prostitución ya sabían a lo que venían, y generalmente las ha “captado” una persona de su entorno (familiar, amistad, conocido…) con quien después de venir siguen manteniendo buenas relaciones. Otra cosa distinta es que en algunos casos sí que sepan que vienen a comisión (eso sucede con las chicas de Montera que tienen chula), pero como he dicho prefiero ahondar en este tema en otra entrada. También pueden verse obligadas a pagar a la mafia que controla la zona donde trabajen, pero esto es pura extorsión, no tienen obligación de permanecer en la prostitución si no lo desean.

El visitante puede “meterse por unos minutos en la piel de estas mujeres” gracias al procedimiento de observar su rostro, cual feria circense, en los cuerpos de varias mujeres. Me pareció una falta de respeto mayúscula, como si se creyesen superiores a ellas: se profundizaba en el viejo estereotipo de que las prostitutas son unas mujeres diferentes. Varios de los vagones estaban únicamente de relleno y no ofrecían ninguna aportación sustancial, como el del viaje (sólo sonido) o el del cliente (fotos tomadas a un reportero desnudo, supuestamente por varias prostitutas). Bueno, sí tenían cierta utilidad, conseguían que vieses el Mundo desde la perspectiva de los abolicionistas: tenías que escandalizarte por todo, incluso por las cosas más naturales, transformando totalmente la realidad para que coincidiese con tus prejuicios. Tras ver la exposición y charlar con varias de las señoras que la atendían me quedó más que claro que, o bien todo se lo inventan porque la prostitución las da tanto miedo que son incapaces de acercarse seriamente a ella, o están mintiendo descaradamente.

El centro de todo el montaje es esta estancia, donde se busca crear un fuerte impacto visual que lleve a un automático rechazo de la prostitución. Una imagen tan tormentosa de la misma únicamente puede ser forjada por la mente enfermiza de los abolicionistas.



El "vagón estrella" es la habitación de la prostituta. Es totalmente deplorable, parece sacado de una película de terror: la cama convulsionándose, la petición de ayuda en el espejo, la cuenta del número de hombres, la papelera llena de mierda a rebosar... vuelvo a lo mismo, si quieren ver dónde trabajan estas chicas vayan con ellas aunque sea UNA SOLA VEZ a ver si se encuentran con semejante percal. Además es que voy y las pregunto si eso es una dramatización, algo que creo que hasta el visitante más estúpido se ha de haber planteado, y me dicen que no, "que es exactamente así". Vamos, ni Jardines (que era lo más cutre de Madrid, con las habitaciones siendo ocupadas las 24 hrs y donde entre cliente y cliente no se cambiaban las sábanas, sino que se echaba una descarga de ambientador y listo...) en sus "mejores" tiempos. Hay un famoso bloque de lumis (el edificio entero) en el Paseo de las Delicias, el cual he visitado pero donde no me he atendido, que tiene fama de también ser bastante hortera... pero no hasta ése punto. En cambio sí he estado varias veces en pisos/chalets de rusas y chinas que por su situación (desconocimiento del idioma, atender las 24 hrs, prácticamente no hacer vida fuera de la casa, las chicas tienen que hacer ciertos servicios y presumiblemente no pueden rechazar clientes...) sí que podrían ser víctimas de la trata y resulta que son de los sitios más bonitos y bien cuidados que he visto en mi vida: zapatillas deshechables, ducha de rigor, habitaciones amplias y pulcras, te ofrecen un trago, sábanas que huelen a recién lavadas... vamos, todo pensado para gente de la "alta suciedad", empezando por el precio y terminando por la discrección. Además creo que es algo obvio, si vas a hacer una buena cantidad de dinero, ¿qué menos que ofrecer una instalaciones decentes, que inviten a repetir otra vez? Pues no, para los abolicionistas todo lo que rodea a la prostitución ha de ser tan sucio y despreciable como sea posible.

En definitiva, considero que ha sido una espléndida oportunidad de conocer mejor no el tráfico sexual de mujeres sino la mentalidad de quienes dicen combatirlo. Si vuelven a traer la caravana a alguna otra ciudad española espero que nuestros politicuchos se la tomen más en serio y no la empleen únicamente para "sacarse la foto", como hizo la sub-ministra. Les recomiendo que vayan a verla y que juzguen si verdaderamente les están mostrando la realidad o si por el contrario no les cuentan más que milongas. Como quiero que comparen yo me ofrezco voluntario (escríbanme al correo) para llevarles de visita por habitaciones donde se ejerce la prostitución. No necesito ni montajes, ni fundaciones de ricachos, ni subvenciones públicas que podrían destinarse a otros poryectos mucho más necesarios.

Ale, les dejo con la noticia:




MADRID, 15/12/2009 (El Mundo / P+D / ACPress.net)


La exposición ´The Journey´ ha llegado a Madrid de la mano de la actriz Emma Thompson, imagen del movimiento contra el tráfico de mujeres. Esta lacra social ha sido denunciada recientemente por el Observatorio Cívico Independiente, en colaboración con ´Stop the Traffic´, que denuncia la vergonzosa situación de España, el país con un mayor índice de tráfico sexual.

Siete contenedores instalados en pleno parque del Retiro recogen la escalofriante experiencia de Elena, una joven moldava que con 18 años fue obligada a prostituirse en Londres. En la inauguración estuvo acompañada por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. «Es inaceptable que en pleno siglo XXI haya mujeres que están siendo vendidas y compradas como si fueran bolsos. La venta de mujeres está sucediendo aquí mismo, en Madrid, delante de nuestras narices», ha dicho la actriz Emma Thompson, que ideó esta exposición en colaboración con la Fundación Helen Bamber que atiende a víctimas de la tortura.

Bibiana haciendo una de las cosas que más les gustan a los progres, posar para cámara con una sonrisa tan amplia como falsa. Las propias asociaciones se quejaron (ante mí, al menos) de los pocos días que tuvieron para mostrar esta exposición. Supongo que, a poco listas que sean, sabrán tan bien como yo que lo que le interesaba a la Ministra era encabezar un titular y salir en la prensa. Es lamentable que un tema tan serio como es la trata de personas se instrumentalice por parte de individuas sin escrúpulos que únicamente piensan en sí mismas.



A través de los siete contenedores, que fueron encargados a destacados artistas, se recrea el viaje de Elena desde sus sueños de infancia hasta el estigma de haber vendido su cuerpo. La exposición, de la que es imposible salir indiferente, busca concienciar y movilizar contra el tráfico de mujeres, que ha encontrado en España uno de sus principales destinos mundiales. El 90% de las mujeres que ejercen la prostitución en España son extranjeras, y la mayoría de ellas –aunque las cifras reales nadie las conoce- han sido víctimas de la trata.

«No podemos ser cómplices de esto mirando hacia otro lado. Esta exposición pretende que nadie cierre los ojos. No podemos permitir que existan mujeres esclavizadas en nuestro entorno. Podemos acabar con el tráfico», afirmó la ministra Bibiana Aído.
´The Journey´ permite al público meterse por unos minutos en la piel de unas mujeres, verse dentro de sus mismas ropas obscenas y hasta respirar el ambiente fétido de la habitación en la que trabajan. La recreación en uno de los contenedores del cuarto de trabajo de una prostituta es el momento más impactante de toda la exposición. Dentro de ese contenedor, el público puede ver una cama con sábanas sucias que se agita al ritmo de una relación sexual, una papelera llena de condones usados, y otro montón de condones nuevos, maquillaje barato. Y sobre todo, se puede respirar un olor nauseabundo.

La exposición, que ha sido patrocinada por el Ministerio de Igualdad en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y una serie de ONGs, puede verse hasta el 15 de diciembre en el Retiro.

UNA SITUACIÓN VERGONZOSA, DENUNCIA EL OCI

España se ha convertido en el mayor foco de atracción para el tráfico y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual de toda Europa, según un informe elaborado por el Observatorio Cívico Independiente (OCI) en colaboración con la coalición internacional ´Stop the traffic´.

El informe destaca además que el 80% de las mujeres que ejercen la prostitución fueron maltratadas físicamente y sufrieron abusos sexuales durante la infancia, lo que provoca daños físicos, mentales y emocionales de larga duración, y en algunos casos incluso irreversibles.

El Observatorio Cívico Independiente (OCI) forma parte del proyecto de participación en la vida pública de la Alianza Evangélica Española (miembro de las Alianzas Europea y Mundial, esta última representando a unos 450 millones de protestantes). El OCI está formado por personas de nacionalidad española de fe evangélica o protestante que están presentes en el foro de la vida pública mediante su vinculación a instituciones sociales o políticas, y que pertenecen a todo el abanico ideológico democrático.

AFRONTAR SOLUCIONES INMEDIATAS

El presidente del OCI, Jaume Llenas, y secretario general de la Alianza Evangélica Española que promueve el Observatorio, ha asegurado que España es el primer país de Europa en cifras de trata y tráfico de mujeres y que «con poco más de la mitad de la población de Gran Bretaña, hay tres veces más prostitutas que allí, unas 300.000».

Para Llenas, este problema «de proporciones mayúsculas» se pone de manifiesto en el Informe 2009 ´El tráfico y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual en España´, que analiza esta «lacra social» en España, presenta los programas de distintos partidos políticos para erradicarlo además de sugerir una serie de medidas a ser adoptadas por el Gobierno.

Según indicó Llenas, actualmente hay 300.000 mujeres en España que ejercen la prostitución por lo que hay que hacer hincapié en este aspecto ya que «si la prostitución no existiera se acabaría en gran parte el tráfico de personas».

Desde el Observatorio proponen actuar sobre la figura del prostituidor «que no cliente», matizó, puesto que se "aprovecha de una situación de vulnerabilidad" de la persona traficada o prostituida, a la que se debe considerar víctima similar a aquella que sufre malos tratos.

Ha explicado también que los «clientes» no pueden definirse así porque «no existe una relación laboral sino que se están aprovechando de una situación de vulnerabilidad», por lo que el informe recomienda al Gobierno la puesta en marcha de medidas que penalicen al cliente y no a las víctimas.

«En Suecia se penaliza a los «clientes» desde 1999, lo que ha desincentivado el tráfico de mujeres, que ha disminuido hasta 500 mujeres al año, frente a las 7.000 de Dinamarca o las 18.000 de España», ha destacado Barregas.

El contenido completo del informe del OCI lo pueden descargar desde la página de la Alianza Evangélica Española.

11 comentarios:

M.N. (Marien) dijo...

mira si son retorcidos que a raiz de la ponencia que hicimos yo, Cristina de Hetaira y Dolores Juliao, enviaron un documento de "protesta porque no se abordó el trafico de mujeres y niños cuando Cristina lo comentó y no de pasada precisamente dejando bien claro que estamos totalmente en contra y que se jha de luchar. ¡Menos mal que hay cientos de testigos! pero es invreíble cómo llegan a manipular.

Respecto al documental que imitió Informe Semanal ya es demencial, ¡claro que existe! pero el hay muchas realidade´.
Prostitución No es igual a Trata ni violencia de género.

ePor cierto estos dias he tenido la oportunidad de intercambiar correos con un capatador de chicas para clubs son muy largas te las remito. Cómo tu muy bien dices la mayoría de mujeres no son tan tontas, por muy desesperdas que estén para caer en situaciones así.De la misma manera que yo he conseguido esta información también pueden hacerlo las autoridades competentes. Además si estos clubs no son clandestinos. Deberían cerrarlos todos y no permitir que estos cabrones campen a sus anchas.

asturiano dijo...

¡Buff!, esta entrada es muy larga.

Sólo comentar una cosa:

Matizar lo siguiente: Las palabras de Francisca de Lucas, presidenta de AMUNOD, me parecen criticables por lo que tienen de generalización a todas las mujeres en situación de prostitución, a partir de las (o algunas) experiencias que Francisca ha debido tener con mujeres a las que ha ayudado en su asociación. En este sentido, por ejemplo, yo no descartaría que, aparte de las mujeres traficadas sobre las que comete todo tipo de abusos y violencia, existan algunas otras mujeres o chicas -seguramente una minoría- que hayan sido abusadas (sexualmente) o violadas previamente antes de o estando ya en la prostitución, y que estos hechos las hayan afectado a ellas negativamente a un nivel psicológico. Esa percepción distorsionada y negativa de los hombres y del mundo; o esa huella de dolor y sentimientos de soledad, yo mismo la he constatado en una chica joven (española) que conocí en el ambiente y con la que a día de hoy todavía trato y converso.

"Esta distorsión de la realidad las incapacita para relacionarse adecuadamente con los demás"."

Esto es totalmente cierto en el caso de la chica que yo conozco. Aunque la conozco desde hace ya algunos años, lo que realmente no tengo del todo claro es si en el caso de esta persona la prostitución contribuyó negativamente a esa percepción distorsionada que ella tiene sobre algunos aspectos de la realidad o de las personas (de las mujeres y también de los hombres), o si este problema ya lo tenía de antes y su experiencias con la prostitución no lo aumentó. En todo caso, a mí me parece haber encontrado algún indicio en cosas que ella ha dicho que apuntaría a que la experiencia en la prostitución pudo haber apuntalado algunas de sus creencias erróneas en relación a cómo somos los hombres (tendencia cognitiva en ella a esencializar los sexos) y a cuál debe de ser el papel de una mujer en la sociedad y en relación a los hombres. Lo cual le crea a ella infelicidad y confusión.

El caso es que esta chica: A día de hoy, y desde hace unos dos años(en el que tuvo que dejar el piso de alquiler que le pagaba el marido de una hermana), vive en condiciones objetiva de pobreza material: come en un comedor social, pasa la mayor parte del tiempo en un centro de día para personas sin techo, con problemas de toxicomanías, desempleadxs de larga duración..., y es incapaz de moverse en la dirección de apuntarse a algún curso para personas desempleadas, buscar un empleo o solicitar algún tipo de paga a la administración. Esta chica ahora sobrevive gracias a que habita el piso de alquiler de una hermanastra. Un piso con malas condiciones de habitabilidad, en el que ella contribuye con el pago de la factura de la luz, en las labores de limpieza del piso, así como en algunas atenciones que dispensa a esa hermanastra -una mujer bastante incapacitada por su obesidad, problema de toxicomanía e infección de VIH.

Esta chica, por ahora, parece no pensar en ningún futuro. Otra hermana que tiene en Valencia y yo mismo le damos una muy pequeña cantidad de dinero al mes para que ella afronte el pago de esa factura de la luz y algunos pequeños gastos que ella tiene al mes como son un bono mensual de autobús.

Muchas gracias por leer todo esto.

asturiano dijo...

Con ánimo constructivo:

En mi humilde opinión, si la ciudadanía quiere "ver" cómo puede ser la durísima vivencia de una mujer que haya sido víctima de la trata con fines de explotación sexual, mejor que acudir a exposiciones como ésta, que según tú crítica sólo buscan confundir y orientar ideológicamente a la gente en la dirección del abolicionismo normativo, harían mejor en visionar algún buen documental o reportaje que recoja fielmente testimonios reales de mujeres traficadas (me consta haber visto alguno en televisión), o también películas del estilo de Lilja 4-ever, del sueco Lukas Moodysson -excelente y conmovedora historia de una chica joven de Estonia que es engañada y sometida a una situación de 'prostitución forzada'. Dejo aquí un enlace a dicha película.

http://video.google.com/videoplay?docid=-2818582001271029300#

Cliente X dijo...

Acabo de entrar en el correo y he respondido vuestros mensajes. A diferencia de otros trabajos donde tú no ves las tremendas ganancias que tiene el empresario (sólo indirectamente, por la casa que tiene, sus coches, o si es muy indiscreto por los comentarios que hace…) en la prostitución las chicas son muy conscientes de lo que se están embolsando gracias a ellas así que, a poco listas que sean, van a buscar trabajar de forma autónoma. Marien me ha enviado la conversación mantenida por correo electrónico entre un empresario con una chica para que trabaje en España, y se observa perfectamente las condiciones de dependencia, ajenidad y voluntariedad en las que se desarrolla este trato. Las condiciones, para nosotros que conocemos el trabajo, son claramente abusivas (un mínimo de clientes, obligatoriedad de ciertas prácticas, un salario mileurista…) pero las expresa claramente. ¿Cómo se solucionaría esto? No cerrando estos clubs, eso empeoraría la situación de todo el Mundo: de los empresarios, de las chicas, de los clientes, de los comerciantes de la zona, de las aerolíneas… Habría que regular la prostitución como un trabajo, permitiendo que estas chicas se constituyesen en verdaderos agentes sociales y negociasen colectivamente sus condiciones laborales, con fuerza y en pie de igualdad con el empresariado. Yo lo que quiero es que salgamos ganando todos, tampoco busco exprimir al emprendedor (considero necesario premiar su esfuerzo), pero sí que veo necesario que las condiciones laborales sean pactadas y no impuestas por ninguna parte tal y como sucede con la mayoría de los trabajos. Que los salarios retribuyan justamente tanto al capital como al trabajo.

Por otra parte a mí me gusta que la gente sea libre para elegir, que tenga acceso a todas las versiones de los hechos por muy sesgadas que me parezcan. De hecho considero que la propaganda abolicionista nos hace un favor, porque sus mentiras nos refuerzan. Por eso recomiendo visitar la exposición o introduzco la entrada con las palabras de Francisca de Lucas, obviamente no porque las comparta sino para que ilustren al lector sobre las barbaridades que mantienen estas señoras.

El caso que nos expone asturiano es el de una persona con muchos y graves problemas de integración social. Al parecer los sigue teniendo después de ejercer la prostitución y probablemente ya viniesen de antes. Por lo que cuentas -y si quieres podemos hablarlo de manera privada- parece que es una persona con deficiente capacitación laboral (de lo que se deriva su precaria situación económica), hábitos de vida poco saludables (comentas que está en un centro para personas con problemas con las drogas) y escasa inserción en la vida comunitaria (ha de subsistir gracias a ayudas sociales y redes familiares). No es el perfil general de mujer que ejerce la prostitución hoy por hoy en España, más bien aparenta ser un ejemplo de (¿poli?)toxicómana de larga duración. En este caso la prostitución es una estrategia temporal a la que recurren para sufragarse las dosis, y por tanto “una molestia” que asumen en cuanto sea rentable (como robar, mendigar, o incluso trabajar informalmente por ejemplo recogiendo chatarra). He comentado en varias ocasiones que la prostitución tiene un significado diferente para cada persona, y si la vida de la susodicha ya era un infierno antes de comenzar a ejercer veo difícil que la sacase de él, más bien habrá tendido a extender sus experiencias al Mundo de la prostitución. Mundo que no es el mismo para todas, pues el ser toxicómana ya te va a determinar a trabajar en ciertos lugares y no otros, con determinados clientes, y a mantener una dependencia inmediata de dinero que resulta bastante desaconsejable en este negocio.



Cliente X, que os pide perdón por el tocho pero es que cuando se pone....

PD: yo cortaría esa "muy pequeña" ayuda económica que das a la chica. No por tu bien, sino por el suyo. Créeme que, a la larga, te lo agradecerá.

asturiano dijo...

ACLARACIÓN: Te aclaro algo que he escrito sobre esa chica que ha podido favorecer una mala interpretación por tu parte.

-Ella no responde ni ha respondido a ese perfil de toxicómana que tuvo que prostituirse para costearse su adicción que tú has interpretado. Lo que he dicho es que esa joven acude diariamente a un centro de día al que suelen ir todo tipo de personas que tienen en común sólo el encontrarse en una situación de exclusión social o algo por el parecido, incluídas personas desempleadas de larga duración. en ese centro se puede pasar el rato resguardadx del frío, tomar café o leche caliente con galletas, jugar a las cartas, ducharse o lavar la ropa, o simplemente descansar sentadx. Esta chica no tiene ningún problema con las drogas ni es poli-toxicómana, ni tampoco lo ha tenido, al menos desde que yo la conozco desde hace al menos unos cuatro o cinco años.

-Para más datos, te diré que la hermana que ella tiene en Valencia y que de vez en cuando le envía algo de dinero, creo que fue la que la animó de alguna manera a "ocuparse" en pisos de contactos. Esta hermana suya también se dedicó a ello temporalmente. Esta chica durante el tiempo que estuvo en la actividad nunca consumió drogas "duras" -que yo sepa. Lo más que hacía cuando yo la conocí era fumarse algún porro de vez en cuando. Ahora no prueba el alcohol, ni fuma porros, ni consume cocaína, ni heroína, etc. ni tampoco tabajo con frecuencia [sólo algún cigarrillo al que le puedan invitar muy esporádicamente].

Cliente X dijo...

Bien, como habías escrito "pasa la mayor parte del tiempo en un centro de día para personas sin techo, con problemas de toxicomanías, desempleadxs de larga duración" creí que ella también era adicta.

Para cosas que no tengan que ver con la entrada mejor me las escribes al correo personal, que desorientan a los lectores.

asturiano dijo...

Aclaración para lxs posibles lectorxs:
Bueno, si he escrito un comentario como este en esta entrada, ha sido para apoyar con un ejemplo la defensa (posterior al matiz) de parte de esa declaración de Francisca de Lucas, presidenta de AMUNOD, una asociación que ayuda a mujeres con problemas, que tienen en común el estar en una situación de prostitución cuando acuden en busca de ayuda a dicha asociación (esto al margen de que dicha asociación se haya posicionado en la línea ideológica del abolicionismo normativo).

M.N. (Marien) dijo...

La chica que comentas Asturiano ha asumido lo que se llama en términos académicos "rol proactivo"
Tezanos, un profe de la UNED que lleva años analizando la exclusión social dice (referiéndose a este tipo de personas que están excluidas socialemente) su posición social no volverá nunca a ser la misma porque ya habrá quedado estigmatizado.

Es evidente que a esta chica la ha condicionado el ejercicio de la prostitución, pero lo mismo que a otras personas que han vivido/viven sitiaciones que no están aceptadas socialmente, como los sin hogar, los ex-presidiarios, los discapacitados. Influyen factores internos por parte del afectado y repercute también la visión y actitudes que los demás tienen hacia el individuo

Que tengáis una buena entrada de año

M.N. (Marien) dijo...

¡qué desastre que soy!
Aclaro que sobre el ejemplo de la chica que comenta Asturiano, el ejercer la prostitución ha podido influir en cómo percibe ella la vida en general, pero, es evidente que es díficil precisar en que medida, porque también se desconoce la actitud que tenía ella antes.

Personalmente nunca he conocido un caso tan extremo, (en mujeres ejerciendo prostitución) si en otro tipo de personas como los que he mentado "sin hogar" o ex-prisioneros.

asturiano dijo...

Aclarar que de esta chica conozco muy pocas cosas de su biografía, y por tanto yo también tendo las mismas dudas acerca de si su paso por la prostitución ha tenido un claro efecto negativo en ella o no.

Os doy algunos datos más a modo de pinceladas sobre ella:

-Cada dos días se viene a duchar al piso en el que yo vivo, ya que no le gusta el trajín de tener que hacer esto en el centro de día (esperar colas, hacerlo en un sitio donde la mayoría de las personas son hombres, ¿quizás miedo al contagio de hongos en las duchas?

-Ella no es una persona demasiado comunicativa: es muy raro escucharle hablar cosas sobre ella misma, y menos aún cosas de su pasado. Le gusta mucho más preguntar a la gente (casi siempre sólo a hombres, o a su hermana) qué tal se encuentran o cómo están. Le gusta mucho escuchar y observar a la gente. Creo que tiene una alta "inteligencia social" ("intuición para acertar como se encuentra o lo que le preocupa a cada persona). No le gusta hablar por hablar; sólo le gusta que la gente hable con un verdadero conocimiento de causa. Tampoco le gusta la gente pre-potente ni que habla mucho de ella misma. [Le cae muy simpática Belén Esteban]

-No le gusta nada que la gente se muestre violenta delante de ella ni que los hombres le hablen en un tono de voz alto. Detesta la violencia (sobre todo la masculina). [Sospecho por este indicio y por otros que no es preciso señalar aquí, que esta persona debió ser bastante maltratada en su adolescencia o infancia; y es posible también que haya sido abusada sexualmente.

-Me parece que tuvo dos o tres novios en su adolescencia o temprana juventud [ella tiene ahora 25 años]. El último de sus compañeros es posible que consumiera cocaína, y me consta que estuvo en prisión (no sé bien por que delito). Sé que a él le pillaron conduciendo un coche sin licencia de conducir.
-Ella debió de haber tenido una adolescencia muy "revolucionada" o "movida". No tiene completada la ESO ni el título de graduado escolar.

-Al parecer sus padres murieron los dos en alguna clase de accidente.
-A partir de este suceso, creo que ella quedó a cargo de una congregación religiosa (de monjas).
-Parte de su escolarización la llevó a cabo en un centro escolar con fama de conflictivo y de estar matriculadxs en él una buena parte de los alumnos que eran expulsados de otros centros. Aquí ella debió de codearse con jóvenes un tanto marginales.

-A día de hoy, desde que yo vengo tratando con ella desde hace unos años, no conozco que esta chica tenga ningún amigx. Se relaciona con la gente diversa que acude a el referido centro de día o al comedor social. No es raro verla casi siempre sola.

-Yo intento mostrarme amable y agradable con ella en el trato que le dispenso y que ella me permite, y poco a poco he ido aprendiendo a escucharla (y a evitar corregirla en las cosas que dice con las que no estoy de acuerdo. Un defecto que yo tengo y que me cuesta eliminar.).

asturiano dijo...

Se me olvidó decir una cosa acerca de AMUNOD (Asociación de Mujeres de la Noche buscando el Día), Alicante.

Hace años pude escuchar a Francisca de Lucas y a alguna de las trabajadoras de esta asociación hablar acerca de las mujeres que atienden en su asociación y acerca de su labor con ellas en la 're-inserción social' y en la integración socio-laboral.

Pues bien como crítica que les hago y en la que seguramente coincidimos: es cierto que -tal y como parece- esta asociación en los últimos años ha asumido bastante la ideología del feminismo abolicionista y que este hecho podría estar condicionando un parte importante (o quién sabe si toda) la intervención social que ellas realizan con las mujeres que acuden a su centro en busca de ayuda. Es una posibilidad que desde esta asociación se tienda a victimizar en exceso a esas mujeres tanto en el momento de diagnosticar sus problemas como en el correspondiente al abordaje de los mismos.