lunes, 4 de octubre de 2010

Charla en el Ayuntamiento de León en el día contra la explotación sexual

"State Feminists, encouraged to believe they speak for everyone, condemn or marginalise everyone who doesn’t agree with them. State Feminism tends to produce rigid, utopian formulas proclaimed the only proper way to live".

(Las feministas estatales, animadas a creer que hablan por todo el mundo, condenan o marginan a cualquiera que no esté de acuerdo con ellas. Las feministas estatales tienden a producir rígidas fórmulas utópicas que son proclamadas como la única forma de vida correcta)


Laura Agustín, socióloga y escritora



Me gusta acercarme a la comprensión de cualquier fenómeno, y más a uno que me apasiona tanto como la prostitución, desde los más diversos enfoques. Cada grupo tiene un discurso propio que es necesario escuchar no sólo para conocer lo que DICEN sino para averiguar cómo PIENSAN. Ya he hablado de los abolicionistas (aquellos que pretenden erradicar la prostitución, para los nuevos lectores) en reiteradas ocasiones, pero hoy les traigo algo inédito: la muestra clara de cómo son, cómo actúan y qué es lo que realmente promueve este colectivo.

El pasado 23 de Septiembre, con motivo del día contra la explotación sexual, tuve a bien asistir a una de las charlas organizadas a lo largo de todo el territorio nacional para tratar el tema. En León la concejala de la Mujer, Dña. Teresa Gutiérrez, había emprendido una agresiva campaña que, bajo el nombre de "Ante la prostitución no te laves las manos”, instaba a la ciudadanía a implicarse ante este problema a la vez que trasladaba el mensaje de que la prostitución constituía una de las manifestaciones más graves de la violencia de género.

El recurso a la demagogia está constantemente presente en la propaganda abolicionista. Este impactante cartel del 2008 no pretende otra cosa que provocar el rechazo hacia la prostitución.



Algo que puede comprobar fácilmente cualquiera que se aproxime al debate existente en torno a la prostitución es el tremendo contraste entre los términos que emplean los sectores partidarios de la regulación y los de la abolición de la prostitución. Mientras unos hablan de "trabajadoras sexuales" otros lo hacen de "mujeres prostituidas", en tanto los primeros se refieren a nosotros como "clientes" o incluso "parejas comerciales" los segundos nos califican de "prostituidores" o "puteros". Esto es importantísimo porque el lenguaje construye la realidad, según definamos un problema ya estaremos sugiriendo qué soluciones pueden aplicarse. Además existen ciertas perspectivas que bloquean cualquier tipo de debate porque lo dan ya resuelto: por ejemplo equiparar la prostitución con "explotación sexual" o "violencia de género" encierra un componente valorativo que imposibilita cualquier discusión racional, si la prostitución ya es una mal de por sí como la esclavitud, la pobreza o la delincuencia entonces NECESARIAMENTE la intervención de los poderes públicos tendrá que orientarse hacia su reducción. En no pocas ocasiones las opiniones existentes sobre la prostitución parten más de ideologías o valores personales que de unos conocimientos reales y objetivos de la materia. Ningún enfoque va a ser neutro, eso por descontado, sin embargo en ciertos casos se percibe que las posiciones mantenidas son excesivamente viscerales y cuentan con poca o ninguna consistencia empírica.

Desde las posiciones regulacionistas se trata de diferenciar entre prostitución ejercida autónomamente, lucro de terceros consentido y no coercitivo, y prostitución forzada o esclavitud sexual. En sentido estricto la explotación sexual equivaldría a la segunda de las acepciones, significa obtener beneficios de quien ejerzca la prostitución SEA O NO VOLUNTARIAMENTE, sin embargo suele identificarse en el lenguaje popular con la última.

El Ayuntamiento de León desarrolló una costosa campaña publicitaria para promover su cruzada contra la prostitución, que incluyó publicidad en los autobuses. Tras semejante despliegue la escasa asistencia al acto celebrado en el consistorio únicamente puede calificarse como un FRACASO, sin embargo no fue tal puesto que el mensaje no iba realmente destinado a la ciudadanía.



Para hablar de la situación de la prostitución en León la señora concejala se puso en contacto con dos asociaciones: nuestras "amigas" de APRAMP y una ONG regional llamada ACLAD, que trabaja con personas en situación de exclusión social. Desconocía su existencia y me llevé una impresión muy favorable de ellos puesto que se les veía serios, trabajadores y sobre todo HONRADOS. También es verdad que andaban un tanto acomplejadillos pero se entiende, sabiendo quién les había invitado y qué público tenían.

Cuando se trata de hablar de prostitución nadie quiere ser señalado, que se le vincule directamente con la misma. Lo más corriente es aproximarse a esta realidad por medio de terceros, profesionales como sociólogos, psicólogos, juristas... Los protagonistas, las prostitutas, sus clientes y los trabajadores de los locales donde se ejerce la prostitución somos ignorados cuando no silenciados. ¿Por qué? Pues sencillamente porque mantenemos una postura "políticamente incorrecta", porque nadamos contracorriente, ya que le llevamos la contraria al discurso dominante. Pero no ocurre sólo en este ámbito: todo aquel que trate de romper alguno de los tabúes actuales se convierte automáticamente en un hereje. En este blog he comentado los casos de los jueces Francisco Serrano y María Sanahúja, asediados por las femilistas por atreverse a criticar los resultados prácticos de la Ley contra la violencia de género u otros aspectos supuestamente favorables a la igualdad pero en la práctica contrarios a ella como la existencia de cuotas que forzosamente obliguen a contratar mujeres o a situarlas en puestos de responsabilidad política. Pero hay muchos otros ejemplos, si cuestionas el impacto o el origen del cambio climático, estás en desacuerdo con iniciativas supuestamente progresistas como la "educación para la ciudadanía" o señalas el desproporcionado peso y consiguientes privilegios que tienen las oligarquías nazionalistas en la política te conviertes ipso-facto en un enemigo del régimen al que se trata de estigmatizar colgándole un cartelito del estilo de "machista", "españolista" o, el no por repetido menos válido, "FACHA". Entonces ya da igual lo que hagas o digas, estás desprestigiado y condenado. Te convierten en un paria social.

La señora concejala me comentó que habían colocado escasos carteles por falta de medios, que tenían que hacerlos ellos mismos con la fotocopiadora del Ayuntamiento. Bien, este es uno de ellos que como puede apreciarse está realizado con una excelente tinta y papel: son carteles de IMPRENTA, no de fotocopiadora. Es más, de haberlos hecho así podrían haber puesto muchos más, pero... ¿para qué molestarse cuando lo que querían era conseguir una noticia, "sacarse la foto" como diría ZP, y llegar a la ciudadanía les importaba un pimiento? Son muy prácticos, no buscan convencer sino vencer.



Tuve oportunidad de conversar un rato, antes de la charla, con la concejala quien me confesó que no conocía a los ponentes (seguramente por eso se les colaron los de ACLAD) y que la convocatoria para el evento se había hecho mediante el envío de correos electrónicos personales al "corro" de feministas amigas. Este tipo de charlas, como veréis en el video, no están orientadas al público general sino que son de consumo interno: las progres son profundamente endogámicas, viven en su puto mundo aparte. En un momento salta una de ellas gritando como una posesa que había que tener cuidado porque siempre se les infiltraba alguien. Toda la motivación que podía existir para acusarme era estar grabando el acto, ni había abierto el pico. Pero claro, ellas saben perfectamente que la sociedad rechazaría los contenidos de sus reuniones de brujas si se publicitasen. La transparencia y la verdad siempre han sido y siempre serán enemigas del "progresismo" (hace 35 años conocido como fascismo). Pues no, como dice DOÑA ESPERANZA (suspiro...) hay que pedir LUZ Y TAQUÍGRAFOS, que todo se vea, que todo quede registrado.

De hecho como podéis apreciar en los videos (están divididos para facilitar su subida y porque youtube no los acepta de duración mayor a 15 min) es la propia concejala la que se dirije a un servidor para preguntarle, visiblemente molesta, el motivo de su interés en el acto. Oigan, que ni ella misma se cree su propaganda, ¿acaso no dice que ante la prostitución "no nos lavemos las manos", esto es, que nos impliquemos? Si realmente el objetivo fuese concienciar a la ciudadanía la sala debería estar llena hasta los topes (tiene un aforo de unas 200 personas), pero es que como ya os he dicho no es lo que pretenden. Su auténtica intención es LEGITIMARSE para poder llevar a cabo las políticas represivas por las que estuvieron clamando furiosamente. ¿No veis que la señora que dijo que yo me había colado se delató? Intentan mostrar que es un acto abierto y no es así, de hecho lo lógico sería apreciar que alguien se tomase la molestia de difundirlo por internet (trabajo que debería haber hecho el Ayuntamiento, no yo). Pero por enésima vez repito, a ver si se os queda la idea, que NO LES INTERESA. Ellos conforman una "burrocracia" poco comunicada con la sociedad, no les importa lo más mínimo llegar a la gente, tener apoyo social, pues NO LO NECESITAN.

Me gustaron las exposiciones de ambas asociaciones, ya que se retrataron. La portavoz de APRAMP soltó sus manidos tópicos, coreados por la fanatizada audiencia. Ya he dicho en otras ocasiones que el discurso abolicionista no me desagrada en absoluto, puesto que se adapta a la perfección al progresismo actual: mentiroso, resentido y sectáreo. Mientras que las prostitutas y los puteros no nos ajustamos a los estreotipos que se tienen de nosotros, las feminazis son exactamente como las puede presentar la más grotesca de las caricaturas: tías malhumoradas, cerradas, intolerantes. Mantienen una fe ciega en su feminismo doctrinario que es tan inamovible como el Islam Wahhabista: absolutamente férreo, monolítico, intransigente. Son unas "progres" de manual y que no os engañen, no tienen un pelo de tontas, son como Arenas: malas, no pánfilas. Maaalas como la tiña, como el cáncer, como Cándido...

Los chicos de ACLAD cometieron la imprudencia de emplear reiteradamente el término "trabajadora sexual", por lo que fueron increpados. Obviamente sería mucho pedir que esa pandilla de ILETRADAS supiese que fue acuñado por la prostituta Carol Leigh, más conocida como Scarlot Harlot, y que es adoptado por las propias interesadas que ABSOLUTAMENTE NUNCA emplean el creado por las abolicionistas, "mujer prostituida". A la hora de hablar en público personalmente me decanto por el de MEP ("mujer que ejerce la prostitución"), ya que a diferencia de los anteriores no encierra juicio de valor alguno.



Por su parte a los pobrecitos de ACLAD casi se los comen crudos, les espetaron eso de que usaban un lenguaje sexista y lo de que ellos apenas trabajaban con el 10% de prostitutas voluntarias. Se defendieron como buenamente pudieron, respondiendo que ellos no contaban más que lo que habían hallado pero que cada cual tenía una manera de ver las cosas y claro, si uno ya va predispuesto a encontrar explotación, degradación y violencia en la prostitución pues eso es lo que va a ver le pongan lo que le pongan delante. Me encantaron por todo, por lo que dijeron y por cómo lo dijeron, presentando su estudio con rigor y objetividad. Se portaron como unos valientes, como Mayor Oreja, diciendo la verdad a sabiendas de que nadie la quería escuchar. Uno de los chicos en determinado momento presenta una proyección en la que muestra las OPCIONES POSIBLES con las que cuentan muchas mujeres inmigrantes, como justificando la prostitución como una opción legítima y hasta recomendable. En el video no se percibe el malestar que causó entre los asistentes, jejeje.

Siguiendo los pasos del movimiento de prostitutas estadounidense, en el mundo hispanohablante hemos recogido el término "sex work" transformándolo en "trabajo sexual" como se aprecia en esta fotografía realizada en Jalisco (México). En latinoamérica también se ha popularizado la palabra "sexoservidora" para evitar la estigmatización de llamarse "putas".



En resumidas cuentas lo que se presentó en León fueron básicamente dos formas de entender la vida, no sólo la prostitución. Como digo en el encabezado del blog en este tema se reflejan "valores y principios contrapuestos", que quedaron evidenciados en cada una de las exposiciones. Tenemos dos opciones a la hora de aproximarnos a la prostitución (y a cualquier otra realidad social): construir primero una teoría y adaptar la realidad a ella como hacen las abolicionistas, o tratar de comprender la realidad y en base a ella crear una teoría como hacemos nosotros. No hay nada malo en que se ofrezcan enfoques distintos, al contrario, lo que sucede es que no todos son compatibles. Mientras los de ACLAD se mostraron comprensivos y conciliadores para que su punto de vista puediese ser aceptado o al menos tolerado, la de APRAMP lo tenía muy claro: el abolicionismo vive de mostrarse tan radical como sea posible, como a Zapatero les interesa "que haya tensión". Y esas formas no son más que una imagen del fondo: mientras unos pretenden el respeto a las decisiones personales, al derecho de cada cual a hacer lo que quiera con su vida y con su cuerpo mientras no dañe al prójimo; los otros están buscando IMPONER su modo de vida y concepción de la sexualidad al resto. Lo vengo diciendo desde que abrí el blog, el problema de fondo de la prostitución es el del RESPETO A LA LIBERTAD INDIVIDUAL. Ahí os dejo las grabaciones, tenéis tiempo para verlas porque ahora estoy hasta arriba de trabajo y previsiblemente actualizaré menos.















20 comentarios:

hermano dijo...

Como que todo a fin de cuentas son proyectos, de ambos lados, para que el mundo cambie va a ser casi imposible
el otro día hablando con una amiga decíamos que como seria el mundo sin wilas, era raro de imaginar. aunke un mundo donde ser piruja fuera algo normal igual seria raro.imaginar el papa o la mama k le daría gusto ver a la hija en ese bisne komo q seria bien raro

Asturiano dijo...

Viene del anterior:

-En cambio, cuando la defensa de la prostitución, esto es: de la normalización de dicha práctica procede de algunos hombres, que comparten la característica de ser clientes habituales, el discurso ya cambia algo en algunas cosas esenciales (a mi entender). El discurso contiene ya nuevos significados, nuevas connotaciones. Los varones que son clientes habituales suelen defender la prostitución persiguiendo con ello algunos intereses más propiamente personales o egoistas por su "condición" de clientes. Les interesa que siga habiendo mujeres disponibles en la prostitución por la funcionalidad que ellas cumplen en su propia vida sexual y/o sexo-afectiva; esta funcionalidad puede resumirse bastante en la consigna que ellos tienen de: realizar sexo o sexo-afecto cuando y/o como ellos lo deseen, y en bastantes casos con diferentes mujeres según los deseos de cada uno en cada momento. Unas prácticas que para ellos casi nunca suelen llevar aparejadas responsabilidades hacia esas mujeres (o transgéneros o mujeres), más allá de las implícitas en el propio 'contrato de prostitución'. En este sentido la demanda de prostitución es una práctica androcéntrica y esto no tiene que ver con la ideología del feminismo abolicionista. Pero lo más importante:
La mayoría de los hombres clientes habituales a los que he escuchado o leido no eran casi nada o nada conscientes de las desigualdades estructurales hombres-mujeres y mujeres-mujeres (debidas a la clase social de procedencia, por ejemplo) que subyacen casi siempre al fenómeno de que algunas mujeres adopten la prostitución como medio de obtención de ingresos. Para esos hombres el contrato cliente-prostituta lo "resolvería" todo y esas desigualdades estructurales subyacentes se esfumarían como por arte de birli birloque. En mi caso personal, con quien más he tratado en estos ambientes ha sido con mujeres y chicas españolas, y puedo asegurar que, en la práctica totalidad de los casos, lo que detecté fueron situaciones de gran desigualdad, de graves problemas y de falta de oportunidades (carencias formativas, opresión machista por parte de las familias, afrontamiento de cargas familiares estando solas, pobreza y riesgo de exclusión) en esas mujeres. Todo ello me ha acabado por hacer pensar que un capricho como el de tener relaciones sexuales con esas mujeres no era algo legítimo en mi caso.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Con ánimo constructivo:

1ª Parte:

Está bien esta consideración que haces de que:

"Cuando se trata de hablar de prostitución nadie quiere ser señalado, que se le vincule directamente con la misma. Lo más corriente es aproximarse a esta realidad por medio de terceros, profesionales como sociólogos, psicólogos, juristas... Los protagonistas, las prostitutas, sus clientes y los trabajadores de los locales donde se ejerce la prostitución somos ignorados cuando no silenciados. ¿Por qué? Pues sencillamente porque mantenemos una postura "políticamente incorrecta", porque nadamos contracorriente, ya que le llevamos la contraria al discurso dominante. Pero no ocurre sólo en este ámbito: todo aquel que trate de romper alguno de los tabúes actuales se convierte automáticamente en un hereje."

-Pero no obstante, permíteme añadir otro aspecto que podría explicar el porqué de las reticencias y el rechazo a considerar el discurso de los hombres clientes que defienden la práctica de demandar y consumir prostitución como algo normal, esto es: como una práctica que se funda en una relación contractual más que pueda ser equiparable a la que se da en otras relaciones laborales propias del ámbito de los servicios entre la persona oferente de un servicio y sus clientes.
El problema está en que cuando este discurso procede de las propias mujeres que se dedican a esta actividad, entonces sí podemos considerarlo válido, puesto que esas personas, en sus testimonios se nos revelan bastante conscientes de la actividad que realizan por la que obtienen unos ingresos, así como algunas de ellas se expresan en la dirección de querer seguir realizando la misma porque ello les compensa (dada la falta de otras alternativas laborales dignas y/o factibles para ellas). Estas voces son las que se tratan de recoger y considerar en el posicionamiento a favor de los derechos de las personas que se dedican a la prostitución.

Sigue...

Cliente X dijo...

Joder, si hay prejuicios hacia las chicas no te digo nada hacia nosotros. Cuando las prostitutas comenzaron a hacer oír su voz se las tachó de locas, viciosas e incluso enfermas. El abolicionismo NECESITABA negar sus testimonios. Afortunadamente algunas asociaciones han acabado interesándose por lo que dicen y las ofrecen la posibilidad de trasladar su mensaje al público.

Sin embargo, las dificultades que afrontamos los clientes son aún mayores. NADIE nos va a tomar en serio. Como señalas arrastramos un tremendo déficit de credibilidad, van a pensar que claro, que estamos defendiendo exclusivamente nuestro interés particular de “beneficiarnos” a estas chicas. Que somos unos sinvergüenzas que simplemente tratamos de justificarnos.

Sé que particularmente tú, asturiano, has leído este blog en profundidad y sabrás que no es así al menos en mi caso. Que yo seré un putero, pero antes de nada soy un demócrata que veo este tema desde el prisma de las libertades individuales y no sólo desde mi interés personal. Nosotros podemos complementar la visión de las prostitutas, junto a ellas somos quienes más sabemos de la prostitución (somos la otra parte necesaria, como dicen las abolicionistas sin nosotros no había prostitución). Pero las asociaciones feministas todavía recelan de nosotros, han sido incapaces de acercarse o tan siquiera escucharnos. Realmente no tenemos ningún aliado, todos están en nuestra contra. Pocas figuras más estigmatizadas y atacadas pueden encontrarse en la sociedad actual que la del putero.

Afirmas que no nos interesamos por las chicas y no es así para nada. Ayer me llamó una de las chicas simplemente para hablar porque se ha enamorado del hermano de una amiga suya y necesitaba contarme sus historias. Fui a verla y estuvimos charlando sin necesidad de gastar nada: tenía exactamente 11 céntimos en el bolsillo. El otro día estuve comiendo tarta de chocolate con media docena de chicas de la Montera, me invitaron porque era el cumpleaños de una de ellas. Yo quedo muchísimas veces con las chicas y no vamos a follar, sino que me intereso por ellas y se interesan por mí, somos como una gran familia. Joder, es que ya estoy cansado de tanta gente que habla sobre la prostitución sin conocerla opinando en base a sus ideas preconcebidas y no a la realidad. ¿Desigualdades, dices? No las veo, sinceramente no creo que las haya, en todo caso serían a favor de ellas. Y si no me crees pregunta a Marien que te dirá lo mismo.

C-X

asturiano dijo...

"Sé que particularmente tú, asturiano, has leído este blog en profundidad y sabrás que no es así al menos en mi caso. Que yo seré un putero, pero antes de nada soy un demócrata que veo este tema desde el prisma de las libertades individuales y no sólo desde mi interés personal."

Sí, esto también lo he apreciado en tí.

asturiano dijo...

Varias cosas:

"¿Desigualdades, dices? No las veo, sinceramente no creo que las haya, en todo caso serían a favor de ellas. Y si no me crees pregunta a Marien que te dirá lo mismo."

-¿No te parece a tí que sería algo sintomático de que ha habido y hay desigualdades estructurales detrás del fenómeno de la adopción de la prostitución en el caso de las chicas (oferentes en medio abierto) que tú conoces en el hecho de que los trucos durante los "servicios sexuales" a los clientes no sean algo infrecuente en ellas o en el fenómeno de los hurtos a los clientes en el caso de algunas de esas mujeres?
En algunas de esas chicas que tú conoces (y de las que eres amigo) se habrán dado unos tipos de desigualdades y en otras otros.

-Por otra parte: muchas gracias por colgar esos videos de esa mesa redonda. Me ha parecido muy interesante. Algunas intervenciones muy valiosas.

M.N. (Marien) dijo...

Cliente X, hay veces que no tiene en cuenta las desigualdades estructurales (clase social y género en concreto) cuando comenta según que cosas pero Asturiano, no tiene en cuenta que estas desigualdades no tienen nada que ver ni influyen en las relaciones personales que se establecen en prostitución y que cómo ya he dicho múltiples ( y ya no sé como decirlo) veces son tan variadas y diversas como actores hay porque cada persona tiene un carácter, una manera de ser, una esencia, unas habilidades diferentes y recursos diferentes.

¿los hurtos de las chicas? igual que los hurtos de los clientes...
En mis trabajos de dependienta de comercio en el sector alimentación, también los dueños y encargados me enseñaron a cometer pequeños hurtos, como por ejemplo a la hora de pesar. En la correduría de seguros cada día tenía que gestionar siniestros inventados y el importe de la indemización correspondiente iba a parar a los dueño. ¿sigo?
Y respecto al tema de las prácticas sexuales miles de mujeres fingen orgasmos cada día con sus maridos, novios... rollitos...la lista es interminable...

asturiano dijo...

Marien, te respondo por partes:

"...pero Asturiano, no tiene en cuenta que estas desigualdades no tienen nada que ver ni influyen en las relaciones personales que se establecen en prostitución".

-No sé, no sé, aunque no estoy seguro del todo, tiendo a pensar que desigualdades y discriminaciones previas tales como por ejemplo:
opresión machista recibida en la familia o en la comunidad, entorno social más próximo referida a los roles y funciones asignadas a las mujeres; opresión machista de la sexualidad de las mujeres; objetualizaciones sexuales previas:(proposiciones "deshonestas" de jefes, de compañeros de trabajo, comentarios obscenos sobre su sexualidad, etiquetaje de 'putas' como reaseguro de la norma, etc.), o falta de reconocimiento de la valía intrínseca de esas mujeres (o transgéneros...) por su mera condición de personas, SÍ podrían estar perdurando en muchas de esas mujeres que adoptan y permanecen en la prostitución de diferentes maneras.
Asímismo, las desigualdades que tendrían que ver con las carencias relativas a formación académica, experiencia laboral o simplemente a bagaje de conocimientos, podría también ser algo muy frecuente en las mujeres que están en prostitución.
Marien, me parece que un caso como el tuyo es bastante excepcional y poco frecuente.

B. "y que cómo ya he dicho múltiples ( y ya no sé como decirlo) veces son tan variadas y diversas como actores hay porque cada persona tiene un carácter, una manera de ser, una esencia, unas habilidades diferentes y recursos diferentes."

Bueno, con esta consideración puedo estar más o menos de acuerdo, siempre y cuando al hacerla no estemos asumiendo una ética pragmatista.

asturiano dijo...

Y sobre esto:

"...los hurtos de las chicas? igual que los hurtos de los clientes...
En mis trabajos de dependienta de comercio en, etc."

-Personalmente tiendo a interpretarlo como actos de picaresca. Esta práctica de robar a los clientes también yo la conocí en la tipología 'pisos' en particular en algunas chicas muy jóvenes que llevaban mal el ejercicio de la prostitución (no sé si por las condiciones, por la actividad en sí misma, o por una mezcla de ambas cosas). Yo los detecté con seguridad en al menos tres chicas (las tres provenientes de clases humildes y bastante jóvenes). Para mí estos actos de pícaro/a se dan sobre todo en individuos o grupos que son y se sienten oprimidxs por terceras personas. Piensa en un personaje clásico de la Literatura como es Lázaro de Tormes y entenderás lo que digo.

Montse dijo...

¿sabes que te pasa asturiano?
A ver cómo te lo explico que no tienes en cuenta las CARACTERISTICAS de la persona (ser optimista, ser negativo, tener esperanza, ser asertivo, tener ilusión, ser tímido, no tener sentido del rídiculo, no tener escrupulos, amar la vida, saber crearse proyectos) todo esto no es exclusivo de una clase social personas en el entorno que sea.
Hay muchas personas que son de clase social alta que son tímidos e inseguros y se deprimen ante situaciones duras de la vida.
Hay personas de clase baja y que no tiene cultura y que no tienes oportunidades para desarrolar todo su potencial y se crecen ante las dificultades y hay personas que han sido educadas en un cole privado, tienen buenos trabajos muy socialmente valorados y se derrumban y no encuentran ningún sentido a la vida cuando su pareja les deja.
Y estas características son las que marcan a las personas en sus relaciones sean en el contexto que sea.tanto en prostitución como en el entorno laboral. como con la familia.

Así una mujer prostituta puede haber estado muy oprimida, pero puede relacionarse con una persona que le haga ver la vida de otra manera.
Y deja ya de compararme y tenerme en cuenta como caso excepcional, porque yo no hablo por mi experiencia personal solamente, sino por todo lo que sucede a tu alrededor..
La vida es dinámica, no nos estancamos, nos movemos, aprendemos y evolucionamos, claro que hay qgente que permanece inamovible a lo largo de su vida. pero si se evoluciona y se aprende
nada de los que dices pasa.
Hay millones de escnarios entre el blanco y el negro.
La esencia de la persona es única.

Montse dijo...

B. "y que cómo ya he dicho múltiples ( y ya no sé como decirlo) veces son tan variadas y diversas como actores hay porque cada persona tiene un carácter, una manera de ser, una esencia, unas habilidades diferentes y recursos diferentes."

Bueno, con esta consideración puedo estar más o menos de acuerdo, siempre y cuando al hacerla no estemos asumiendo una ética pragmatista.

Mira si estás obsesionado con la ética pragmatista que yo sólo me he limitado a describir una realidad compleja, de que capada persona es un universo y tu me sales con esta respuesta.

cansino cansino...

Montse dijo...

-Personalmente tiendo a interpretarlo como actos de picaresca.

Picaresca que se da en cualquier ámbito y que llega a su máxima expresión en los ladrones de guante blanco.

Montse dijo...

Finalmente:
a todo este texto que no reproduzco por lo largo y por no hacerlo pesado:
"No sé, no sé, aunque no estoy seguro del todo, tiendo a pensar que desigualdades y discriminaciones previas tales como por ejemplo: (...)


Es evidente que en el proceso de socialización influye lo que mamamos desde pequeños, pero yo no se que parte es la que no entiendes o desconoces cuando hablo de características personales y habilidades de las personas tales, como ser optimista y tener sentido del humor, o ser negativo, hay gente que tiene capacidad de llevarse bien con todo el mundo y gente que es incapaz de relacionarse, hay gente que es tímida e insegura, y gente que es extrovertida y no tiene sentido del rídiculo, hay gente tolerante, y gente que no, hay gente que tiene esperanza, otros resiliance, otras asertividad, otras personas son honestas y otras son cínicas , otras que aman la vida y así un largo etc.
Es decir, y esto deberías saberlo porque es de manual de psicología, que ante los estímulos externos, diferentes personas reaccionamos de diferentes maneras dependiendo de estas características, recursos y habilidades personales,que vamos desarrollando e interiorizando a lo largo de toda la vida.
También funciona muy bien el escaneo que hace el cerebro ante según que situaciones que borrra de la memoria situaciones que han hecho sufrir y mantienen otras que te hacen sentirte bien.


Y las personas dentro del entorno de prostitución las hay de todo tipo y unas reaccionan de una manera y otras de otra, marcando las relaciones que se establecen. Hay millones de tonalidades grises entre el blanco y el negro... al igual que en todo los ámbitos.

Y perdona, yo no soy ninguna excepción, hay miles de mujeres como yo, pero permanecen en el anonimato.

asturiano dijo...

"Mira si estás obsesionado con la ética pragmatista que yo sólo me he limitado a describir una realidad compleja, de que capada persona es un universo y tu me sales con esta respuesta.

cansino cansino..."

-Esto me parece que es una descalificación a mí por tu parte, pero no un contra-argumento. Lo de la "ética pragmatista" que subyacería a las justificaciones que se suelen dar (los hombres sobre todo) para la práctica de demandar y consumir prostitución, o para la práctica de permanecer en la actividad por parte de algunas POCAS (supongo que en relación al total de trabajadoras del sexo) mujeres bien posicionadas socialmente [por ejemplo, Miriam, la del blog Era Puta, o la mejicana Natalia Cervantes], considero que no debería caer en saco roto, porque me parece que es una ética con la que están funcionando esas personas, y al menos, si pretendemos ser científicos y críticos con el fenómeno de la prostitución, debería conocerse a qué me estoy refiriendo con eso de 'ética pragmatista' [por eso te he pasado un texto por correo privado].

-"Y perdona, yo no soy ninguna excepción, hay miles de mujeres como yo, pero permanecen en el anonimato."

-Perdona que dude un poco de esto. Si nos referimos al total de las mujeres que ejercen prostitución en nuestro país en las diferentes tipologías, no estoy tan seguro de que si no todas mujeres defienden el ejercicio de la prostitución con el convencimiento que tú lo haces, se deba, sobre todo, a que ellas aún teniéndolo tan claro como tú, tengan miedo a dar la cara por causa del estigma. Por lo que he conocido en la tipología 'pisos', a mí me parece que bastantes mujeres aunque permanezcan en la prostitución no lo tienen tan claro si lo que hay que hacer es justificar dicha práctica o hablar de las bondades de dicho trabajo en relación a otros posibles.

-Te agradezco que me escuches. Un saludo.

Cliente X dijo...

Siempre pasa igual, es que no falla. Se le va la pinza a Asturiano y casi no se habla nada sobre el contenido de la entrada. Además vez tras vez es vuelta a lo mismo, en fin si es lo que os interesa...

Los robos se dan entre cualquier clase social, o explícame tú a ver si los del Palau de la Música de Barna, o los del caso Malaya de Marbella o los de la trama Gürtel eran pobres de pedir. Que no, macho, que no, que estás OBSESIONADO en ver a estas chicas como víctimas y no es así para nada, si roban es porque se las ofrece la oportunidad y muy bien hacen en aprovechar, si un tío va de putas borracho y con 500 euros encima SE MERECE que lo desplumen.

Y en cuanto a lo que me dice Marien pues no es que yo desestime esas desigualdades estructurales, sólo que considero que su papel en la conducta individual es meramente condicionante y no determinante.

C-X

M.N. (Marien) dijo...

Asturiano, esta vez sólo por alusiones.
No es una descalificación, repasa todos tus comentarios, sólo te centras en un escenario,y eres como las abolicionistas cuando dicen que ninguna mujer elige libremente ejercer la prostitución y lo repiten sin siquiera dar a una oportunidad de cuestionarse si hay otras realidades. No pierdes ninguna oportunidad para distorsionar los comentarios con el único objetivo de reafirmarte en tus convencimientos, repites y repites,una y otra vez lo mismo NO tienes en cuenta toda la gran diversidad que hay en cuanto a características personales, circunstancias y contextos diferentes.

asturiano dijo...

Con ánimo constructivo:

-Ya te dí las gracias por haber colgado esos vídeos.

No pienso que se me vaya la pinza en absoluto. Lo que hago es no tratar de quedarme en análisis superficiales o limitarme a repetir cosas ya dichas. Lo que estoy intentando es que tú trates de abrir un poco la mente (de la manera que mejor pienso que puedo hacerlo) y no limitarme a aceptar tu crítica al abolicionismo normativo sin más. Hay vida más allá de la crítica al PSOE y a sus políticas abolicionistas.

Yo he conocido bastantes chicas en la tipología 'pisos' (la mayoría eran españolas) y también supe de esas conductas pícaras en unas pocas de ellas -no conmigo sino con otros clientes).

Me parece que él que no se da demasiada cuenta de lo que dice eres tú cuando afirmas cosas como ésta:

"Que no, macho, que no, que estás OBSESIONADO en ver a estas chicas como víctimas y no es así para nada, si roban es porque se las ofrece la oportunidad y muy bien hacen en aprovechar, si un tío va de putas borracho y con 500 euros encima SE MERECE que lo desplumen."

-Con esto lo que transmites es la idea de que la prostitución (los "contratos" de prostitución) es un lugar donde se expresa el conflicto social como pocos. Dejas claro con esto que dicha actividad significa para las mujeres, no ya sólo un trabajo (que puede ser ejercido en mejores o peores condiciones) sino además una actividad que algunas mujeres realizan porque ello les compensa más que meterse a delinquir (de ahí que tú veas perfectamente normal que esas chicas roben a sus clientes). Dolores Juliano ya se ha referido a la adopción de la prostitución como sustitutivo para las mujeres de la comisión de delitos.

-Dudo mucho que escribiendo cosas como éstas, los colectivos pro-derechos se atrevan a alinearse contigo. Ahí lo que pareces mostrar es que no ves nada malo en transgredir las normas socio-morales si de ello se obtiene alguna ventaja. O sino, por el contrario algo como que esos clientes se merecen que las mujeres les hagan eso porque ellos son los malos y las chicas son las buenas, cayendo entonces aquí en una contradicción con otras cosas que has escrito defendiendo la demanda masculina de prostitución. ¿O es que tú eres el único cliente bueno?
Más allá de ello, en mi opinión las chicas que hurtan a los clientes no lo hacen porque sí como tú sugieres, ni tampoco seguramente porque sean unas inmorales, personas sin educación u otras razones por el estilo. Las chicas que hurtan lo hacen, probablemente, porque para ellas los encuentros de naturaleza prostitutiva con hombres no son algo nada fácil de llevar, o porque han llegado a odiar a algunos de esos hombres.
-A tales chicas se les deberían ofrecer alternativas laborales factibles para ellas y dignas, así como papeles para las que no los tengan.

Un saludo.

asturiano dijo...

"No pierdes ninguna oportunidad para distorsionar los comentarios con el único objetivo de reafirmarte en tus convencimientos, repites y repites,una y otra vez lo mismo NO tienes en cuenta toda la gran diversidad que hay en cuanto a características personales, circunstancias y contextos diferentes."

-Lo mismo que Cliente X (y también tú últimamente -desde hace unos meses-) haces con el propósito de contraatacar las posiciones abolicionistas.

-Lo que yo hago creo que es tomar las partes que me interesan para hacer la crítica al fenómeno de la prostitución sin caer ni en la idealización del 'trabajo sexual' o el tratamiento economicista (que hace Cliente X) ni en la condena que hace el abolicionismo normativo.
-Para mí la prostitución es un "lugar" en el que se "resuelven" una serie de contradicciones de la sociedad, y también un problema social, en la que una de las partes que intervienen (creo que la mayoría de los hombres demandantes) son sujetos bastante atrasados con respecto a la otra: el conjunto de las mujeres (y supongo que también con respecto a los transgéneros) en aspectos como los siguientes: sentido de la responsabilidad; sexualidad igualitaria; toma de conciencia y sensibilidad suficiente de las discriminaciones por razón de género y de clase que soportan la mayoría de las mujeres (y algunos hombres).

-Los manifiestos y análisis pro-derechos que conocemos son más que suficiente para hacer una defensa coherente de los derechos de las personas que están en la prostitución (por decisión propia); son un enfoque y unos planteamientos más que suficientes para que las condiciones de ejercicio y de vida de esas personas mejores; son suficientes para garantizar el respeto a sus libertades.
Los añadidos que a tales análisis y planteamientos añada Cliente X desde su particular liberalismo a mi juicio aportan más bien nada (muy al contrario: algunos contribuyen a enrarecer tales reivindicaciones pro-derechos).

M.N. (Marien) dijo...

Lo mismo que Cliente X (y también tú últimamente -desde hace unos meses-) haces con el propósito de contraatacar las posiciones abolicionistas.

Perdón yo no distorsiono el significado original de los post que dan las personas a las que mento, dando otro significado..
Ni utilizo los post originales para hablar de temas que no están directamente relacionados.
E intento permanecer centrada en la idea principal. Dime sólo un parráfo que haya sacado de contexto cambiándoles el significado original, uno sólo...lo que más utilizo son las conclusiones extraidas de una diferentes realidades que se pueden contrastar empíricamente.

Lo que si es cierto que en los comentarios que haces te respondo con la misma dinámica que tu, y no me gusta, ya te he comentado que he perdido la paciencia.

En este sentido pido disculpas.

Cliente X dijo...

Yo aquí digo cómo son las cosas en la calle, me limito a describir la realidad, no es culpa mía si no te gusta. Las chicas pueden robar a los clientes o los clientes a las chicas, hay que andar vivo. Siempre he dicho aquí que la prostitución callejera es un mundo aparte, que no está hecha para todo el mundo.

Asturiano trata de juzgar el comportamiento de estas chicas desde su perspectiva, la de un tío que no conoce esta realidad en absoluto. A ver, ellas se espabilan a la fuerza o de lo contrario no podrían estar en la calle. La prostitución que ejercen es de alto riesgo debido a que están muy expuestas, son muy vulnerables. Si la policía quiere las puede requisar su dinero (recuerda el video que colgué de Aippel), de hecho si las ve con una cámara, un teléfono, un bolso o cualquier objeto que les apetezca en ese momento pueden incautárselo con la excusa de que es "robado". Así que es normal que hagan lo que ven, aunque ellas roben sutilmente y no de manera violenta como hacen los proxenetas.

C-X