viernes, 17 de septiembre de 2010

La lucha contra el estigma: atreviéndonos a dar la cara

"I am not proud of being a whore, but I am proud of not being ashamed"
("No estoy orgullosa tanto de ser una prostituta como de no avergonzarme por ello")


"L", una prostituta anónima



Otro de los problemas más importantes al que nos enfrentamos las personas relacionadas con el mundo de la prostitución es el rechazo social que padecemos -el llamado "estigma"- que se traduce en una discriminación automática. Ante los ojos de ciertas personas cualquiera que esté vinculado con la prostitución lo pierde todo, da igual la valía que demuestre o las explicaciones que dé, de una vez nos ponen la etiqueta de "guarra" o "pervertido" y a partir de ahí estamos condenados.

Éste ha sido el principal motivo de que este fenómeno haya permanecido oculto durante tanto tiempo, la prostitución cuenta con muy mala prensa y el mero hecho de hablar de ella ya causa incomodidad. ¿Qué hemos hecho siempre putas y puteros para evitar el castigo social? Pues escondernos, es la única opción que se nos presentaba, tratar de disimular lo que hacíamos: el anonimato, la invisibilidad, la "discrección". Sabemos que el mundo que nos rodea NO NOS VA A ENTENDER, no tendremos tan siquiera la opción de defendernos... así que lo que hacemos es fingir no existir.

Si bien individualmente ésta ha sido una estrategia completamente válida ya que no había otra manera de sobrevivir socialmente, también es cierto que ha contribuido a reforzar esa imagen tan negativa que tenemos como grupo. Cuando existe un colectivo que rehúsa salir a la luz pública el mundo no se detiene, sino que son otros grupos (generalmente con intereses opuestos) los que dan su versión de los hechos. "El que calla otorga", como decimos por aquí.

La lucha que mantengo a favor de la normalización social de la prostitución es la lucha por la igualdad, para que ninguna persona sea a priori considerada ni más ni menos que otra. Mientras seamos discriminados por ejercer/solicitar la prostitución no podremos estar hablando de IGUALDAD DE OPORTUNIDADES.



Han existido muchos otros grupos sociales víctimas de los prejuicios, a los que se les presuponía una capacidad inferior (negros), una innata inmadurez o necesidad de protección (mujeres), o un comportamiento obsceno, desviado, peligroso para la convivencia y el orden público (homosexuales). ¿Cómo lograron ir siendo aceptados, qué camino siguieron para ser tratados como IGUALES que es lo mismo que nosotros deseamos? Pues no resignarse, sino dar el callo y demostrar que eran PERSONAS NORMALES (a veces realizando esfuerzos extraordinarios, más allá de los comúnmente exigidos), con preocupaciones normales, con gustos normales, con vidas normales.

Las prostitutas y sus parejas comerciales (pueden llamarnos puteros, a mí no me molesta) estamos comenzando a VISIBILIZARNOS, a mostar que no somos más diferentes de lo que puede ser cualquier compañero de trabajo, vecino o incluso familiar directo suyo. De hecho muchas veces lo somos, ustedes conviven diariamente con nosotros, ¿el hecho de mantener relaciones sexuales a cambio de dinero necesariamente ha de convertirnos en peores personas?

Como todo el mundo nosotros tenemos nuestros hobbys, nuestras ideas políticas, nuestras familias... Que no somos marcianos, vaya. Vean el siguiente vídeo en el que varias chicas dan la cara sin complejos, ¡bravo por ellas!





Puede interesarle leer estas entradas:
· Música: no tengo miedo
· De la vergüenza al orgullo: el movimiento LGTB español

9 comentarios:

asturiano dijo...

A propósito de esta entrada -en la que retomas el estigma relacionado con la prostitución- me gustaría decir lo siguiente:

Po una parte: En mi opinión, no podemos identificar sin más lo que serían las identidades negativas (el estigma), y todo el control social que llevan aparejado y que han recaido históricamente y que se siguen asignando a las mujeres que realizan esa actividad (sexo a cambio de dinero u otros bienes), o también sobre muchas otras mujeres que osan "transgredir" determinadas normas impuestas por el patriarcado: 'estigma de puta', con lo que sería una posible estigmatización de los hombres que son clientes de prostitución.
Creo que en este último caso, a diferencia del 'estigma de puta', que tiene el sentido de definir a algunas mujeres por medio de atributos esenciales que afectan a su identidad personal y que las separan del resto como 'malas mujeres' [por ejemplo], dicho fenómeno de la estigmatización de los hombres que son clientes, está por investigar, y aunque no niego que el mismo exista, considero que ello no es algo suficientemente caracterizado.
En primer lugar, se me hace difícil hablar de un atributo común con el que las personas pueden catalogar a los hombres que son clientes habituales; algo que sí se ha hecho con las mujeres a las que se las ha etiquetado como 'putas'. Creo que a los hombres que son clientes (habituales o no) ,hoy por hoy en sociedades como las nuestras, y al margen de quienes se declaran feministas abolicionistas, son percibidos como un colectivo bastante heterogéneo de individuos: creo que no se les piensa por ejemplo como 'sujetos violentos' o 'pervertidos' como tú sugieres. Creo más bien que son vistos como hombres bastante distintos unos de otros, en los que no es fácil adjudicarles un atributo negativo a su identidad (estigmatización).
Me parece que el fenómeno de los hombres que consumen prostitución sigue siendo muy desconocido y completamente ignorado por la mayor parte de la sociedad española (es como si no se quisiera hablar de ello; es un tema muy delicado y que casi nadie se atreve a tocar -al margen de los foros que hay por internet dedicados al tema y en el que escriben varones de forma anónima.

-Por otro lado, un cierto miedo que yo tengo, es que, en relación a los hombres que realizan la práctica de consumir prostitución, el que se apresuren a referir cualquier consideración negativa que se pueda hacer sobre ellos al hecho de que los otros (¿quiénes serían éstos?) los estigmatizan por llevar a cabo dicha práctica de consumir sexo de pago. Si esto sucediera así, entiendo que cualquier posible crítica que se refiriera a dicha práctica masculina podría quedar "desactivada" (al ser atribuida a un supuesto estigma). Por ejemplo la crítica de que muchos de los hombres [ignoro si la mayoría] que recurren a la prostitución de un modo habitual hacen ello debido a que tienen una concepción de la sexualidad con evidentes componentes androcéntricos (patriarcales) y a que dicha 'institución social' les permite seguir llevando a cabo dicha forma de entender las relaciones sexuales (por su funcionalidad característica), quedaría desactivada podría quedar minimizada por el hecho de ese supuesto 'estigma por ser cliente'.
Un saludo.

Natalia Cervantes dijo...

Asturiano ¿puedo saber quién eres , que pareces opinar con tanto conocimiento de causa y autoridad moral?
Es decir, al parecer no eres cliente de la prostitución, tampoco te prostituyes, no eres proxeneta, ni trabajas en alguna casa de citas, entonces, ¿porqué el tema de la prostitución tiene tanto interés para t?, ¿porqué pareces nunca estar de acuerdo con cliente X y sin embargo no sueltas su blog? ¿porqué esperas a que él ponga algo para debatir, porqué no escribes tú tu propio blog a donde vayamos nosotros a tumbarte cada argumento mediante largos (y a mi parecer tediosos) comentarios.

Ojo, no estoy en desacuerdo contigo, la más de las veces concuerdo más con tu punto de vista que con el de Cliente X, es solo que me parece absurdo tu exagerado interés en el tema y me parece también un poco cobarde ser siempre el que debata y critique ideas y nunca el que las propone.

Es mi opinión, saludos a todos y ¡Qué Viva Eddzzpaña, qué vivan la Madre Patria y los gachupines!

(Perdonen me quedaron algo de resabios del festejo del Bicentenario, joder ;) )

Natalia Cervantes dijo...

Ahh por cierto Cliente, no dueerrrmo por saber qué pasó con el programa de la tele.

Te mando mil besitos y te deseo la mejor de las suertes.

asturiano dijo...

Natalia escribe:

"... es solo que me parece absurdo tu exagerado interés en el tema y me parece también un poco cobarde ser siempre el que debata y critique ideas y nunca el que las propone."

-Me parece que esto no es del todo cierto. Yo sí que he planteado algunas ideas a Cliente X, tanto en este blog como en privado (a través de e-mails y en conversaciones privadas). Sobre todo me he referido a la necesidad de una reflexión autocrítica de los varones ante la práctica social de demandar y consumir sexo de pago. He considerado -en definitiva- que si una buena parte de los hombres que consumen prostitución o que desean probar ésta, se replantearan esta práctica de un modo crítico, muy posiblemente un fenómeno como el de la prostitución (en cualquiera de sus tipologías) disminuiría muchísimo. Asímismo, en algunos comentarios que he dejado en el pasado también he procurado distinguir entre 'prostitución' y 'alterne puro'= conversación y comunicación hombres-mujeres de una manera educada y respetuosa, sin nada de sexo).
Saludos.

Cliente X dijo...

Pues Nata, me fue muy bien, estuve con el equipo de 6 pm a 2 am y creo que quedaron contentos conmigo, acabamos con un trato de colegas, si fuese por ellos no me cabe la menor duda de que le darían un trato favorable a este mundillo.

Pero luego están los de realización, el programa lo dirige la Milá y ahí está mi temor, que saque punta a cualquier cosa. En el reportaje sólo van a pasar unos 2 min, y entre 8 hrs que estuvimos (de grabación habría casi 4) siempre habrá algo que podrán sacar de contexto. De todas formas antes de emitirlo (en Noviembre, según parece) me lo muestran, así que espero que ofrezcan las ideas generales que transmití (que existía un gran desconocimiento y perjuicios sobre la prostitución, que tanto las chicas como nosotros éramos personas completamente normales y que las relaciones entre nosotros estaban presididas por el respeto mutuo).

Sobre asturiano ya le conoces, es un chico simpático aunque un poquito pesado y chapado a la antigua. Está convencido de que no es positivo el hecho de que los hombres demandemos prostitución. A mí no me molesta.

Y a tí chico, te digo que el estigma no es tanto hacia la puta o hacia el cliente, sino qu está dirigido A LA PROSTITUCIÓN en su conjunto. ¿No te das cuenta? Los abolicionistas tratan de dar mala imagen de todo, de las propias chicas (ver la campaña Corazón Azul, con eso de los "compañeros de trabajo"), de los clientes (nos pintan como bestias), de las propias instalaciones donde se ejerce la prostitución (lo más sucias y degradadas que sea posible), los supuestos chulos, las consecuencias para la salud, la relación entre prostitución y drogadicción, ES TODO. Tratan de que todo el entorno de la prostitución aparezca tan negro, tan peligroso y horripilante como sea posible. Lo que quieren es asustarnos, contarnos un cuento de miedo para que se nos quiten las ganas de conocer de verdad esta realidad.

Cliente X, contra las cuentistas

asturiano dijo...

"A LA PROSTITUCIÓN en su conjunto. ¿No te das cuenta? Los abolicionistas tratan de dar mala imagen de todo, de las propias chicas (ver la campaña Corazón Azul, con eso de los "compañeros de trabajo"), de los clientes (nos pintan como bestias), de las propias instalaciones donde se ejerce la prostitución (lo más sucias y degradadas que sea posible), los supuestos chulos, las consecuencias para la salud, la relación entre prostitución y drogadicción, ES TODO. Etc."

Sí, sí, esto que dices también es verdad. Los grupos y personas individuales que defienden el abolicionismo normativo suelen ofrecer una imagen distorsionada en un sentido negativo de todo el fenómeno en sí.

svpam dijo...

Por desgracia, no todos los que acuden a la prostitución son tan respetuosos con las prostitutas como tú, Cliente X. ¿Qué hay de los tipos que son los primeros que dicen que no permiten que su mujer se la chupe porque ella es una santa y que para eso están las putas? (Pensamiento patriarcal y machista donde los haya).

Lilith dijo...

En defensa de mi quierido asturiano solo quiero decir que el hecho de que una persona se interese por el tema de la prostitucion (aunque este muy lejos de ella) es algo bueno, sierve para ver otros puntos de vista, para conocer del mundo y hasta para tener empatia con estas personas. Ojala mas personas que no tienen ni puta idea de la prostitucion se interesaran en investigar un poco de la misma.

Respecto a los estigmas, pues creo que la prostituta lo tiene mas fuerte, aqui en mexico debido a imerante machismo, irse de putas, al table, a los burdeles, es algo hasta bien visto, algo de "hombres" y los mismos hombres lejos de criticarse se ayudan entre ellos en sus correrias, incluso en las oficinas es bien sabido por todos que siempre hay un grupito de cabrones que se va al table a ver colas, y es algo tan tolerado en mexico la relacion de los hombres con la prostitucion que muchas mujeres casadas dejan ir a sus maridos a los antros "para q se diviertan"(mientras ellas en su casita cuidando a sus hijos).

Creo tambien que la prostituta ( o la promiscua x gusto) es mas criticada, porque las mujeres que ejercen su sexualidad son vistas como puercas, como sucias, a diferencia del hombre, que socialmente tiene "permiso" y hasta obligacion de ser "muy macho" "porque es hombre" dice un dicho. Ademas de que un cliente habitual o no se mueve en el absoluto anonimato, y las putas dan la cara en la calle, en el internet.

Yo lo ve de esta manera, una madre, hermana, padre, amigo etc, cuando sabe que el chamaco se fue con las putas o al table no pasan de cagarlo, o incluso lo consideran algo chistoso, pero si fuera la hija la que trabajara de puta o bailarina seria otro pedo, hasta le dejarian de hablar.
Ojo que no tengo nada contra los clientes, se que tienen sus estigmas pero las putas los tienen mucho peores.

Un besito para Asturiano, una mordidita para cliente.

Cliente X dijo...

Bueno, tengo un video en el que salen varios clientes con ese perfil que señaláis que comentaré próximamente... atentos al blog.