jueves, 28 de junio de 2012

Cliente X responde a preguntas sobre la prostitución

A principios de mes me escribió un chico con una enorme inquietud por conocer ciertos aspectos concernientes a mis vivencias en el mundo de la prostitución. Como considero que pueden interesarle a alguien más, reproduzco aquí las cuestiones que me formuló y la contestación que le dí (os dejo una buena lectura para el fin de semana).



- ¿Cual es la mujer más joven que has visto en este mundillo? ¿Y la más mayor?

La edad de las prostitutas en España suele estar en la horquilla de los 20-40 años. Es difícil encontrar una menor de edad, y cuando hay una siempre es extranjera (generalmente rumana), ejerciendo en la calle (ni pisos ni clubs quieren problemas) y la falta poco para alcanzar la mayoría edad. Me han contado que sí que habría un par de pisos en Madrid con chicas menores, pero no puedo comprobarlo ya que el acceso a los mismos estaría muy restringido.

La meretriz más joven que he hallado tenía 15 años, en B/Manga (Colombia). Al parecer se podían encontrar chicas incluso de 12 años, varias me comentaron que comenzaron en torno a esa edad (12-14) y lo creo, algunas que ví en el centro de Bucaramanga y Bogotá aparentaban ser realmente jóvenes, unas niñas, pero no averigué su edad. En clubs y pisos de allá tampoco detecté menores, de nuevo únicamente se las podía encontrar en la calle.

Aunque a muchas personas las escandaliza el fenómeno de la prostitución infantil, para mí la realmente preocupante es la de señoras mayores. Una chica joven va a tener muchos clientes, podrá poner los límites que quiera (las prácticas sexuales que desea ofertar) y ganará un buen dinero. A una mujer mayor, a no ser que sea una escort de alto standing con una cartera de clientes fidelizados a lo largo de los años, la sucede lo contrario. La diferencia es realmente pasmosa, mientras una jovencita llegaba a sacarse 1.000 pavos en una noche (incluso con crisis, ahora que están tan mal las cosas pongamos aún unos 400-500, que no deja de ser un buen dinero) una señora mayor puede irse a casa habiendo hecho un servicio de 20 euros... o ninguno. Las prostitutas de calle más mayores son unas mileuristas más, según me han contado raro es que pasen de los 1.500-1.800 al mes.

Mientras las chicas jóvenes te dicen su edad, las mayores por razones obvias no lo hacen (y no voy a preguntárselo, queda muy feo). En la zona de Desengaño/Ballesta que es donde se ponen las señoras más veteranas yo creo que alguna debe pasar de los 60. De todas formas es difícil que lleguen a esa edad trabajando en prostitución, suelen retirarse antes (por ejemplo porque se casan con un cliente) o se reciclan convirtiéndose en encargadas de un negocio.



-¿Alguna vez has visto una agresión a una prostituta por parte de un cliente o un chulo?

Con los clientes he llegado a ver broncas, gritos, escándalos, pero agresiones físicas no. A la inversa sí, sí que he visto que lleguen a pegar a un cliente para robarle o deshacerse de él. Y entre las propias chicas también ha habido peleas, por cuestión del reparto de la zona o porque una bajaba la tarifa. Esas son las riñas más chungas porque hay palos en ambas direcciones, sin embargo no he conocido al primer cliente que se atreva a levantarle la mano a una chica... aunque sí a robarla. Según varias de ellas los marroquís son los más problemáticos (otras no tienen problemas con ellos, que conste), generalmente por ladrones y dicen que pueden ponerse violentos. Lo mismo puede suceder con un cliente drogado o bebido, si bien no es frecuente.

A pesar de la imagen conflictiva que se suele tener de la prostitución, es bastante raro que se produzcan "malos rollos". En este blog he publicado entrevistas a prostitutas que confiesen no haber tenido un sólo altercado en años, claro que eso depende del tipo de prostitución del que hablemos. Algunas chicas son amigas de lo ajeno y, por consiguiente, suelen tener problemas.
Tampoco he presenciado ninguna agresión por parte de los chulos, no parece que les haga falta. Su mera presencia ya hace que muchas chicas tiemblen (las novatas, las más veteranas saben disimular el miedo). Me han contado que las han llegado a violar amenazándolas con su arma reglamentaria, pero evidentemente es algo que no he presenciado.

De lo que sí he sido testigo es de enfrentamientos entre algunos viandantes/vecinos con las chicas. Las han insultado, arrojado agua sucia (y dicen que lejía en otras ocasiones), desperdicios... y todo ello sin la menor provocación. O bueno, quizá porque consideren que su mera presencia ya constituye una afrenta.



- En el caso anterior ¿lo vio alguien mas? ¿Intervino alguien para evitarlo (tu, otro cliente, otras chicas)?

Si hay algún problema en las habitaciones depende del encargado. En algunos casos se ponen del lado de la mujer y sacan al que da problemas, en otros se desentienden y dicen que arreglen sus asuntos fuera porque no se hacen responsables de lo que hagan las chicas (hay sitios que llegan a avisar mediante carteles al cliente de que ha de vigilar sus pertenencias).

Cuando interviene la policía suele ser a favor de las chicas. En casos de conflicto con un cliente, es éste quien se come el marrón (recordad el caso del senador Casimiro Curbelo, que fue a denunciar haber sido agredido en una sauna y acabó siendo detenido) y cuando se trata de un conflicto con los vecinos les dicen que no se puede hacer nada y pasan del tema.



- Cierto es que muchas se dedican a eso voluntariamente, pero ¿alguna vez sospechaste de que alguien estuviese en contra de su voluntad? me refiero a alguien obligada por otras personas, no a las que se vean en esa situación por necesidades económicas, que supongo también habrá bastantes.

Al principio lo sospechaba, es más, lo creía siempre. No hacían falta pruebas, era un axioma: si era puta tenía que estar obligada (prostitución=esclavitud sexual). Y toda prueba que se me presentase en contra de ello debía ser falsa: si me daban su teléfono era porque el chulo debía haberlas dicho que lo hiciesen para no levantar sospechas, si las veía por la calle fuera del trabajo no era porque pudiesen ir libremente a donde quisieran sino porque debían estar haciendo algún recado para las mafias que las controlaban, si parecían estar disfrutando conmigo en la habitación se debía sin duda a que las forzaban a fingir...

Ante mi estupor, lo que pude constatar a lo largo de los años es que absolutamente todas las prostitutas que fui conociendo habían ingresado en la prostitución y se mantenían en ella de manera voluntaria. Jamás encontré una sola forzada a prostituirse mediante coacción física, aunque sí obligada a compartir sus ganancias con la "mafia" que controlaba su zona de trabajo (fenómeno del que curiosamente nadie, menos un servidor, habla). Que yo no las halla encontrado no significa que no existan, aunque al parecer son casos anecdóticos. La socióloga Marta Casal realizó una intensísima investigación entrevistando a más de cien mujeres y únicamente una de ellas, colombiana, había sido traida a España mediante engaños. La ONG murciana CATS ha afirmado que ha hallado el caso de una nigeriana obligada a prostituirse. Hace unas semanas estuve en una charla sobre la trata de mujeres con fines de explotación sexual y una trabajadora social contó cómo ha conocido a nueve mujeres forzadas... a lo largo de 5 años. Considero verosímiles estas cifras y experiencias, de existir mujeres ejerciendo la prostitución en contra de su voluntad (que repito, personalmente no he conocido un sólo caso) su peso en el total sería mínimo: como asegura el abogado D. Carlos Orbañanos, que ha llevado numerosos casos de proxenetismo y prostitución, podría darse un caso cada mil o así.



- ¿Conoces alguna chica que, dedicándose a ello voluntariamente, lo haya tenido que dejar por la perdida de clientes ocasionada por la crisis?

Que dejarlo no, pero que trabaje menos sí... todas. Y que rebaje sus tarifas también. Y que haya decidido emigrar (a Holanda, a Dinamarca, a Alemania...) porque aquí el trabajo está terrible. La crisis ha sido particularmente devastadora en el mundo de la prostitución, pues es un sector en el que se exige que el pago siempre sea al contado y cuya demanda es extremadamente elástica, es ocio en estado puro, se gasta lo que sobra: antes se paga la hipoteca, el cole de los chavales o se llena la nevera. De lo primero en lo que se recorta es en irse de putas, es un gasto prescindible.



- ¿Alguna vez una señorita de ese mundillo a roto a llorar y te ha confiado sus penas?

Eso es muy peliculero, sus penas -y alegrías- te las van contando en el día a día de una manera normal sin necesidad de que las dé un arrebato. Claro que me han confesado sus problemas, que son múltiples y variados: desde los típicos de amores, a los económicos como que las habían cortado la luz por no pagar (y era cierto, que yo iba mucho a su piso) o que los chulos las habían robado todo lo que llevaban ahorrado, pasando por los que tienen con las autoridades como cuando detienen a sus familiares acusándoles de proxenetismo o con clientes que se quitan la goma en medio del servicio o acuerdan un precio y cuando van a entrar ofrecen menos. Pero esto te lo cuentan con naturalidad, y no tienes que andar preguntando sino simplemente escucharlas. Si uno va ganándose su confianza, hace que se encuentren bien y que le aprecien, las chicas irán contando su vida sin mayor problema. De hecho soy conocido porque me gustaba pasar mucho tiempo con las chicas y hablar con casi todas.

Pero eso de que vivan deprimidas de continuo, deseando salir de esta vida y aborreciendo la prostitución casi no existe. Digo casi porque algún caso me he encontrado, recuerdo una chica joven y muy bonita pero que era un mueble en la cama. Me costó mucho congeniar con ella, era muy reservada, y cuando se fue soltando conmigo lo que me dijo (pero sin llorar ni escenitas, lo hizo seriamente) fue que si estaba en esto es porque no había aprendido a hacer otra cosa pero que no era lo que la gustaba, estar con un tío y con otro y otro... Se la notaba, puteaba lo justo para ir tirando (era difícil verla en la calle, como mucho trabajaba cuatro horas al día y había épocas en las que simplemente acudía a llamadas de clientes conocidos) y como ya dije no era precisamente muy apasionada en la cama...

En cambio de lo que uno es testigo muchas veces es de lo bien que se lo pasan, sí que me han contado historias entre risas o estando muy alegres en numerosas ocasiones. Para que te vayan diciendo las cosas con naturalidad has de demostrarlas que eres alguien con quien se puede contar, no se puede ir como los reporteros de la tele haciendo preguntas directas e incómodas... para pescar hay que tener paciencia, no mostrar abiertamente que se quiere saber sobre la prostitución sino trabajar constemente para ganarse una red de informantes. Luego esas confidencias van cayendo solas: una chica te dice un día que tiene que pagar para que la dejen trabajar, otra te cuenta que ha tenido un problema con una chula, la de más allá que Fulanita y Perenganita son menores... y a partir de ahí ya las tiras de la lengua y te cuentan cómo va todo. Pero eso no es fruto de un repentino arranque sino del trabajo constante que uno ha llevado a cabo durante meses e incluso años. Es preciso pasarse mucho tiempo con ellas, no vale con darse unos paseos como hacen las oenejetas, incluso he tenido que "soportarlas" un poco pues si uno quiere que las chicas le cuenten cosas interesantes también ha de tener paciencia para aguantar las irrelevantes.



- ¿Es cierto el tópico cineasta de que las prostitutas nunca besan? ¿Te has encontrado con algún caso así?

Las putas son mujeres, y como tales son muy diversas. A unas las gusta besar y otras lo detestan: las hay que si se encuentran cómodas y les gusta el cliente le besan, en cambio otras consideran el hecho de besarse muy personal y no lo harían jamás con un cliente. Finalmente están las que trabajan en sitios donde expresamente se ofertan los besos como práctica sexual y han de hacerlo de manera indiscriminada. El mundo del puterio es muy amplio y variado, hay de todo. Las hay que no besarían ni a su padre y las que lo harían hasta con un perro.

Yo ahora estoy entrando siempre con una chica a la que beso como si fuera una novia, pero es cierto que he estado con otras a las que jamás he besado. Todo depende de lo a gusto que estés con la persona y cómo se tome la chica el trabajo sexual. También me ha sucedido que me coma la boca una chica que no me gustaba, o que la niegue yo el beso a ella.



- ¿Alguna vez has pagado y has renunciado al sexo por la pura necesidad de contacto humano mas que sexo?

No creo que sea tan sencillo hacer esa separación. A ver, al principio estaba claro que lo que buscaba era pura y exclusivamente sexo pero según uno va conociendo a las chicas, cogiendo confianza e intimando con ellas van surgiendo más cosas. Se convierten en amiguitas, la relación trasciende lo puramente comercial. Pero, al menos en mi caso, esto se ha dado de manera natural y no porque andase desesperado por encontrar compañía, por sentirme solo.

Sucede que me encuentro bien con las chicas, valoro su compañía y por eso ando con ellas (o andaba, que de hace un tiempo para acá he tenido que volverme mucho más discreto y cauteloso en mis relaciones con las chicas por motivos ajenos a mi voluntad). Con varias de ellas he pasado mucho tiempo sin necesidad de pagar nada, de hecho en algunos casos eran ellas las que me buscaban y las que podría decirse que parecían más necesitadas de "contacto humano". En muchas ocasiones lo que realmente deseaba no era ni compañía ni sexo, sino ganarme la confianza de las chicas para que me fuesen contando más cosas de su mundo. Quería saber más sobre ellas, como respondí en otra pregunta estaba obsesionado porque según iba conociendo con mayor profundidad el fenómeno de la prostitución, más alucinante me resultaba el contraste existente entre lo que se decía de él (en los medios, desde las instituciones, las asociaciones que atendían prostitutas) y lo que veía y me contaban las chicas. No es que fuesen historias diferentes, es que no tenían nada que ver.

Cuando he pagado a una prostituta por "compañía" ha sido generalmente para ayudarla porque era una chica con la que no deseaba atenderme, pero que era buena y atenta conmigo así que consideraba que era necesario tener algún detalle con ella. Es decir, sí que he pagado y renunciado al sexo pero no porque me sintiese solo.



- ¿La extorsión policial se puede cuantificar ? Es decir, ¿cada cuanto suelen extorsionarlas y cuánto suelen pedir?

Hace poco puse un video donde la portavoz de una asociación la cuantificaba en un 90%, cifra que doy por buena para el ámbito de la prostitución callejera. Además existe un informe de la contraloría de Bogotá que encuesta a las prostitutas y cuyo hallazgo más sorprendente fue encontrar que la PRINCIPAL preocupación de las chicas es la serie de abusos, extorsiones y chantajes que sufren por parte de las autoridades.

Como mostró el caso Coslada, el pago a la policía está sistematizado y perfectamente organizado. En Alcalá, Montera y Villaverde funciona igual, consiste en una cuota, tasa o "canon" -como ellos la denominan- de periodicidad SEMANAL. Los pisos donde se atienden también están sujetos al pago de una "licencia" (asimismo completamente ilegal) cada mes. Las chicas pagan en función de la zona en la que trabajen y de las posibilidades de trabajo que tengan (una joven y recién llegada pagará más que una chica más mayor y que lleve más tiempo). En Villaverde el canon estaba el verano pasado en torno a los 200-300 euros semanales. En la Montera está entre 400 y 500. Claro que en ocasiones la chica no paga directamente a la policía sino que se encarga de ello la "chula", una señora que hace de intermediaria y que protege los intereses de varias prostitutas. Como este tributo fijo puede perjudicar en exceso a una chica que no haya hecho dinero esa semana en concreto, lo que hace la chula es ir al 50% con las chicas a cambio de encargarse de todas las gestiones que faciliten su trabajo (no sólo la negociación con la policía, sino también de conseguirlas alojamiento, ropa y manutención, asistencia legal, etc). Es sencillo identificarlas, son señoras mayores que se sientan entre las chicas o tras ellas, gordas y ya con una edad, nunca se atienden y visten de chándal. En la Montera las más conocidas son la Dita, la Petrutsa y la Ionica (otra, la Giorgiana, lleva presa en Valdemoro desde fines de marzo). Las chicas con chula están mejor ya que así la policía no las molesta y pueden ganar más dinero; es decir, que lejos de la creencia que se tiene de que una chica chuleada va a estar más explotada lo cierto es que se encuentra más protegida (no va a ser detenida, no van a pedirla más dinero del acordado ni a abusar de ella...). Una chica sin chula se expone mucho más a la arbitrariedad policial.



- ¿Cual es a tu parecer la práctica mas obscena, rara o extraña que has visto?

La anteriormente mencionada, el pago semanal a la policía (con o sin intermediarios). Ah, ¿de índole sexual te refieres? Pues no sé, las chicas son normalitas... con ellas no he hecho nada que no hubiese hecho con una novia. Lo más "raro" podrían ser besos con lengua, sexo a pelo, o francés hasta el final... ya ves tú que sexo más "extremo". Me han contado cosas como que el cliente lleve el uniforme escolar de su hija para que se lo pongan o también se solicita bastante la lluvia dorada (que las chica les orine encima), pero eso lo se de oídas, nunca lo he visto.

Te aseguro que el sexo con prostitutas, al menos en mi caso, no es particularmente creativo. La gran "sorpresa" que me llevé es que, a diferencia de lo que creía, en su trabajo pueden lleguar a mojarse, a disfrutar, a tocarse y a correrse (si bien no es frecuente). Ver la cara de placer de una mujer es de lo que más me gusta. Si la agradas y consigues que esté cómoda, es ella la que te va a pedir cosas a tí: puede ser que la chupes el coñito, que la aprietes bien fuerte los senos o se los muerdas (a una la gustaba duro de verdad, llegué a tener miedo de lastimarla), que la folles sin goma...



- ¿Es habitual el que los clientes acudan siempre a la misma chica o suelen ir variando? en el segundo caso, y según tu experiencia personal, ¿cu.anto tiempo te suele seguir interesando la misma "profesional del sexo"?

Depende. Hay clientes que se enganchan a la misma chica y otros que varían mucho, eso va en función de cada uno. También de la época, yo he estado repitiendo mucho con la misma en un periodo y en otro cambiando constantemente.

Si la chica te gusta te vas a interesar por ella siempre, aunque haya dejado de trabajar. Mantienes el contacto con ella incluso cuando ha regresado a su país de origen.

En mi caso una chica me interesa en tanto en cuanto se porte bien conmigo. No hay plazo definido, depende de cómo se vayan dando las cosas. Si te puedo decir que con algunas he mantenido relaciones más largas que con muchas amistades y parejas.



-¿En algún caso has visto a alguna mujer armada? ¿Qué tipo de arma, pistola, cuchillo, gas pimienta, taser...?

Navajas automáticas, en Colombia. Muchas chicas de la calle en Colombia las llevaban (es un arma prohibida aquí en España), y era un canteo porque a más de una se le cayó al desvestirse. Aquí jamás he visto a ninguna con arma alguna, en un piso de Ballesta tienen un spray de pimienta de esos pero del año ochocientos, debe haberles caducado ya.

De lo que suelen ir armadas es de ingenio, que es lo mejor para salir airoso de situaciones complicadas...



- ¿Has iniciado a alguien en la prostitución? (cliente o chica) ¿Cómo fue para usted la iniciación? ¿Y para la otra persona?

Sí, ambos casos. He llevado a un chico de putas por primera vez y también fui con una ex novia a varios chochales que conocía porque necesitaba dinero. Para mí es un orgullo haberme convertido en "perro viejo" y contribuir a la pervivencia del puterío, y en el caso de las otras personas su iniciación fue típica. El chico dijo que había sido una mierda, porque cuando uno es nuevo e inexperto suelen torearle (la chica quiso que se corriese solamente con una paja, cuando acabó el tiempo le dijo que tenía que terminar se hubiese corrido o no... jajaja, es que esto no es tan fácil, amigo). La chica estuvo encantada, sacó en una noche el dinero que necesitaba para pagar el alquiler y las facturas de todo un mes y me comentó que los clientes habían sido muy atentos y considerados con ella. Así es el mundo del puterío: con la puta nueva todo son atenciones y consideraciones, al putero novel le tangan de mala manera.

Como dice el viejo y sabio refrán, quien tiene un coño tiene un tesoro.



-¿Alguna vez has ido con algún amigo y habéis realizado la practica sexual en la misma habitación al mismo tiempo? (ya sea con chicas diferentes o con la misma.)

Voy de putas solo, y cuando lo hago en compañía cada uno sube con su chica. Únicamente una vez decidimos, un amigo y yo, contratar conjuntamente los servicios de una meretriz. No me gustó la experiencia ya que si estás a solas con la chica hay más intimidad y lo pasas mejor, además ella cobra tanto de tí como del otro. Pagas lo mismo y tienes que compartirla, no me parece un buen negocio.



- ¿Alguna vez se ha sentido alguna prostituta ofendida por alguna práctica que usted quisiera realizar? ¿Podrías detallarme la situación y su reacción?

Ofendida no creo, pero sí han rechazado muchas de mis proposiciones. A ver, la chica pone sus límites que no siempre son los mismos. Cuando está a gusto contigo o quiere agradarte (por ejemplo porque lleva poco tiempo y todavía no tiene clientes fijos) será permisiva, te va a decir que sí casi a todo. Pero si habéis discutido o ha tenido un mal día vas a tener una experiencia lamentable, puedes estar seguro. He estado con chicas que no me dejaban encender la luz, que me querían poner dos condones o pretendían usar el preservativo hasta para hacerme una paja. Claro, no es que yo quisiese hacer nada fuera de lo normal, es que lo que pretendían hacer no tiene nombre. Pero en esos casos no te queda más que aguantar y pasar por el aro, ya has pagado y no hay reembolso posible así que tienes que hacerlo lo mejor que puedas (comenzando por crear buen rollo, porque si te cabreas entonces desde luego no te vas a correr) y escarmentar para la próxima.

Cuando he tratado de ir más allá de los topes que se pone la chica, por ejemplo metiéndola los dedos cuando juego con su coño, simplemente dice "no" (o ni eso, hace un sonido de desaprobación como "Hmm-Hmm": eso no te lo permito) y paras automáticamente. Eso es como la fruta, no significa que no te la puedas comer sino que aún no está madura. Si sigues entrando con la chica, la tratas bien y te coge confianza sí que podrás ir haciéndola más cosas. Para poder degustarla bien hace falta que la pongas a punto.



- ¿Alguna vez has realizado un trío o una orgía? ¿Están dispuestas las chicas a cooperar? Y en ese caso, ¿se le derrumbo el mito? ¿Cómo lo calificaría?

Ya comenté antes lo del trío. También hice otro pero para una película porno, y con dos chicas he estado unas pocas veces. La verdad es que me resulta una práctica un tanto aparatosa, no le cojo la gracia. En esto soy un tanto tradicional, creo que tres son multitud.

No sé a qué mito te refieres... ¿de que es algo más excitante? Es que no todos nos ponemos con las mismas cosas.



- ¿Hay un precio definido en el mercado sexual según la practicas o cada chica pone su precio? (La pregunta anterior era sobre chicas de nivel socioeconómico bajo o medio, no una prostituta de lujo) ¿sobre cuanto suele oscilar cada práctica?

No es tanto por prácticas sino por el tiempo. Las chicas cobran servicios sexuales por 15, 30, 45, 60 min... o por horas, en el caso de las más afortunadas. En la calle hay un "mínimo" de 20 más la habitación que a veces se queda en 15 si la chica necesita el dinero o incluso de 10 en el caso de las africanas o las yonkis. Prefiero no regatear porque eso luego se nota en el servicio, por 5 euros de rebaja te expones a que la chica haga el mínimo de lo mínimo. Por si no lo he dicho suficientes veces lo repetiré una vez más, pórtate con la chica (paga bien, respeta sus límites, sé amable...) y por lo general ella te tratará bien.

En clubs suele ser igual, hay una tarifa mínima que se negocia a la baja si hay pocos clientes y al alza si la chica está muy cotizada o si por la razón que sea cree que puede sacar provecho (cliente que muestra tener pasta, estar borracho o ser extranjero). Si el cliente desea un extra puede negociarlo, aunque eso depende de cada persona. Hay chicas que realizarán ciertas prácticas por mero gusto, otras sólo a cambio de una comprensación económica y finalmente otras que no están dispuestas a llevarlas a cabo por considerarlas desagradables, peligrosas para su salud o porque sencillamente no les da la gana.

En pisos, chalets y agencias sí que he visto esa tarificación por prácticas. Viene un precio para el servicio normal y se van añadiendo "suplementos" por el francés hasta el final, el beso blanco, el griego... Los precios dependen del nivel del sitio, son muy variables, puedo darte una horquilla de 30-90 euros por servicio que sería lo que cobrarían en la mayoría de los sitios. Hasta 400 es lo que podríamos considerar una prostitución para clases acomodadas, y a partir de ahí ya vendría la de lujo.



- Y, por último, ¿has encontrado alguna vez a una prostituta novel? Es decir, una chica que fuese inexperta y estuviese comenzando con la profesión, y al igual que antes ¿como se enfrentó a la situación ella?

Sí, claro, varias veces. Para mí es lo mejor, un verdadero regalo del cielo. Cuando una chica comienza te encuentras con la sorprendente situación de que eres tú el que es más experto que ella, así que la llevas por donde quieres. Son muy dulces, tienen el miedo natural de quien comienza en esto pero si eres amable cogen confianza rápidamente y puedes pasarlo en grande con ellas. Las chicas dicen que cuando empiezan "están muy tontas", en referencia a que carecen de iniciativa y no saben imponerse a los clientes. Eso es una bendición si uno sabe cómo aprovechar la oportunidad...

6 comentarios:

Spirit dijo...

Saludos;

Pues considero este tipo de escritos en los que cuentas abiertamente tus experiencias y visiones muy instrutivos por la sinceridad, realismo y conocimiento que enamas. Te animo a seguir dando esta visión realista desde el conocimiento.

A mí siempre me sorprenden varias cosas de las que dices; normalmente el hacerlo sin condón, que la verdad, yo lo veo muy temerario por mucha confianza que tengas con la chica.

Otra es que...no sé...normalmente das una visión idílica de la prostitución (idílica entre comillas) que no creo que sea tan así...

Por cierto, yo tengo una pregunta; si quisiera pedir una sesión de sado a una prostituta callejera (no lo voy a hacer, es una teoría)...¿sabrían de lo que estoy hablando? ¿Me lo harían?

Un abrazo

Sofía dijo...

Coincido con Spirit en que es algo muy interesante. Muchos hombres se deben hacer preguntas parecidas...

Ya lo hemos comentado alguna vez: cuando empezamos en esto somos muy tontas jajajaja

Besitos!

Von Manstein dijo...

Sofia , nadie nacemos enseñado en ningun trabajo. XD

Cliente X , me gustaria tu opinion sobre mi post :

http://ausdembunker.blogspot.com.es/2012/07/la-prostitucion-libremente-elegida-no.html

Gracias de antemano. Un saludo

Zorg Buenos-Aires dijo...

Cliente, muy interesantes tus respuestas.

Y mi experiencia personal coincide mucho en muchos putos con la tuya.

Pero al respecto de besos(que me encantan y son una parte muy importante en la relación) con las prostitutas, conseguirlos nunca fue un problema para mi y casi todas me los daban, aunque es obvio que en la primera vez no todas te besan, pero si reincidís a partir de la segunda y como mucho cuarta vez al entrar en confianza y lograr una relación de amistad casi todas me daban besos. Así que con esto no tuve problemas.

Usia dijo...

Hola soy el chico que le pregunto todas esas cosas.

Muchas gracias por la infinita paciencia que demostraste respondiendo a todas mis preguntas, desde luego no solo es un texto instructivo sino también nos acerca mas a un mundo que yo particularmente desconocía y en el cual hay mucha ignorancia.
Además de que no son únicamente respuestas sin mas o completamente subjetivas, sino que incluso en varias de ellas das fuentes y datos contrastables. Desde luego un ejemplo de informador de los mejores que se pueden encontrar.

Cliente X dijo...

Me agrada que hayáis encontrado de utilidad mis explicaciones, es lo que pretendo con el blog: acercar el mundo de la prostitución al público general, ya que considero que en gran medida el rechazo que existe hacia esta realidad se debe al desconocimiento existente.

A Spirit, conozco trans de calle especializadas en sado. Pero a una de mis rumanas no la sacas de lo básico. Lo más extremo que me han contado es que le hayan meado a uno encima, pero ese tipo de servicios que yo sepa no se solicitan a callejeras. Aunque quién sabe, siempre puedes intentarlo. A mí es que lo que me gusta es el sexo bonito, romántico, el que llamas "vainilla".

Zorg, me gusta cuando besan pero porque el cuerpo se lo pida. No es lo mismo que cuando lo tienen que hacer porque es una exigencia de la casa, uno nota que son besos de compromiso. Una tía a la que la pongas te come la boca, te desea, es la caña. Y eso no se consigue con todas.

Gracias a todos por comentar.