jueves, 7 de junio de 2012

Música: Corazón Azul (contra la trata)

"Si bien hay algunas que ejercen voluntariamente, la mayoría está controlada por mafias de trata de blancas. Ni la presencia de la policía municipal ni las cámaras disuaden la explotación sexual de mujeres".
Asociación "Vecinos de Montera"

"There is a little voice in my head that says to me that human trafficking is a myth (...) A little voice in my head says that these stories are a fictitious. I don't believe them".
"Hay una vocecita en mi cabeza que me dice que la trata de personas es un mito (...) Una vocecita en mi cabeza dice que esas historias son una ficción. No me las creo".
"Donkey", cliente holandés de prostitutas y bloguero 



Los medios suelen afirmar que las prostitutas, en su totalidad o en su inmensa mayoría, son esclavas de las mafias. Ésto lo sabemos gracias a los denodados esfuerzos de nuestros cuerpos policiales, que logran ir desarticulando estas bandas que vendían mujeres, que las pegaban y amenazaban con el vudú, que las mantenían vigiladas con cámaras o que incluso las obligaba a prostituirse 16 horas seguidas a cambio de un bocadillo.

El modus operandi vendría a ser el siguiente: engañan o secuestran a una mujer, la traen a nuestro país en contra de su voluntad, la obligan a prostituirse bajo amenazas y se quedan con todo o gran parte del dinero que gana. Al menos eso es lo que nos dicen las feministas, los policías, los fiscales, los políticos y muchos periodistas. Es cierto que las propias prostitutas y los profesionales independientes nos cuentan otra versión de los hechos, no niegan la existencia de este delito pero aseguran que es más difícil encontrar una prostituta obligada que un gitano sin primos. Por ejemplo, la prostituta Marien dice no haber detectado en sus 20 años de ejercicio ni un solo caso, el investigador J. López Riopedre tampoco halló ninguno al indagar en las historias de vida de las 44 prostitutas con las que elaboró su tesis doctoral, la socióloga M. Casal Cacharrón relata que realizó entrevistas en profundidad a cien prostitutas y sólo una había venido engañada, la asociación CATS asevera haber encontrado una en sus diez años de trabajo (una africana en "situación muy grave"), y así. Entre las chicas que conozco no sólo ninguna ha manifestado trabajar en la prostitución en contra de su voluntad sino que tampoco he podido apreciar el menor indicio. Sí que me han contado como se han visto obligadas a pagar una cantidad a quien las trajo, un porcentaje de sus ganancias, o una cantidad periódica para que las permitiesen ejercer en una zona. Pero en este caso no estamos hablando de trata o esclavitud sexual sino de otros delitos: chantaje, extorsión o mera usura.

La imagen de esta campaña, el Corazón Azul, "representa la tristeza de quienes son víctimas de la trata de personas y nos recuerda la insensibilidad de quienes compran y venden a otros seres humanos".



Pero hoy tienen la palabra los abolicionistas, a través de la canción "Corazón Azul" que toma el nombre de la campaña homónima contra la trata de blancas lanzada por la ONUDD (Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito), con el objetivo de concienciar a la comunidad mundial sobre la dimensión y gravedad de este problema. La idea nació en Viena en marzo 2009, pretendiendo "crear conciencia respecto del delito de trata de personas y su impacto en la sociedad a través de distintos ámbitos que engloban la participación de los jóvenes". Declaran que a través de esta iniciativa se pretende movilizar, apoyar y servir de inspiración a las personas para que luchen contra la trata de seres humanos.

De acuerdo a la UNODC/ONUDD, el tráfico humano sería uno de los negocios ilícitos con mayor crecimiento en los últimos años, situándose su volumen de beneficios únicamente por detrás de la venta de armas y del comercio de drogas. Además aseguran que de la prostitución alimentaría directamente este delito, pues el 84% de la trata se dirigiría a la explotación sexual. Por ello serían necesarias campañas orientadas a concienciar y prevenir a la sociedad de este delito. Pretenden lograrlo con canciones como ésta:




En nuestro país el compromiso en la lucha contra este infame delito se concretó en la aprobación del Plan integral de lucha contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, aprobado por Consejo de Ministros el 12 diciembre 2008 aunque con anterioridad el Ministerio de Interior ya había realizado un Plan de Acción. A partir de la creación del Ministerio de Igualdad, en Abril del 2008, fue éste el encargado de desarrollar estos "planes integrales", cuya última versión pueden consultar aquí (la del 2010, pues en Octubre de ese año el polémico ministerio fue suprimido).

Este Plan levantó una gran polémica entre las asociaciones: por una parte fue celebrado por los grupos abolicionistas, como la Red Española contra la trata de personas, que venían exigiendo una mayor implicación del gobierno en la persecucción de este crimen. Al mismo tiempo fue duramente criticado por los colectivos pro-derechos como Hetaira, ya que decían que desoía sus planteamientos y demandas, y que parecía más orientado a combatir la prostitución en general que la trata de personas.

Al año siguiente se realizó una valoración del plan, que evidentemente resultó muy desigual. Los pro derechos criticaban la "falta de datos concretos" y los abolicionistas lo calificaban de "insuficiente" aunque al mismo tiempo reconocían que había supuesto "un gran avance" y, sobre todo, agradecían que las partidas en subvenciones no hubiesen sido recortadas (nos ha jodido). Os dejo los enlaces a los informes sobre el estado de estos planes, elaborados por Igualdad: aquí el del 2010 y aquí el del 2011.

Las campañas contra la trata suelen consistir en impactantes eslóganes ("no eres mercancía") acompañados de imágenes no menos llamativas como la de esta mujer con un código de barras tatuado en el cuello.



Finalmente les adjunto una serie de videos con campañas contra la trata (diferentes a los que he puesto en anteriores ocasiones, son tantos que no he podido jamás recopilarlos en una única entrada) y los "11 preceptos de la Campaña Corazón Azul". Díganme ustedes si consideran que tienen alguna utilidad o son un mero brindis al Sol, únicamente enunciados para "hacer ver" que son personas piadosas, comprometidas y solidarias. Esto de hacerse pasar por lo que uno no es resulta propio de hipócritas, de mala gente.

11 Preceptos de la Campaña Corazón Azul:

1.-  Pacto con el Corazón. Al rechazar categóricamente cualquier forma de explotación derivada de la trata de personas.
2.- Pacto con el Corazón. Al informarme sobre los actos, medios y fines de la trata de personas, y compartir este conocimiento con mi familia, mi comunidad y en mi lugar de trabajo.
3.-  Pacto con el Corazón. Al no involucrarme en actividades que pudieran estar relacionadas directa o indirectamente con la explotación sexual, laboral u otras formas de sometimiento de personas.
4.-  Pacto con el Corazón. Al no adquirir o consumir productos o servicios de personas y establecimientos que mantengan a otros individuos en calidad de esclavos.
5.-  Pacto con el Corazón. Al brindar apoyo u orientación a una víctima o potencial victima de trata de personas dado caso que tuviera contacto con ella.
6.-  Pacto con el Corazón. Al denunciar ante las autoridades cualquier actividad que pudiera constituir trata de personas.
7.-  Pacto con el Corazón. Al fomentar cualquier acción cuyo objetivo sea sensibilizar, informar, concienciar y educar sobre la gravedad del delito de trata de personas.
8.-  Pacto con el Corazón. Al promover la campaña a través de mis redes y contactos.
9.-  Pacto con el Corazón. Al participar en las distintas actividades de la campaña “Corazón Azul” que se organicen en mi comunidad.
10.-  Pacto con el Corazón. Al mostrar mi solidaridad con las victimas de trata de personas portando el “Corazón Azul” y/o luciéndolo en los productos y servicios que ofrezco.
11.-  Pacto con el Corazón. Al difundir el mensaje: “EL SER HUMANO NO ESTÁ A LA VENTA”.
_______________________________________________________________________



Y, ahora, los videos.

Comencemos recordando el spot "Work Abroad" (trabajo en el extranjero) de la campaña "Blue Heart" (corazón azul), con la imagen que ofrece sobre el trabajo sexual: chulos, drogas, clientes asquerosos y pervertidos, tugurios lúgubres... vamos, una fiesta continua:



Esta es la campaña "no eres mercancía", que pretende alentar la colaboración ciudadana aumentando la concienciación sobre este delito. A pesar de su magnitud, confiesan contar solamente con una denuncia:



Anuncio realizado por Herrera Publicidad plagado de manidos eslóganes (esclavitud del siglo XXI, todos podemos ser víctimas, crimen contra la humanidad, etc) y afirmaciones sin fundamento, sin prueba alguna. Pero lo importante consiste en reproducir sistemática y acríticamente la versión oficial, el discurso del poder:



Mabel Lozano ha encabezado las protestas contra la trata de blancas, llegando a cuantificar el número de esclavas sexuales en España en "más de 18.000". No sé de dónde obtiene ese número, porque según las fuentes oficiales se habrían identificado realmente entre 80 y 400. Resulta llamativo que en todas estas protestas no encontremos una sola ex-víctima (lo cual no sucede con ningún otro colectivo) pero estén plagadas de famosos y ricachones de tendencia progre como pueden comprobar:



En este caso se representa a una víctima de la trata llevando un código de barras, como si fuese un producto cualquiera, al igual que la mujer rescatada por la policía hace poco por la mafia que la prostituía. Uno no puede sino asombrarse ante las habilidades premonitorias de los abolicionistas:



La diputada mexicana Rosi Orozco explica qué es la trata a un grupo de adolescentes y les aconseja como "cuidarse":



Entradas relacionadas:
· Corazón azul, otra efectista campaña contra la "trata"
· Mitos de la prostitución III: la trata de blancas