martes, 29 de julio de 2014

Un servicio típico

"People who have not engaged in prostitution themselves ought not be telling someone who has- what their life is like"
"La gente que no se ha involucrado en la prostitución por sí misma no debería estar diciéndole a quien sí lo ha hecho cómo es su vida"
Norma Jean Almodovar, ex prostituta



Quienes no conocen el mundo de la prostitución por dentro suelen tener una imagen de él que no se corresponde con la realidad. Es normal, por eso hemos pasado todos. Incluso los más acérrimos defensores de la llamada "normalización social" de la prostitución reconocen cómo, en su día, mantenían un concepto de lo más negativo sobre este fenómeno.

Probablemente lo que atrae más la atención de los curiosos es la prestación del servicio en sí, aspecto del que casi no he hablado. Y eso que, cuando la gente se entera de que llevo un blog sobre prostitución, lo primero que se imaginan es que voy contando mis batallitas sobre si me he acostado con ésta o con aquella, qué me han hecho y que me han dejado de hacer. No, a mí eso es lo que me parece más intrascendente. En primer lugar, porque es un tema privado y en segundo, si quieren que les cuente qué es lo que pasa... lo encontrarán decepcionante. Se echa un polvo, básicamente. Así, sin más. Una canita al aire. Y a veces pues charlas con la chica, o escucháis música, os ducháis, veis la tele, miráis internet en el móvil, os enseñáis fotos... pasáis el rato, vamos. Ya está, fin de la película.

El interés que despierta en mí la prostitución no se limita a la mera prestación de servicios sexuales, pero si es de lo que toca hablar entonces hablemos de ello. Lo cierto es que este tema en concreto se agota rápidamente: es sota, caballo y no llega a rey. 



Realmente los aspectos más interesantes no tienen lugar dentro de la habitación sino fuera de ella. Hay vida más allá de la cama. Esto es... como una pareja. Sí, desde luego la atracción sexual juega un papel innegablemente relevante en una relación, pero como cualquier mujer una prostituta tiene mucho más que ofrecer que su sexo. Obviamente es posible limitarse al puro "mete-saca", buena parte lo hacen... y se pierden muchas cosas. No crean que es que me las esté dando del tipo super-profundo, no, es que es así: uno va de "putas" para disfrutar, ¿no? Correcto. Pero no sólo lo pasa bien follando, ¿o sí? No olvidemos que son personas que ejercen una actividad, cuya vida tampoco se circunscribe al 100% a su trabajo. Y al igual que cualquier otra persona tienen sus hobbys, sus gustos, sus intereses... puede gustarles la cocina, los juegos de azar, las compras (eso sí, a casi todas jajaja), la música, salir a bailar, beber... lo mismo que a todo el mundo. Son putas, no marcianas. Y en mi caso pues me han aportado algo que absolutamente nadie más podía darme. ¿Qué creen ustedes que puede ser? ¿Sexo? ¿Compañía? Jeje. No sólo, eso puedes conseguirlo de muchas maneras. Lo que nadie más tiene que una puta es INFORMACIÓN. Conocimiento directo, profundo y real de su situación.

Ese conocimiento es el que he querido transmitirles desde que comencé el blog. Pero claro, las palabras tienen un alcance limitado. Hoy en día lo que triunfa es el formato audiovisual, es el consabido "más vale una imagen que mil palabras" y por eso les traigo el vídeo realizado por una de estas chicas contando a través de muñequitos en qué consiste y cómo se desarrolla un servicio. Nada más simple, hoy se lo explicamos con plastilina:




Ahí lo tienen. El aspecto que suelen subrayar es que ELLAS TIENEN EL CONTROL, no el cliente. Y joder, ¡es que es así! Siempre lo he dicho, si quieres que la chica te trate bien es sencillo: compórtate bien con ella. Y al revés, si quieres que sea un asco contigo pues también sabes qué hacer. De hecho, por eso nos encontramos con que las referencias de una misma chica pueden ser tan diversas de un cliente a otro. Uno dirá que le ha ido genial con ella, y otro de pena. Seguramente ninguno haya mentido, y es que la actitud de la chica habrá sido un reflejo de la que haya mostrado el cliente. Al tío que es un imbécil ya desde el primer momento, ni le atienden. Y es que lo último que las interesa es tener problemas. Luego cada chica marca sus límites: hay chicas que besan y otras no, que chupan y que no lo hacen, o las que las gusta que las chupen y las que jamás te lo permitirían. Cada chica te dice hasta dónde llegar, y si quieres ir más allá ella es quien debe darte permiso. Normalmente lo que no toleran, como muestra el vídeo, son ciertas prácticas (principalmente sexo anal... a no ser que expresamente anuncien que lo hacen) o la falta de respeto y el comportamiento rudo. Y el tema de la higiene, eso por descontado, el que vaya oliendo a chota ya se puede olvidar de que le hagan nada.

En mi caso particular, lo que me gusta es que la chica se moje, que se desinhiba, que se la vea cómoda. Si ella lo pasa bien, tu también vas a disfrutar. Y si la gustas y te coge confianza entonces esas barreras que pone ante el cliente van a irse desdibujando según te vaya considerando más su amiguito. A lo mejor ya no es tan rígida con el tiempo, o no te pone goma... o aún mejor, se va abriendo y contándote sus cosas. He oído muchas veces eso de que las chicas no van a ser sinceras con nosotros, por el tipo de relación que mantenemos. Muy al contrario. Precisamente debido a la confianza y proximidad los clientes somos aquellas personas con quienes pueden contar.

Pero bueno, prosigamos porque esto tiene más miga. Cuando la chica comenta que en la misma llamada discrimina a los clientes y no atiende a los idiotas (jerks), ¿saben a qué se refiere? Vamos a verlo:




Este PAR DE PAYASOS son el ejemplo más claro del tipo de tíos a los que cualquier prostituta DETESTA. La verdad es que he tenido que poner mucha fuerza de voluntad para ver el vídeo, de la vergüenza ajena que he pasado. A pesar de lo impresentable que resulta, hay algunos aspectos muy llamativos como las respuestas que les dan... si pretenden vacilar a las chicas, no saben con quién se meten. Encima es que parecen orgullosos de lo que están haciendo. Evidentemente estos dos no tienen la menor intención de contratar un servicio, pero sí puede hacerlo gente que parezca muy maleducada, que se crea superior a las chicas o perturbados. Bueno, pues son a los que ni dan una oportunidad y me parece que todos haríamos como ellas.

¿En alguna ocasión no han querido atenderme? La respuesta es SÍ. Sobre todas las cosas, hay una que las prostitutas abominan como si fuese el mismísimo diablo. Y es que aúna todos los males anteriormente descritos: maltratarlas, abusar de ellas, no pagarlas... Lo peor que puede encontrarse una prostituta en su puerta es lo siguiente, esto cambia las reglas ya que PIERDE TOTALMENTE EL CONTROL y se ve sometida a una voluntad ajena:




La policía. Este vídeo ha sido realizado por la ex prostituta y activista Norma Jean Almodovar para denunciar las extorsiones policiales que tan frecuentemente padecen (no es la primera vez que lo pongo). Pueden comprobar qué enorme diferencia existe entre el cliente y el policía. El cliente hace lo que la prostituta diga, y la prostituta lo que diga el policía. De hecho es muy común ver cómo en la TV suelen salir portavoces de la policía contando las penalidades y vejaciones que sufren las prostitutas, y yo alucino con la jeta que le echan al asunto porque si lo saben es porque son ellos mismos quienes lo hacen. ¿Recordáis el caso de Coslada? Llegó a salir a la luz pública que las chicas eran objeto de "extorsiones", "violaciones" y "brutales palizas" por parte de la policía. Policía que organizaba charlas sobre la "trata" y se apresuraba en condenar la prostitución como "violencia contra las mujeres". Coño, no va a serlo, ¡bien lo sabéis porque sois los causantes! Mira que hay que ser sinvergüenza, canalla y gentuza. Pues volviendo al punto anterior, debido a esto una prostituta también puede rechazar a su cliente: bien porque la policía se lo ha ordenado, bien porque se sabe vigilada y no quiere meterse en problemas. Y sucede cuando el cliente mete las narices donde no debe y "se implica mucho y sabe demasiado". Como dicen las chicas, "la curiosidad mató al gato".

En fin, creo que gracias a estos vídeos y mis comentarios podréis haberos formado una imagen más fidedigna de cómo prestan sus servicios las chicas y afrontan las diferentes situaciones que se pueden encontrar (un cliente corriente, un anormal o un policía). Si todavía os habéis quedado con hambre y lo que queréis es ver en sí cómo es la prestación del servicio os dejo con el enlace a un vídeo que os podéis descargar DE CONTENIDO CLARAMENTE PORNOGRÁFICO (el aviso está hecho). Trata sobre una joven que usa Internet para anunciarse, concierta una cita con un tipo y hacen lo que tienen que hacer: Greta - Perky Teen Tries Sex Dating for Cash



También podéis ver, en este mismo blog:

· ¿Cómo es con una puta?
· Cómo (no) tratar con prostitutas (con vídeo de humor)