miércoles, 11 de noviembre de 2009

Banda ampla: La prostitució

Nuevo programa sobre la prostitución, que ofrece el punto de vista de varios de sus protagonistas. Fui invitado y acepté aparecer en directo a cara descubierta, sin embargo al final prefirieron hablar vía telefónica con otro cliente (¿tal vez porque era catalanoparlante y yo no?). Ellos se lo han perdido. Pero que no vayan diciendo que no han podido llevar a más clientes porque no es cierto.





Como observaréis se distinguen tres posiciones respecto a la prostitución. La primera es la reglamentarista, que defiende una regulación con el objetivo de mantener a raya las enfermedades o controlar la inmigración (Eduard Vivas). La prostitución serviría de vía de escape a las bajas pasiones de los hombres y por tanto no sólo no sería inmoral, sino que serviría de refuerzo al modelo tradicional de familia (Joan Romeu). Se reconoce abiertamente el papel que, para ciertas personas, desempeña esta institución. El reglamentarismo busca tener controladas a las prostitutas e invisibilizada la prostitución (de ahí que se tienda a prohibir la practicada en la vía pública). En ningún momento se plantea la necesidad de reconocer derechos a las prostitutas, dignificar su actividad otorgándolas reconocimiento social, o de cuestionar el patrón de sexualidad dominante. Es una postura conservadora, inmovilista.

El prohibicionismo público-reglamentarismo no desea ver prostitución en la calle ya que considera que ofrece una "imagen negativa". Se aboga por mantener un tipo de prostitución únicamente enfocada a satisfacer los deseos sexuales del varón mientras el estigma continúa recayendo plenamente en la prostituta. Esta es la tendencia por la que aboga la derecha conservadora y la que predomina actualmente en nuestro entorno.



También es cierto que podemos encontrarnos con posturas más moderadas dentro de esta corriente, como la que mantiene un vecino del Raval (Lluis Nicolau) quien reconoce que "la prostitución crea riqueza en el barrio", tal y como he manifestado reiteradamente. Algunos negocios (pensiones, bares, tiendas, bingos, etc) no se podrían mantener si no es por ellas y la clientela que atraen. Su enfoque es razonable, diferencia entre los diversos tipos de prostitución existentes y busca la convivencia pacífica, postura que suscriben la inmensa mayoría de los vecinos. Para buena parte de ellos el problema no está tanto en la prostitución (con la que han manifestado convivir con normalidad) sino en ciertas actividades paralelas que precisamente son fruto de la desregulación existente. No dice "no a la prostitución", sino que quieren "una prostitución regulada y que no moleste a los vecinos". Ni prostitutas ni clientes buscamos altercados, y por lo general intentamos que la convivencia sea lo más agradable posible, no obstante entiendo sus preocupaciones. Critica al Ayuntamiento que, al cerrar los prostíbulos y meublés, ha empujado a las chicas a tener que atenderse en la calle o en pisos ilegales.

Otra de las grandes corrientes es el abolicionismo. Desde este análisis se entiende que la prostitución no puede ser aceptada en nuestra sociedad ya que supone una inadmisible forma de violencia contra la mujer, propia de sociedades desigualitarias y patriarcales (Jordi Gascón). Los datos vendrían a confirmar esta afirmación, así más del 90% de las personas que se prostituyen estarían esclavizadas (Maria Josep Varela). El abolicionismo considera que el hecho de que exista un intercambio económico previo lastra las relaciones sexuales, que al igual que una relación trabajador-empresario serían desiguales, produciéndose una SUBORDINACIÓN del empleado al empleador. El elemento clave sería el PODER del que dispondría el cliente por tener dinero, los hombres recurriríamos a las prostitutas debido a nuestra incapacidad de mantener una relación en pie de igualdad con las mujeres. Por tanto, y en nuestro propio beneficio, tendríamos que ser "reeducados" para aprender a vivir una sexualidad sana y libre. También se vincula la prostitución al mundo de la delincuencia, se le relaciona con "tráfico de armas, tráfico de menores, todo". Por último se argumenta que la legislación internacional nos obliga a desarrollar una normativa abolicionista, haciendo prácticamente inviable una regulación de la prostitución (Maria Josep Varela) de acuerdo al Tratado de Lake Success de 1949 ratificado por el régimen franquista (férreo defensor de los DD.HH. y la dignidad de la mujer, como sabemos todos... LoL).

Para los abolicionistas-prohibicionistas la prostitución es intrínsecamente degradante y en ningún caso se desarrolla en condiciones de igualdad y libertad. Este enfoque, que desoye a todos aquellos que vivimos la prostitución en primera persona, es el que adopta la izquierda totalitaria. El gobierno de España se adscribe a esta tendencia.



El antecesor del abolicionismo fue el prohibicionismo, con el que mantiene numerosos puntos en común. Como argumento para erradicar la prostitución se apela a la dignidad de las mujeres (Fred Eioshu), entendiendo que aquella que se acueste con muchos hombres deja de ser una "buena mujer". Los razonamientos más integristas (Mohammed Akortal) llegan a respaldar que desde el poder público se prohiban "todas las cosas que hacen mal a esta sociedad (como el tabaco, las drogas, o la prostitución)" y a negar la humanidad de estas mujeres ("una mujer que se vende a un hombre deja de ser mujer"). El único representante musulmán realmente se lució. Evidentemente si seguimos esta lógica abolicionista-prohibicionista tenemos carta blanca para reinsertar a las prostitutas a la fuerza, ignorar sus voces "alienadas" y marginarlas todavía más. Esta corriente (sea en su versión tradicional -el prohibicionismo- o la remozada -el abolicionismo-) es completamente involutiva, reaccionaria, trasnochada y persigue el fin último de implantar una sociedad cerrada contraria a las libertades individuales. Lo que precisamente buscan las feminazis, los social-fascistas o los fundamentalistas religiosos.

Un caso curioso es el de Maribel Martín, por una parte comparto su crítica a la persecución del débil (acoso a la prostitución callejera) y su propuesta de que debería ser la administración la que, entendiendo que existe una demanda social, habilitase un local donde pudiesen ejercer la prostitución las chicas de la calle evitando que se causen inconvenientes a los vecinos y facilitando toda clase de productos y servicios sanitarios (como a los drogadictos). Pero por otra considero que su análisis del ejercicio de la prostitución en clubs es totalmente erróneo, es cierto que las chicas están sometidas a una dependencia laboral (como en cualquier empresa) con un horario, unas condiciones, unas sanciones incluso... pero -al menos según mi experiencia personal- distan mucho de estar esclavizadas. Su cerrazón a la hora de escuchar lo que las propias mujeres del Riviera dicen me lleva a incluirla dentro del abolicionismo-prohibicionismo.

Por último hallamos una nutrida representación del regulacionismo. En este caso se persigue legislar teniendo en cuenta los intereses y derechos de las personas que ejercen la prostitución (es decir, de los trabajadores), asimismo se pretende ir eliminando el estigma que sufren dado que se entiende que este rechazo social es fruto de una construcción cultural (Ana Fábregas). Para Mónica Coronado muchas de las creencias existentes en torno a la prostitución no son más que mitos, "leyendas urbanas", completamente desmentidas a lo largo de los 27 años que lleva ejerciendo la prostitución y por los cientos de chicas que ha ido conociendo. Así la mayor parte no vendrían engañadas (Enrique Figueredo) y se prostituirían con total libertad (Victor Cambero, Karen).

Tanto la derecha liberal como su aliada natural, la izquierda democrática, entienden que la dignidad es un concepto subjetivo que no se puede imponer a los demás y por tanto escuchan a las prostitutas. En la imagen aparecen los zapatistas apoyando a las "trabajadoras sexuales" y reconociendo su dignidad como tales.



Para este sector la prostitución no es intrínsecamente degradante ni desigual, de hecho Mónica rompe uno de los grandes argumentos abolicionistas asegurando que a ella no la importaría que su hija continuase con su misma actividad. Los regulacionistas opinan que el mayor obstáculo al que se enfrenta la prostitución es de ámbito moral, a que hemos sido educados reprimiendo nuestra sexualidad (Marien Escort, Gabriela Wiener). Para el sector más extremo del regulacionismo la prostitución incluso significaría una liberación, favoreciendo la emancipación de la mujer. Vemos que la misma realidad tiene una lectura completamente diferente para abolicionistas y regulacionistas, esto lleva a que el entendimiento entre ellos sea prácticamente imposible.

Un argumento que sostienen varios de ellos (Amada Rubio y José, el amigo de Mónica) es que "la prostitución siempre existirá" y que "no morirá nunca". Yo no soy tan triunfalista. Si así lo creyese ni habría abierto este blog, ¿para qué? Hay que ser muy inconsciente o muy estúpido para creer que las disposiciones legislativas no van a afectar a la prostitución, además si miramos la historia con un poco de perspectiva comprobaremos que absolutamente TODO puede cambiar.

Pero hay algo más en lo que no sé si el espectador habrá reparado. Varios de los trabajadores sexuales presentes hablan de sus experiencias personales, de cómo viven la prostitución, de sus problemas... entre ellos algunos CIERTAMENTE PREOCUPANTES. Por ejemplo, la transexual Juliana se queja del rechazo del que es objeto por parte de la sociedad, de su falta de oportunidades laborales y de la persecución que sufren POR PARTE DE LA POLICÍA. Otro testimonio que resulta impactante es el del "chapero" Miguel Schmidt, quien comenta cómo la policía (escudándose en la defensa de los derechos de los trabajadores... ¡hay que joderse!) les impone cuatiosas multas. Esto está ahí, grabado, contado por ellos mismos. No forma parte de ninguna teoría conspirativa mía. Como dice Karen "la prostitución no se puede erradicar porque hay gente con gran poder detrás", empezando por la propia policía CORRUPTA y la vista gorda que hacen los Ayuntamientos. Quienes conocemos el Mundo de la prostitución con cierta profundidad sabemos cómo la falta de regulación (y de escrúpulos por parte de ciertos policías) es la causante de unos abusos hacia estos trabajadores que en cualquier otro ámbito serían INADMISIBLES.

En definitiva, creo que si no se cierran los ojos a los testimonios que han ofrecido estas personas el espectador medio puede hacerse una idea de qué planteamos los regulacionistas y por qué lo hacemos. Quienes HEMOS VIVIDO la prostitución entendemos que el que se adopten unas soluciones u otras viene determinado por la percepción que se tenga sobre la misma, en muchos casos la creencias existentes son meramente "leyendas" como las denominó Dña. Mónica, puras fantasías, cuentos, mitos; que en unos casos son irreales y en otros son ciertos pero no en las proporciones que se asegura. Sin embargo cumplen una función de CONTROL SOCIAL importantísima, ya que dotan de legitimidad al discurso abolicionista-prohibicionista y permiten la creación de normativas contrarias a nuestros intereses. No pedimos mas que se nos escuche, que se indague sobre una realidad todavía desconocida para la sociedad y que no se legisle precipitadamente pues una vez que se ha establecido una ley ya no hay lugar para el acuerdo.

5 comentarios:

M.N. (Marien) dijo...

Muy buen analísis Cliente X.

me ha encantado la foto de los zapatistas
Besos

Natalia Cervantes dijo...

Uff, tenía ratillo sin tiempo para entrar a la página.

Me cuesta comentar en este espacio porque se habla de cosas que no suceden en mi país. En México hay temas de mucha más trascendencia y urgencia que el de la prostitución.

También me parece dificultoso leerlo porque ufff, son ideas que en mi país no se pueden entender.

Me gusta mucho entrar aquí, cuídate cliente x, un beso!!!

Natalia Cervantes dijo...

Por cierto, gracias por el linkeo hacen mucho bien en mi blog los comentarios tuyos y de tus paisanos.

M.N. (Marien) dijo...

Bueno Natalia, aquí no es que haya otras preocupaciones. Es que abordadndo la prostitución distraen a la gente...No hay día que no salga en cualquier periódico nacional algo relacionado con prostitución y/o prostitutas
Besos

Cliente X dijo...

¡Anda que no tenemos problemas importantes! Pero fíjate que todos tienen el mismo trasfondo: la vulneración del Estado de Derecho y la certificación de una rampante corrupción a todos los niveles. El pago del rescate del ALAKRANA, el sistema de escuchas SITEL, el chivatazo del caso FAISÁN (si no sabes de lo que hablo búscalo en google, te saldrán cientos de noticias)...

Mi hipótesis es que con la prostitución está ocurriendo lo mismo, que existe un fuerte lobby (aquellos a quienes nos referimos como 'abolicionistas') que pretenden terminar con la prostitución como paso previo al desmantelamiento de las sociedades libres. Sé que la primera vez que lo oigas te chocará, pero aquí en España estamos involucionando hacia una sociedad con menor libertad, mayor despotismo político, control absoluto de los medios y ostracismo de la oposición. Con Zapatero regresamos al franquismo, a una "chavización" de España, hacia algo parecido a lo que tuvísteis los mexicanos con el PRI.

Cada vez las señales son más evidentes, entre ellas el colosal acoso al que está siendo sometida la prostitución. Tienes varias entradas en las que hablo de la situación legal tanto europea como nacional, en estos momentos pueden multarme por contactar con prostitutas en la calle en varias de las ciudades más importantes de España. Y algunos de los políticos con más peso de nuestro país (varios ministros como el de interior o la de igualdad, diputadas y eurodiputadas, alcaldes y concejales, etc) han manifestado su rechazo público hacia esta práctica y el clima social existente es propicio para que la legislación se siga endureciendo.

Espero no liarte, intento hablar de la manera más sencilla que puedo, pero tanto Marien como yo hemos estudiado Ciencias Políticas y es posible que tengamos una perspectiva un tanto más compleja del tema. Intento facilitar la lectura de mis posts subrayando y coloreando los fragmentos de mayor interés. Si se te ocurre alguna manera para mejorar la comprensión del blog puedes contármela, ya son varios lectores los que se han quejado en el mismo sentido que tú.



Cliente X, bloguero y putero