jueves, 18 de febrero de 2016

¿Se puede elegir la prostitución?

"Yo puedo disfrutar teniendo sexo con desconocidos que me respetan. Incluso si no disfrutara, no es asunto de nadie. Mi cuerpo es exclusivamente mío".
Natalia Ferrari Diaz, "prostituta independiente que no vive una doble vida"

Hay mucha confusión en lo que se refiere a trabajo sexual y trata. Habemos mujeres que decidimos ser trabajadoras sexuales. Pero muchas veces piensan que están salvando a una víctima de trata y lo que terminan por hacer es precarizar nuestro trabajo”.
Portavoces de AMMAR, Organización de prostitutas

"Nosotras no somos obligadas, lo hacemos porque queremos".
Fátima Olivares, prostituta

"Me encanta ser prostituta, me encanta mi trabajo, me siento libre".
Antonella, prostituta

"El debate de la prostitución libremente ejercida es falso, como demuestra que el 95 por ciento de las mujeres que ejercen la prostitución en España lo hagan obligadas por las mafias o los proxenetas y sólo el 5 por ciento de ellas manifiesta su libertad a la hora de prostituirse".
Agrupación de Periodistas de UGT (AGP-UGT)

"Las mujeres no se prostituyen porque quieren".
Francisco Garrido, coordinador de Metges del Món en Balears

"No sé de dónde se sacan que las prostitutas trabajan en tal profesión de forma «voluntaria»".
David Breijo Martinez, abogado

"Tras cada prostituta yo veo una esclava" .
José Eugenio Nieto Barroso, jefe de policía


Hace unos meses hablé de Natalia Ferrari, una prostituta que había concedido una entrevista poniendo en valor la actividad que desempeñaba y en la que aseguraba que prefería la prostitución a otras alternativas laborales. Yo siempre digo que hay que escuchar a las chicas, claro, pero escucharlas no significa creer ciega y acríticamente todo lo que digan como hacen muchos proderechos. También hay quienes aseguran que eso no es posible, repitiendo eslóganes del estilo "ninguna mujer nace para puta", "las mujeres no somos mercancía" y "nadie elige ser esclava". Pues perfecto, vamos a ver un poco que nos cuenta cada parte para formar nuestro propio criterio. Eso es lo que hizo el pasado mes de Enero la revista Interviú al ofrecer por una parte la entrevista a Natalia por Alberto Gayo y, por otra, un reportaje realizado por Inma Muro que -aunque no he podido leer ya que no está disponible para no suscriptores- parece reafirmar las tesis abolicionistas.

Comencemos por el artículo escrito por ella misma titulado “Las mujeres que sí quieren ser putas”. Viene a decir que quien sabe de prostitución es ella, que la ejerce, y que las representaciones tan negativas que se hacen sobre la prostitución no se corresponden en nada a sus vivencias. Confiesa que, como tantos otros (incluido un servidor), cuando empezó tenía MIEDO (siempre se repite lo mismo). Pensaba que en la prostitución la mujer estaba sometida al hombre, que tenía que tragar con todo lo que la pidiesen y que lo pasaría muy mal. Pero... no fue eso lo que se encontró. En su lugar, lo que experimentó fue que ella tenía el control y ponía sus reglas, que no le suponía ningún trastorno "follar con desconocidos" y que la prostitución tiene un componente humano y psicológico fundamental, que no es una venta impersonal del cuerpo como se la suele caricaturizar. Les recomiendo que lo lean completo, pero no puedo reproducir aquí todos los artículos que menciono porque entonces la entrada sería larguísima.

Puede que resulte chocante para algunas personas, seguramente también me sorprendería a mí si no conociese este mundo como lo conozco. Pero resulta que hay prostitutas que no ven la actividad que realizan como algo malo sino, muy al contrario, consideran que se compara muy favorablemente con otras ofertas laborales. De acuerdo a lo que nos manifiestan, el ejercicio de la prostitución vendría a ser el fruto de una elección voluntaria y racional, y por tanto sería una opción legítima.



Coincidente en el mismo periodo de tiempo, tuvo lugar la discusión entre dos profesores de filosofía que comenzó con el artículo "Reflexiones laicistas sobre la prostitución" de Eugenio Piñero Almendros al que contestó su colega Andrés Carmona Campo, y fue contrarreplicado a su vez por el primero. Básicamente lo que centra su debate es la eterna "guerra de cifras" entre la prostitución voluntaria y la trata (lo cual no es incompatible, de hecho una prostituta voluntaria también es casi siempre "víctima de trata"). Cada uno sostiene sus tesis en base a fuentes secundarias, es decir, no en base a un conocimiento directo de la prostitución sino a las afirmaciones de asociaciones, informes, organizaciones internacionales... Y ahí es donde he dicho siempre que está el quid de la cuestión. DEPENDIENDO de cómo sea realmente la prostitución  habrá que tomar uno u otro posicionamiento, pero si DESCONOCEMOS qué es lo que pasa todas las reflexiones que hagamos al respecto serán erróneas. ¿No les parece?

La cuestión sobre la libertad o falta de ella al ejercer la prostitución es absolutamente central y el que se tomen unas políticas u otras impacta gravemente en la vida de muchas personas. Por ejemplo, en un reciente artículo titulado ¿Es la prostitución necesariamente coercitiva? su autora entra en este debate señalando las negativas y muy contraproducentes consecuencias que tiene opinar sobre prostitución "sin tener nada que ver" en esto. Y es que es muy frecuente que sean otras personas, con mayor prestigio y visibilidad, quienes arrebaten la voz a las prostitutas en el debate público. También se aborda este problema en el programa de RNE "Prostitutas: ¿trabajadoras o esclavas?" emitido hace pocos meses. Y nos encontramos una vez más con la misma situación. Chocan de frente las posiciones de quienes "aseguran que el 80% de las mujeres que ofrecen sexo son víctimas de mafias y señalan que el oficio más viejo del mundo es la esclavitud" y quienes lo niegan y reivindican que se ejercen de manera voluntaria y, por consiguiente, debe considerarse un trabajo.

El problema, como apunta muy bien el cartel (pagado con fondos públicos), reside en con qué ojos miramos este fenómeno. ¿Dejamos hablar a las chicas o nos imaginamos cómo debe ser su vida? Por cierto, comparen la imagen anterior con ésta. Es verdaderamente notable la disparidad de medios entre unos y otros, un cartón escrito a rotulador sostenido por una encapuchada (porque resulta peligroso mostrar nuestra identidad) frente a un enorme cartel diseñado profesionalmente en una valla publicitaria en medio de una avenida...  



Entre quienes niegan la prostitución voluntaria tenemos a personas que conocen profundamente esta realidad, como el inspector jefe José Eugenio Nieto Barroso de la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental de la Policía Nacional. Sostiene que él ve cada prostituta como una esclava y no puedo menos que agradecerle ese arranque de sinceridad. Efectivamente, no le falta razón, si llegáis a indagar sobre este mundo comprobaréis lo acertado de sus palabras. Para la policía, las prostitutas son esclavas. Otro ejemplo reciente es el artículo del abogado David Breijo Martinez cuestionando la voluntariedad de la prostitución, pues ante un mismo caso el Tribunal Superior de Cataluña y el Supremo (que opera a nivel estatal) sostuvieron opiniones encontradas. Así pues, ya sea porque las chicas se hallan bajo las amenazas constantes de mafias de proxenetas o por su completa situación de vulnerabilidad (extranjeras, pobres, mujeres...), estos caballeros consideran que la prostitución no puede ser ejercida de manera voluntaria. Teniendo en cuenta su preparación, dilatada experiencia e incluso la condición de autoridad pública de uno de ellos creo que de ninguna manera podemos desestimar sus valiosos testimonios.

¿Y quienes nos dicen que las prostitutas se prostituyen "porque quieren"? ¿Quién tiene la desvergüenza, falta de sensibilidad y empatía para hacerlas responsables de su lamentable situación? Pues er... esto... Ellas mismas. Ya, bueno, lo contarán cuatro escorts de lujo espléndidamente pagadas que viven entre Dubai, París y Nueva York. Pues no. Comencé esta entrada con el artículo de Natalia, que ejerce una prostitución que si bien no es de alto standing sí que podemos considerar "acomodada". Si se molestan en bucear por el blog encontrarán las declaraciones de putas callejeras como Margarita Carreras, Tatiana García o Carolina Hernández que han trabajado durante años en barrios chinos y polígonos. Lo que sucede es que, "extrañamente" se silencia a estas mujeres y se hace lo posible e imposible para que nadie sepa no sólo lo que dicen, sino siquiera que existen. En su línea defiende su actividad y la voluntariedad de ejercer la prostitución Fátima Olivares, una mujer que lleva 24 años en el oficio. Ahora bien, es mujer, pobre y sin estudios. ¿Esto invalida su consentimiento? ¿O por el contrario si despreciamos sus palabras la perjudicamos en vez de ayudarla? Es más, si me permiten la pregunta... ¿damos la misma validez a lo que dice una puta que al abogado o al comisario?

Ésta es la representación gráfica de la prostitución para quienes hablan de la ausencia de elección. Efectivamente, la chica no podría consentir de ninguna manera ya que se ha convertido en una mercancía, en un objeto de consumo. Pero... ¿es ésto lo que verdaderamente sucede? ¿O es el delirio de las mentes desquiciadas de una panda de perturbados que reemplazan la realidad con sus perversas invenciones?



Pero no es todo blanco o negro, así nos encontramos con que se menciona habitualmente que lo que se halla tras la prostitución es la pobreza, la vulnerabilidad, la falta de oportunidades. Y ahí surge la cuestión, ¿esa prostitución, nacida de la precariedad, debe considerarse forzada? ¿Empleamos el mismo rasero con millones de trabajadores que desempeñan no el oficio que les gustaría sino el que les permite sobrevivir? ¿Y por qué muchas mujeres permanecen ejerciendo la prostitución aún después de haber satisfecho las necesidades económicas más inmediatas, que fueron las que les abocaron a entrar en este mundo? Así que ya tenemos, para empezar, un problema de planteamiento. ¿Quienes ejercen la prostitución, CON QUÉ GRADO DE LIBERTAD lo hacen? Ninguna o muy condicionada, hasta el punto de que su consentimiento no puede ser aceptado lo que conllevaría buscar la erradicación de la prostitución. Relativa, como "un mal menor" así que habría que trabajar para ofrecer alternativas viables a las que pudiesen acogerse de manera voluntaria. O podemos decir que es una libertad plena con lo cual los poderes públicos no deberían inmiscuirse en las opciones de vida personales de la gente.

Esta confrontación de versiones provocó que en su día me preguntase qué había de verdad y de mentira en cada una pues las historias que escuchaba parecían incompatibles. Creo que a estas alturas todos hemos escuchado tanto a quienes afirman que la mayoría de las prostitutas no ejercen de manera voluntaria (lo que de manera totalmente incorrecta se denomina "trata") y los que, sin negar que puedan darse casos semejantes, aseveran que no es la situación predominante. ¿Qué hacemos, a quiénes creemos? Pues como le dije en su día a Adela Úcar las posibilidades son creerles a unos, creerles a los otros (hasta aquí emitieron, censurando la parte más importante)... o ponernos a investigar. Y es que tengo muy claro que los diferentes posicionamientos son sensatos, son las conclusiones lógicas de haber encontrado una realidad u otra.

La otra cara de la moneda: las prostitutas podrían "poner un precio al amor", echando abajo toda la construcción romántica en la que algunos creen. Frente a la mujer muerta de miedo, "en posición fetal" como señala Natalia Ferrari, con las manos engrilletadas, un código de barras y siendo empujada en un carrito de la compra lo que se nos muestra ahora es una mujer decidida, que toma la iniciativa y ofrece por dinero lo que ciertas personas creen que no tiene precio. ¿Pero que unos no le pongan precio significa que otros no puedan ponérselo?



Así que, ni corto ni perezoso, lo que hice durante varios años fue ir conociendo el fenómeno de la prostitución de primera mano. Eso me dio una visión bastante profunda de esta realidad, aunque no amplia puesto que invariablemente lo que encontré fueron prostitutas voluntarias. Pero yo quería llegar a las "otras"... Y para eso tuve que hacer lo que estoy haciendo hoy en día, que es acudir a charlas, estudiar informes y hablar con aquellas personas que sí las han detectado. Acabé por darme cuenta de que hablábamos exactamente de las mismas personas, no es que existiesen dos realidades diferentes sino lo que había eran esos dos "miradas" contrapuestas. Donde unos ven libertad, otros ven violencia. 

Creo que nada puede reflejar mejor la dicotomía de planteamientos existente que estos dos vídeos: en el primero, Antonella asegura que es puta porque le encanta y explica, sosegadamente, en qué le beneficiaría un reconocimiento laboral de su trabajo. En el segundo, Sonia Sánchez manifiesta que NADIE es puta elección y por tanto hay que conseguir que deje de haber putas para terminar con la prostitución y así erradicar la trata. Creo que ambos testimonios se expresan con claridad meridiana, yo se los muestro y luego ya que cada cual saque sus conclusiones. No puedo menos que agradecer a Sonia que diga de manera tan abierta que lo que quiere es un mundo sin prostitutas, oiga, yo valoro la sinceridad ante todo. Me recuerda a un tipo que leí hace tiempo que decía que como no le gustaba la pobreza deberían morirse todos los pobres. Dí que sí, que hay que quedarse a gusto.




Por supuesto todo esto viene con unas CONSECUENCIAS, y es que el abordaje legal que se establezca afectará a TODAS las personas vinculadas a este mundo. Así, en otro artículo reciente, un grupo de prostitutas argentinas de las que putean "por elección" piden una ley que regule FORMALMENTE esta actividad con el objetivo de "evitar el proxenetismo y combatir la trata". Esa nueva Ley debería venir acompañada por la supresión de los artículos 54, 55 y 56 del Código de Contravenciones ya que afirman que su resultado práctico es el de clandestinizar su actividad, persiguiendo y estigmatizando a las trabajadoras. Supongo que Sonia Sánchez debe estar orgullosa de tales artículos, pues consiguen que efectivamente haya menos prostitutas al elevar enormemente el coste de dedicarse a la prostitución ya que a las dificultades propias de la actividad se suman los abusos policiales que constantemente denuncian sufrir las trabajadoras.

Fíjense en lo que declaran desde el sindicato AMMAR, que quieren una Ley "para sacarse de encima" a la Policía dado que “los artículos de las contravenciones que estamos pidiendo que se deroguen otorgan un poder de arbitrariedad a la policía. Entonces llevan a las chicas a la comisaría por portación de rostro o les quitan el dinero impunemente”, dicen que son precisamente las leyes antitrata las que favorecen el proxenetismo. Lo cual le hace pensar a uno... si sucede esto, ¿quiénes pueden estar alentando las leyes antitrata, las prohibiciones, el endurecimiento de una legislación que conceda mayor poder y arbitrariedad a la policía? Vaya, los abolicionistas. Los que no escuchan a las prostitutas y proclaman que la prostitución es violencia. Cierto, la prostitución que ellos desean es una prostitución con violencia. Así que ambos grupos tienen razón. Las chicas eligen la prostitución. Pero la violencia, que no es consustancial a esta actividad, la imponen las autoridades consiguiendo así que este trabajo sea mucho menos deseable de lo que sería en otras circunstancias.

25 comentarios:

Astur-leonés dijo...

Parte I

Si me permites comentar un poco esta nueva entrada.

Creo que estoy de acuerdo contigo en que existen -como mínimo- esas dos "miradas" contrapuestas hacia la prostitución. Creo que esas dos "miradas" contrapuestas tienen que ver con aspectos fundamentales de la biografía de cada persona; y en particular con aspectos de la educación en valores morales y de la ética de cada persona, que además inciden en la capacidad de obrar en unas direcciones o en otras de las personas.

- Permíteme analizar críticamente un poco el manifiesto de la escort Natalia Ferrari, al que le encuentro algunas objeciones.

Una premisa a considerar:
Natalia Ferrari -según su propio testimonio- elige, hasta cierto punto a sus clientes, y da a entender que cada mes sólo atiende a un número bastante reducido de hombres. Este hecho ya comportaría algunas diferencias muy importantes de la prostitución y "alterne" (o compañía) que ella realiza, de las prostituciones y "alternes" que realizan (seguramente) la mayoría de las mujeres que ejercen 'prostitución en medio abierto', o prostituciones de nivel tarifario medio (en bares de alterne, en hoteles-clubs, en pisos de contactos, en casas de citas, en clubes de carretera, etc.).
Tales diferencias se refieren entonces a 'condiciones de ejercicio' o a vivencias en relación a la sexualidad o a la afectividad que pueden resultar bastante distintos en unos y otros casos.

Análisis (comento enunciados de su manifiesto):
Escribe Natalia Ferrari en su manifiesto:

"De nuestros propios errores, hemos sido capaces de construir la realidad que consideramos justa. Para nosotras y por nosotras. No quisimos lo que otros nos daban porque no era suficiente. Tampoco nos creímos lo que se supone que nos merecemos. Aprendimos a seleccionar clientes, y a educarlos para tener con ellos las relaciones que queremos."

- Aquí, en primer lugar ella afirma que algunas mujeres que ejercen prostitución aprendieron a construir la realidad que ellas consideran justa. Pues bien, esta afirmación es bastante genérica, y parece presuponer que el resto de la sociedad debamos aceptar que esa realidad que ellas han construido y que consideran justa deba ser realmente justa, por tanto. Pero cabría la pregunta: en base a qué hechos concretos hemos de aceptar tal cosa.

Continúo.

"Aprendimos a seleccionar clientes, y a educarlos para tener con ellos las relaciones que queremos. A decir que no y a tomar decisiones más inteligentes. A empoderarnos con nuestros cuerpos y seguir nuestros instintos."

- En estos enunciados parece que Natalia Ferrari concreta algo lo que enuncia al principio de su manifiesto. Pues bien, en mi humilde opinión, conseguir un empoderamiento como ese -pudiendo seleccionar clientes y teniendo con ellos las relaciones más ventajosas para las mujeres 'trabajadoras del sexo', podría conducir a tres clases de resultados referidos a la demanda y consumo masculinos de prostitución. A saber:

a) Que todos o una parte de los hombres (los clientes) acepten esas nuevas formas de relación sexual que les exige la mujer a la que, en un momento de sus vidas, empezaron a pagar por sexo o por "afecto", y como una consecuencia de ello sigan acudiendo a verla y a pagarla por estar con ella, con la misma periodicidad que antes, o con otra distinta (posiblemente una frecuencia algo menor).

Continúa...

Astur-leonés dijo...

Parte II

b) Que todos o una parte de los hombres (los clientes) no acepten del todo esa nuevas formas de relación sexual (comercial) que les exige la mujer, puesto que consideran -por ejemplo- que dicha relación no les aporta realmente nada o que les aporta muy poco, por ser la misma una experiencia del estilo de: una mera ficción/representación que la 'trabajadora sexual' tiene con cualquiera de ellos; o un "saca-dineros" que lo que les provoca, sobretodo, es adicción y pérdidas de importantes sumas de dinero que ellos necesitan, o una clase de experiencia que lo único que les aporta es una experiencia totalmente intrascendente que se agota una vez que ha terminado el tiempo (los minutos o a lo sumo, las horas, acordados con la 'trabajadora del sexo'; o una práctica social cuestionable desde un punto de vista ético, tanto para él como para la mujer que ofrece ese sexo comercial (esos hombres han podido empezar a pensar así).
Y como una consecuencia de esto, tales hombres decidirán dejar de acudir a esa mujer para pagarla por actos sexuales o por su compañía (sexual o afectiva).

c) Que una parte de esos hombres ante las nuevas exigencias de esa mujer a la que pagan por sexo, por afecto, o por compañía, las acepten, pero de una manera alienada; es decir: las acepten porque estén demasiado centrados en sus propias expectativas o fines que ellos tienen con respecto a la mujer, e ignoren lo que en realidad la mujer está dispuesta a darles a ellos, TANTO EN ESE MOMENTO en que ellos toman la decisión como A FUTURO. Ese no tener claro las diferencias en cuanto a las expectativas de la relación de ellos mismos y de la mujer a la que pagan se pueden ver además complicado por una dependencia afectiva hacia la mujer a la que se paga por sexo o por afecto, o también por una dependencia de las relaciones sexuales que ella les ofrece. Esta última dependencia (alienación) podrá mantenerse a lo largo del tiempo debido a que las experiencias sexuales con esa mujer a nivel de satisfacción operan de un modo análogo a como pueden operar las máquinas tragaperras en aquellxs que se hacen adictxs al juego. Esto es: produciendo refuerzos positivos de manera sólo ocasional(las experiencias sexuales serán satisfactorias sólo unas pocas veces), pero que motivarán el que la conducta de consumir del hombre en busca de satisfacción sexual o monetaria sea reiterada; o sea que tales refuerzos positivos resultan suficientes como para que el consumidor no se aparte de su patrón comportamental como "jugador" o como "consumidor de prostitución".

Continúa:
"Luego aparecen seres humanos que proclaman sin ningún miramiento que vivimos llorando en posición fetal, o que nuestros clientes son violadores, y yo, no entiendo nada. Esa gente dice que no soy puta, que lo mío es otra cosa. La prostitución es mi medio de vida y aún así, existe un sector que se niega a reconocer que existo junto a colectivos que llevan décadas luchando por los derechos de las trabajadoras sexuales..."

- Aquí se muestra claramente el daño que hacen las teóricas feministas abolicionistas con su discurso totalizador y algo dogmático. La reacción y la réplica del derecho a prostituirse de Natalia Ferrari y de otras (Paula Vip, Natalia Cervantes, Montse Neira, Margarita Carreras, etc. etc.) creo que en gran medida es contra esxs feministas abolicionistas que ignoran bastante las diferentes realidades (empíricas) de las distintas prostituciones que existen en sociedades como la nuestra, y que, para colmo, apuestan por normas sancionadoras y por prohibiciones al ejercicio de la prostitución, sin ofrecer alternativas socio-laborales válidas (decentes) a las mujeres en situación de prostitución que tienen pocas o ninguna alternativa.

astur-leonés dijo...


Parte III:

Sigue Natalia:

"Me pregunto por qué y siempre acabo con la idea de que muchas personas siguen convencidas de que la mujer es débil, el hombre es malo, el dinero es un sistema que nos empuja a sacrificar nuestra alma y las vaginas son sagradas. Resulta que no necesariamente el mundo tiene que funcionar así, y es justamente una nueva generación de putas quienes están rompiendo con ello."

- Bueno, este modo de plantear el tema me parece que simplifica en exceso todo el conjunto de cuestiones que se discuten.
Aquí Natalia se equivoca una vez más en mi opinión:

"Muy lejos de suceder algo desagradable, fue una revelación que puso en evidencia mis inseguridades. Había leído tantos textos que hablan de la prostitución como relación desigualitaria, había visto tantos anuncios de putas como mujeres pasivas y complacientes donde los hombres aplauden esa conducta, que estaba segura de que los roles favorecían al hombre, y si quería trabajar, iba a tener que adaptarme. La realidad es que no tiene por qué ser así."

- La prostitución se puede manifestar como una institución o como una 'relación desigualitaria' también a otros niveles, no sólo en esta forma en la que han insistido las feministas abolicionistas, que es tomada en cuenta por Natalia en su manifiesto.
Otra desigualdad que se da igualmente en la prostitución puede ser la alienación de una parte de los hombres que son clientes, y que es la que he recogido yo al principio.

Más:

"No tardé en probar que la puta es quien tiene el control, quien elige los clientes de acuerdo a sus intereses y que nadie tiene derecho a exigir o forzarme a hacer algo que no quiero. En mi vida me había sentido más empoderada. Lo que me lleva a la conclusión de que el tipo de prostitución que ejerzas es un reflejo de tus capacidades para tomar decisiones según quién eres, dónde estás y qué necesitas."

-Vale, con este empoderamiento al que se refiere Natalia podríamos estar de acuerdo en principio, pero también se ha de considerar que dicho empoderamiento sólo beneficiaría al agente que ejerce prostitución (es decir a la mujer o a la persona transexual), y por tanto, no sería descartable, que dicho empoderamiento pueda perjudicar a los hombres (a una parte de ellos al menos) que se mantuviesen recurriendo al sexo o al "afecto" de pago en tanto que clientes o consumidores.

- Sigo:

"Aquello a lo que accedemos o no depende únicamente de nosotras. No necesitamos salvadores que den por echo que estamos condenadas por falta de oportunidades. De las opciones que se nos han presentado (y que hemos sabido crear) para salir adelante en nuestro día a día, hemos elegido ésta,..."

- En esto que dice, creo que Natalia Ferrari presupone en exceso acerca de la ideología de aquellas personas que defienden o reivindican mayores niveles de igualdad social de oportunidades para todo el mundo.
Efectivamente hay muchas personas (posiblemente la mayoría) que adoptan la prostitución como una manera de salir adelante (ellas y sus familias), o de salir de una situación de pobreza sobrevenida, o por una falta objetiva de oportunidades para llevar proyectos vitales de lo más básico hacia adelante (estudios cada vez más caros, compra o alquiler de una vivienda, cuidado de padres y madres ancianxs...).


Estas son un poco las objeciones que veo a lo que expone Natalia Ferrari en ese manifiesto.

Saludos y gracias.

Anna Escort xxl dijo...

Buenas noches!
Quisiera contar que soy puta ( aunque no suene bien ) y lo soy por dos grandes razones:
1: porque el sexo me encanta.
2: es mi forma de luchar contra la vida tán injusta que vivimos ahora.
Sobrevivo, ahorro, me puedo permitir caprichos, tengo salud ya que todos los servicios les realizó con protección, y poco a poco, voy cumpliendo mis metas.
Dentro de lo que cabe, soy feliz.
y Soy lo que soy, porque quiero.
Soy independiente y trabajo por mi cuenta.
Trabajo cuando donde y con quien quiero y elige mis propios clientes.
La jefa soy yo, sin más!
Jamás me avergonzaria de que trabajo en el mundo de la prostitución.
No robo
no mato por dinero
no meto la mano en el bolsillo de nadie.
Vergüenza tienen que tener los políticos y los grandes empresarios.
Yo me gano la vida honradamente. Ofreciendo servicios de sexo masajes y relax.
Sin más.
Enhorabuena por tu súper blog!
Te deseo mucho éxito!
Saludos desde San Sebastián.
Anna www.anna-escort-xxl.blogspot.com

Astur-leonés dijo...


Anna Escort, hola.

Por si tuviera a bien responder a las siguientes cuatro preguntas:

1. ¿Más o menos, desde cuándo trabaja como escort?

2. ¿Cuántos "servicios" con hombres, por término medio, realiza usted al mes trabajando como escort?

3. Si usted tuviera una capacidad real de influir en los políticos que gobernarán España proximamente, y/o en los empresarios que tienen poder sobre los gobiernos, y/o en los banqueros de los principales bancos de este país (o de resto de Europa), ¿qué cambios o reivindicaciones en materia de empleo o de políticas sociales les pediría para mejorar la vida de las mujeres y de las personas transgénero (que están en situación de prostitución o no; que están ejerciendo 'trabajo sexual' o cualquier otro)?

En espera de lo que nos quiera contestar,
Muchas gracias por anticipado y saludos.

Anna MADRID dijo...

Hay tantas cosas que hacer, que ni se con que empezar.....
Empezaré por decir Hola a todos/as.
Antes de contestar a tús preguntas, quiero yo preguntarte , ¿Porque usas las comillas cuando escribes palabras como servicios .... trabajo ... ?
No soy capaz de comprender.
Yo sí ofrezco SERVICIOS pero son sexuales, masajes y relax.
Nada fuera de lo normal.
Luego, que llevo unos años ejerciendo como Escort, pues sí. En todos estos años, hizé feliz a mucha gente, ofrecí mucho placer y sexo a topé.
Muchos de mis clientes han aprendido de mi y viceversa.
Conocí un montón de hombres, cada persona es un mundo.
Todos los días, además de Escort masajista etc, tengo que ser PSICÓLOGA también.
¿Cuantos clientes tengo al mes?
Pues va dependiendo de muchos factores, empezando por si es un mes bueno u malo. Influye también la ciudad donde estas trabajando, también tús límites, tús tarifas, el lugar donde atiendes, etc
La verdad que desde hace ya un tiempo no me apunto las citas, porque ya no me mola.
Pero hay días cuando estoy más que cansada y tengo que rechazar citas por no poder atender a los clientes como debo, hay días cuando me vienen todos a la misma hora y sólo concreta cita con el primero que llama, hay días cuando hay sólo dos - tres llamadas y me vienen todos, hay días cuando me llaman mogollón y sólo para molestarme porque están de cachondeo y les sobran el tiempo, o hay días( una - dos - tres ) seguidos cuando no trabajo ni una cita.
O hay situaciones cuando no me apetece trabajar y quiero desconectar y estar con mi familia.
Como ves, HAY DE TODO.

EL MUNDO DE LA PROSTITUCIÓN ES UNA LOTERIA.

ES PURA SUERTE.

En lo de la política, pues sinceramente, no quiero pronunciarme porque no se mucho de este tema pero me gusta ver las noticias todos los días.
Es una vergüenza como decía, ya del proceso con lo de Infanta Cristina en el banquillo, los políticos de Valencia, y ahora , con lo del banco Chino....y muchos más, que quizás jamás la policía pueden descubrir sus irregularidades. ...
Pero si que cambiaría quizás la visión de la gente ante las prostitutas.
A los que las obligan a prostituirse y aprovechan de ellas, CARCEL DE POR VIDA.
Y a los que somos independientes, más protección.
Por ej, una vez en Oviedo ( en General Elorza) , recibí una buena bofetada de un cliente MENTALMENTE ENFERMO ( yo no tenía idea ) y fui a la comisaría a denunciarlo.
¿ Qué hizo el policía que me atendió?

REIRSE EN MI CARA

NO MOVIÓ UN DEDO PARA AYUDARME, A PESAR QUE ESTABA MUY ASUSTADA Y LLORABA SIN PARAR.

AÚN TENGO GUARDADO SU NÚMERO DE TELÉFONO Y COMENTE EL CASO EN ALGUNOS FOROS DE ESPAŃA.

VERGÜENZA LE DEBE DE TENER.

Estamos sin que nadie nos apoye. .....


Y que no os olvide lo más importante:

LA PROSTITUCIÓN ES EL TRABAJO MÁS ANTIGUO DEL MUNDO. GRACIAS A LOS HOMBRES QUE NOS PAGAN.

Un saludo y estaré pendiente si alguien tiene más preguntas que hacerme.

Anna http:// www.anna-escort-xxl.blogspot.com

Cliente X dijo...

Astur, crees q las preguntas q has formulado a Anna las has hecho de manera empática o la has causado cierta molestia? Para saber sobre prostitución, hay que saber ante todo cómo obtener la info, cómo hacer las preguntas. Anna es simpática y muy abierta, pero ella misma se ha fijado en esas comillas q ya introducen una valoración muy clara sobre la actividad q realiza.

Por otra parte fíjate q, aunq tu la hayas hecho una serie de preguntas luego ella te contesta lo q quiere (obviamente). Y al igual q prácticamente todas las chicas q conozco siempre acaban hablando de: uno, lo buenos q son los clientes q tienen (evidentemente nunca se vuelven a atender con aquellos q les dan problemas); dos el tema de los ingresos q depende de su clientela (por eso las abolicionistas saben q ir a por el cliente significa perjudicar a las chicas) y tres, el comportamiento nada ejemplar -por decirlo suavemente- de LOS agentes de policía. Y Anna es una chica q atiende en su apartamento, de manera independiente. A ninguna chica de la calle se le ocurriría pisar, por propia voluntad, una comisaría. De Anna se burlaron y la dieron la espalda... a otras...

Astur-leonés dijo...

Parte I

Anna Madrid, varias cosas:

Lo primero, darle las gracias por la amabilidad que usted ha tenido contestando un poco a las tres preguntas que le propuse.

En segundo lugar, decirle que no pretendo cuestionar su manera de realizar el trabajo de acompañamiento o el 'sexo de pago' que usted tiene que realizar con los hombres que acuden a usted en busca de su compañía, de sus masajes eróticos, o de lo que sea, para poder así obtener ingresos monetarios con el objetivo de sobrevivir o de "salir adelante".



En tercer lugar, si me lo permite, dejo planteadas dos cuestiones en base a algo que usted nos responde aquí:

"Y a los que somos independientes, más protección.
Por ej, una vez en Oviedo ( en General Elorza) , recibí una buena bofetada de un cliente MENTALMENTE ENFERMO ( yo no tenía idea ), etc."

- Las personas que se dedican al "trabajo sexual", o, si lo prefiere, que se ofrecen para relaciones de prostitución, o de "escorting", creo que no deberían ser nunca ingenuas y confiarse en exceso en relación a los hombres que se van a encontrar.
Le digo esto con conocimiento de causa: a la prostitución acuden hombres (mayores, pero también jóvenes) con desajustes y problemas psíquicos, emocionales... Y algunos de tales hombres pueden ser violentos hacia las personas (generalmente mujeres y transgéneros) que interactúan con ellos en un contexto de prostitución; pueden haber llegado a engendrar odio tal odio hacia las mujeres y/o hacia 'las prostitutas', que
algunos de ellos no dudarán en sobrepasar la mera 'violencia verbal' y tratarán de agredir físicamente a 'la prostituta'. Una parte de estos hombres violentos y que agreden físicamente (hasta el extremo incluso de asesinar) posiblemente no creen que ustedes sean personas que trabajan, ni tampoco entienden que las actividades que ustedes realizan con los otros hombres que son clientes puedan merecer la calificación de 'trabajo'. Tales hombres violentos y que las agreden posiblemente consideren a muchas mujeres o a las mayoría de las mujeres como personas interesadas que se aprovechan de ellos; o como alguien que les utilizan para su propio beneficio, o como personas falsas e hipócritas, etc.

Pero supongo que usted la ingenuidad con respecto a los hombres ya la haya perdido después de alguna(s) malas experiencias como la que ha expuesto en su anterior comentario.

- Sobre esto otro que usted ha escrito:
Continúa...

Astur dijo...

Parte II:

"A PROSTITUCIÓN ES EL TRABAJO MÁS ANTIGUO DEL MUNDO. GRACIAS A LOS HOMBRES QUE NOS PAGAN."

Bueno, decirle en primer lugar que esta afirmación no sé hasta que punto se podría demostrar científicamente. Pero, en cualquier caso, creo que de la misma afirmación se puede derivar fácilmente el siguiente corolario:

La prostitución (relaciones sexuales pagadas) y el acompañamiento tipo "escort-ing" seguramente sería una práctica muy poco habitual, un fenómeno residual, si la mayoría de los hombres que recurren o que recurrirán a ella en el futuro, cambiaran sus mentalidades y formas de pensar y de una vez por todas, dejaran de pagar a otras personas por relaciones sexuales o por relaciones pseudo-afectivas.
El problema de que siga existiendo la prostitución, se debe no sólo a las desigualdades de naturaleza socio-económica existentes en los países y entre unas partes del mundo y otras, sino también debido a las culturas del sexismo y del androcentrismo en las que siguen siendo educados los hombres, y que asumen una parte de las mujeres. Estas culturas y formas de pensar, alimentan las motivaciones de los hombres para el recurso de estos al consumo de pornografía y de prostitución.

- En mi opinión lo que debería tomarse en serio y realizarse son políticas en materia de empleo que generen muchas más oportunidades laborales para las mujeres y personas transgénero de las existentes actualmente. Y asimismo: dar un mayor peso, rigor y financiación a las políticas sociales destinadas a aquellas personas con problemáticas sociales añadidas a la falta de trabajo remunerado.

- Por último: acerca de porqué he entrecomillado la palabra "servicios", decirles tanto a usted como a Cliente X, que ello no ha sido con un propósito despreciativo hacia las actividades que usted realiza en su trabajo de escort puesto que yo desconozco en que consisten tales actividades, sino que lo he escrito así, porque para mí el considerar las relaciones sexuales pagadas en contextos de prostitución, o del acompañamiento que realizan las escorts, sigue siendo algo bastante problemático, y algo que no está nada claro desde un punto de vista ético. Esto mismo no lo opino, sin embargo, de lo que podría ser un 'alterne' sano y respetuoso*, asimilable a una mera conversación entre hombres y mujeres, aunque en tales relaciones esté mediando un pago. *(alterne sin sexo, sin desnudo y sin tocamiento alguno del cuerpo de la mujer por parte del hombre).

Saludos.

Cliente X dijo...

astur, necesitas ayuda
seriamente te lo digo

Astur-leonés dijo...

¿Por qué me dices esto? Si es por el último comentario que he escrito, sólo permíteme la siguiente aclaración en relación al tema de los clientes que son violentos:

Aunque le haya contestado a Anna Madrid algo esto:

"Y algunos de tales hombres pueden ser violentos hacia las personas (generalmente mujeres y transgéneros) que interactúan con ellos en un contexto de prostitución; pueden haber llegado a engendrar odio tal odio hacia las mujeres y/o hacia 'las prostitutas', que algunos de ellos no dudarán en sobrepasar la mera 'violencia verbal' y tratarán de agredir físicamente a 'la prostituta'. Una parte de estos hombres violentos y que agreden físicamente (hasta el extremo incluso de asesinar), etc."

- Doy por supuesto en base a los testimonios de las propias mujeres (estoy casi seguro) de que tales hombres violentos que que manifiestan violencia hacia las mujeres son una pequeña proporción del total de hombres que recurren a la prostitución.

Anna MADRID dijo...

Permite me decirte que no tienes idea de que es vivir, sentir, formar parte, trabajar, etc sobre el mundo de la prostitución.
Puedes leer mil libros de/con/sobre la prostitución, pero nunca sabrás lo que es.
Quiero agradecer al moderador de ésta página por dos motivos:
- por añadir mi blog en el suyo
- por su comentario.
Buenas tardes a todos/as!
Intentare desconectar y disfrutar de mis vacaciones en Madrid.
Anna Escort http:// anna-escort-xxl.blogspot.com

Astur-leonés dijo...

Para Anna MADRID:

http://www.eldiario.es/galicia/consumo-prostitucion-Espana-sintoma-fallando_0_370263782.html

Esto es lo que respondía la Investigadora Águeda Gómez Suárez:

"El cliente misógino
“Es algo que existe desde el principio de la existencia”, “todo el mundo va de putas”, “prestan un servicio necesario a la sociedad”… Son testimonios reales recogidos por las investigadoras, que reflejan claramente que, para este tipo de clientes, la prostución es algo normal y necesario.

“¿Por qué se paga por el sexo?
Pues yo te voy a decir por qué: porque cobráis, si fuera gratis no pagaría nadie“

Gómez explica que, por suerte, este tipo de consumidores de prostitución son minoritarios, y representan tan sólo entre el 10 y el 15% de los puteros, pero son los más peligrosos pues para ellos la mujer es un ser perverso, falso y materialista. No les queda otra que consumir sexo de pago porque son las víctimas de un sistema en el que la ambición materialista de las mujeres les obliga a gastar su dinero."

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-04-27/radiografia-del-putero-espanol-asi-es-asi-se-comporta-y-asi-explota-a-las-mujeres_778040/

Astur-leonés dijo...

Más sobre violencia y prostitución.
Lo siguiente es un extracto de una noticia (último párrafo) referida a una macroencuesta realizada entre trabajadores/as sexuales y que fue publicada por la Universidad de Leeds.


"Como cabe esperar, también tiene un marcado lado oscuro: el 47% de ellos habían sido víctimas de crímenes como el robo o la violación, y el 36% amenazado. Una de las participantes manifestaba que estaba soltera porque ningún hombre quiere salir con una prostituta; otra que un acosador le seguía desde hacía tiempo; una última expresaba que algunos de los problemas de dicha dedicación es “la violación, no ser capaz de enamorarse y las cosas que algunos hombres te piden para ganar mucho dinero”. Además, muchas lamentan la falta de comprensión por parte de la policía cuando necesitan su ayuda."

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-03-12/salud-y-educacion-los-sectores-que-sorprendentemente-llevan-a-la-prostitucion_721992/

http://www.independent.co.uk/voices/comment/the-majority-of-sex-workers-enjoy-their-job-why-should-we-find-that-surprising-10083175.html

Cliente X dijo...

como dice Anna hay dos formas de conocer la prostitución
· bien directamente, al haberse involucrado en ella de manera directa y continuada;
· bien por medio de estudios, informes, noticias...

ambos métodos no son excluyentes, muy al contrario, es necesario saber de ambos pues normalmente quienes conocen mucho una de las vías suelen ignorar la otra. Que sucede? Q normalmente cuando habla alguien q ha conocido la prostitución por uno de estos caminos con alguien q ha recorrido solamente el otro (lo cual se observa claramente en muchos debates de TV) hay un choque, una incomprensión, pq se confrontan dos realidades q no tienen nada q ver

así lo q nos parece es q venimos de "Mundos diferentes"

durante muchos años yo estuve muy inmerso en este mundo, por eso he vivido una serie de experiencias q otras personas carecen. Ahora bien, no x ello me las doy de saber todo. Ahora mismo me estoy centrando en conocer ese mundo académico, el q habla de los porcentajes, el q elabora documentos, el q habla por nosotros, vaya

Y lo estoy encontrando apasionante pq, al igual q el mundo de la prostitucion en su dia, me resulta desconocido y estoy aprendiendo mucho de él

Ojalá algún día, alguien, estudie a quienes nos estudian...

Anna MADRID dijo...

Bonito comentario Cliente x y al mismo tiempo, muy verdadero....
El mundo de la prostitución es incognito....quizás para unos, para otros, no.
Es una alegria que un hombre, en este caso- tu, se interesa de éste mundillo y da a conocer un poco más la prostitucion y las que la practicamos.
Gracias por pasarte por mi blog y poner un comentario.
Un abrazo con mucho cariño¡
Anna www.anna-escort-xxl.blogspot.com

ave fenix dijo...

La prostitución es el oficio más viejo del mundo y existirá siempre. No podemos negar que existe trata de blancas, pero la solución para acabar con ella es muy sencilla: Legalizar la prostitución.

Astur-leonés dijo...

Ave Fénix aseveró:

"La prostitución es el oficio más viejo del mundo y existirá siempre."


- ¿Ah sí?, ¿cómo lo sabe?, ¿tiene usted dotes de adivino?

Según me parece a mí, si en el futuro se procuraran eliminar las casusas que "alimentan" los fenómenos de prostitución, entonces dicha práctica podría disminuir mucho, posiblemente hasta cifras anecdóticas.

Con la eliminación la falta de medios de obtención de ingresos, de las desigualdades socio-económicas, y de las malas condiciones laborales presentes en muchos empleos realizados por las mujeres, que persisten y afectan de manera especialmente sangrante a las mujeres y a otros colectivos específicamente discriminados (personas transexuales o transgéneros); así como, por otro lado, un cambio importante en los valores y mentalidades 8es decir en determinados aspectos culturales) de quienes mayoritariamente pagan por obtener relaciones sexuales o pseudo-afecto de las mujeres -o de personas transgénero)-
se lograría la desaparición progresiva de la oferta de prostitución por parte de los colectivos antedichos -se conseguiría al cabo de un tiempo claro está, pues estamos hablando de un proceso.
Saludos.

Cliente X dijo...

@Anna
La verdad es q me da un poco de envidia q haya varias chicas (ademas de ti pues Montse, Martina, Natalia, Roco, Paula y unas cuantas más) que van contando de qué va esto mientras ningún cliente lo hace. Los pocos blogs que conozco de clientes se centran en recomendar chicas, y en decir si una pone falsas o se lo pasó bien con la otra.

@ ave fenix
hace tiempo habría tachado tu comentario de simplista. pero denota un conocimiento más profundo de la prostitución de lo que parece a primera vista. Con una legalización AMPLIA de la prostitución (despenalización neozelandesa en vez de regulación holandesa) se acabaría, Y DIGO ACABARÍA TOTALMENTE, con la llamada "trata".
Supongo que sabrás explicar por qué, cierto?


@ Astur-leonés
eres consciente de que precisamente muchas personas escogen la prostitución para acabar con "la falta de medios de obtención de ingresos, de las desigualdades socio-económicas, y de las malas condiciones laborales"? La prostitución es, para estas personas, la SOLUCIÓN a los problemas que enumeras. Voy a poner ahora una entrada con unas entrevistas que espero que te ayuden a ver mejor esto que digo.
Marien dice que sin necesidades económicas habría menos prostitución, pero sin estigma habría más. ¿También estás igualmente interesado en acabar con las barreras que IMPIDEN o DISMINUYEN la existencia de más prostitución?

Anna MADRID dijo...

Querido Cliente x , con lo del blog, pues yo pienso que nuestros clientes y no solamente ellos sino todos los demás, tienen derecho a saber lo que se vive realmente dentro del mundillo de la prostitución.
Como dije en " la confesión de una puta " . No todo es leche y miel.
Es muy duro. Pero yo soy fuerte y con la ayuda de Dios, conseguiré cumplir todos mis metas, uno a uno, y sólo si estaré trabajando en esto.
Lo dije antes y lo repito, me encanta el sexo ( es mi perdición ) pero estar dentro de la prostitución y vivirla por tu propia piel, es muy duro.
Ojalá, poco a poco, conseguir cambiar un poco lo que piensan los demás de las prostitutas.
No todas somos iguales, cada una trabaja de una manera diferente.
Cada persona es un mundo.
Un abrazo muy especial a ti, Cliente x , y un saludito a todos tus seguidores.
Espero leer tu próxima entrada.
Anna Escort www.anna-escort-xxl.blogspot.com

Astur-leonés dijo...


Dos cosas:

Cliente X:
"eres consciente de que precisamente muchas personas escogen la prostitución para acabar con "la falta de medios de obtención de ingresos, de las desigualdades socio-económicas, y de las malas condiciones laborales"? La prostitución es, para estas personas, la SOLUCIÓN a los problemas que enumeras."

- Claro que lo soy. Por eso estoy diciendo que sería necesaria una mayor justicia social que se conseguiría mediante otras políticas sociales y otra concienciación ciudadana distinta, así como un replanteamiento del mundo del trabajo para que este estuviera mejor repartido, y para que la consecución de una condiciones laborales dignas fuera un objetivo de los más importantes en cualquier política laboral de cualquier sociedad del mundo.
Supuestamente estas dos aspiraciones serían más fáciles de cumplir en las sociedades opulentas del planeta (muchos países de Europa, EE.UU., Nueva Zelanda, Australia, Canadá...) que en las demás.

Anna Madrid:

"Como dije en " la confesión de una puta " . No todo es leche y miel.
Es muy duro. Pero yo soy fuerte y con la ayuda de Dios, conseguiré cumplir todos mis metas, uno a uno, y sólo si estaré trabajando en esto.
Lo dije antes y lo repito, me encanta el sexo ( es mi perdición ) pero estar dentro de la prostitución y vivirla por tu propia piel, es muy duro."

- Creo que conociendo confesiones como esta sobre la vivencia como 'puta' de una mujer 'en situación de prostitución', y hay bastantes testimonios en esta línea, el que los hombres sigan consumiendo prostitución (relaciones sexuales pagadas) demuestra su egoísmo y posiblemente también su irracionalidad.

AMAZONA dijo...

Anna, yo creo que si piensas que este trabajo es "tan duro" como dices es porque no has trabajado en otros trabajos como, por ejemplo, camarera. Eso sí que es un trabajo duro.

Yo también he tenido experiencias desagradables pero, comparándolo con el trabajo de camarera, esto es un parque de atracciones.

Lo digo muy en serio. He tenido muchos trabajos y sé demasiado bien lo que es "un trabajo duro" cuando lo tengo delante. Y comparando la prostitución con otros de mis trabajos encuentro absurdo catalogarla como "trabajo duro". Y te lo digo yo que ejerzo en la calle.

Anna MADRID dijo...

Cada una lo ve como quiere.
Yo lo veo duro, a mi manera.
Yo también trabajé de otra cosa como limpiando casas y no lo encuentro tan duro como ejerciendo de prostituta.
Lo encuentro más duro mentalmente que físicamente.
Conocí chicas compartiendo pisos que para seguir en esto, dependían solo de pastillas tranquilizantes y mucho más cosas, que me impresionaron. ..
Para ser puta, necesitas tener un carácter fuerte, necesitas tener la cabeza bien amueblada, sangre fría y casi, no importarte nada.
En cambio yo, a pesar que tengo un carácter fuerte y nunca me dejo pisotear, soy una mujer muy sensible. Cualquier cosa me afecta, aunque yo no quiero que me afecte. ..
Yo la prostitución la encuentro dura, a mi manera....y no veo por ningún lado que es dinero fácil. No es sólo abrirse de piernas. ...
y lo que tu ejerces en la calle. ... es muy diferente de lo mio.... No puedes comparar.
Ahora que tu no la encuentres duro.....es y lo seguirá siendo sólo TÚ OPINIÓN.

Un saludo

Anna Escort Independiente www.anna-escort-xxl.blogspot.com

Astur-leonés dijo...


Para Amazona:

Amazona, en relación a la prostitución -supongo que en esto coincido con Anna Madrid- son muchas las cuestiones que pueden ser objeto de discusión.
En mi opinión el ejercicio de la prostitución sí que debe de costar trabajo o esfuerzo (o padecimiento) a bastantes de las personas (mujeres, personas transgénero) que la ejercen. Esto se puede afirmar si nos basamos en sus propios testimonios recogidos en informes de investigación, entrevistas publicadas, reportajes y documentales televisivos, u otros textos de corte autobiográfico.
En relación a esto por eso me atrevo a plantear que posiblemente una buena parte de los hombres que recurren como clientes a la prostitución* de manera asidua o que simplemente la han consumido en más de una ocasión, deben de ser realmente unos egoístas, que no se cuestionan la eticidad de su comportamiento en tanto que hombres que pagan a otra persona que nos los desea, por mantener relaciones sexuales (o tener actos sexuales) con ellos, así como unos irracionales (al seguir actuando en tanto que consumidores, una vez conocidos los testimonios de las mujeres en situación de prostitución (o de las 'trabajadoras sexuales', usando otra denominación).
Saludos.

Cliente X dijo...

Astur, en este blog he recogido numerosas entrevistas a trabajadoras sexuales tanto en video como en audio y tb por escrito. La última entrada contiene tres entrevistas a una chica, estoy convencido de que tendrás una opinión al respecto.

A mí las chicas me piden que vuelva, las noto a gusto e incluso excitadas sexualmente. No obstante, entiendo que tu experiencia haya sido muy diferente. Es más, si yo fuese puta probablemente no te atendería.