lunes, 18 de mayo de 2015

Cada vez más menores

Una de las noticias que levantan mayor revuelo cuando se habla sobre la prostitución es el tema de los menores. Si ya el sexo venal resulta polémico de por sí, cuando lo ejercen personas muy jóvenes se desatan las pasiones y se condena furiosamente sin hacer el menor esfuerzo por comprender qué hay detrás de esta realidad.

Por eso mismo es de los aspectos que menos he tratado en el blog, sin embargo también he observado que en las pocas ocasiones que lo he hecho han aumentado bastante las visitas así que algo de interés debe haber en el tema.

Y es de lo que hablaré hoy pero dejando claras dos cosas. Primera, que la prostitución de menores es EN TODO CASO Y CIRCUNSTANCIA considerada como un DELITO en este país y por tanto no es mi intención defenderla, justificarla, ni apoyarla. Pero, en toda democracia (aunque sólo lo sea formalmente) es posible explicar una realidad e incluso cuestionar las leyes existentes. Porque la Ley dice que el consentimiento de un menor es irrelevante a la hora de ejercer la prostitución, pero resulta curioso que la propia policía reconozca tras estas redadas que ni estaban obligadas ni manifestaban estar a disgusto. Segunda, que es cierto que existen menores prostituyéndose en España. No son muchas ni su edad se aleja mucho de la mayoría de edad (16-17 años), pero es un fenómeno real y que he constatado en primera persona. En latinoamérica se pueden reír con lo que ponemos aquí, porque allá se ven crías de doce años (y casi hasta todavía de menor edad) puteando en calles, plazas y parques a la vista de todo el mundo. Es curioso que los periodistas no se animen a hacer un reportaje al respecto, porque es MUY SENCILLO encontrar a menores en menos de 24 horas incluso sin conocer el país. Pero bueno, vamos a ceñirnos a lo que nos ocupa que es la noticia que ha copado los medios sobre una "banda" que ofrecía a menores en Málaga:

La imagen que se da de los menores en la industria del sexo es de personas desvalidas, que necesitan ayuda y están clamando por ser "rescatadas". La realidad, como pueden comprobar, dista mucho de esta representación.




· La Policía detiene a once personas, de entre 35 y 75 años, por corrupción de menores
· El jefe tenía en su móvil imágenes desnudas de las menores para que los clientes eligieran
· Los otros detenidos se ocupaban de la vigilancia de la finca y del traslado de las jóvenes
· Las víctimas tenían 16 años y eran captadas sin que sus padres tuvieran conocimiento

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que explotaba sexualmente a menores de edad en una finca de Vélez Málaga. En total, hay 11 detenidos como presuntos responsables de los delitos de corrupción de menores, relativos a la prostitución y pertenencia a grupo organizado.

Las víctimas tenían 16 años y eran captadas sin que sus padres tuvieran conocimiento de la situación. El jefe de la banda portaba en su teléfono móvil fotografías de las menores desnudas y las mostraba a los clientes para que eligieran. Después los miembros de la red recogían a la joven seleccionada en su domicilio y la llevaban hasta el lugar donde eran explotadas. 

La investigación se inició el pasado febrero cuando se tuvo conocimiento de que en una casa, ubicada en un paraje de Vélez Málaga, se podría estar explotando sexualmente a menores de edad. Tras realizar varias pesquisas, los agentes pudieron comprobar que existía una organización dedicada a esta actividad.

Cualquier puede comprobar que a las chicas no les suelen hacer mucha gracia estos operativos policiales, en los que las fotografían como si fuesen monos de feria. ¿No se debería, antes de actuar, investigar para saber qué tipo de intervención es el que desean estas personas? Si las chicas se prostituían a espaldas de sus familias, ¿no es sensato pensar que desearían que siguiesen sin enterarse? No parece que las ayudemos demasiado si entramos como elefante en cacharrería llevándolas detenidas, avisando a los padres y metiéndolas en casas de acogida o centros de menores. Antes al contrario, PARECERÍA como si se quisiese darlas un escarmiento.



Los investigadores identificaron al jefe de la banda, que se ocupaba de captar a las menores, y al resto de miembros de la organización, parte de ellos dedicados a labores de vigilancia para evitar alertar de la presencia policial, y el resto a trasladar a las jóvenes desde su lugar de residencia hasta donde realizaban los servicios sexuales.

Tras hallar suficientes indicios de la comisión de delitos, se procedió a la entrada y registro del inmueble en el que presuntamente eran explotadas sexualmente las menores. Cuando los agentes accedieron al interior de la vivienda, encontraron a una menor escondida debajo de la cama y comprobaron las pésimas condiciones higiénicas del inmueble. Paralelamente al registro de la vivienda se detuvo a once personas implicadas en los hechos, de edades comprendidas entre los 35 y los 75 años de edad.

Los investigadores han constatado que el jefe de la organización portaba en su teléfono móvil fotografías de las menores desnudas y que las mostraba a los posibles clientes para que eligieran a la joven con la que querían mantener relaciones sexuales. Después acordaba con ellos el precio por el servicio, que oscilaba entre los 30 y 40 euros.

Otra imagen 100% versión oficial. El poder público se yergue en el defensor de unos menores tiernos e inocentes (vamos, que los han dibujado con "caratontos") ante un grupo de degenerados que no piensa más que en aprovecharse de ellos. Pues no, la realidad es que ese PADROTE que los protege sólo les quiere para su beneficio. Y si no sabe a qué me refiero, siga leyendo...



Me gustan este tipo de noticias porque a pesar de tratar de dar una imagen de alarmismo si uno rasca puede darse cuenta de que, en realidad, no se ha perjudicado o dañado a nadie... bueno, al menos hasta que llega la policía. En los comentarios a la noticia la gente ya se va preguntando cómo era posible que las chicas fuesen y viniesen a su casa. Que vamos, que "obligadas" no podían estar porque residían en el domicilio paterno y por lo tanto podían "escapar" cuando quisiesen. Pero es que ellas no querían abandonar la prostitución. Querían, como cualquier joven, ganarse unos leureles y lo cierto es que la prostitución es una actividad que se ajusta muy bien a lo que todos concebimos como un primer empleo (no existe necesidad de una formación previa, se puede ejercer a tiempo parcial y siempre hay trabajo). Muchas chicas que he conocido comenzaron a putear precisamente porque les resultaba muy sencillo, no encontraban otro trabajo y vieron que de puta se podían ganar la vida.

Como veis, en ningún momento se dice que las obligasen sino solamente que estaban siendo "explotadas sexualmente". Este término, que ha sido empleado hasta la náusea para que pensemos que las chicas sufrían condiciones abusivas o coacciones, lo único que refleja es que se obtenía lucro de ellas. Camareros, reponedores, cajeras... también son "explotadas". Pero es que si vamos a trabajos en los que NADIE usaría esta expresión como futbolistas, banqueros o pilotos... ¡resulta que también están siendo "explotados" porque generan un beneficio para la empresa en que trabajan! Me parece una forma muy enrevesada de manipular.

¿Cuál era la función de los "proxenetas"? Pues facilitarles el trabajo a las chicas. Las buscaban clientes, mostraban fotos para que no tuviesen que desplazarse (lo cual es un error, porque puede ser empleado como prueba), las ofrecían unas instalaciones y las llevaban y traían. No se ve en ningún sitio el "mal" que las podían hacer. De hecho, en Canadá se ha reconocido recientemente que las funciones que realizan estos "proxenetas" benefician a las trabajadoras sexuales y que perseguirles empeora la situación de las meretrices. ¿Corrupción de menores? Me ahorro el comentario sobre las chicas de 16 años de hoy en día. Digamos que parece que sabían muy bien lo que hacían y dónde se metían, ya están "espabiladas". De hecho, cuentan que una de ellas se trató de ocultar de la policía (normal). Pero lo que no cuentan y que me resulta más preocupante es que muy probablemente les hayan destrozado la vida a estas chicas, que hacían esto a espaldas de los padres y cuyo interés era precisamente que no se supiese qué hacían. Por eso doy siempre el consejo de que uno no se debe prostituir en su propia ciudad, pues trae complicaciones (lo cual, paradójicamente, te convierte automáticamente en "víctima de trata de personas") y es que con la legislación existente hay que ser muy cuidadoso con todo lo que se hace. No hay que dejar pruebas (fotos, los famosos cuadernos de ingresos, o los whatsapps que han resultado tan delatadores) y a ser posible hay que ejercer la prostitución en locales que no tengan ninguna relación con la prostitución y que siempre sean diferentes (hoteles, básicamente).

Esta foto, que debió ser tomada en el 2011 o 2012 en la Montera, nos muestra a dos de las prostitutas que comenzaron ejerciendo siendo menores: Gianina (izquierda) y Ana (centro). Al no reconocerse su voluntariedad, fueron de las chicas que se vieron obligadas a trabajar en condiciones más precarias pues la codicia policial se cebó en ellas. Así, por ejemplo, Gianina me contó cómo debía realizar servicios gratis a los agentes y Ana cómo la llegaron a robar tres mil euros que venía guardando. Cuando digo que la prostitución a partir de los 16 años no debería ser penalizada no es para inducir a más jóvenes a esta actividad, sino para que QUIENES YA LA REALIZAN no se vean sometidas a una serie de abusos que considero inaceptables y que ya se están dando.



Comentada esta noticia, de la que reconozco desde el minuto uno que no sé más de lo que sale en los medios (es decir, nada), pasemos a hablar de lo que yo he visto y para lo cual empleo una imagen muy ilustrativa. Como bien sabéis los lectores, yo me he movido durante buena parte de mi vida puteril en la calle y es allí donde he encontrado a menores. Creo que es muy difícil que puedan verse en clubs que están a la vista de todo el mundo, quizá sea más probable encontrarles en domicilios particulares debido a la menor visibilidad de este tipo de prostitución pero desde luego no se van a anunciar al público general en internet o en la prensa porque, como he mencionado, es delito.

Sin embargo en la vía pública la chica se anuncia a la vez que trabaja, y no hay nadie que se juegue el tipo por ella. Y así lo digo, porque tener a una menor es buscarse problemas. Te buscas la ruina. En cambio en la calle quien se la juega es ella, las menores van cien por cien por libre. Normalmente, hay chulas que protegen a las chicas y negocian el "canon" que se paga por estar en la calle con la policía. Pero estas chicas no, con ellas no hay piedad. Tienen dos opciones, o se buscan un "novio policía" como Gianina (aunque, en realidad, tenía dos) o se van al camino difícil como Ana. Y vaya que es difícil. Se trata de jugar al gato y al ratón con los agentes, la chica sabe que en cualquier momento la van a quitar todo lo que lleve encima y por eso necesita desarrollar las más variadas estrategias: desde buscarse escondites para guardar el dinero a gastárselo inmediatamente para no perderlo. Realmente la prostitución ejercida por menores es la más dura, pero no porque las chicas no sean maduras o las traumaticen la relaciones sexuales, sino porque el abuso, la explotación y las extorsiones policiales se multiplican. La policía encuentra carta blanca para hacer lo que quiera con estas chicas.

Quizá esa misma represión es la que ha provocado que, en el medio abierto (las calles), ya casi no se vean chicas menores. Sin embargo el fenómeno se ha desplazado a espacios cerrados donde necesariamente necesitan la intervención de un tercero para trabajar. Creo que es un grave error, ocultar un problema no lo soluciona sino que lo agrava. Hay que ser realistas y reconocer que va a haber chicas que decidan sacarle provecho a sus encantos antes de cumplir los 18, no pongamos el grito en el cielo porque es así. La alternativa es que sean ellas quienes decidan qué hacer, cómo y dónde hacerlo o que tengan un jefe que puede imponerlas condiciones indeseadas porque estará conchabado con las autoridades.

Entradas relacionadas:
· ¿Qué hay tras la "red de prostitución de menores"?
· Música: 12 años + relato sobre la prostitución infantil