sábado, 23 de abril de 2016

Cuando se escucha a las chicas

Me envía PATPONG (muchísimas agracias) un artículo recién publicado que considero muy interesante por su carácter introductorio. Yo puedo explicar a detalle el tema de la prostitución y escribir entradas muy completas, que si no me escuchan todo se queda en nada. Por eso lo importante es que COMIENCEN por prestarnos atención. Y para ello necesitamos, nos guste o no, a los periodistas.

Resulta que en el artículo que reproduzco a continuación (en parte) viene a recoger las ideas principales que he manifestado desde que comencé el blog: que existen muchas ideas, tópicos, estereotipos sobre prostitución que creemos a pies juntillas sin haber podido jamás verificarlos. Pero las chicas (que es como llamo a las "putas") no son marcianas, son de carne y hueso y no es tan complicado sentarse un rato a hablar con ellas delante de un kebab -o un café, o cerveza, etc- y uno puede comprobar en primera persona que no dicen lo que uno esperaría escuchar. Es verdad que existen muchas explicaciones para invalidar su consentimiento: que si están amenazadas, que han interiorizado la violencia, que están mal de la cabeza, que mienten... Bueno, no digo que las crean inmediatamente sino que al menos constaten lo que manifiestan. Y no es que lo diga yo, lo firma un periodista con quien no tengo la menor relación pero que al menos se ha molestado en HABLAR con ellas. No dejo de repetirlo, lo que uno opine sobre prostitución depende fundamentalmente de cómo se haya acercado a este fenómeno, de cuáles sean sus fuentes. Por eso si uno se informa en base a los medios, a lo que el periodista denomina la "propaganda oficialista"es LÓGICO que piense como pensaba él: que si no quieren prostituirse, que si hay mafias detrás que las obligan, que su vida es triste y miserable... pero si uno baja a la calle y las CONOCE entonces se "sorprende", se "confunde", se ACOJONA. No tiene nada que ver la realidad con la propaganda. Y es algo que ha comprobado en escasos minutos. Entonces... ¿por qué nuestras autoridades siguen repitiendo insistentemente ese mensaje engañoso? Es la auténtica pregunta que tenemos que hacernos, queridos lectores.

Si un breve encuentro con una de estas chicas sorprende al periodista, no quiero ni pensar cómo se sentiría si fuese conociendo a más chicas durante más tiempo. Cuando comencé a investigar el mundo de la prostitución pensé que acabaría confirmando la imagen preconcebida que tenía de ella... pero en cuanto más profundizaba más distancia hallé entre la versión oficial y la realidad de la calle.



José Romero (Estrelladigital, 22/04/2016)
(...)
Así que comenzamos a pasear buscando baretos donde proseguir nuestra charla y echarnos al coleto unos tragos. Cruzamos la Gran Vía, siempre pletórica de vehículos y viandantes y bajamos por Montera. Según desgranamos metros de zona peatonal, observo a unas cuantas mujeres ligeras ropa, paradas en la calle. Unas se apoyan en un árbol, otras en las fachadas de los edificios que conforman la calle. Algunas beben un Red Bull con pajita ¡Vaya ironía! El caso es que sería muy sencillo describirlas con todos los tópicos del caso: mirada triste, sonrisa forzada. Pero nada de eso. Parecen hacer el trabajo con profesionalidad, sin ningún tipo de resentimiento hacia la sociedad.

Mi amiguete se percata de que miro a las putas, que aunque son mujeres malas, la verdad es que están muy buenas. Juanjo sonríe ampliamente mostrando una dentadura perfecta.

-¿Te gustan, verdad?-pregunta divertido.

-¡Joder!-contesto-¡Es que están muy buenas! Lástima que estén explotadas por gentuza sin escrúpulos. Algunas de estas chicas podrían ser lo que quisieran en la vida.

Cuando uno se pasea por las zonas de prostitución se piensa que las chicas "están explotadas por gente sin escrúpulos", aunque uno no les vea. Bueno, quizá está sea una de las escasas presunciones que pude confirmar. En realidad si que vemos a los chulos, sólo que no les sabemos reconocer. Pero si uno se gana la confianza de estas mujeres. te pueden contar quiénes las chulean... no digo más. Quien tenga ojos, que vea.



Juanjo me mira y se sonríe.

-Tienes razón en que algunas no están aquí porque este oficio les guste precisamente. Sin embargo, te voy a presentar a una que es amiga mía. Y es muy singular, ya lo veras.

Dicho y hecho. Al rato nos encontramos sentados en un Kebab con una rumana de unos veinticinco años. La piba esta de toma pan y moja. Con un culo de escándalo y unos pechos tan tersos como la carrocería de un Audi.

-A mi gustar ser puta-dice en un español macarrónico-. Tengo dos casas en mi pueblo, cerca de Bucarest. Dentro de unos años me retiro. Soy una emprendedora amigo, no voy a trabajar por novecientos euros fregando escaleras. No jodas.

Me sorprende. Estoy tan mediatizado por la propaganda oficialista que las pone a todas como víctimas, que no doy crédito a lo que escucho.

Esta misma mañana hablaba con otro periodista, interesado en por qué los clientes estamos con estas chicas. La sencillez de José me ha encantado: ¡joder, es que están muy buenas! Al hombre que le gustan las putas es porque le GUSTAN LAS MUJERES, así de simple. Es más, como pudo constatar, son mujeres luchadoras, con la cabeza muy bien amueblada y que saben perfectamente lo que quieren. Son tías con las que uno se siente identificado y se está muy a gusto. Son mujeres por las que MERECE LA PENA pagar.



-Mi cuerpo vale mucho-continua-. Y le saco provecho ¿Qué me diferencia de otra mujer o hombre que vive de su cuerpo? Un futbolista vive de su habilidad y de mantener un cuerpo atlético. Una modelo, no te digo ¿Qué hay de malo en que yo haga lo mismo? Además, todo lo que gano es en negro. No pago impuestos ¿a qué está de puta madre? Y por supuesto, me acuesto con quien yo quiero. No aguanto cerdos ni gentuza.

Estoy confuso. Me deja acojonado. La verdad es que nunca me había planteado la prostitución desde ese punto de vista.

-Si quieres, subimos un rato y te la chupo. Te hago buen precio porque eres amigo de Juanjo.

Declino el ofrecimiento cortésmente y continuamos nuestro camino. No bebemos medio Madrid, hasta que nos despedimos. Voy muy pedo en el metro para mi casa, pero no puedo olvidar los enormes ojos azules de la puta rumana. Y sobre todo, lo que no se me va de la mente es lo claro que lo tiene la tía. Desde luego, es más inteligente que muchos de los que conozco. No es solo un cuerpo bonito. Su cerebro rige como el de cualquier empresario o mejor.

¡Ole tus cojones!

3 comentarios:

Friné dijo...

El artículo es bueno, pero refleja la realidad en un porcentaje reducido de la totalidad

Los garitos con "ganao", están en cualquier carretera, y los proxenetas siguen haciendo pasta B que circula en dirección al poder.

Cliente X dijo...

y tu, salao, pq sabes q son un "porcentaje reducido"?
Lo dice la tele eh?????
Quienes hacen el dinero son las chicas, los chulos sencillamente se la quitan.
A ellas y a todos los contribuyentes.
Y encima en Junio algunos les volveréis a votar.

Frine Laena dijo...

también leo "econotuya", informes del tribulete, y de los tribuletes regionales, (curioso, el % de consumo más alto en putas está en Baleares 0,9% de la renta disponible, más del doble que cataluña, debería venir detrás Canarias por simetría en eso del turismo.. pué nó, está de los últimos), y también leo informes de Hacienda, (por cierto según los informes de hacienda el % de prostitución en locales no ha variado desde el 1995, habrán variado los "titulares del negocio", incluso la localización. pero sigue rondando ¡¡ 72% !! + - 3%

No soy tu salao, ni tu enemiga, ni tu amigo, ni doy lecciones de a quién votar o no votar, observo lo que me observan, que el internet español está saturado y con un tono espectacularmente alto, por culpa de la política, lo notan los mejicanos y porteños sobre todo... pero si puedo colaborar a que los blogs de la chicas les den para vivir, me doy por satisfecha, Lograr que despenalicen de una puta vez la prostitución va a ser más difícil, pero conmigo ya tienen otra voz más, que no quiere ni competir ni entrar en debates contigo, lo primero porque eso no es bueno para ellas.

Pero cruzar enlaces entre tu blog y el mio, si es bueno para ellas, (yo ya lo hice)


Kisssss
y Kissss