miércoles, 26 de octubre de 2011

Música: prostitution is the world's oldest profession

"La prostitución no es, nunca ha sido ni será una profesión, porque una profesión, para ser tal, ha de ser digna y contribuir a la dignidad de quien la ejerce".

Carmen Fernández, Fundación Mujer Familia y Trabajo



"El trabajo brinda a las trabajadoras sexuales su principal posibilidad de autoestima. En una sociedad que estigmatiza el problema de la prostitución, ¿cómo sobrevivir con niveles mínimos de autoestima en una sociedad en que el nombre de la actividad se considera insulto? (...) ¿Cómo sobrevivir en una sociedad tan estigmatizante? ¿Dónde conseguir las herramientas para la autoestima? Las herramientas para la autoestima las consigue la trabajadora sexual en su condición de trabajo".

Dolores Juliano Corregido, doctora en antropología



Vamos a seguir con esta serie de entradas relacionadas con la regulación/reconocimiento del trabajo sexual, pero ya de una manera más relajada. Varios cantantes han apoyado este propósito con su música, por ejemplo Peret o Manu Chao, tratando de trasladar la idea de que la naturaleza sexual de la prostitución no menoscaba necesariamente la dignidad de quienes la ejercen ni debería provocar su rechazo puesto que "todos vendemos algo".

Lo que entiendo que quieren decir aquellas personas que se niegan a aceptar la prostitución como una forma de ganarse de vida tan legítima como cualquier otra es que SON ELLOS QUIENES NO NOS ACEPTAN, NI NOS RESPETAN NI CONSIDERAN IGUALES. Es muy común encontrarse flagrantes casos de discriminación contra las prostitutas, pero no precisamente por parte de los clientes como se tiende a creer desde fuera, sino que los perpetran ciertos viandantes que las vacilan e insultan, vecinos intransigentes que no las quieren en sus calles (afortunadamente son minoría), o comerciantes que las niegan el acceso a sus establecimientos. Espero que llegue el día en el que sean ellos los mal vistos y repudiados socialmente, no nosotros, al igual que en nuestra sociedad ya no se rechaza al homosexual sino al homófobo.

Cada canción que ponga su granito de arena en este sentido es bien recibida, en este caso se sigue el camino inverso al emplear la prostitución como una metáfora para mostrar que realmente todos nos estamos "prostituyendo" de una manera u otra. Así lo veo yo, y por tanto considero que el desprecio que recae sobre todo el mundo de la prostitución carece del menor fundamento.

Es común referirse a la prostitución como "el trabajo más antiguo del Mundo" debido a que se ha podido constatar su existencia prácticamente en cualquier sociedad y época. Ciertamente parece ser un hecho social tremendamente persistente, pero entonces, ¿por qué creen ustedes que todavía en el siglo XXI no somos capaces de aceptarlo como una actividad laboral más? ¿Tienen razón quienes aseguran que, al despojar de su dignidad a quien la ejerce, es inadmisible su equiparación con el resto de trabajos? ¿O por el contrario apoyan ustedes a aquellos que consideran que es la falta de reconocimiento (legal y social) la causa de que la prostitución esté estigmatizada?






PROSTITUTION IS THE WORLD'S OLDEST PROFESSION
(AND I, DEAR MADAME, AM A PROFESSIONAL) - COBRA STARSHIP

Do you know who I am?
Good, neither do I.
Got nothing to say (I got nothing to say).
But if you pay me I can play the fool.

Go on believe, if it turns you on.
Take what you need 'til your body is numb.
Prostitution is revolution.
You can hate me, after you pay me.
My submission is your addiction.
So just get out while you can.

Do you remember when the only thing that mattered was
taking time for the things you love?
But now you got to humor, all these fools.

Chorus.

If you need me, I'm your man.
But you don't want to see me mad.
Oh, no, we, don't care!
You're a pro and it's no surprise, yeah.
Oh, no, we, don't care!

Chorus.

domingo, 23 de octubre de 2011

El epígrafe API, ¿qué conllevaría la regulación de la prostitución?

Pienso que una persona no es nunca un producto, y por lo tanto no debería tener precio. Por otra parte, lo que una persona libre haga en su intimidad con otras personas libres, mientras no dañen a nadie, no deberia tener porque ser regulado.

Salvador Cuevas, director de "El epígrafe API"


¿Por qué motivo no se permite a las profesionales de la prostitución su encuadramiento en el régimen especial de trabajadores autónomos del sistema de la Seguridad Social español?, ¿Por qué no se les permite cotizar a la Tesorería General de la Seguridad Social como trabajadoras autónomas cuya actividad económica es la prestación de servicios sexuales?

Glòria Poyatos i Matas, Abogada y profesora universitaria



El epígrafe Api es un cortometraje producido en España con ayuda del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) en el año 2008. Ha sido proyectado en una veintena de festivales internacionales. Cuenta la historia de Andrea (Sonia Torrijos), una chica espñola que se ve enfrentada al dilema de aceptar un trabajo como prostituta, que no desea, o perder el subsidio de desempleo que está percibiendo como "inmigrante retornada". El suceso está basado en hechos reales y dio lugar a un debate sobre si el Estado debería regular el ejercicio de la prostitución, ofreciendo este trabajo a través de las oficinas públicas de empleo. Quiero invitarles a todos ustedes a sumarse a este interesante debate, así como agradecerle al director Salvador Cuevas la gentileza de desbloquear durante unos días el video para que ustedes puedan verlo:





Miren, en cualquier asunto vamos a encontrarnos con quienes mantengan opiniones en uno u otro sentido. Es algo normal, legítimo y hasta saludable en una democracia. Sin embargo, esas opiniones han de sustentarse en hechos probados o al menos en hipótesis verosímiles si es que pretenden ser enriquecedoras. Vamos, que hay que argumentarlas. No me valen diálogos de besugos. Y lo que hallo muy frecuentemente es a personas que más que debatir para contraponer argumentos y tratar de conocer mejor cualquier tema lo que parecen buscar es quedar por encima de los demás.

La prostitución es uno de estos temas que particularmente se presta con más facilidad al uso de tópicos, dogmas de fé o argumentos demagógicos. Y estamos ante uno de esos casos, este corto emplea la situación de una persona (además muy manipulada, como les explicaré a continuación) para trasladarnos las fobias personales de su autor y evitar el debate serio, sereno y argumentado.

El epígrafe API pretende mostrar por qué no sería conveniente una regulación de la prostitución. Entre los abolicionistas es corriente recurrir al prejuicio y a las aversiones personales para justificar tal postura.



Hace unos días les dejaba con una extensa entrada acerca de si la prostitución debería ser reconocida como una actividad laboral legítima. Les ofrecí textos a favor y en contra, con la esperanza de que viesen por sí mismos qué razonamientos emplean partidarios y detractores del reconocimiento laboral de la prostitución. Aquí lo que encontramos es la más descarnada demagogia, que precisamente es lo contrario a la argumentación, el más bajo recurso al sentimentalismo y al sensacionalismo. ¿Cuáles son las motivaciones auténticas que, según el corto, puedan justificar la no regulación de la prostitución? Todo lo que vemos es:
a) un servicio público de empleo que se dedica a tirar el dinero público (le arrean a la pija casi 400 pavos así, sin más) y que, sorprendentemente, encuentra trabajo;
b) un malvado empresario que se atiene a derecho, aunque eso sí, se dedica a acosar sexualmente a la protagonista y
c) una estúpida que en vez de rechazar de manera normal el trabajo o explicar que no estaba cualificada para el mismo actúa como una auténtica neurótica.

Es corriente mezclar la prostitución con las condiciones en las que a veces se ejerce para dar una mala imagen de ella. El filme nos muestra a un empresario acosador, ¿cuál creen que habría sido la reacción de Andrea si la hubiesen explicado las condiciones tranquila y amablemente? ¿Qué sucedería si la hubiesen llamado de una tasca cuartelera, llena de mierda y cucarachas, y donde el dueño la diese azotitos en el culo? ¿entonces tendríamos que inferir que el sector de la hostelería no puede regularse?



Vamos a analizar cada punto detenidamente.
a) Los Servicios Públicos de Empleo (antes INEM) no sólo no "no sirven para encontrar trabajo" como tuvo que reconocer el ex ministro socialista Carlos Solchaga, sino que además ciertos trabajos, como el de camarera, no suelen encontrarse por esta vía. Ya sé que esto no está relacionado directamente con la prostitución pero me cabrea que se idealice un sector público que es HORRIBLEMENTE INEFICIENTE. Si la chica necesitase trabajo no creo que se quedase en casa tocándose la... guitarra.
b) La deformada imagen que dan del empresario parece más propia de un vídeo de la UGT. Me recuerda a esa parodia del chikilicutre en la que contrata de manera abusiva a una chica que le llega del INEM. Mira que he tenido jefes malnacidos, pero la caricatura que hacen de ellos los progres resulta totalmente inverosímil. Habrá de todo, pero desde luego el baboseo y los insultos no van en el sueldo. ¿Y eso qué más le da a la progre-hez? Si de lo que se trata es de montar su mundo de fantasía como vimos en el corto "Escúchame".
c) Vayamos al corazón del asunto, su contratación como "camarera" o "asistente personal íntima". ¿No ven la burda manipulación que supone mezclar dos categorías laborales que no tienen nada que ver? Bueno, a no ser que consideres a las camareras unas putas, lo cual sería propio de un buen progre. Eso es como si lo que sabes hacer es conducir camiones y te ofrecen trabajo para arreglar instalaciones eléctricas: "oiga, esto no es de lo mío". Son empleos que requieren cualificaciones muy distintas. Pues claro, si se regula la prostitución habrá que hacerlo sin ambages ni eufemismos. ¿Por qué entonces se mezcla el trabajo de camarera con el de puta? Como siempre, por la necesidad que tienen de retorcer la realidad. El "hecho real" en el que se basa el corto es el de una camarera alemana que efectivamente fue contratada por un burdel... PARA PONER COPAS. No para putear. Ya veis que el dueño lo que hacía era ofrecerle una forma de complementar los ingresos (y si me permiten el atrevimiento, 200 pavos por el "porrazo completo" es una muy buena pasta). Cualquiera que simplemente haya pisado uno de estos sitios habrá visto que no todo el mundo que trabaja allí lo hace como puta. Hay camareras/os QUE GENERALMENTE NO SE PROSTITUYEN, señoras de la limpieza, administradores o gerentes y, en ocasiones, personal de seguridad. Pero claro, ¿qué es lo que sí puede suceder? Que la chica en cuestión tenga una serie de convicciones que la impidan trabajar en uno de esos locales, aunque sea sin prostituirse. Oiga, lo mismito que le puede pasar a un colchonero a quien llamen para trabajar en una peña merengue, a un guarro que le ofrezcan poner cañas en un bar de zerdos, o a un reggaetonero en un antro jevy. Es que hay cosas que son de sentido común, si yo tengo una peletería no voy a meter allí a currar a un activista de liberación animal, o si soy vegano difícilmente aceptaré trabajar de carnicero.

Curiosamente no se nos muestran las consecuencias que podría tener "el epígrafe API" para las chicas que ya están trabajando en la prostitución o que desean hacerlo. ¿Habrán pensado en ellas o les importan un pimiento?



En tal caso el error estaría, cómo no, en el servicio público de empleo que engañó a la chica apuntándola en un puesto para el cual ella no estaba capacitada, voy a repetirlo de nuevo porque me interesa que esto quede bien claro: ella se apuntó como camarera e informática, ¿cierto? Pues pongamos que la ofrecen un puesto informática y cuando llega a la empresa resulta que precisan a una economista. ¿Creen que en tal caso la chica saldría corriendo horrorizada? ¿No? ¿Por qué aquí sí? No hace falta más que ver cómo se caricaturiza a las chicas y al dueño del burdel, quienes estamos vinculados en este mundo somos para ellos una especie de parias que vivimos en una realidad paralela. No quieren ni mezclarse con nosotros porque les damos ASCO. Eso es lo que veo en el corto, clasismo y snobismo progre.
_______________________________________________________________________


Como me gusta hacer referencia a los testimonios de las personas directamente implicadas en la prostitución voy a tratar de zanjar el tema con las preguntas que hace una reconocida abolicionista, la concejala Ángeles Álvarez, y la contestación a tales cuestiones por parte de una famosa activista, la trabajadora sexual Mónica Blanco:




La señora Álvarez se pregunta: “Cuando se habla de ‘demos derechos a las mujeres prostituidas’. ¿Pero qué derechos no tienen? ¿Qué no se pueden inscribir en un registro de profesiones? Porque, que yo sepa, tienen acceso a la sanidad como cualquier ciudadano/a en este país. ¿Cuál es exactamente el derecho que no tienen las mujeres prostituidas? A mí me gustaría que me lo explicaran. ¿Qué no pueden cotizar a la Seguridad Social? Hmm… voy a decir una ordinariez, pero en fin… ¿se pueden dar de alta como masajistas? Pregunto. Que yo sepa sí. ¿Pueden cotizar como autónomas? Que yo sepa sí".



Bueno, pues se lo va a explicar la señora Blanco:

¿Por qué queremos que haya una regularización? En primer lugar, por estabilidad laboral, porque somos trabajadoras del sexo, y como cualquier tipo de trabajo así lo entendemos y, en segundo lugar, porque es inadmisible que hoy por hoy nos retienen de los contactos sexuales en una casa, la mitad se la lleva el de la casa. Yo creo que ustedes no tienen esa retención fiscal ahora mismo, ¿no? A ustedes de lo que cobran no le quitan la mitad del sueldo el Estado, pues nosotras, por el hecho de ejercer ese trabajo nos quitan la mitad.

Hemos pedido siempre a la administración soluciones prácticas, una zona. Pero la administración no quiere hablar. Con negarse y obcecarse y decir que no es un trabajo, bueno señores, sea un trabajo o no sea un trabajo, ¿dónde ponemos esto? Eso es cuestión de resolverlo ya, por parte de los ayuntamientos que son quienes tienen la competencia.

Muchas veces los poderes públicos han hecho talleres, han hecho campañas en las cuales nuestra dignidad se ve por los suelos. Se nos ha dicho que somos portadoras de enfermedades físicas y psíquicas y eso con fondos públicos pagados. Eso es indignante. Yo no soy portadora de ninguna enfermedad física ni mental. La única enfermedad física y mental es la que la sociedad me está transmitiendo por mi opresión continua a no tener derecho a mi trabajo. Eso es la realidad.

¿Secuelas psicológicas? Las tenemos, pero no porque yo alquile mi cuerpo. Las tengo porque, por ejemplo, tengo que ejercer en unas condiciones no óptimas, porque la sociedad mira para otro lado cuando reclamo mis derechos, porque recibo agresiones todos los días en donde, a nivel de justicia, no se me cree nada, por supuesto, tiene más credibilidad cualquier delincuente que yo. Las secuelas psicológicas son del desamparo que la administración está ocasionando. Esas son las secuelas psicológicas, porque secuelas psicológicas por alquilar mi cuerpo, me parece fuera de lugar.


La justificación principal para no reconocer la prostitución es que supone un atentado a la dignidad y que el abuso y la explotación son inseparables de ella. Si ustedes piensan así, perfecto, no se metan a putear. Pero nosotros vemos las cosas de diferente manera, no nos impongan sus valores. La imagen se puede ampliar pinchando en ella.



¿Se han enterado ya, progres desorejadas? Queremos que esto se regule en primer lugar porque la cantidad de tributos que se han de pagar en la alegalidad es demencial. La inexistencia de una regulación no significa que nos dejen en paz sino que las autoridades tienen carta blanca para sacarnos hasta los empastes. En segundo lugar para que se nos reconozca como "agentes sociales" en pie de igualdad con los demás, y que tengamos voz y voto. Ya está bien de ningunearnos. En tercero, por el menosprecio social que conlleva el que la actividad a la que te dedicas esté infravalorada. No reconocernos como trabajadores significa no aceptarnos como ciudadanos de pleno derecho. Y finalmente por el desamparo que sufrimos frente a la administración, no es una cuestión de que no nos atiendan en los servicios de salud sino el trato que recibimos por parte de las autoridades públicas. ¿Ya entienden qué es "exactamente" lo que reclamamos?

¿Por qué pedimos que se reconozcan nuestros derechos y nuestro trabajo?
· Primero de Mayo, por el reconocimiento del trabajo sexual
· Un día para conocerlas, un año para quererlas: 2 de Junio, Día Internacional de las Trabajadoras Sexuales - International Whores Day
· Comunicado de AMMAR contra la discriminación y por el reconocimiento de derechos

jueves, 20 de octubre de 2011

18 de Octubre, día europeo contra la trata + Corto "Escúchame"

"Una primera idea con la que hay que romper es con la de que todas vienen engañadas por mafias"

Cristina Garaizábal, portavoz del colectivo Hetaira



El Parlamento Europeo estableció el 18 de octubre como el "Día Europeo contra la Trata", en principio con el propósito de concienciar a la ciudadanía sobre esta dramática y terrible realidad social. Sin embargo parece dudoso que puedan conseguir tal objetivo mediante seminarios como el que se celebró esta semana en la Secretaría de Estado de Igualdad, los cuales apenas difunden y por tanto cuentan con una escasísima asitencia. A charlas como ésa sólo va gente de la administración, de ONGs o periodistas. Pasan completamente inadvertidas para el grueso de la población, entonces ¿cuál es su auténtica finalidad?

La propaganda oficial nos traslada el mensaje de que la trata de personas es un delito no sólo real, sino además muy extendido.



Como me habrán leído en otras ocasiones, la administración es experta en ver problemas que no existen e ignorar los que sí son reales. Pero ello no significa que sea ineficiente: el sector público funciona de maravilla en su especialidad, que no es la de resolver los problemas sociales sino en llevarse calentita la pasta de los contribuyentes. Estos actos, generosamente financiados, sirven para justificar "que se ha hecho algo" y que los ponentes -siempre afines al régimen- cobren sus elevados honorarios. La "trata de personas" resulta extremadamente útil para tal fin porque reúne todos los componentes necesarios para convertirse en uno de los temas abanderados por todo buen progre: para empezar resulta muy preocupante, ya que supone que se está cometiendo un terrible abuso contra unas personas a las que se hace necesario ayudar (por supuesto desde el poder público); además es un asunto muy desconcido, que los individuos de manera particular no podríamos investigar y por lo cual tendríamos que confiar en lo que nos dijesen los "expertos" (es decir, que nos pueden manipular lo que quieran) y que, dada su magnitud, precisaría de ingentes cantidades de dinero público pero cuya utilidad sería realmente difícil evaluar. Ningún otro tema, probablemente con la excepción del cambio climático, reúne tan claramente estas características. Y éste ya lo tienen, discúlpenme la broma, muy "quemado".

Muchas ONGs entran en el juego, como trabajan en esto día a día son conscientes de que lo de la trata es un cuento chino pero que las permite financiarse a costa de las administraciones públicas. Así que entran en el juego. Todavía no sé si verlas como unas brillantes estrategas por sacarle la pasta a quien nos roba ("quien roba a un ladrón...") o como sus cómplices al reforzar los engaños a los que somos sometidos.

La OIM (Organización Internacional para las Migraciones), promotora del evento que tuvo lugar los pasados días 18 y 19 en la Secretaría de Estado de Igualdad, ha desarrollado varias campañas internacionales para prevenir la trata de personas.



Observen los exiguos resultados obtenidos de la "industria de la lucha contra la trata" a pesar de los importantes recursos que mueve: según la Secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara, el Plan integral de lucha contra la Trata con Fines de Explotación Sexual ha sido cumplido "en alto grado". No obstante, sus resultados no son muy alentadores: únicamente se ha conseguido que 44 personas -a lo largo de un año y en toda España- reconozcan su situación como tales, y eso pese a que les ofrecen papeles y en comisaría son presionadas e incluso amenazadas para que denuncien. Cada víctima sale exactamente a un millón de euros, pues la dotación de dicho Plan era ni más ni menos que de 44 milloncejos. ¿Y qué se hace con este dinero? Pues en muchos casos se las deporta, porque no tienen trabajo "legal", ni papeles, ni conocen el idioma... es decir, un billete que en low cost puede salir por 100 euros los contribuyentes lo pagamos a 1.000.000. ¿El resto? ¡A la saca! No conozco ningún otro negocio tan rentable.

La Directora General del Instituo de la Mujer, Dña Teresa Blat, mencionó otro ejemplo que resulta sumamente ilustrativo. Los posavasos "contra la explotación sexual". Parece que los están empleando en el bar del Círculo de Bellas Artes, y a ella la resulta muy gratificante verlos. Pues bien, no creo que hayan ayudado a nadie ni servido para desarticular ninguna "mafia", resulta del todo imposible cuantificar su efectividad real. Pero nos costaron un millón de euros. Un millón tirado literalmente en cartoncitos para que las progres se rían tomándose el café encima de ellos. Un millón que ya no podrá emplearse en adquirir condones, lubricantes, cremas y otros artículos que las ONGs deben racionar por la escasez que sufren. Ya no digo nada con los 44 del "Plan contra la Trata". ¿Se imaginan qué se podría hacer con ese dinero en los polígonos? Prefabricados, baños públicos, papeleras... podrían acondicionarse estas zonas para que mejorasen las condiciones reales de las chicas. Pero eso no da publicidad, ¿verdad? Que se jodan las putas poligoneras, que lo que a nuestras señoronas de la izquierda caviar lo que las gusta es tomarse el poleo menta sobre unos coloridos poasavasos. Pero qué ASCO DE PROGRES.

La actriz y modelo Mabel Lozano se ha significado como activista frente a la trata de personas.



No podía desaprovechar la oportunidad de mostrarles el cortometraje que Mabel Lozano dirigió para Médicos del Mundo con motivo del Día Europeo contra la Trata de Personas el año pasado. Dicen que con él buscan "denunciar la responsabilidad del cliente en la explotación sexual de los seres humanos". Según declaran, la protagonista es una joven llamada Svetlana Demidovich que hace siete años sufrió en sus propias carnes la esclavitud sexual. Paco Churruca y Alberto Panadero caracterizarían a los modelos más corrientes de clientes: el violento y el novato. Me voy a abstener de comentarlo, porque quiero que lo hagan ustedes:



Las campañas o iniciativas contra la trata han sido bastante frecuentes durante los últimos años:
· Posavasos contra la "explotación sexual", otro burdo intento de manipulación
· The Journey, viaje al centro de la retorcida mente abolicionista
· Corazón azul, otra efectista campaña contra la "trata"

lunes, 17 de octubre de 2011

Típicos tópicos, por Alejandra Escort

"Me han tratado mejor como escort que como pareja, y una gran parte de los hombres encantadores que he conocido, los he conocido siendo escort"

Alejandra Escort, trabajadora del sexo



Es frecuente encontrarse con personas que mantienen opiniones muy desfavorables tanto de la prostitución como de sus protagonistas, por lo general sin haberse molestado en conocer esta realidad en profundidad. Los medios de comuniciación son en buena parte los causantes por su inclinación a dar un tratamiento "morboso" a este fenómeno y adherirse al mensaje "políticamente correcto", pero los ciudadanos también compartimos responsabilidad cuando no los cuestionamos y los aceptamos acríticamente.

Por lo general, únicamente las personas que hemos vivido muy de cerca el fenómeno de la prostitución tenemos la posibilidad de cuestionar el "discurso oficial". Me encanta hablar con toda una variedad de personas relacionadas con este mundillo, desde camareras que trabajan en los bares donde las chicas se toman algo a encargadas de las habitaciones en las que se atienden, y absolutamente en todos los casos la opinión que mantienen es que la prostitución no es para nada ese mundo tan sórdido y terrible que nos tratan de vender. Para mí éstas personas son los "expertos en prostitución" y no los periodistas, políticos o técnicos de la administración que suelen dárselas de tales.

Las prostitutas y sus parejas comerciales, más comúnmente conocidos como "clientes" o "puteros", somos unos completos desconocidos para buena parte de la sociedad. Considero que el rechazo que sufrimos es en buena parte consecuencia de esta ignorancia.



Por ello reproduzco en este blog escritos de prostitutas, como el famoso "La prostituta y sus clientes" de Natalia Cervantes (que ha sido la entrada con récord de comentarios). Si verdaderamente desean conocer cómo es la prostitución nada mejor que aproximarse a sus protagonistas más directos. Es lógico, si quiero saber de cocina le preguntaré a un cocinero y si me interesa la informática contactaré con un informático, ¿pero por qué cuando se habla de prostitución se cuenta con todo el mundo excepto con nosotros? Venga abogadas, psicólogos y "expertas en género"; ¿y dónde están los vecinos, los encargados de las habitaciones, las telefonistas? Abolicionistas y regulacionistas trasladamos mensajes completamente diferentes porque los mundos (realidades) en los que nos movemos son muy distantes.

En el siguiente texto de Alejandra Escort podrán ver que denuncia esta imagen estereotipada que se tiene de nosotros. ¿Que cuáles son los tópicos que tanto la revientan? Bueno, ella los enumera sucintamente, pero como me gusta tanto acudir a fuentes directas aquí pueden apreciar cómo somos representados:

Las prostitutas son víctimas impotentes del hambre, de la enfermedad, del exilio, del maltrato de género y de la explotación sexual en sus peores extremos de esclavitud y degradación de la mujer por unos sujetos llamados Prostituidores.

El hombre que acude a la prostitución necesita espacio donde seguir imponiendo su voluntad para sentirse con todo el poder sobre la otra persona, y seguir sometiendo a las mujeres sin ningún cuestionamiento.


¿Qué dicen las "víctimas impotentes" de esta concepción que se tiene de ellas?





Esta sociedad en la que vivimos está llena de tópicos estereotipados y concretamente en este mundo es muy habitual estereotipar a la mujer que hace del sexo y del placer un medio para el beneficio económico.

Esta tarde he escuchado una canción en la radio que me ha sacado de mis casillas. Una vez más se ha recurrido al típico tópico de mujer humilde que sufrió abusos sexuales siendo niña y que las sucesivas desgracias que ha sufrido a lo largo de su vida han terminado empujándola a la prostitución. No contentos con hacer una canción usando ese estereotipo han recurrido a otro típico tópico mas que rodea a este mundo: la puta que se droga para olvidar los momentos de sexo pasados con los clientes.

Este grupo (no recuerdo el nombre) ha cogido todos los tópicos que rodean a la prostitución y los han convertido en canción: esa pobre mujer que ha sufrido abusos, maltratos y desgracias toda su vida, que no tiene cultura ni posibilidad, que se odia y se da asco a si misma y tiene que recurrir a las drogas para evadirse.

Grosera representación de las prostitutas. Según esta visión serían lo más bajo de la sociedad, escoria social, "chusma".



¡Ya está bien de tópicos! Es cierto que hay casos que son así, hay mujeres con las que la vida no tiene piedad y se ensaña de este modo pero ¿por qué se empeñan en agruparnos a todas en el mismo saco? ¿Por qué se empeñan en que una mujer que cambia sexo y placer por dinero tiene que ser desgracia y odiarse por ello?

Como ese otro típico tópico del cliente que es un cerdo y un degenerado y etc. etc. etc. Yo, en mi experiencia personal, he conocido gente realmente encantadora, he conocido hombres agradables, divertidos, que me han tratado excelentemente. He disfrutado, he pasado buenos momentos, y cuando he llegado a mi casa no me he tenido que duchar con un estropajo de esparto, ni he necesitado terapia para superar el trauma.

Por lo que respecta a nosotros, la imagen que se tiene es la del asqueroso pervertido "estilo Torrente".



Hay mujeres que libre y conscientemente eligen esto, mujeres con nivel cultural, con educación, que no han sufrido abusos, ni recurren a las drogas para evadirse. Algunas de estas mujeres puede que se decidan a empezar empujadas por ciertas situaciones y ven en ello la posibilidad de lograr cierto desahogo económico, otras que simplemente en su capacidad de libre elección deciden hacerlo y desgraciadamente habrá otras, no lo niego, que no tengan más salida que ésta.

La conclusión a la que quiero llegar con esto, es que hay casos y situaciones como mujeres y que no es justo englobar todo en un único círculo.


La casa les recomienda continuar leyendo las siguientes entradas:

· Típicos tópicos sobre la prostitución
· Contra las mentiras sobre la prostitución
· Dudas más frecuentes sobre la prostitución

jueves, 13 de octubre de 2011

¿Debe admitirse la prostitución como una actividad laboral más? Un caso práctico

"La diferencia última de los sistemas legales se encuentra en la consideración de la prostituta derivada de su modelo ideológico inspirador: como una delincuente en el sistema prohibicionista, como una creadora de riesgo para otros bienes jurídicos en el sistema reglamentista, como una trabajadora legítima en el sistema de laboralización, o como una víctima de esclavitud o de violencia de género en el sistema abolicionista".

José Fernando Lousada Arochena, Magistrado Especialista del Orden Social



"Conviene no olvidar que el sistema legal no es un neutro catálogo de ordenación de conductas, sino ante todo una opción en permanente tensión sobre valores políticos, éticos, religiosos, económicos, o de igualdad".

Rosario Carracedo Bullido y Sara Vicente Collado, Plataforma Estatal de
Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución



La cuestión de si la prostitución ha de ser considerada un trabajo o no, con las consecuencias que ello implica, es en buena parte un tema moral. Eso es algo que se hace evidente en cualquier debate que tengamos al respecto, o simplemente realizando una comparación legislativa entre el status legal en el que los distintos países mantienen la prostitución: aquellos más democráticos son asimismo los más tolerantes hacia esta actividad (Bélgica, Israel, Nueva Zelanda...), mientras los más autoritarios la ilegalizan (Afganistán, Irán, Cuba...) ¿Pero qué sucedería si tratásemos de enjuiciarla de acuerdo a las mismas reglas que empleamos con cualquier otra actividad? Ése es el ejercicio que D. Fernando Fita Ortega, profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Valencia, les propuso en su día a sus alumnos y que me gustaría que realizásemos en este blog. Con la Ley en la mano, ¿creen ustedes que es posible reconocer la actividad de la prostitución como un trabajo más, y por tanto sujeta a la normativa laboral vigente?

Los colectivos pro-derechos o pro-regulación señalan la importancia fundamental que tendría el reconocimiento legal del trabajo sexual para sacar esta actividad de la clandestinidad. De esta forma, la regulación (entendida como "normalización laboral"), sería el paso previo para alcanzar el objetivo último de la normalización o aceptación social.



Para hacer este ejercicio es necesario tener unas nociones mínimas de derecho laboral, básicamente para saber qué buscar en el texto. No se asusten, no es nada complicado y trataré de ser breve. La norma principal que rige los derechos de los trabajadores es el "Estatuto de los Trabajadores", que nos dice lo siguiente en cuanto a su ámbito de aplicación, elementos típicos del contrato de trabajo o indicios de laboralidad, características del contrato de trabajo y ámbitos de exclusión de la relación laboral (extraído de la web de la Universidad de Zaragoza):

El artículo 1.1 del E.T. se refiere al ámbito de aplicación de esa ley señalando que se aplicará "a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario".

Por su parte, el artículo 8.1. del E.T. dice que "el contrato de trabajo se presumirá existente entre todo el que presta un servicio por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otro y el que lo recibe a cambio de una retribución de aquél".

De la lectura de ambos preceptos podemos deducir los elementos típicos del contrato de trabajo:

a) Voluntariedad
: El trabajador presta sus servicios de forma voluntaria
. Esta referencia a la voluntariedad es innecesaria y redundante si se está hablando de un contrato, que como tal exige el consentimiento de los contratantes, pero recalca adecuadamente la naturaleza libre del trabajo contractualmente pactado . Efectivamente es un acuerdo voluntario donde ambas partes consienten llevar a cabo la celebración del contrato del que se van a derivar una serie de derechos y obligaciones.

b) Ajenidad: Los servicios se prestan a otra persona, el empresario, que se va a apropiar de los frutos de ese trabajo derivándose para el trabajador la contraprestación de la retribución.

c) Retribuido: La prestación de los servicios por parte del trabajador será en todo caso retribuida, constituyendo la retribución una obligación inexcusable del empresario.

d) Dependencia: Los servicios se van a prestar dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona. Es decir, el trabajador estará en todo caso supeditado a las órdenes e instrucciones que reciba del empresario para llevar a cabo el cumplimiento de sus obligaciones.

En consecuencia podemos definir el contrato de trabajo como aquel acuerdo voluntario en virtud del cual una persona (el trabajador) se compromete a trabajar para otro (el empresario) cediendo a éste los frutos de su trabajo a cambio de una remuneración que se va a llamar salario.

Las asociaciones de prostitutas a lo largo y ancho de todo el Mundo entienden que, efectivamente, "el trabajo sexual es trabajo". Argumentan que si están cumpliendo una jornada laboral, prestando un servicio y obteniendo unos ingresos, ¿cuál podría ser la diferencia con cualquier otro oficio?



El contrato, atendiendo a sus características jurídicas dentro de la técnica del Derecho de Obligaciones, puede definirse como:

1-. Específico.
2-. Nominado.
3-. Consensual: Se perfecciona por el mero consentimiento.
4-. Bilateral: Genera obligaciones para las dos partes.
5-. Sinalagmático: Prestaciones recíprocas.
6-. Conmutativo: Las prestaciones debidas por las partes son ciertas y ambas partes son conscientes de ellas.
7-. Principal: Puede existir por si sólo sin necesidad de otro.
8-. De tracto sucesivo: Casi siempre la relación laboral continúa (contrato de trabajo indefinido).

Van a quedar excluidos de la relación laboral según al artículo 1.3. E.T.:

a) La relación de servicio de los funcionarios públicos.
b) Las prestaciones personales obligatorias.
c) Cargo de consejero o miembro de los consejos de administración cuando estos se ejerzan en exclusividad.
d) Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o buena vecindad.
e) Los trabajos familiares salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo.
f) Personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios, siempre que respondan del buen fin de la operación, asumiendo el riesgo y ventura de la misma.

El reconocimiento de derechos conllevaría consecuencias verdaderamente relevantes, como la posibilidad de sindicarse y así defender colectivamente sus derechos laborales. Los empresarios también apoyan esta reivindicación, ya que consideran que así podrían contar con mayor protección frente a los abusos que denuncian sufrir por parte de la administración pública.



El artículo 8.1. E.T. dice que el contrato de trabajo puede celebrarse por escrito o de palabra, admitiéndose la situación de hecho como manifestación formal del contrato aunque no haya constatación verbal ni escrita. No obstante el artículo 8.2. E.T. establece la obligatoriedad de la forma escrita en determinados casos.

La falta de la forma escrita no genera la ineficacia del contrato sino la presunción de que éste se ha celebrado a jornada completa y por tiempo indefinido. Presunción iuris tantum puesto que es destruible por prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.
_______________________________________________________________________



Sabiendo ésto, y pudiendo completar su información con los textos que les enlazo al final de la entrada o con aquellos que ustedes estimen convenientes, paso a formularles la cuestión:



Reflexione en torno a la problemática que últimamente se ha venido suscitando en los medios de comunicación sobre la conveniencia o posibilidad de reconocer a la ctividad de la prostitución como una actividad laboral más, sometida a la normativa laboral. (...) Me interesa que agrupéis los distintos argumentos en dos grandes categorías: jurídicos (no necesariamente jurídico-laborales) y no jurídicos. (...) Para ello he puesto un caso práctico del que: 1.- Debéis analizar los indicios de laboralidad que se plantean 2.- Debéis plantearos todas las dudas que os surja relativas a la admisión de la prostitución como actividad laboral.

Ana M.C., española de 26 años de edad, venía prestando sus servicios en un local de alterne situado en las afueras de la localidad de Valencia desde febrero de 2003. Para ello era transportada diariamente con una furgoneta propiedad Ramón B.G., dueño del local, quien personalmente la recogía a ella, y a otras compañeras, a las 20.00. Ana venía a estar una media de 6 horas diarias en el local, al que llegaba a en torno a las 20,30 y del que salía sobre las 3 ó 4 de la madrugada. En dicho local Ana prestaba sus servicios como alternadora, consistiendo su actividad en incitar a los clientes al consumo de bebidas alcohólicas, pudiendo posteriormente acudir con los mismos a unas habitaciones situadas en el propio local que Ramón alquila por horas. La retribución diaria media que ha venido obteniendo Ana por estas actividades en los últimos tiempos es de 80 euros, de los cuales 50 corresponden a su actividad de “alterne” y el resto (30 euros) corresponden a la actividad de prostitución. Para el desempeño de su actividad el propietario del local exigía a Ana, como al resto de sus compañeras, que vistiese con ropa “sexy” que él mismo proporcionaba, facilitando a todas las mujeres un pequeño vestuario donde efectuar el cambio de ropa. Dicho vestuario está provisto de una serie de taquillas que el titular de establecimiento puso en su día a disposición de las mujeres para que pudiesen guardar en ellas sus efectos personales. Ramón B.G. es quien pone el precio de las consumiciones que deben abonar los clientes, quienes realizan el pago a los camareros del local. Existe un control de la actividad desarrollada a través de unas fichas que se le da a las diversas mujeres por cada consumición que consiguen que realicen los clientes. Posteriormente, al finalizar la velada, el empresario abona a las diversas mujeres un porcentaje del precio de las consumiciones que pueden acreditar a través del sistema de fichas. En caso de inasistencia de las mujeres al local sin previo aviso o justificación, Ramón las “sanciona” impidiéndoles el desempeño de su actividad en el local durante dos días consecutivos por cada día de ausencia. En este local se realizan espectáculos de baile erótico por parte de mujeres que únicamente realizan esta actividad. Ninguna de las mujeres que se dedica a esta actividad realiza otro tipo de actividad ni desempeña ésta fuera de las instalaciones propiedad de Ramón. En octubre de 2006, al como consecuencia de la reiterada negativa de Ana a mantener relaciones sexuales con Ramón, éste le dijo que estaba cansado ya de su actitud y que no volviera a aparecer por su local. Ante estos hechos:

- ¿Cree que Ana tendría alguna posibilidad de reclamar con éxito algún derecho por la vía laboral a Ramón?
- ¿Cambiaría su respuesta si en lugar de dedicarse a la actividad de alterne, Ana fuese alguna de las bailarinas que realiza el espectáculo de baile erótico? ¿Y si se limitase exclusivamente a trabajar como camarera, sirviendo consumiciones detrás de la barra?



Enlaces sugeridos para complementar sus respuestas (recuerden que se pueden emplear argumentos de todo tipo, no sólo jurídicos).

Artículos EN CONTRA de la regulación de la prostitución:
· Legalizar la esclavitud - Ángel Guillén
· La prostitución no es un trabajo, es una forma de violencia contra las mujeres - Mujeres Libres de Barcelona
· Mujeres en Situación de Prostitución: ¿Trabajo o Esclavitud sexual? - Cecilia Lipszyc
· Regular la prostitución es regular la esclavitud - Secretaría de la Mujer del PCE
· Contra la regulación de la prostitución - Carmen Vigil
· Diez razones para no legalizar la prostitución - Janice G. Raymond

Ahora el mismo número A FAVOR de la regulación:
· Los derechos de quienes ejercen la prostitución - Cristina Garaizabal
· Derechos para las trabajadoras sexuales - Entrevista de Manuel Llusia a Cristina Garaizabal
· Sex Worker's 2005 Brussels Manifesto - International Committee for the Rights of Prostitutes in Europe (ICRSE)
· Un trabajo cualquiera - Prostitutas barcelonesas afiliadas a CC.OO.
· Por la legalización de la prostitución - Juan Morillo Bentué
· 10 razones a favor de la legalización de la prostitución - Pablo Vigilis

Un par de textos que se cuestionan el problema, sin adscribirse claramente a ninguna de las dos posturas anteriores (porque también hay indecisos):
· Prostitución ¿un trabajo más? - María Ibáñez
· ¿La prostitución es un trabajo? - Jordi Pérez Colomé

La opinión de varios abogados de reconocido prestigio (añaden argumentos desde el derecho civil, el penal y el administrativo):
· La prostitución como trabajo autónomo - Glòria Poyatos i Matas
· El alterne y la prostitución, la legítima asociación de sus protagonistas y los efectos de su consideración laboral - Roberto Fernández Villarino
· ¿Es conveniente la regulación del ejercicio de la prostitución? - Mª Teresa Conde-Pumpido Tourón
· Prostitución y Trabajo: La Legislación Española - José Fernando Lousada Arochena

Y finalmente adjunto dos estudios referentes al tema, uno sobre legislación comparada y otro sobre el posible impacto económico:
· La regulación de la prostitución en la legislación comparada - Biblioteca del Congreso Nacional de Chile
· Impacto de la legalización en la SS - Informe ESCODE 2006

jueves, 6 de octubre de 2011

Gallardón afirma que únicamente mediante Ley Orgánica podría prohibirse la prostitución

"No podemos prohibir la prostitución mediante una normativa municipal porque al afectar a derechos y deberes fundamentales y a la circulación por la vía pública, tendría que prohibirse mediante una legislación de caracter nacional, probablemente con rango de Ley Orgánica".

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid



"La modificación legislativa que se proponen es claramente RESERVA DE LEY ORGÁNICA, ya que un asunto como el ejercicio de la prostitución en la vía pública que afecta al derecho al trabajo o a la libre circulación ha de ser regulado de ésa y no de otra manera".

Cliente X, sobre la propuesta del conseller Felip Puig
para prohibir el ejercicio de la prostitución en las carreteras.



Ahora es cuando pongo cara de malo de dibujos animados y riéndome desaforadamente grito "lo dije, lo dije". La proliferación de ordenanzas municipales que penalizan el ejercicio de la prostitución en la vía pública no son sino otra muestra de que el régimen constitucional del 78 ya está muerto y España ha dejado de ser un Estado de Derecho. Desde que se aprobó la ordenanza de Barcelona (como siempre, a la vanguardia... de la retaguardia) no han parado de subirse más y más ciudades al carro del prohibicionismo: Lérida, Sevilla, Alicante... por cierto, en esta última ciudad la Junta de Fiscales de la Audiencia Provincial de Alicante ha descartado actuar penalmente contra quienes la inflinjan, dando a entender que la norma no se ajusta a derecho.

Lo que ya me pareció de alucine fueron las declaraciones de Felip Puig diciendo que sabía que si querían prohibir la prostitución tenían que hacerlo por medio de una Ley Orgánica de seguridad ciudadana sobre la que no tenían competencias, por lo que por lo tanto empleaban una Ley de circulación como subterfugio. ¿Pero esto qué esss? Una ILEGALIDAD como el Palau de grande, y no es que caigan en ella por desconocimiento, no... es que son tan chulos y sinvergüenzas que tiran p'alante porque se sienten intocables.

Durante varias semanas pudieron verse en Madrid carteles como éste, reprochándonos que nos gastásemos el dinero en aquello que nos hace más felices. Nuestro tirano Gallardón desaprueba los intercambios voluntarios propios del mercado, pero en cambio debe ver muy bien sacarnos el dinero coactivamente a base de diferentes tributos y endeudarnos como nadie ha hecho anteriormente. Muy bien, felicidades, si fuese por mí no pagaría más impuestos para que siguiese tirando mi dinero en papelotes. A las putas las elijo, a usted no.



Como sabéis Gallardón no me cae precisamente simpático (y eso que en su momento era la fugura del PP que más admiraba, hay que ver...). Pero cuando tiene razón la tiene, hostias: no es legal regular la prostitución mediante una norma sin el suficiente rango. Ya lo dije yo en su día, ¿por qué se hace entonces? Bueno, mi opinión es que en política funciona siempre la doctrina del "mal menor". Aprobar una ordenanza, por ilegal que sea, va a ofrecer más ventajas que desventajas. Para empezar ningún partido la va a recurrir ante el Tribunal Constitucional, quizá podría hacerlo el defensor del pueblo pero tampoco creo que se vaya a meter en semejantes jardines. Pero es que además va a poder "enmascarar" ciertos comportamientos o actuaciones que aún podrían ser más perjudiciales si saliesen a la luz, como son las extorsiones policiales. Si existe una ordenanza, el policía va a poder justficiar que está cobrando una multa en vez de exigiendo la "tasa semanal" a las chicas. De todas maneras siempre se puede enmascarar de algún modo, por ejemplo penalizándolas porque "ensucian la vía pública" pues es seguro que ellas no van a protestar (so pena de perder su trabajo).

Nuestro alcalde parece más bien confiar en las campañas publicitarias, que en contra de lo que opinan ciertos colegas yo sí que creo que resultan muy útiles. No para disuadir a la clientela -lo que ha hecho que se reduzca enormemente la demanda es la brutal crisis que padecemos (la mayoría preferirá llenar la barriga a irse de lumis)-, sino para dar una imagen de santo varón, para justificar de algún modo los exorbitantes impuestos que nos vemos obligados a pagar y para desinformarnos, alejando la atención de las verdaderas mafias. ¿Así que usted es esa persona tan recta y con una moral tan firme que defiende los derechos de las mujeres? Vaya, vaya, resulta que un pajarito me ha dicho que en la intimidad resulta ser uno de los clientes "chungos", que como Berluscoño manda que le traigan las putas a casa, que las pasa revista mientras miran al suelo y que las ordena que ni le hablen.

Esto es lo que respondió ayer a las preguntas que le formularon desde el periódico La Razón:




–¿Para cuándo una ordenanza en Madrid sobre prostitución callejera?
–Hemos hecho mucho en contra de la prostitución, incluída una campaña muy dura, que fue objeto de reproche, con carteles que decían algo tan duro como «la prostitución existe, porque tú la pagas» con los que pretendíamos responsabilizar a quien contrata la prostitución. Sin duda es el proxeneta y las mafias las que tienen que ser objeto de reproche penal, porque están cometiendo un delito. Pero también existe una cooperación necesaria por parte del cliente, al contribuir a la propia degradación de la mujer. No podemos prohibir la prostitución mediante una normativa municipal porque al afectar a derechos y deberes fundamentales y a la circulación por la vía pública, tendría que prohibirse mediante una legislación de caracter nacional, probablemente con rango de Ley Orgánica. La capacidad legislativa no la tenemos nosotros, pero soy absolutamente partidario de establecer todas las medidas legales en defensa de los derechos de la mujer, y en contra de los proxenetas que pretenden explotar la prostitución.

–¿Cuál es su opinión sobre la campaña de La Razón contra los anuncios de prostitución en prensa?
–Soy absolutamente partidario de la medida que adoptó este periódico. En contra de lo que se dice desde unas ideas de falso liberalismo, cuando la mujer ejerce la prostitución no existe libertad. Es una actividad forzada, en contra de su voluntad, que no sólo la degrada como persona, sino que degrada además a toda la sociedad que la consiente. No es un tema religioso, sino moral. Nos tiene que humillar a todos que existan mafias que burlen las legislaciones para posibilitar que las chicas sin permiso de residencia que están ejerciciendo la prostitución hoy en Madrid puedan estar dentro de tres meses en París o Londes y volver dentro de un año otra vez a Madrid. Por eso, que La Razón haya tomado esa decisión, me parece absolutamente acertado.



Enlaces de interés:
· El déspota contra el barrio rojo
· Alberto I, Rey de Madrid y de las prohibiciones
· El Ayuntamiento de Guadalajara aprueba una ordenanza para perseguir la prostitución de calle
· Valoración del Ayto de Madrid de los primeros resultados del Plan contra la Esclavitud Sexual (link externo)

martes, 4 de octubre de 2011

No prostitution day

"In the world beyond prostitution boys and girls would not grow up in a world in which women are sold to men, naked or half naked, pouting, spreading their legs on billboards, on the porn racks in the corner store, in the video store, in music videos. Girls would not be taught that they are meat for men to buy, exchange and consume. Boys would not be taught that it is reasonable to do this to girls because they like it, and they are for that. Girls and boys would grow up in an environment in which one half of the human race was not enslaved into sexual service of the other half".

Sheila Jeffreys, politóloga feminista lesbiana



Mañana, 5 de Octubre, tiene lugar el "International Day of No Prostitution", proyecto que nació en los Estados Unidos y Australia en el 2002. Seguramente jamás hayáis oído hablar de esta efeméride, pues todo el evento se circunscribe al ámbito académico e institucional como suele suceder con semejantes celebraciones. Aun así quiero comentarlo porque aquí le doy voz a todas las partes implicadas en el fenómeno de la prostitución, porque no podemos abandonar la batalla ideológica y porque supone el equivalente abolicionista a nuestro "International Whores Day".

Básicamente lo que hacen es difundir comunicados, como el que reproduzco a continuación (esta vez no lo traduzco, que me da pereza y parece que nadie lo agradece), en los que se culpabiliza a los clientes de contribuir al sostenimiento de una institución que resulta tan dañina para la igualdad entre hombres y mujeres. Entienden que la prostitución es una "forma extrema de violencia de género", por lo que los puteros seríamos una especie de "supermaltratadores". El objetivo sería concienciarnos de este hecho, buscando que dejásemos de contratar servicios de prostitución.

En Cagayán de Oro (Filipinas) los partidarios de acabar con la demanda de prostitución organizaron una marcha, como pueden ver apoyada por el departamento de salud pública, ONGs como "German Doctors" y la policía local. Al final también salen muchas chicas uniformadas, ¿quizá de un colegio religioso? El video me parece interesante porque puede mostrar el apoyo social con el que cuentan iniciativas como ésta.



También realizan charlas, como la de Sheila Jeffreys que pueden encontrar enlazada más abajo. Es muy representativa de cómo son estas reuniones feministas, completamente cerradas a personas dentro de su círculo (sólo podían acudir mujeres, de su cuerda y mediante invitación). En algunos casos son apoyadas desde las instituciones, como ha sucedido en el caso de las ciudades de Davao en Filipinas o en Santa Cruz en California donde el alcalde les dió su apoyo manifiesto... vaya, veo que no sólo aquí tenemos "Gallardones".

Ya que simplemente busco reflejar la realidad, paso a dejarles con el escrito en el que expresan sus motivaciones y objetivos. Léanlo detenidamente y díganme si creen que pretenden ayudar a alguien o esto puede considerarse más bien un "boycott against prostitution" (último párrafo). ¿Quiénes son los violentos entonces? ¿Quienes realizan un intercambio voluntario o aquellos que quieren quitarnos el pan y el placer porque desaprueban lo que hacemos? Por lo menos es una campaña que no obliga a nadie, me parece genial que la hagan... además, así puedo criticarla, jeje.




This is one day out of the year when no one shall buy or sell anyone for sex, including animals used in bestiality. We specifically call on men to stop buying girls, boys, and women in prostitution. This day is part of a much larger struggle for an end to violence and oppression based on gender, race and ethnicity, class, religion, disability, age, size, sexual orientation, nationality, and species. All oppressions must be fought in order to end prostitution. Prostitution must be stopped because of the harm inflicted on those who are in it; and because while prostitution continues, there is no possibility for a world that is not based on abuses of power.

A day of no prostitution includes no pornography, phone sex, mail order bride services, trafficking, stripping, sex tours, bestiality, and prostitution occurring in massage parlors, on the street, in hotels or anywhere else.

This is a call to those who control the prostitution industry, or the men who buy and sell others. This is not a call to those used in prostitution. For those who argue that by calling for a day of no prostitution we are depriving prostituted people of money they need to survive, we call on them to give prostituted people money without making them submit sexually. If men were really concerned about their impact on women and young people they would

A) not buy or sell others for sex

B) give children and women the money they would have given to them or their pimps without making children and women submit sexually

C) organize to stop prostitution

D) create ways for those used in prostitution to leave


We want to make particularly clear that we do not share the beliefs of lawmakers, law enforcement, and those who think prostituted people are to blame for the existence of prostitution. The purpose of this day is not to put the burden on those used in prostitution to make prostitution stop, or to take risks on this or any day which may result in economic deprivation, violence, or death. Prostitution will stop when pimps stop making money and when men stop believing they need to buy others for sex.

El acto anteriormente mencionado culminó con una representación musical. No sé qué puede tener que ver con la prostitución, pero el caso es que como les faltan argumentos suelen hacer actuaciones de este estilo.



A Call To Action

We are calling on men to stop using prostituted people, as well as animals used in bestiality prostitution, by realizing that buying any living being for sex is not their "right."

We are calling on all social justice advocates, activists and organizations to include prostitution and pornography in their work. These include activists and organizations involved in anti-rape, anti-racist, anti-globalization, youth rights, and animal rights work.

We are calling on Take Back The Night rallies to take up prostitution and pornography as violence against girls, boys, women, and animals.

We are calling on others to fight for economic, social, and legal resources for those in and escaping prostitution; and to organize creative, confrontational protests, boycotts, speakers, and panels against prostitution year round, but especially on October 5th.



Podría interesarles lo siguiente:
· Envisioning a world beyond prostitution: Speech at the International Day of No Prostitution Conference at Graduate Centre of the University of Melbourne, by Sheila Jeffreys.
· Declaration of 5th October as International Day of No Prostitution in Santa Cruz (California) by Christopher Krohn, mayor of the City.
· Charla en el Ayuntamiento de León en el día contra la explotación sexual