sábado, 26 de junio de 2010

Feministas contra femilistas en el programa de Calleja

"El problema del abolicionismo es que EN LA PRÁCTICA es contrario a los intereses de las prostitutas".

Cristina Garaizábal Elizalde, Presidenta del Colectivo Hetaira


Gracias a la web de Hetaira me entero de que regulacionistas y abolicionistas se han enfrentado, por enésima vez, en un programa de TV. Soy consciente de lo importantísima que es la batalla en los medios, todas las horas que le he dedicado a este blog no valen los 20 minutos de ese espacio. Hay que ser realista, mucha gente sólo se "informa" por televisión, con las graves limitaciones que conlleva.

En estos programas no sale quien tiene más capacidad, conocimientos o sabe explicarse mejor sino aquellos que disponen de los contactos necesarios. Así están las cosas, las puertas no se abren a todo el mundo. HAY QUE CONOCER GENTE, si queremos realmente hacernos oir y que comience a cambiar la percepción social de la prostitución no hay más ostias que acercarse a quienes tienen acceso a los medios y simpatizan mínimamente con nosotros como para echarnos un cable. Por eso abrí este blog sólo cuando Marien, prostituta muy conocida en este mundillo y que ha salido en varios periódicos, revistas y programas de radio y TV (como éste), me animó a escribir mi propio blog y lo amadrinó. Desde entonces, y gracias a ella, he podido conocer a Torbe -el cliente más famoso de España- y a varias feministas pro derechos como Raquel Osborne y Dolores Juliano, que sí tienen acceso al espacio público. Por mi parte he logrado contactar con un par de políticos interesados en el tema, veremos en qué queda la cosa.

Las invitadas fueron Cristina Garaizábal (la cara más visible de Hetaira) y Yolanda Vaccaro (corresponsal del periódico "El Comercio" de Perú) por parte de los "técnicos"; y Ana María Pérez del Campo (presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas) y Elisa Beni (periodista y directora de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid) por el bando de los "rudos". En cuanto vean el debate entenderán el símil con la lucha libre.





Como comprobarán inmediatamente no sólo se diferencian en el mensaje que transmiten, sino asimismo en los medios que emplean. FIN Y MEDIOS NO PUEDEN DISOCIARSE, los objetivos a los que aspiramos los demócratas los perseguiremos por medios democráticos mientras que los totalitarios forzosamente habrán de acudir a medidas totalitarias (coacciones, manipulaciones) para la consecucción de los suyos. Sí, ya sé que soy muy pesado con este tema, pero es que tengo madera de profesor y veo que este es un principio fundamental que todavía no me entendéis.

La señora Vaccaro, a quien por cierto agradezco que colgase los videos, se lía mucho. Todavía se la notan los complejos (confiesa su reticencia a la hora de acercarse a hablar con las prostitutas) por estar respaldando una postura muy impopular. Como periodista no parece haber investigado mucho, para empezar porque la mienten sobre el precio (normal...) y además afirma no saber si el gobierno de España realmente quiere legislar. Pues no, señora, no. Ya la despejo sus dudas, este gobierno no tiene la menor intención de legislar en materia de prostitución, y si lo hace será en sentido abolicionista/prohibicionista. Lo ha dejado más que claro cada vez que grupos como IU o ERC han llevado alguna iniciativa al Parlamento. Pero todavía resulta más frustrante su tremenda inocencia, creyendo que es suficiente contar las cosas de manera objetiva. ¿Cree que las abolicionistas desconocen esa realidad? La conocen perfectamente, y por eso han articulado un discurso expresamente construido para negarla.

Las prostitutas históricamente han reivindicado que se las deje en paz, que los poderes públicos cesen de entrometerse en lo que es un asunto privado (tal y como defendemos los liberales). En su lucha han contado con la alianza de otros colectivos asimismo oprimidos por la moralidad y legalidad dominante, como las lesbianas ("dyke" es un término peyorativo para referirse a ellas, apropiarse de palabras ofensivas como éstas y subvertirlas supone desacreditarlas como elemento de control social).



Garaizábal es el más claro exponenente de cómo están las pro derechos hoy en día: en las nubes. No porque lo que diga no sea cierto, que lo es de principio a fin, sino porque todavía no ha llegado a adecuar sus argumentos al de sus interlocutoras por lo que siempre estuvo jugando a la defensiva. Si en el fondo yo estoy totalmente de acuerdo en lo que dice, en que la prohibición/alegalidad crea un mercado clandestino, en que se está negando sus derechos más elementales a los trabajadores sexuales por el simple hecho de ejercer una actividad que no gusta a parte de la sociedad o que la naturaleza sexual de la prostitución no la hace necesariamente indigna. Hasta me pareció muy bien esa defensa que hizo del cliente (nunca antes había visto a una feminista hacerlo), hasta que lo "arregló" llamándonos desgraciados. Bueno. Todos esos argumentos están muy bien si los explica en una charla o en un libro. Pero es que está frente a frente con dos auténticas perras de presa a las que es inútil convencer. ¿Qué hay que hacer entonces? Descubrirlas, dejarlas en evidencia.

Hace tiempo que vengo diciendo que tenemos que sustituir los "discursos de primera generación" por los de segunda. ¿Qué significa ésto? Pues básicamente que estamos combatiendo al enemigo con armamento obsoleto, por eso llevamos las de perder. Un "discurso de segunda generación" es aquel que no ignora la retórica abolicionista y la analiza para enfrentarse eficazmente a ella. Ya no se trata de contrastar nuestra versión de los hechos con la suya, sino que como se entiende que sus intenciones son oscurecer el debate y manipular la realidad el paso previo tendría que ser desenmascararles. No propongo que abandonemos las explicaciones que actualmente estamos dando sobre el fenómeno de la prostitución, sino que añadamos OTRAS NUEVAS. Por ejemplo, con el estilo sosegado que nos caracteriza tratar de explicar a la audiencia por qué nuestros adversarios mantienen una postura "que en la práctica es contrario a los intereses de las prostitutas". No expliquemos únicamente lo que sabemos de la prostitución, sino también de los abolicionistas.

Un primer impulso que tenemos todas aquellas personas que conocemos bien el mundo de la prostitución es el de contar las cosas tal y como son, acercarlo al público, tratar de desmontar los mitos y falsedades que sobre él se sostienen. ¿Razonable, cierto? Sí, eso sería lo correcto si no nos enfrentásemos al discurso abolicionista, que surge como "contramedida" a nuestras explicaciones. A ellos les importa un bledo la verdad, necesitan que la gente desconozca la realidad y para ello no dudan en manipular los hechos, descalificar al adversario o recurrir a las historias más inverosímiles. Y lo hacen en todo, con lo del 11 M, con la negociación con ETA, con la crisis y las medidas económicas, con el cambio climático... ¿Han visto uds el último video de la Asamblea da Mocidade Independentista (AMI)? Es un EJEMPLO DE LIBRO de lo que digo, a ver si comenzamos a relacionar las cosas y a ver un poquito más allá de lo inmediato. En este video los borrokas gallegos apelan a la "dignidad" de la lengua gallega, pintan a sus partidarios como auténticos héroes plagados de virtudes (gente "sin complejos, critica, solidaria, valiente") mientras sus rivales son unos opresores ante los que sería legítimo adoptar medidas de fuerza (como dicen las abolicionistas de nosotros, los "prostituidores") e incluso no gozarían ni siquiera del estatus humano (observen la lengua bífida de Xavier), y lo que más me llama la atención, se tratan de justificar las acciones "salvacionistas" ya que el pueblo "aborregado" necesita ayuda para "descolonizarse". Mecagoenlaostia, si los paralelismos entre TOTALITARIOS independentistas y TOTALITARIOS abolicionistas no quedan claros ahora no sé ya cómo mostrarlo. En ocasiones me han preguntado que cómo es que me involucro tanto en este tema y yo respondo que no lo hago por putero ya que apenas lo soy unas pocas horas al mes, sin embargo soy demócrata todos los días, a todas horas. Para la sociedad yo soy un putero, que defiende la prostitución y a quien le enferman las femilistas abolicionistas; en cambio yo me considero un demócrata que lo que trata es de salvaguardar la libertad frente a un grupo de arpías totalitarias.

Este grupo de prostitutas del sudeste asiático protesta contra una ley anti trata. Según el pie de foto, en la pancarta lo que se lee es "sálvennos de los salvadores". Los abolicionistas "salvaputas" no son percibidos por estas mujeres como sus aliados, sino que les rechazan al ver en ellos a un grupo integrista, que las da mala fama y contribuye al rechazo social que padecen y al deterioro de sus condiciones laborales.



La primera de estas es Ana María Pérez del Campo, y en ella pueden apreciarse clarísimamente las características que vengo enunciando. Trata de alarmar AL PÚBLICO, no a su interlocutora ("mercado de cuerpos de mujeres", "negocio sin precedentes"), imponer su visión moral (al catalogar la prostitución de "delito clarísimo", cuando legalmente no lo es o al asegurar que las relaciones que se producen en su seno "denigran") o convertir esta cuestión en un aspecto IDENTITARIO feminista (lo de que los maltratadores y proxenetas aplauden la división entre prostitución libre y forzada o que el discurso de Garaizábal "no es el discurso DE LAS MUJERES"). Esto es lo que nos falta a los pro derechos, una loba dispuesta a despedazar a nuestros rivales. No necesariamente tiene que hacerse desde la manipulación y el insulto, por fortuna no todo son Lidias Falcones, Pilares Raholas o Anas Marías Péreces. Del lado de los demócratas, constitucionalistas y antitotalitarios también tenemos a grandes fichajes como Gloria Lago, María San Gil o Rosa Díez (bueno, ya nos conocemos, sabéis de qué pie cojeo... pa qué vamos a engañarnos). Mi máxima esperanza es que este equipo recoja la pelota y comience a jugar, porque todavía tenemos desatendido el campo de la prostitución y si no les plantamos cara nos van a meter un gol tras otro.

Todavía más peligrosa me parece Elisa Beni, ignoraba que fuese abolicionista y la verdad es que cumple su papel como nadie. Como he dicho, las exposiciones abolicionistas se basan en las regulacionistas de primera generación. ¿Por qué? Pues sencillamente porque éstas se limitan a describir la prostitución tal y como es, y como insistentemente vengo asegurando las abolicionistas conocen esta realidad a la perfección. La distinción es importante, un mentiroso es mucho más peligroso que un ignorante, y no se puede adoptar el mismo discurso ante uno u otro. Ella toma la realidad y la da la vuelta magistralmente (me descubro, hay que reconocerlo). Asegura que aceptar que existe una prostitución voluntaria "es una trampa" (cuando la trampa es la suya, la de negar una evidencia clarísima: lo dicho, es SOBERBIA), que al abrir el mercado regulado se potencie la economía sumergida, da por sentado que hay que ir contra "los prostituidores" a quien rehúsa denominarnos con el término cliente, porque es "neloberal que te pasas". Serían ellas las verdaderas protectoras de las prostitutas, que no las dejarían aceptar un contrato "contrario a sus intereses". Lógico que lo diga, si afirma que en estas personas se ha producido un "embrutecimiento de su propio espíritu" (está como mínimo al nivel de las barbaridades de la Botella, joer). Lo que me pareció estupendo fue que le apretara las tuercas a la Garaizábal, a quien la retó a hablar con los prostituidores. Esta es una tarea que los partidarios de la regulación tienen pendiente, mientras no puedan poner a un putero encima de la mesa para que dé estopa al estilo Marga Carreras no van a tener credibilidad. Ningún argumento ha sido tan contundente como sentar a las prostitutas ante los abolicionistas, hacer que las digan cuatro verdades a la cara. Pues bien, si según parece las pro derechos ahora también han decidido defender a las parejas comerciales de las prostitutas es hora de darles voz. Cuánto me gustaría que en el próximo debate Cristina las pudiese dar en la cara sacando a uno de esos pérfidos prostituidores (en mi caso cliente, ya que soy un neoliberal de cagarse).

Más sobre lo mismo:
· ¿Es posible el debate con los abolicionistas?

sábado, 12 de junio de 2010

Comando actualidad: El cliente

"Los clientes contratan nuestros servicios porque quieren pasarlo bien".

Montserrat Neira, "Marien". Prostituta licenciada en
Ciencias Políticas y de la Administración por la UAB





Éste fue otro de los documentales que emitieron el mes pasado, aunque data de Octubre del 2008. La primera anunció que, por primera vez en España, "se trata la realidad del negocio de la prostitución aportando el testimonio de los clientes que solicitan los servicios". Bueno, ALGO de eso hay aunque no tanto como cabría esperar. Se acercan al fenómeno un tanto de puntillas, no hay entrevistas en profundidad como a las chicas, y en muchos casos tratan de conocer su perfil a través del testimonio de las prostitutas. Pero es de agradecer que al menos lo hayan intentado, vaya. En algunos casos los clientes no dan una imagen especialmente positiva, pero en otros explican sus motivaciones, cuentan un poco su vida y sus inicios en el mundillo de la prostitución, se les pone cara y voz. Se les humaniza, es un paso adelante.

Caricaturización del putero por el conocido dibujante Pedro Vera. La imagen tradicional que se suele tener tanto de las chicas como de nosotros es bastante negativa, por eso hay que tratar de cambiar la percepción existente sobre todo el mundo de la prostitución.



También se ven los prostíbulos por dentro, desde los tremendamente pulcros y con todas las comodidades como "El Romaní" (adscrito a ANELA) a los de la "plebe" como el del Paseo de las Delicias (y eso que no visitaron los de Caballero de Gracia o La Ballesta, especialmente la mítica "habitación armario" del piso de los brasileños, jeje). Las diferencias de precio se reflejan fundamentalmente en las instalaciones: mientras unos sitios ofrecen hidromasaje y sábanas deshechables, en otros no hay más que un bidé para las limpiezas más inmediatas y una descarga de ambientador barato entre cliente y cliente.

Así representó el pintor Gustave Assire a uno de nosotros. Como he dicho el estereotipo es el de varón pudiente, poderoso y dominante frente a unas mujeres pasivas, pobres y subordinadas a él. Bueno, si interpretamos las relaciones en términos de poder (de lo cual yo no soy partidario) quizá sea así ANTES de entrar a la habitación, pero una vez en ella se volverán las tornas siendo la mujer la que tenga la sartén por el mango.



Como ven ustedes las chicas no muerden, no es difícil acercarse a ellas y conocer de primera mano la realidad que viven. Al contrario de lo que afirma la propaganda oficialista ellas aseguran ejercer voluntariamente; así una chica de Marconi dice que las que tienen chulo es porque quieren, porque se acostumbran a darle el dinero a su "novio". En algunos casos este hombre tiene varias "novias", ellas lo saben y no se molestan, realmente me parece increible que ciertas chicas sean tan listas para unas cosas y tan memas para otras. Pero chulo como tal, que las obligue a la fuerza, no existe como afirma el propietario del Club de Villaquirán de los infantes (Burgos). Otra cosa son las redes de extorsión que se adueñan de zonas y exigen el pago de un impuesto para trabajar, como nos relata la rumana de Cantueña. Y para terminar tenemos a las "negritas", el grupo más opaco de todos (no entrevistan ni a una) y del que se sospecha que sí pueda estar sometido a las bandas mafiosas dedicadas a la trata y explotación sexual. Del mismo modo que puedo afirmar conocer con bastante precisión las condiciones de trabajo de latinoamericanas, rumanas y españolas; he de confesar que las africanas son para mí unas casi completas desconocidas. La brecha cultural es muy grande, y la verdad es que como no se juntan con las otras chicas (hasta se atienden en pisos diferentes) ni dan pié a un acercamiento que no sea exclusivamente comercial pues no me he interesado en ellas. ¿Que hay indicios de que puede ser así? Los hay, indudablemente. Son las que más bajan los precios (junto con las yonkis), en su mayoría se hallan en situación administrativa irregular en España (pero la policía no las hace nada, y no es porque se apiaden de ellas...), principalmente trabajan de noche... Pero a ciencia cierta no puedo asegurar nada. Yo hablo de lo que sé, y de lo que no me callo.

Ya hay muchas otras entradas en las que he escrito sobre la explotación sexual, no quiero salirme del tema sino únicamente ACLARAR varios "datos" tenidos como ciertos por los reporteros. Dicen que "según datos del gobierno el 80% están explotadas por mafias". No, eso es según las estimaciones abolicionistas que efectivamente el gobierno aceptó acríticamente. Pero no hay datos objetivos, contrastables, empíricos, que avalen esta afirmación. O que "sólo el 1% de las mujeres explotadas se atreve a denunciar", pues tampoco. Este porcentaje lo obtienen de un informe de la Guardia Civil en el que se trata a TODAS las prostitutas como "mujeres explotadas", así que como únicamente el 1% denunció ellos no sacan la conclusión de que el 99% no esté sufriendo coacciones, sino que si no denuncian es por temor a las represalias. Según las propias prostitutas, los empresarios, los clientes y las ONGs que trabajan directamente con prostitutas como Hetaira, CATS o Genera (es decir, quienes conocemos el tema, "expertos" si se quiere decir así); la explotación sexual entendida como la obligatoriedad de realizar actividades sexuales sin consentimiento es un fenómeno muy minoritario, anecdótico, en España. Si en cambio aceptásemos que la explotación se produce siempre que un tercero obtiene dinero de una relación de pago aunque ésta sea voluntaria, la proporción se dispararía. O por decirlo de una manera más clara aún, la ESCLAVITUD SEXUAL es ciertamente marginal; no así el PROXENETISMO. Hay mucha gente que se lucra de la prostitución, que obtiene parte de los ingresos de las prostitutas. Puede ser de manera legal y consentida (caso de los dueños de clubs que sólo cobran estancia y manutención), ilegal y consentida (por ejemplo con los clubs o pisos que van a porcentaje), o ilegal y no consentida (serían las extorsiones que han de pagar a funcionarios policiales y mafias que controlan las calles).


El famoso putero Nacho Allende, más conocido como "Torbe", explicando de una manera sencilla y amena la vivencia de la prostitución que tiene un cliente. Como me confesó un día mientras cenábamos, no iba muy bien preparado para el programa y eso se nota. De todas maneras esa espontaneidad creo que le aporta un valor añadido a su testimonio.



Y vamos ya a por el plato fuerte, el cliente masculino de prostitución femenina. Verán ustedes que los hay de todas las edades, nacionalidades y clases sociales, y que muchos de ellos son clientes de larga duración. "Puteros natos" que diría el Torbe, jeje. Una parte importante tienen pareja como dicen las chicas o llegan a confesar ellos mismos, pero el perfil del cliente también depende de la modalidad de prostitución. El cliente de club nocturno suele ser en promedio el más joven, por la tarde es cuando van los hombres casados que no tienen excusa para ausentarse por las noches. A los pisos acuden personas en búsqueda de mayor privacidad y discreción, "mucho, mucho ejecutivo, médico, de mucha clase; mucha gente importante". Y finalmente a la calle, a la maravillosa calle que tanto me encanta, va de todo. Mucho pirao, me confiesan las chicas. Ellas suelen hacer diferenciación según nacionalidad, como cuentan "con los clientes españoles no tenemos problemas, sólo con los moros y con los rumanos". Los españoles somos generalmente considerados clientes normales o buenos, que no damos problemas y más o menos pagamos bien. Los chinos son (sorprendentemente) considerados violentos, pero muchas chicas les aceptan. Por su parte los moros son generalmente tenidos por problemáticos, pero a algunas chicas las gusta atenderse con ellos ya que al parecer tienden a correrse bastante rápido y de hecho forman el grueso de su clientela. Lo mismo sucede con los rumanos, hay chicas que no se atienden con ellos y otras en cambio no tienen problema. Los latinoamericanos son muy puteros y gozan de muy buena fama entre las meretrices, algunos quizá sean demasiado enamoradizos por lo que me cuentan (y veo). Los guiris -ingleses, norteamericanos, alemanes, etc- son asimismo muy apreciados debido a su alto poder adquisitivo. Las chicas suelen sacarles más pasta y también cuentan que son los más fáciles de robar (debido a que muchas veces van trompas). ¿Quienes son los mejores de todos? Pues en honor a la verdad y aunque me duela el orgullo patrio, muchas de las chicas coinciden en otorgar este galardón a los italianos. Sí, parece que la fama mundial de la que gozan no es mera leyenda... Así que cuando fue la final de las Champions, que la pasé por su puesto en la Montera, las chicas apoyaban decididamente al Inter sabiendo que esa noche harían una caja excepcional...

Pero no todo el monte es orégano, claro que no. Varios de los clientes responden a la imagen estereotipada del cliente, como aquel de Marconi que engaña a la mujer, que no la reconoce el mismo derecho a estar con otros, que no se interesa por la situación de explotación que puedan padecer ciertas chicas y que se excusa en la condicicón biológica del hombre para justificar la demanda: "el hombre es hombre". O el del club de Burgos que de una manera tan absurda llega casi a amenazar al reportero. Bien, eso existe, es innegable, pero no todos somos así. Como reconoce Verónica "más son los clientes agradables que los desagradables". ¿Lo peor de nosotros? Pues coincido con el panadero de Burgos -quien por cierto parece muy buena gente-, no me parece nada bien el andar regateando. Y eso sí que se suele hacer, muchísimo.

En el reportaje muchos clientes coinciden en la necesidad de llevar una doble vida. Se nos suele tachar de hipócritas por actuar así, pero no es más que una cuestión de SUPERVIVENCIA SOCIAL. No obstante, varios dieron la cara (más de los que cabría esperar) y eso me hace albergar grandes esperanzas.



¿Por qué vamos de putas? Ufff... Se dan muchas razones. La facilidad de acceder a una relación sexual (aunque ellas se reservan el derecho a aceptar o no al cliente lo normal es que lo hagan, a no ser que el hombre sea muy violento, sucio o se dé alguna otra circunstancia extraordinaria). Tener sexo rápido y sin compromiso, que nos saquen la leche, que nos "ordeñen". El variar, poder estar con diferentes mujeres ("al hombre le gusta cambiar, le gusta probar"). La compañía, hay mucho hombre solitario. Como confiesan "hay muchos que vienen y te pagan solamente para hablar y contarte su vida entera". Otros buscan "lo que no tienen con sus mujeres" como sexo anal y oral u otras prácticas mal vistas dentro de muchas parejas (por ejemplo que les meen encima) aunque depende de la chica. Algunas eso no lo hacen y de hecho le responden al cliente que se lo haga su mujer, jajaja. Podemos decir que todas estas motivaciones se resumen en una: PASARLO BIEN como dejan claro tanto Torbe como Marien. Según la propaganda abolicionista los clientes buscaríamos la humillación y vejación de estas mujeres, y eso no aparece por ningún lado. Los puteros tenemos una inmerecida muy mala prensa, muestra de ello es esa vecina que aseguraba que los clientes la perseguían cuando salían "drogados y borrachos" del club. Resulta evidente para cualquier persona sensata que esa señora se estaba montando unas películas de alucine. ¿Cual es la realidad? Pues que ellas nos defienden, no sólo por ser su sostén económico sino porque hablan e intiman con nosotros y como dice la chica de Marconi "les acabas cogiendo cariño, ya casi son como amigos".



Otros documentales de interés:
· Callejeros: meretrices.
· Repor: Burdeles S.A.


Sobre el cliente:
· Una perspectiva contracorriente del cliente de prostitución
· Las relaciones cliente-prostituta, una visión personal desde dentro

domingo, 6 de junio de 2010

Música: leather rebel

Ni todos los puteros somos iguales ni vivimos de igual manera la prostitución. Yo fui progresando, pasando de tipologías más "discretas" de prostitución a las más expuestas, encontrándome actualmente en la que considero la cúspide, el culmen de todo putero: la prostitución callejera dentro de casco urbano. Lo que diferencia a la prostitución de calle son básicamente dos factores. El primero sería la visibilización, es un tipo de prostitución que está ahí, a la vista de todo el mundo, que no puede ser ignorado. Porcentualmente representa una fracción minúscula del total, pero una prostituta en la calle causa más revuelo que cien en un club. Esta es una de las razones principales que me lleva a apoyarla tan decididamente. Su otra característica es EL AMBIENTE, el que conozcas a las chicas y ellas a tí, el que ya seas prácticamente como "de la familia", el que llegues y las saludes, las beses, las abraces... Me gusta sentarme entre ellas, compartir un nestea, hablar de intereses comunes como de películas, los problemas del día a día, los proyectos de futuro, las personas que nos gustan... Esa es la gracia, disfrutar de todo lo que una mujer puede darte y además llegar a formar parte de su mundo, algo que dependiendo de la chica voy consiguiendo con desigual éxito.

En esta ocasión la canción que os traigo trata sobre esta visibilización, en concreto sobre las chicas que trabajan de noche. Bien, me diréis que interpretar esta OBRA MAESTRA del Metal en tal sentido es algo forzado, pero así soy yo... la prostitución es mi obsesión, jeje. La calle es dura, pero la noche aun más, por eso quiero rendir este homenaje a mis niñas y en particular a "Chochobonito", quien solía llevar una chaqueta de cuero que me ponía burrísimo. Para mí era la auténtica "rebelde de cuero", una chica que llegó a la Montera, vió y triunfó. Trabaja toda la noche, hasta el amanecer, la gusta vivir al límite y desde luego es la reina "de las horas más oscuras". Es la "dueña de la noche" y la ciudad se rinde a sus pies mientras se hace con el poder (con la crisis muchas chicas han bajado sus tarifas, ésta no sólo las ha mantenido sino que está tan demandada -es difícil verla en la calle pues no para de atenderse- que ha llegado a aumentarlas). Creo que ninguna otra canción muestra de manera tan clara el "empoderamiento" que obtienen estas chicas.

Dedicado a mis niñas de Montera, quienes iluminan la noche como un "relámpago en la oscuridad". El video no coincide con la música pues pertenece a la canción Painkiller.


LEATHER REBEL - JUDAS PRIEST

Hero of the night,
blood and thunder
rushing through me
till the dawn of light.
The sky is turning red .

Like a renegade,
all alone I walk through fire
till I crash and blaze,
I'm living on the edge.


Start a chain reaction
sears the neon light,
stealing all the action
always takes the fight

Leather rebel,
lightning in the dark .
Leather rebel,
with a burning heart.

Master of the streets,
bullet proof and bound for glory.
Cities at my feet,
I'm turning on the power.

Running wild and free,
no-one dares to stand before me.
That's my destiny:
to rule the darkest hours.


I can see my future,
writings on the wall,
legend in my lifetime,
stories will recall.

Leather rebel,
lightning in the dark.
Leather rebel,
with a burning heart.

I can see my future,
writings on the wall,
legend in my lifetime,
stories will recall.

Leather rebel,
lightning in the dark.
Leather rebel,
with a burning heart (With a burning heart!).

Leather rebel,
lightning in the dark.
Leather rebel (Leather Rebel!),
with a burning heart.

Leather rebel!
Leather rebel!
Leather rebel!
Leather rebel!

Si te ha gustado esta canción no puedes perderte:
· Música: 22, Acacia Avenue
· Música: Charlotte the Harlot


jueves, 3 de junio de 2010

Persecución fundamentalista en Cartagena: integristas islámicos asedian a prostitutas y sus clientes

"Reclamamos el derecho a la formación moral de nuestros hijos de acuerdo con nuestras convicciones, lo que no es fácil (...) cuando en las calles y parques se les ofrece un permanente ejemplo contrario a la igualdad de sexos (...). La prostitución en la calle es una de las peores formas de fomentar la prostitución y de la existencia presente y futura de prostituyentes y prostituidores".

Juan Ramírez de Rodrigo, coordinador de asociaciones
vecinales afectadas por la prostitución en Madrid


Donde hay prostitución siempre hay conflicto. Sí, lo reconozco, es cierto. No pasa nada, el conflicto es consustancial a la sociedad humana, en toda época y lugar se han producido y se producirán choques de intereses. Únicamente los regímenes totalitarios tratan de ocultar esta realidad, apelando siempre a un abstracto bien común ya sea en forma de nación, raza, clase... Lo que diferencia a una sociedad de otra es cómo trata estos conflictos, qué salida les da. Y lamentablemente la nuestra permite que estallen y se agraven cuando de prostitución se trata.

Al actuar de esta forma se ha enviado el mensaje de que la violencia ejercida contra las prostitutas y su entorno es algo más o menos admisible o tolerado, así nos encontramos con vecinos que las acosan realizando patrullas ciudadanas, tratan de ahuyentarlas grabándolas, las gritan, insultan y amenazan e incluso llegan a la agresión física directa. Aquellos de ustedes que vivan en una ciudad grande podrán comprobarlo, estas chicas son tratadas de otra manera.

¡Basta ya de castigos y persecuciones! Las prostitutas y su entorno más cercano, como los clientes, estamos sometidos a una brutal represión a todos los niveles: comenzando por la calle con episodios de presión vecinal como al que hoy hago referencia, pero también -y cada vez más- de acoso por parte de las autoridades a causa de la proliferación de Ordenanzas Municipales "de Convivencia"; y terminando por la violencia institucional e informativa que ejercen las campañas para "desincentivar la demanda", las bochornosas declaraciones de ciertos líderes políticos o los programas de radio y televisión que ofrecen una imagen totalmente sesgada de nosotros, sin permitirnos la réplica.



Sus agresores no son necesariamente integristas religiosos como los "comisarios islámicos" de Cartagena, aunque comparten con ellos la total intolerancia y falta de respeto hacia el diferente. Siempre hay un grupo -minoritario pero muy activo- de vecinos que se dedica en cuerpo y alma a hostigar a las prostitutas. Ante los medios tratan de no parecer excesivamente radicales, pero no tarda en vérseles en el plumero tanto por los argumentos como por las medidas extremas que toman. Dicen que estas mujeres se insinúan de manera procaz a los menores, algo que jamás he visto hacer ni siquiera a las chicas más maleducadas. De hecho los niños no parecen tener problema alguno con ellas, hasta me atrevería a decir que son los que menos se escandalizan.

Otro argumento muy manido es la suciedad generada, básicamente por los preservativos usados. Bueno, en zonas urbanas como la Montera no verán ustedes un solo condón ya que los servicios se realizan en pisos aledaños. Las chicas pueden dejar algún brik o botella que hayan usado, pañuelos, vasos de plástico... por eso Hetaira hizo unas pegatinas tratando de concienciarlas para que fuesen un poco más limpias. Pero vamos, eso a mí me parece una molestia mínima, y en todo caso no superior a la que puede generar cualquier viandante. Los servicios municipales de limpieza no muestran tener especiales dificultades para lidiar con este "problema". En cambio en carreteras o polígonos como Villaverde sí, hay más mierda que en un gallinero. ¿Es por la prostitución? Sí y no, es verdad que sin prostitución no habría esa suciedad... pero también que podría evitarse si hubiese papeleras, porque la carencia de cualquier tipo de infraestructura es absoluta. También es difícil que un niño se encuentre con los condones, pues evidentemente no se los tiran a las casas sino según se bajan del coche en un descampado.

Y luego pues ya vienen ciertas excusas muy surrealistas. Está lo de los chulos, que me pregunto yo que si los ven y saben quienes son ¿por qué no les molestan a ellos? O lo de que los clientes vamos detrás de cualquier señora que vemos, ¿para qué coño tendríamos que complicarnos la vida de esa manera? También se dice que las prostitutas atraen delincuencia, pues no veo por ninguna parte la relación. Los ladrones van a donde está la pasta, pero os aseguro que robar a una prostituta no es un buen negocio. Sí que hay mucho ladrón en la zona centro, pero no por las putas sino porque hay mucha gente, mucho turista (que estos sí son fáciles de robar de cojones), mucho comercio... y nadie habla de echar a los turistas, cerrar los hoteles o El Corte Inglés porque "gracias" a ellos haya ladronzuelos. Todo esto no son más que justificaciones baratas que buscan dar un aire de respetabilidad a lo que no es más que la pura y dura discriminación de toda la vida.

En la siguiente noticia pueden apreciar los expeditivos métodos ("agresiones, insultos y coacciones") que empleaban los seguidores del Imán Yazid Koudri, lo que les dará una idea de lo que tienen que soportar a diario estas personas. La gente suele creer que lo peor de la prostitución es tener que acostarse con desconocidos, y cuando hablas con las chicas y llegas a conocerlas ves que no es así para nada. Al principio sí que las da vergüenza y no están muy sueltas, pero luego esto pasa a ser algo muy secundario. Sus mayores problemas son el rechazo social que sufren y que se plasma en actitudes discriminatorias, la indefensión frente a los abusos y extorsiones policiales y la falta de trabajo, agravada cuando ciertos grupos ciudadanos o políticos tratan de "salvarlas" persiguiendo a sus clientes. No caigamos en la trampa, a esta gentuza lo que menos la importa es el bienestar de las prostitutas o tan siquiera el de sus propios hijos (en Marconi se los "llevan de patrulla", para incomodar aún más a las meretrices). Lo que quieren es dejar de ver "esta guarrería", como decía una mujer, sea como sea. Y para ello no vacilan en mentir, insultar o golpear: los fines totalitarios necesariamente requieren de medios totalitarios. Sí, vaqueros, la calle no es lo suficientemente grande para todos... pero quienes se tienen que ir son aquellos que no quieren respetar ni aceptar al prójimo. ¡Fuera intransigentes de las calles! ¡Que se queden las putas! ¡No sobran putas, sobran intolerantes!



Yazid Koudri está acusado de amedrentar a estas mujeres en las calles en compañía de un grupo de musulmanes dirigidos por él.

JAVIER RUIZ - El País, 01/06/2010



Varias prostitutas que trabajan en las calles del centro de Cartagena (Murcia) han denunciado ante la policía y en el Juzgado de Instrucción número 3 de la localidad a Yazid Koudri, presidente de la comunidad islámica de la zona y líder religioso de una de las mezquitas más conocidas de la ciudad. Los atestados policiales describen agresiones, insultos y coacciones a las trabajadoras del sexo por parte del imán y alguno de sus fieles.

"No estamos en contra de lo que quieran hacer estas mujeres, pero que no lo hagan en la calle, por donde pasan nuestros niños", ha afirmado Koudri, quien pide a las prostitutas que se vayan a su casa
y ya ha entregado en el registro municipal de Cartagena un escrito avalado por 200 firmas de su colectivo -la mezquita tiene 300 fieles- pidiendo que se controle la prostitución en las calles del centro de la ciudad.

Sin embargo, la vía de las reclamaciones por escrito y ante el Ayuntamiento no es la única que utiliza Koudri, según las prostitutas. Las mujeres que ejercen la prostitución en el casco antiguo y, sobre todo, en las calles San Cristóbal La Larga y Beatas, viven desde hace meses con miedo por la represión que ejerce sobre ellas un grupo de musulmanes dirigidos por el imán. Le acusan de haber creado "un equipo de comisarios islámicos" que pasean junto a él por las calles para "echar a las mujeres a base de insultos y violencia."

Mientras Koudri asegura que "cuando pasan niños delante de ellas, les enseñan los pechos y eso no se puede consentir", y cree que "deben adoptarse medidas más contundentes que la presencia de la policía"
, fuentes de la investigación abierta señalan que el imán ha pedido a algunos de sus adeptos que vayan "contra las prostitutas y también contra sus clientes árabes".


La tensión entre ambas partes comenzó hace un año, tras el cierre del bar Taurino. Se trataba de un local dedicado a la prostitución, clausurado por el Ayuntamiento tras varias denuncias de los vecinos. La comunidad islámica dijo entonces que "era un lugar insalubre y que no cumplía la normativa municipal". Desde entonces, algunas mujeres que han seguido trabajando en la calle han recibido amenazas de muerte, golpes, e incluso una de ellas denuncia que el imán trató de atropellarla con su coche particular.

En un atestado policial, una de las meretrices cuenta a los agentes que Koudri la increpó en actitud muy agresiva, gritando: "Eres una zorra y una puta. Estás enferma. Vete a tu país".

Algunos musulmanes, vecinos de la zona, dicen que Koudri les reprende si les ve bebiendo, en un bar o en cualquier establecimiento donde coincidan con estas mujeres. "Desde un locutorio, hasta una tienda de ultramarinos pasando por una ferretería", apunta un fiel de la mezquita que prefiere no dar su nombre. Algunos comerciantes árabes de la zona confirman que sus clientes, casi todos compatriotas de países musulmanes, repiten textualmente las palabras del imán: "No entréis ahí, donde están ellas, que eso es de marranos". Las mujeres siguen comprando en sus comercios pero la clientela árabe ha desaparecido. A la vista de las denuncias en el juzgado de algunos comerciantes, la fiscalía ha solicitado ya una orden de alejamiento de 200 metros del imán Koudri de dos locales cercanos a la mezquita.

Reacciones

La alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, ha pedido al Ministerio del Interior presencia policial que apoye a los agentes locales en estas calles. El delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, ha hecho un "llamamiento a la calma y a la convivencia" entre los vecinos y ha asegurado que "hay disposición total de colaboración de la policía nacional con la local de Cartagena".

Desde el Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS) de Murcia condenan estos casos de violencia "con total rotundidad". Dicen que llevan un año en contacto con la comunidad islámica de Murcia y les han confirmado que "se trata de un fundamentalista que no representa a la totalidad de los musulmanes". Y añaden: "Hasta sus propios compañeros reconocen que con él casi no se puede ni hablar".

El actual presidente de la Federación Islámica de la región de Murcia, Mbarek Demouche, se desvincula de la actitud de este imán y, aunque es reticente a hablar sobre él porque pertenece a otra asociación, indica que "cada ser humano hace una interpretación del islam y esta es una de ellas".

Entradas relacionadas:
· Operativo "Lumis": nuevo ataque a la libertad y a los derechos de los trabajadores del sexo
· Música: la intolerancia
· El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, promueve un nuevo pogrom contra las prostitutas de la calle
· Acoso a la prostitución en Badostáin
· El Ayuntamiento de Guadalajara aprueba una ordenanza para perseguir la prostitución de calle
· Prostitutas son sometidas a escarnio público en la web
· Sevilla se suma a las ciudades que sancionan al cliente
· 17 de Diciembre, paremos la violencia contra las prostitutas