miércoles, 28 de abril de 2010

MITES DE LES MITES SOBRE LA PROSTITUCIÓ

Cuando comencé este blog tenía la (vana) ilusión de atraer al debate a aquellas personas contrarias a la prostitución, todavía creía que podía existir la posibilidad de llegar a algún tipo de acuerdo o consenso. Vi que les fascinaba la figura del cliente, o al menos eso parecía pues no dejaban de hablar de nosotros y pedir que nos "visibilizásemos". ¿Eso es lo que desean? ¿En serio? Pues aquí me tienen: un putero confeso, que va y abre un blog público, que no modera ni controla de ninguna manera los comentarios y que incluso se toma la molestia de invitarles a su página por correo electrónico. Venga, valientes, aquí me tienen. Hablemos de prostitución.

Pues no, a pesar de que Marien me había advertido sobre los insultos y desprecios que recibió, en mi caso éstos han sido anecdóticos. Con lo que sí me he encontrado es con duras respuestas a los correos de invitación, generalmente diciéndome que no tienen necesidad de leerme, que ellos ya saben que esto es asqueroso, deprimente y supone una humillación para la mujer. Y punto, fin de la discusión, se quedan felices repitiendo sus mantras y resulta del todo imposible establecer un diálogo constructivo. Consigo más hablándoles a las piedras.

En una de éstas me contestó D. Rafael Pla, profesor universitario. Sencillamente me envió un texto prefabricado que ya había escrito y, aunque sé que no voy a hacerle cambiar de idea, quiero comentarlo por dos razones. La primera, porque se lo prometí y espero que al menos tenga la deferencia de responder a mis objeciones; y la segunda es que espero poder desmitificar algunas creencias que se tienen de la prostitución cuando se la conoce muy superficialmente. Es posible que quien lo vea desde fuera tenga ciertas percepciones que cambian completamente cuando uno se aproxima a esta realidad y la vive en primera persona. Éste es el texto que me envió:



Rafael Pla López
professor de la Universitat de València

Al voltant de la prostitució, un conjunt de mites falsejen la seua realitat i dificulten una aproximació racional a la mateixa:

Libertinatge: la prostitució és el contrari a una conducta sexual lliure, en tant que, enlloc de motivar-se en la búsqueda d'un plaer recíproc, està forçada per un condicionament econòmic.

Esclavitud: encara que en el marc de la prostitució poden donar-se situacions similars a l'esclavitud, especialment en connexió amb formes d'immigració il·legal, la prostitució en si mateixa es correspon plenament amb les característiques del sistema capitalista, que tendeix a convertit tot en mercaderia.

Treball: encara que la prostitució puga ser "productiva" per als empresaris que obtinguen beneficis de la mateixa, no és pròpiament un treball, de la mateixa manera que no ho és l'activitat d'un assassí a sou o d'un mercenari: ni crea riquesa ni satisfeix cap necessitat social, sinó que pel contrari perverteix la sexualitat humana al cosificar-la privant-la de la seua funció socialitzadora com a forma de comunicació interpersonal.

Per tot això, té tan poc sentit propugnar l'abolició de la prostitució (es poden abolir lleis o normes, no realitats socials) com defensar la seua regulació laboral, com fa la secretària de la dona de CC.OO.-PV al demanar "dotar a estas mujeres de un marco normativo que regule sus derechos y deberes" per a accedir a "beneficios laborales". Naturalment que, en tant que hi haja prostitutes, haurien de tenir tots els drets genèrics dels sers humans, però no té sentit que l'Estat puga dictar una norma per la qual es puga obligar a pràctiques sexuals, per exemple donant valor legal a un "contracte laboral" com a prostituta. Si aquesta norma s'arribés a dictar, sí caldria exigir la seua abolició.

El que cal fer davant la prostitució és maldar per la seua erradicació, actuant tant sobre la seua oferta (proporcionant mitjans econòmics i laborals alternatius a qui exerceix la prostitució) com sobre la seua demanda (amb una educació sexual que afavorisca relacions sexuals lliures). Evitant tant la hipocresia moral com la resignació davant d'una tal lacra social.

_______________________________________________________________________

¿Podemos afirmar que la prostitución es contraria a un comportamiento sexual libre? Para empezar no distingue entre prostitución libre o forzosa, mete toda en el mismo saco pues en última instancia la prestación del servicio sexual está condicionada a un pago. La falacia consiste en considerar que el pago, por sí sólo, ya vicia de entrada toda la relación posterior. En primer lugar la prostituta es libre de aceptar o no el pago, aun ofreciendo dinero a cambio hay personas que son rechazadas por quienes ejercen la prostitución. Una relación sexual comercial se produce cuando hay consentimiento mutuo, al igual que las demás. La diferencia reside en que hay un añadido, un "plus", que actúa como INCENTIVO. En las relaciones sexuales convencionales mucha gente emplea mentiras, alcohol o incluso drogas más duras con el fin de obtener sexo; lo cual sí supondría un desequilibrio entre las partes. En cambio en la prostitución se conocen perfectamente las "reglas del juego", supone un ACUERDO LIBRE que se distingue en todo momento por su completa transparencia. En un principio es un contrato verbal comercial, una prestación se servicios, en la que el "placer" para la parte oferente vendría en forma de recompensa económica y no sexual (lo cual es legítimo, a no ser que se niegue la libertad de cada cual para buscar el placer de la manera que quiera). Pero además no deja de ser relación sexual, y como tal puede producir deleite físico como te explicarán muchas prostitutas si te molestas en preguntarlas, Rafa. Hay chicas que me piden que las haga cosas que las gustan, que se mojan y que se corren. ¿Que fingen? No tienen necesidad, y desde luego hay cosas como chorrear flujo vaginal como bestias que no pueden falsearse.

Otro de los supuestos argumentos que siempre se emplean para denostar la prostitución es su identificación con la esclavitud. ¿Qué tiene que ver? Nada, pero es una comparación empleada para producir rechazo. Un fenómeno asociado con la prostitución, pero marginal en nuestro entorno, es la esclavitud sexual que se produce cuando efectivamente alguien es forzado a realizar actos sexuales sin su consentimiento o bajo coacción. Por supuesto soy contrario a ella, eso no es prostitución. Como resulta evidente, las condiciones de abuso y explotación se producen debido a las situaciones de marginalidad, abandono institucional e incluso ilegalidad que acompañan a ciertas tipologías de prostitución. Es por ello por lo que somos favorables a una regularización, queremos que estas personas se hallen EN IGUALDAD DE CONDICIONES que cualquier otra y no sean específicamente discriminadas por el tipo de actividad que realizan. En lo que sí concuerdo es en que se corresponde con las libertades propias de un sistema capitalista, cada uno puede dedicarse a lo que le salga de la seta, a pesar de que no parece ser del gusto de este profesor (progre, supongo) nuestra Constitución sí que reconoce el deber de los poderes públicos garantizar y proteger EL EJERCICIO DE LA LIBERTAD DE EMPRESA y la defensa de la productividad (Artículo 38, salao).

La última justificación para atacar al reconocimiento legal de la actividad sexual comercial es su equiparación con actividades claramente ilícitas, repudiadas socialmente y que además producen un daño a terceros. La estrategia es la misma que señalé en el punto anterior, echar tanta mierda sobre la prostitución como sea posible. Veamos, ¿quien ejerce la prostitución incurre en un delito tal y como sucede en el caso de un asesino o un ladrón? No hace daño a nadie, no se convierte en delictiva una actividad por el mero hecho de cobrar por ella. Si mato voy a la cárcel, me hayan pagado o no. Si cuido a un anciano, o limpio una casa, o conduzco un coche puedo hacerlo gratis o cobrando por ello (buscando mi interés individual logro beneficiar a los demás); pero eso no cambia la legalidad de estos actos. Este profesor va más allá, y como buen colectivista planificador se permite decirnos que es innecesaria pues ni crea riqueza ni satisface una necesidad social. Oiga, los propios abolicionistas dicen que genera más riqueza que el tráfico de drogas, en Holanda supone un 5% del PIB y se calcula que en España representaría en torno al 3% (más que todo el sector agrícola, por ejemplo). ¿Por qué no genera riqueza? ¿Porque es un servicio? Así que los camareros, médicos, artistas, profesores, abogados, etc no producirían riqueza, ¿cierto? (bueno, quizá los abogados no... jejeje) ¿Necesidad social? Fíjese en la cantidad de puteros que hay, y el número de clientas femeninas no para de crecer. Pues sí, hay necesidad, porque lo pide la SOCIEDAD CIVIL que ¡por fortuna! no es controlada por la mente dirigista del señor Plá.

lunes, 26 de abril de 2010

Puteros de renombre IV: Franck Ribéry (et ál)

Otro escándalo más que va a destrozar unas cuantas vidas. Hace unos días los medios contaron que varios internacionales de la selección francesa fueron imputados de los delitos de proxenetismo y prostitución de menores, pero como suele suceder la información fue saliendo de manera fragmentaria. Por eso me gusta escribir cuando las aguas se han calmado, a no ser que tenga muy claro lo que ha sucedido.

En principio los acusados fueron Frank Ribéry (Bayern Munich) y Karim Benzema (Real Madrid); sumándose posteriormente Sidney Govou ( Olympique de Lyon) y Hatem Ben Arfa (Olympique de Marsella). Al parecer todos serían clientes del "Zaman Café", un puticlub de lujo situado en la principal arteria de París, la celebérrima avenida Champs-Élysées. En él trabajarían hasta 18 chicas, entre las cuales habría varias menores de edad. Precisamente lo que se investiga es si los aclamados deportistas conocían el hecho de que una de ellas, Zahia Dehar, de origen marroquí y hoy ya mayor de edad, había mantenido relaciones sexuales de pago con ellos siendo menor de edad. De ser declarados culpables podría imponérseles una sanción económica de hasta 45 mil euros (para ellos asumible) y pena de prisión de 3 años (lo realmente preocupante).

Benzema y Ribéry, los principales imputados en este escándalo que está sacudiendo a Francia, tampoco darían el "perfil" del putero. Jóvenes, en forma, con posibilidad de estar con otras mujeres y no "tener que pagar"... ¿Cómo se lo explican ustedes? Ja,ja,ja; los hechos siempre me dan la razón, ¡si no me beso es porque no llego!



Tanto Benzema como Ribéry sí habrían incurrido en este delito, el primero cuando la niña tenía 16 años y el segundo cuando contaba con 17, sin embargo alegan desconocer que fuera menor de edad. La propia chica respalda sus declaraciones, asegurando que mintió sobre su edad y que en todo momento prestó su consentimiento, estando de hecho muy satisfecha con estos clientes ya que la "consentían" y la trataron siempre "con total respeto".

A ellos les espera un largo proceso judicial, si bien han sido respaldados por la mayoría del mundo deportivo comenzando por la Federación Francesa de Fútbol. Lo previsible es que salgan absueltos, tanto por su relevancia mediática como por la dificultad de probar que eran conocedores de la minoría de edad de su pareja sexual comercial. Por su parte Zahia se ha convertido en una celebridad, como sucede siempre en estos casos. Vean si no las anteriores entradas de esta serie, lo mismo las sucedió a Christine Keeler y a Divine Brown. Nada, que se aproveche de esta lotería que la ha tocado, y a ver si de paso va contribuyendo a combatir esos mitos que existen sobre el trabajo sexual.

Zahia Dehar, la chica que se ha follado Y ENCIMA COBRANDO a unos tíos con los que sueñan muchas muchachas. ¿Qué esperáis, zagalas? Meteros a putas, si no sabéis cómo consultadle al Tito X.



¿Qué pienso sobre esto? Pues bueno, que hacen muy bien en "maquillar la verdad" como inmediatamente les habrán aconsejado sus abogados. Vamos, ni borracho me creo yo que no lo supieran, sobre todo teniendo en cuenta que mantenían una relación prolongada en el tiempo y que hacían venir a la chica en avión a verles. Pero esa ley es injusta, si la chica consentía hallándose en plenitud de sus facultades considero que esa relación era legítima, más allá de lo que diga cualquier ley. Pero claro, esto no se puede decir ante los tribunales, así que yo también me haría el tontito.

Hay varias cosas que se muestran aquí. Para empezar el hecho de que hombres triunfadores, perfectamente integrados en la sociedad e incluso admirados en ella, sean clientes de prostitutas. ¿De verdad creen que esto es suficiente para convertirnos en delincuentes y meternos entre rejas? Si se criminaliza la prostitución habrá que perseguir a hombres como éstos, que son todo un orgullo para el país. ¿Estamos dipuestos a prescindir de nuestro capital humano más valioso? Los puteros somos personas completamente normales: pagamos impuestos, queremos a nuestra familia, votamos... (atención, politicuchos, atención)

Además muchos puteros tienen mujer e hijos, como es el caso de Ribéry. ¿Qué hacemos? ¿Enviamos a un marido y padre a la cárcel? ¿Condenamos no a una sino a cuatro personas? Ya veis que un hombre joven, cabeza de familia, y encima musulmán; puede ser perfectamente un putero de pro, un campeón de la prostitución. Muchísimas mujeres viven AUTOENGAÑADAS (porque en su fuero interno lo saben) creyendo que su pareja no va de putas. Y una mierda como una casa, encima de cornuda, ilusa. Pero bueno, algunas son felices así. Hay gente a la que le gusta que la tomen el pelo y no escarmienta, ¿si no de qué íbamos a tener este presidente del gobierno? La religión tampoco supone un impedimento insalvable, muchos hombres llevamos a nuestro DIOS entre las patas. De hecho los "moros" constituyen una parte importante de la clientela de las chicas: en la Montera y alrededores mis niñas acusan notablemente la llegada del Ramadán.

Y para acabar, escuchemos a la principal afectada, la prostituta. Resulta que ella no estaba coaccionada, ni sufría, ni habría denunciado, nada de nada. ¿Entonces A CUENTO DE QUÉ se tiene que meter nadie a joder la marrana? Los abolicionistas, buscándole los tres pies al gato y retorciendo la realidad como sólo ellos saben hacerlo, lo denominan "delito sin víctimas". Con dos cojones. Se escudan en que el bien jurídico a proteger sería la "moral pública" o la "dignidad de la mujer", conceptos totalmente abstractos y susceptibles de ser interpretados de distintas maneras. Da igual, para ellos el derecho no es más que una herramienta para conseguir sus fines, poco las importa que se haga o no justicia. Por no hablar de la voz de las prostitutas, de la que pasan como de la mierda fresca. Que sí, señoras, que sí, que puteaba bien a gusto. Y que les quería. Que aquí quien realmente ejerce violencia contra las mujeres son ustedes.

Desde aquí deseo todo lo mejor a estos futbolistas, que salgan absueltos y que sigan marcando muchos "goles"... ya me entienden...

miércoles, 21 de abril de 2010

Las mafias de la prostitución callejera

"Las personas que se prostituyen son víctimas frecuentes de la actividad de bandas de criminalidad organizada que impiden la libertad del ejercicio de la prostitución, sometiéndolas a una explotación contra la que no pueden demandar auxilio a los poderes públicos. Son víctimas frecuentes de la extorsión de funcionarios policiales que actúan antijurídicamente, pero impunemente y no infrecuentemente, de consuno con los grupos de criminalidad organizada".

Doña Celia Suay Hernández, profesora titular de derecho penal de la UAB



Me habéis oido tantas y tantas veces decir que me da rabia acabar siempre teniendo razón, que para qué voy a repetirlo de nuevo. Vaya, ya lo he hecho otra vez. Aunque hay gente que cuestiona mis afirmaciones porque no dispongo de "pruebas" para demostrarlas (no soy ni policía ni periodista, no es a mí a quien le corresponde obtenerlas), ocasionalmente van aflorando en los medios (de manera parcial y deformada, pero algo es algo) noticias que vienen a corroborar lo que digo. Entonces puedo darles con ellas en la cara a los incrédulos, y coño, hoy voy a DARME EL GUSTAZO.

¿Por qué digo esto? Pues por la reciente noticia que habla de la desarticulación de una red de extorsión a prostitutas en el Polígono de Villaverde, al sur de Madrid. Cada vez lo vamos teniendo más cerca... ¿cuando cantaremos Bingo? Bueno, en este blog ya he contado en multitud de ocasiones el funcionamiento de estas mafias. Lo primero es que no podemos confundir el fenómeno de la esclavitud sexual con el de la extorsión como hace el País, pero claro, ¿qué le vamos a pedir a una generación de periodistas educados en la LOGSE?

La imagen estereotipada del proxeneta dista mucho de la realidad. Se les muestra vistiendo trajes muy llamativos y repletos de ostentosas joyas, con una estética que han hecho suya muchos raperos estadounidenses. Esta representación del pago de una prostituta (Morocha Amorocha) a un "chulo" (Puerquísimo Chancho) está tomada de la serie de animación "La casa de los dibujos".



¿Cual es la diferencia? Bueno, por una parte la inmensa mayoría, la práctica totalidad de las mujeres que he conocido ejerciendo en medio abierto lo hacían DE MANERA VOLUNTARIA. Ya sé que existen condicionantes como las escasas alternativas laborales, las cargas familiares, la discriminación hacia los inmigrantes, etc, etc. Lo acepto, me adelanto ya a los más que previsibles comentarios que siempre me formulan mis fieles acólitos. Estas chicas decidieron "meterse a putas" sin que mediara ningún tipo de coacción más allá de la económica, la cual padecemos todos aquellos que no somos hijos del Rey o del Presidente del Congreso. La principal motivación para empezar a desarrollar cualquier actividad remunerada es la de llevar a casa el garbanzo, pero eso para todos. Y desde ya os advierto que no me mareéis más con este tema.

Otra cosa muy diferente es que, debido a la ABSOLUTA DESPROTECCIÓN SOCIAL Y LEGAL QUE SUFREN, existan grupos de delincuentes que las extorsionen cobrándolas para DEJARLAS TRABAJAR. Ojito, este enfoque es radicalmente opuesto al de las abolicionistas. No es que las obliguen, que las lleven de los pelos para que puteen. Ni mucho menos. Lo que ocurre es que esta gente se adueña de las zonas de prostitución y establece lo que una amiga llama el "derecho de calle", es decir, que las exigen dinero para poder trabajar. No sólo no las obligan, sino que se podría decir que de cierto modo las desincentivan al aumentar los costes (como bien sabe cualquier empresario). Si ellas no pagan, no las permiten prostituirse.

Este cobro, como ya se vio en el caso Coslada, consiste en una cantidad fija que se ha de pagar semanalmente y varía de acuerdo a la zona y el turno (entre más rentable más pueden "ordeñar" a las chicas). En el centro de Madrid están pagando 400 las del turno de tarde y 300 las de la noche, pero es algo que las compensa porque porcentualmente supone mucho menos que lo que dejarían en un club o piso y además, al ser el pago semanal, si las va mal un día lo pueden compensar con otro que las vaya bien. Claro, que si es día de pago y no tienen dinero entonces ahí surgen las prisas y desesperos, y disminuye su capacidad de negociación. Esto lo sabemos algunos clientes y podemos usarlo en nuestro favor. Y ya me he pasado de la lengua...

Además no todos los proxenetas están al mismo nivel, sino que existe una escala perfectamente jerarquizada. En la base estarían las chulas que vigilan o las parejas de las prostitutas que se beneficiarían de un porcentaje de sus ganancias, más arriba los cabecillas que suelen ser rumanos o marroquíes, por encima de ellos los delincuentes que emplean su trabajo en la policía como tapadera (no quiero insultar a los verdaderos agentes del orden dando a esta chusma su nombre) y en la cúspide... ¿quién sabe?

Las prostitutas se hallan completamente inermes ante los abusos que cometen ciertos agentes policiales, quienes son de facto los únicos proxenetas de muchas de estas mujeres. Ante esta situación los poderes públicos y ONGs miran para otro lado, pues resulta mucho más sencillo encubrir la corrupción que encararla. Con ello se convierten en CÓMPLICES del delito.



El caso es que estas detenciones están corroborando una por una mis anteriores afirmaciones, aunque todavía no sé si alegrarme por la noticia. ¿Qué les llevaría a realizar las detenciones? ¿Quizá es que sus subordinados no cumplían su trabajo o se mostraban muy exigentes? Que a nadie le quepa duda de que mientras no caigan los peces gordos, los que realmente manejan el cotarro, estas redes de extorsión van a mantenerse aunque cambien las personas que las manejan. No se mata a la hidra hasta que no se cortan todas sus cabezas. Ahora hay que averiguar qué contactos tenían y cómo pudieron actuar con tal impunidad en una zona constantemente vigilada por la policía municipal y nacional, es probable que la clave esté en el español detenido.

¿Es que nadie vio ni oyó nada? ¿Dónde estaban las "oenegés" (poniendo la mano para las subvenciones, supongo)? Según el plano de APRAMP, ellos acudían allí todos los martes. ¿Que hacían? ¿Con toda su formación, guías y profesionales no se percataron de lo que tenían delante de sus narices? Aquí sólo caben dos opciones: una es que sean más tontas que Pichote; y que como se limitan a repartir café, gomas y a pagar a las prostitutas para que asistan a unos cursillos que a éstas se la soplan (que me acabo enterando de todo, de una u otra manera...), pues no se cuesquen de la misa la mitad. Hipótesis más que verosímil. La otra teoría es más conspirativa y siniestra y sé que no es del agrado de nadie, pero... ¿acaso no cabe la posibilidad, por remota que pueda parecerles a día de hoy, de que fuesen conocedores de estos hechos delictivos? Es lo mismo que con la trama Gürtel: si no se sabía lo que hacían los "amiguitos del alma" malo, por pánfilos. Pero es que si no lo ignoraban y encubrían, mucho peor. Así es, esto es lo que pienso de las redentoras de putas, que son o tontas o malas. Y como voy viendo que han tenido muchos años para aprender, que han sabido buscarse bien la vida a costa del erario público y que buena parte de ellas tienen titulaciones superiores pues... blanco y en botella, y no es PeeePíño (disculpe, sr.Ministro, disculpe...)

Ya doy paso a la noticia, eran 80 hermosas putas, 80. Y va el Gallatonto y dice que no consentirá un barrio rojo en Madrid. ¿Y esto qué es, señor alcalde? ¿Los submarinos de su base del Manzanares?


La banda, integrada por rumanos, «controlaba» a su competencia. Ejercían de proxenetas con otras 78 mujeres

M. J. ÁLVAREZ, ABC MADRID - 21/04/10



La explotación en el lucrativo «negocio» de la prostitución no tiene límites. Ayer se supo que una red de mafiosos, integrada por 13 ciudadanos de origen rumanos, liderada por el «señor del Polígono» llevaba, al menos, un año, obteniendo unas pingües ganancias.

¿Cómo? Aprovechándose de desalmados como ellos y de mujeres por partida doble. La banda de extorsionadores era, además, proxeneta, y no se conformaba con los ingresos que le reportaban las 78 mujeres a las que controlaba directamente y que ejercían la prostitución en el polígono industrial Marconi, situado en Villaverde.

Dos menores, liberadas

Junto a ello, y como si la zona fuese suya, exigía a la competencia una cuota por mujer, una especie de alquiler por «ejercer» en determinadas calles de ese lugar por considerarlas «suyas».

El pago era semanal y ascendía a cien euros por persona. El dinero se lo exigían a las mujeres o directamente a los «chulos» de bandas rivales, lo que ocurría en la mayoría de los casos. Fuentes policiales no pudieron precisar ayer el número de mujeres a las que exigían esa especie de «alquiler. Para ello, utilizaban todo tipo de coacciones y amenazas contra las chicas y sus proxenetas. E incluso, llegaban a la violencia si alguien quería trabajar por «libre» allí, es decir, al margen de su control.

La red de extorsionadores explotaba directamente a 78 meretrices rumanas, dos de ellas menores que fueron liberadas, con algunas de la cuales tenían vínculos familiares. El grupo, perfectamente estructurado, estaba a las órdenes de D. I. H., «señor del Polígono». Ellos mismos transportaban en coches particulares a las mujeres que trabajaban para ellos desde sus domicilios hasta el polígono, en donde controlaban su actividad y después ejercían de recaudadores con otros proxenetas.

A los 13 detenidos, entre los que hay un español, se les imputan los delitos de prostitución, asociación ilícita y corrupción de menores. La red ya realizó antes la misma actividad delictiva en la Casa de Campo.

sábado, 17 de abril de 2010

Caso Gürtel: los ladrones van a la "oficina"

El caso Gürtel se ha convertido en una histórica trama de corrupción que además está sirviendo para visibilizar el uso (y abuso) que hacen muchos políticos de la prostitución. Hace varios meses ya hablé sobre Correa, sin embargo con el levantamiento de todo el sumario (los 35 mil folios que faltaban) estamos teniendo acceso a nueva y jugosa información.

En la red podréis encontrar variadas y profundas reflexiones sobre este tema, pero (creo que) sólo un servidor va a realizar un análisis en clave de putero. Mucha gente se pregunta cómo somos o qué pensamos, para explicarlo no hay nada mejor que referirse a casos prácticos como el que nos ocupa. Primero les dejo con la información y a continuación paso a comentarla:

Esther Mucientes, El Mundo - 12/04/2010



Madrid.- 'Don Vito' no tenía remilgos al usar el sexo como arma para conseguir sus objetivos. El sumario desvela cómo pagaba chicas a los políticos.

Como si de una película de mafiosos se tratara, el caso 'Gürtel' no sólo está dejando al descubierto una trama de corrupción sin precedentes en España, con pagos ilegales y regalos a políticos, sino también una red de pagos en especies, como por ejemplo las prostitutas y orgías que 'Don Vito', llámese Francisco Correa, contrató para altos cargos públicos, constructores, empresarios y cualquiera que pudiera beneficiar a la red.

Tal y como se desprende de las conversaciones recogidas en sumario desvelado la semana pasada, Correa ofrecía "servicio de chicas" a políticos madrileños como los ex concejales del Ayuntamiento de Majadahonda José Luis Peñas y Juan José Moreno, con el fin de afianzar sus relaciones personales y empresariales con ellos.

'Don Vito' utilizaba orgías con prostitutas para cerrar contratos o conseguir contactos.
Así se desprende, por ejemplo, de una de las conversaciones grabadas por Peñas, imputado en el caso, en la que Correa comenta su participación en una fiesta organizada en el chalé del alcalde de La Nucia (Alicante) -conocido como 'El Choco'-, Bernabé Cano, en la que había "cinco tías impresionantes".

"Bernabé nos dijo que nos iba a montar una de puta madre con tías en su pueblo. Fuimos a cenar y cuando me quise dar cuenta había cinco tías impresionantes", contó el cabecilla de la trama a sus 'compinches' en un encuentro en el hotel Fénix.

Al parecer, las mujeres que estuvieron presentes en esa fiesta eran de Europa del Este y entre ellas, según el lenguaje de Correa, se encontraba una joven de "25 añitos, muy discreta, educada, calladita". En la misma orgía, 'Don Vito, también reconoce la presencia de Jacobo Gordon, otro de los imputados: "se llevó una tía guapísima a la habitación. Todos los demás estaban allí en pelotas, cada uno con una tía".

En otra reunión celebrada el 26 de marzo de 2007 entre Correa, Peñas, Juanjo Moreno, y los también imputados, Pedro Fuster e Isabel Jordán, administradora de dos de las empresas de la trama, los cuatro implicados hablan de cómo habrían pagado a un periodista en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón para que hiciese fotos a algún funcionario "en compañía femenina" para posteriormente hacerle chantaje.

'La Cleopatra esa'

El manejo que se daba Correa de este tipo de servicios también se ve reflejado en una conversación telefónica con Álvaro Pérez, 'El Bigotes', del 23 de octubre de 2008:

Correa: Que.., fundido habrás llegado ¿no?

Álvaro: ¿Eh?

C: Fundido

A: Si, totalmente fundido, claro.., me he acostado a las cinco y media de la mañana, (no se entiende), algo..

C: ¿Qué tal era.., la jaca?

A: Bien, tío, bien, divertidísima, muy divertida, mucho, mucho, mucho.., la Cleopatra esa, divertidísima, divertidísima, macho, y además...., no ha mirado el reloj una sola vez, macho, na.., muy divertida, osea que...., ¿qué tal la reunión?

C: Pues no.., hemos quedado esta tarde

A. Ah, vale.., vale, vale

C: Hemos quedado esta tarde, tenemos una a las seis y media y otra a las ocho y media

A: Vale, tío,..., bueno, nada, yo tengo una reunión ahora con Ricardo, con David SERRA y con todo el mundo para...., los otros asuntos que tengo, y me acaba de llamar Bernabé CANO, hace un momento, para hacer la Gala del Deporte, de..., la Diputación de Alicante, que tiene un presupuesto de 150.000 Euros

C: Que bien, tio.., de puta madre..

Los centros de operaciones

Como buen padrino, 'Don Vito' tenía sus centros de operaciones. Uno, el hotel Fénix, donde decidía, recibía y entregaba el dinero de la corrupción y otro, el club Pigmalión. El 9 de enero de 2009, Correa y 'El Bigotes' hablan, según se desprende del sumario, de las chicas de "la ofi", que la Policía identifica como un club llamado 'Pigmalión', al que el líder de la trama quería llevar a cenar a Luis Cobos para cerrar un "trato" sobre la organización de los Premios Grammy.

'El Bigotes', cuenta a Francisco Correa que ayer estuvo en la 'ofi' con su chica. 'Don Vito' responde altanero: "¿Cuál de ellas?". "Tío, dice que está enamorada de mí, ¿tú te lo crees?", comenta Correa a su colaborador, en alusión a una de las chicas. "Ella dice que estando tú no se va con nadie (cliente), por respeto a mí", abunda 'Don Vito'. Al parecer, esa misma noche, 'don Vito' y 'El Bigotes' quedaron para volver a la 'ofi'.

Pero, además, su relación con 'las chicas de la ofi' también era un claro ejemplo de cómo Correa se mostraba siempre como el patrón de un gran barco, en el que lo controlaba todo y en donde no había más ley que la suya. Según describe Jordán en una de las conversaciones recogidas en el sumario, el cabecilla "les pone casa y les da dinero en millones" a algunas de ellas.

El 'cerebro' de Gürtel no se esconde ante sus compinches y en otra de las grabaciones habla sobre una de las mujeres a la que conoció en una de esas reuniones-orgía, a la que le ofreció un billete para ir a ver a sus padres que vivían fuera de España. "El problema es luego para entrar en España por el tema de los papeles", dijo Correa, que encontró en el ex viceconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Carlos Clemente, la manera de sortear sus obstáculos. Las transcripciones señalan que Correa habló con Clemente, quien le dijo que le solucionaría el asunto "sin problemas".

Clemente ha negado la existencia de esa conversación, aunque sea como fuere el sumario sí que deja claro cómo Correa no tenía problemas en utilizar todas las armas para sus fines, incluyendo las armas de mujer.

Todos los medios han realizado una amplia cobertura de esta trama de corrupción, sin embargo los de tendencia "progre" se han ensañado particularmente aireando conversaciones personales como éstas. Puede apreciarse que lo que se persigue no es tanto informar como hallar nuevos argumentos para seguir descalificando a la odiada "derechona".



La prostitución es un fenómeno tan diverso como los puteros que recurrimos a ella. Sería muy complicado realizar una clasificación de la misma pues existen gran número de variables, no obstante si nos fijamos únicamente en el precio del servicio (uno de los indicadores quizá más llamativos) podemos distinguir varios "estratos" de prostitución. Siempre he dicho que el precio no significa nada: no garantiza un buen servicio, ni mujeres más bonitas ni por supuesto que lo pases mejor. En mi opinión sólo sirve para discriminar clientes, unas tarifas bajas atraerán a una clientela de lo más variada mientras que unos altos honorarios restringirán el "público" disponible. Correa y compañía vestían de marca, conducían coches caros, acudían a lugares exclusivos y, por consiguiente, eran clientes de una prostitución de "alto caché". Igual que hay ropa o bares "de pijos" también hay chicas para ellos.

Quienes me habéis venido leyendo sabéis que lo que me más me agrada de la prostitución es la subversión del modelo de sexualidad normalizado. El sexo de pago no sólo se caracteriza por el intercambio económico, sino por otros aspectos que suelen obviarse como por ejemplo la PROMISCUIDAD. A diferencia de las relaciones de pareja tradicionales donde se supone que debe existir fidelidad sexual, en este tipo de sexualidad prostitucional las relaciones son abiertas y no exclusivas, lo cual conlleva superar varios hándicaps que lastran al modelo anterior (celos, mentiras, apariencias...). Concibo la prostitución como uno de los diferentes caminos para la emancipación sexual, por lo que no me vale cuando en su seno se reproduce el esquema sexual tradicional como sucedía en el caso del "Bigotes". Para mí el respeto no consiste en acostarte con más o menos personas, sino en aceptar a tu compañero/a como es, intentar comprenderle/a y no interferir en su proyecto de vida. Yo no me lo paso mal, no sufro porque las chicas con las que me acuesto estén con uno y con otro. Muy al contrario, como deseo lo mejor para ellas me alegro cuando tienen muchos clientes y hago todo lo posible por llevarlas más.

Quiero llamar la atención sobre la "jerga" que emplean. Debido a la mala prensa que tenemos, en ocasiones los puteros desarrollamos un lenguaje alternativo que nos permita comunicarnos entre nosotros frente a terceros. No puedo realizar un compendio del mismo por no hallarse sistematizado, cada grupo emplea el suyo propio, como por ejemplo lo de llamar "la oficina" a su puticlub favorito, el Pigmalión. Así es como varios puteros nos referimos a la Montera, la llamamos "la oficina" así como "Wall Street". Son apelativos que ponemos con cariño, así al club "Big Ben" lo denominábamos "el bingo". Pero no nos limitamos al nombre de los locales, por ejemplo en vez de "ir de putas" decíamos "ir de cañas". Evidentemente cualquiera no familiarizado con estas claves no encontraría nada raro que se hablase del trabajo, de echarse unos cartones o unas cervezas.

Para acabar quiero señalar algo que es de sentido común, pero que al ser este el menos común de los sentidos quizás pueda pasarse por alto. Lo que hace despreciables a Correa y compañía es la amplia red de corrupción y sobornos que montaron, me da igual que las prebendas sean en forma de trajes, viajes, servicios sexuales, pisos, cargos políticos, metálico o subvenciones a empresas de familiares. Parece como si el hecho de contratar prostitutas añadiese un plus de ruindad a sus acciones, se trata de hacer leña del árbol caído vinculando a los pertencientes a la trama a todo aquello despreciable socialmente. Hay que ser justos e imparciales, denunciar la existencia de todo un metasistema de corrupción inserto en la estructura de los partidos políticos españoles y el indisimulado empleo que está haciendo de este escándalo el PSOE en su propio provecho. ¿Por qué no tiene la misma relevancia el piso del hijo de Bono, las subvenciones a MATSA o el caso del bar Faisán? ¿Por qué Leire "Mamajín" se olvida de que el, todavía hasta la fecha, peor escándalo de corrupción y financiación ilegal (Filesa) fue realizado por sus compañeros de partido? ¿Por qué siempre se maximizan los escándalos de la derecha mientras que los de la izquierda tienden a ser ocultados o incluso justificados?

miércoles, 14 de abril de 2010

El déspota contra el barrio rojo

"Tenemos la obligación de decirle a la gente que cuando se contrata a una prostituta está contribuyendo a la esclavitud y a la pérdida de libertades. Muchas veces tenemos una actitud cínica de pensar que el ejercicio de la prostitución es una actividad voluntaria por parte de las mujeres, y no lo es"

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid



En Madrid ya estamos aburridos de las continuas promesas/amenazas de erradicar la prostitución, especialmente la de calle. Las chicas, encagadxs de las habitaciones y clientes suelen tomárselo a chufla, saben bien que una cosa son las declaraciones políticas y otra muy distinta la realidad social. Ciertamente en ocasiones las condiciones de trabajo empeoran como cuando cierran temporalmente alguna de las casas en las que se atienden o si los periodistas llenan la calle con sus cámaras, pero todo vuelve a la normalidad más o menos pronto.

Así que no nos sentimos muy alarmados cuando la semana pasada Gallardón dijo que de ningún modo consentiría el establecimiento de un barrio rojo ya que hacerlo iría en contra de los intereses de las "mujeres esclavizadas". De cara a la galería pues le valdrá, aunque tampoco parece convencer mucho a los vecinos. Por mi parte encuentro varios problemas a posturas como la del alcalde:
· Para empezar cierran completamente la puerta a una mejora de los derechos y condiciones laborales de las prostitutas, condenándolas a permanecer en los márgenes de la sociedad. Gallardón desoye las voces de las mujeres y asociaciones que aseguran que la esclavitud sexual es la excepción, no la norma.
· Aumentan el desconocimiento, marginalización y criminalización hacia todo lo relacionado con la prostitución; el ESTIGMA que lleva asociada esta actividad y que muchos consideramos el problema más importante. Las políticas que sigue nuestro ayuntamiento no son integradoras, sino segregacionistas.
· Se ignora la realidad. De facto ya existe una especie de barrio rojo, a la Montera se la conoce como "la calle de las putas". Con este tipo de declaraciones no hace más que decir que no quiere abrir los ojos a lo evidente.
· Finalmente se traslada el mensaje de que él debe ser el garante de una unívoca moral pública, idea que nos resulta muy preocupante a los liberales.

Las agresiones y calumnias que nuestro Ayuntamiento ha perpetrado hacia la prostitución ya vienen de largo. Esta campaña, supuestamente dirigida al cliente, vinculaba la prostitución a la explotación sexual y al tráfico de armas. Los sectores opuestos al trabajo sexual se esfuerzan denodadamente por relacionarlo con el mundo delictivo, sin importarles lo más mínimo la veracidad de sus acusaciones.



Por supuesto del PSOE no podemos esperar nada. Tomás Gomez, su secretario general de Madrid y candidato al consistorio, muestra una postura todavía más sectárea e intransigente. En cambio nuestra presidenta (¡presidenta!, ¡presidenta!), Doña Esperanza, sí se ha declarado partidaria de regular la prostitución. Dos rectos varones defendiendo la dignidad de la mujer, mientras que es una de ellas la partidaria de reconocer y formalizar el trabajo sexual. ¿Qué dirán las feminazis?

Así nos informaba de las palabras del faraón la agencia EFE:



EFE. 05.04.2010

· Dice que no solucionaría el problema de las mujeres obligadas a prostituirse y que sería "hacerle el juego a las mafias".
· Está "sorprendido" por la "falta de reacción de los poderes públicos".

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado este lunes que "nunca" en su vida consentiría un 'barrio rojo' en la capital, porque eso no solucionaría el problema de las mujeres obligadas a prostituirse y sería "hacerle el juego a las mafias de trata de blancas y a los proxenetas".

En una entrevista en Telemadrid, el alcalde ha manifestado que "a ningún vecino le agrada ver la prostitución en la calle" pero que ese problema "es mucho menor que el de la mujer que está esclavizada", que a su juicio "constituye la mayor vergüenza de las sociedades actuales".

"Me sigue sorprendiendo que se siga contemplando la prostitución como un problema estético y la falta de reacción de los poderes públicos", ha declarado.

martes, 13 de abril de 2010

Música: love for sale

Como sucede cuando sube la tensión en este blog, prefiero hacer un paréntesis dedicando una entrada a poner música y calmar los ánimos antes de continuar dando estopa. Ya verán como las próximas noticias que tengo previsto comentar generarán un buen número de respuestas.

La canción que les ofrezco trata sobre el sexo de pago, aunque como es corriente en la música disco la letra no se distingue por su profundidad. Me ha agradado especialmente el que se refiera a las prostitutas como "las más puras de todas las flores" y lo de que todo el mundo las desea. El punto negativo es eso de meter las drogas como aspecto indisolublemente unido a la prostitución, aunque como ya he dicho es música hecha para bailar y no para rallarse la cabeza.

Un buen polvo es como una buena canción: ha de tener ritmo, engancharte y, sobre todo, hacértelo pasar bien.



La única traducción que he encontrado al castellano tiene bastantes errores, en vez de "el dinero lo ganaron cuando todos las querían" debería ser "el dinero que ganan cuando todo el mundo las desea", también habría que cambiar "han llegado a vender amor" por "tienen amor a la venta (o, simplemente, 'venden amor')", y eso de "facilitar todo su dolor" sería en realidad "desahogar sus penas". Además es una versión, la original es más cañera.




LOVE FOR SALE - ACE OF BASE

If you walk in the red light at night
In the black velvet hour
If you look you will see their delight
They’re the purest of flowers

They’ve got love for sale
The money they earn when everybody wants them

Money for pleasure, pleasure and pain
They’ve got love for sale


Money and sex, addicted to drugs
Pleasure and pain ¨c together they walk
Money and sex, addicted to drugs
Pleasure and pain ¨c together they walk

What they get is addicted to drugs
To ease all their sorrows
What they get is addicted to drugs
To ease all their sorrows

They’ve got love for sale
The money they earn when everybody wants them
Money for pleasure, pleasure and pain
They’ve got love for sale
(bis x 2)

Money and sex, addicted to drugs
Pleasure and pain ¨c together they walk
Money and sex, addicted to drugs
Pleasure and pain ¨c together they walk

They’ve got love for sale

sábado, 10 de abril de 2010

Los liberales y la prostitución V: María Blanco (Debate en "Mejor lo hablamos")

"Tenemos muy pocos amigos en la izquierda y me duele en el corazón"

Pye Jakobson, prostituta y activista sueca del sindicato Rose Alliance



Creo que, aparte de mi condición de cliente, lo más llamativo de este blog es el hecho de que trate sobre aspectos de la prostitución que casi nadie cuenta y que además lo haga explícitamente desde una óptica política concreta, el liberalismo. Todas estas circunstancias se aúnan para que me convierta en una auténtica némesis de los abolicionistas, pero también motiva que la corriente dominante del movimiento pro derechos recele fuertemente de mí. Vamos, que yo mismito me he buscado quedarme más solo que la una.

Pero como dije al poco de comenzar el blog, no escribo aquí para hacer amigos. Soy plenamente consciente de lo impopular que es en esta sociedad un hombre que se confiesa putero, de derechas (que durante largos años militó en la izquierda y acabó renegando de ella) y que se atreve a llevar la contraria al discurso oficial, denunciando cosas como la violencia institucional que se ejerce contra las prostitutas o que precisamente sean las ONGs salvacionistas y redentoras las que agreden a estas mujeres al insultarlas, considerarlas menores de edad o patologizarlas. Me da igual que me quemen por hereje, prefiero morir con libertad que vivir sin ella.

Por otra parte esta actitud también me ha hecho merecedor de algunos apoyos valiosos, especialmente importantes para mí ya que provienen de aquellas personas por las que estoy luchando, a quienes me debo. Soy como "la Espe", la gente o me adora o me odia con toda su alma, es lo que tiene ir tan a las claras.

Recientemente una de las más constantes seguidoras de este blog, Marta, hacía notar la escasa presencia de las personas de mi misma tendencia política "entre las voces más reconocidas y entre las militantes del movimiento pro-derechos". Yo recogí el guante (es decir, me piqué) y prometí continuar con esta serie de "Liberalismo y prostitución", desde la que pretendo mostrar que sí existe un fuerte apoyo por parte de los liberales a esta actividad, ya que la entendemos como una opción legítima. No obstante sí que es cierto eso de que el movimiento pro-derechos se encuentra claramente decantado hacia la izquierda, ¿a qué puede deberse? Pues en base a mi experiencia lo atribuyo fundamentalmente a dos factores, uno que las derechas todavía conservan muchos complejos y las cuesta Dios y ayuda dar la cara; y dos que son excluidos del movimiento pro derechos quienes no dan "el perfil".

Es patente la ausencia del mínimo esfuerzo por parte de los "pro derechos" para contactar con cualquiera de los liberales a los que he hecho referencia, así como sus intentos constantes de reconciliarse con los abolicionistas (que, como ellos, serían progres y feministas). Supongo que como tantas veces el tiempo acabará dándome la razón y si estas auténticas feministas no quieren ser aplastadas tendrán que volverse hacia nosotros desprendiéndose de sus prejuicios, tal y como hicieron en su día con las prostitutas. De hecho ya hay varias trabajadoras sexuales que están avalando mis palabras, al igual que Pye Jakobson lamento profundamente que la izquierda no nos haga caso pero si un camino no nos conduce a ninguna parte no podemos emperrarnos en seguirlo sino que tendremos que optar por una vía alternativa.

Pues bien, en la entrada de hoy he recogido el debate que se produjo en Canal Sur hace tres años, a raíz de las conclusiones que tomó la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades sobre la prostitución. Destaca la presencia, ¡por una vez!, de una liberal en el debate, Dª María Blanco. Gracias a ella podréis conocer qué es lo que pensamos quienes defendemos la prostitución desde esta postura.




En primer lugar, he de matizar las afirmaciones de Marga Carreras, sí que fueron prostitutas a la comisión. Desde el abolicionismo dos ex prostitutas: una trabajadora social de APRAMP de quien se desconoce su nombre; y la archiconocida Somaly Mam, fundadora de AFESIP. Por parte de los regulacionistas comparecieron Mónica Blanco Marín, representando a COGAM y Trinidad Losada Bujalance, como protavoz de TRANSEXUALIA. No acudieron tanto como prostitutas como cuanto respresentantes de asociaciones, y es que como no estemos organizados no vamos a pintar nada. Por eso he estado barajando la posibilidad de crear un colectivo propio con prostitutas como Marien o Nereida, si nadie nos escucha tendremos que ser nosotros mismos quienes nos hagamos oir. Yo puedo encargarme de todos los trámites legales, incluyendo la redacción de los estatutos... algo de utilidad tendré que sacarle a lo que he ido aprendiendo, ¿no?

El formato del debate enfrenta a dos bandos, presuntamente los favorables a la prostitución por una parte contra los contrarios a ella. Sin embargo en el sector abolicionista nos encontramos a Tico Medina, quien casi no interviene y además comenta querer a las prostitutas y la necesidad de escucharlas; mientras que enfrente, entre los regulacionistas, tenemos al carca de Moncho Alpuente quien recurrentemente justifica la necesidad de regular el sector debido a "las condiciones sanitarias, higiénicas y de explotación laboral". Acepta la infame leyenda de que el 90% de las chicas están forzadas y la teoría del mal menor, compartiendo con los abolicionistas una percepción negativa de esta actividad. No, este hombre es un reglamentarista, y precisamente quien se aproxima más a la postura de ANELA.

La señora Rahola realmente estuvo sembrada, acaparó el debate y hay que reconocer que sabe imponerse. Por supuesto comienza legitimándose con eso de la "sensibilidad progresista", eso ya viene a decir que quien la lleve la contraria tendrá que ser un reaccionario, un defensor de los proxenetas y de las mafias como llega a declarar. Me agradaron particularmente sus constantes diatribas contra el liberalismo, a quien acusaba de haber convertido España en "un paraíso de los extorsionadores, de los violentadores y de las mafias". No vacila en emplear la más profunda demagogia al dibujar la imagen de nuestros hijos como futuros prostitutos/as o al sector público ofreciéndolo como cualquier otro trabajo. Esta mujer se agarra al visceral rechazo hacia la prostitución, al ESTIGMA que actúa como elemento de control social, para provocar una reacción negativa hacia el trabajo sexual. Pues sí, la normalización social de la prostitución precisamente consiste en combatir esa predisposición negativa de modo que las personas puedan hacer lo que realmente deseen sin el temor al "qué dirán". Tampoco la tiembla el pulso a la hora de repetir las más clamorosas mentiras como que la normalidad en la prostitucion es la compra y venta de niños. ¿Eso es lo realmente vemos? Nos pinta un paisaje apocalíptico que quizá exista en las zonas más deprimidas del mundo (la verdad es que lo desconozco), pero desde luego que no responde a la realidad ni de nuestro país ni de nuestro entorno.

En su perorata abolicionista la acompaña Rosa Hermoso. Critica que la división entre prostitución libre y forzada estaría beneficiando a las grandes mafias, mientras que los regulacionistas creemos que esta diferenciación es fundamental porque no sólo corresponde a la realidad, sino que además permite perseguir mejor a los delincuentes. Sencillamente los abolicionistas no pueden aceptar la existencia de la prostitución libre ya que se derrumbaría todo su discurso. Es innegable que lo que voluntariamente elegimos hacer (vertiente negativa de la libertad), como optar por prostituirse, se halla mediatizado por aquellas posibilidades reales a las que estamos constreñidos (libertad positiva) , los factores estructurales a los que se suele aludir, pero esto es cierto en el caso de cualquier elección que tomemos en la vida. La prostitución permite mucho más que "cubrir su sustento más básico", quienes optan por el ejercicio de la prostitución siempre señalan los altos honorarios recibidos en comparación con las demás alternativas a su disposición.

Se respalda en Somaly Mam, a quien realmente me gustaría que se leyese. Esta ex esclava sexual camboyana sí que diferencia entre prostitución libre y forzada, y además es una de las personas que más denuncia los abusos institucionales que padecen las prostitutas, aspecto que siempre parecen olvidar los abolicionistas. Por último declara que su objetivo político es la creación de un modelo social (ése es el trasfondo del debate, la sociedad que mañana queremos tener, parece mentira que ellos lo tengan mucho más claro que nosotros) e intenta confundir al personal asegurando que los empresarios de ANELA (como forma de desprestigiar señala que se hallan "vinculados a la extrema derecha") también defiendan la regularización. No, ellos son reglamentaristas, el tipo de legislación que promueven no es por la que apuestan asociaciones pro derechos como GENERA, LICIT o HETAIRA. De nuevo es algo falso y ella lo sabe, pero como argumento de debate resulta demoledor.

Completa el repertorio D.Andrés Montero, de cuya boca escuchamos los más manidos tópicos sobre la prostitución, como que si tiene como trasfondo la violencia hacia la mujer, el poder y la dominación (probablemente sea cierto para él, con mentalidad de maltratador, pero no para muchos clientes). Aclara que la comisión ha escuchado a las prostitutas no directamente, sino a través de organizaciones y profesionales que están en contacto directo y diario y que "son capaces de calibrar el efecto que produce la prostitución en estas mujeres". Bien, precisamente esto es lo que denunciamos, que sean otros actores los que suplanten el testimonio real de las personas que ejercen la prostitución. No digo que no hablen, me parece perfecto, mi queja se debe a que a nosotros (clientes y prostitutas) no nos dejen expresarnos. En muchos casos estas personas y organizaciones interpuestas no trasladan a sus señorías una visión fiel de lo que significa el fenómeno de la prostitución, sino que la deforman para que se ajuste a su percepción y/o intereses.

La agraviada Margarita Carreras hace constantemente patente su malestar, y no es para menos. Como ella muy bien dice, "que nos escuchen es un milagro que le pedimos a todo el mundo y, en este país, es imposible". Éste es el objetivo de mi blog, que ya que no me van a escuchar al menos puedan leerme. Mucha gente "no tiene idea de cómo es nuestra vida" pero habla de la prostitución como si fuesen poseedores de la verdad. ¿Quieren conocer esta realidad de primera mano? Acérquense a sus protagonistas. ¿Por el contrario desean tener una visión mucho más políticamente correcta? Pregunten a esos intermediarios que se permiten usurpar nuestra voz. Ustedes escogen.

¿Cómo se sentirían uds. si les meten 3.600 € de multa "by the face"? ¿Si la gente les tratase como APESTADOS por los prejuicios existentes sobre su modo de ganarse el pan? Pues supongo que como mínimo se solivianten y alcen la voz como la señora Carreras. Además si esta mujer, española y que tiene tantas agallas como para salir en televisión, es víctima de abusos policiales como los que denuncia imaginen qué no sufriran las extranjeras, en situación irregular y que además no desean dar la cara. Ahí se nota quién defiende a quién, la Rahola negando las evidencia y Velocci criticando su hipocresía.

Por parte de la asociación Génera, Clarisa Velocci aclara en primer lugar que sobre la prostitución no hay ninguna cifra cierta a nivel estatal. Realizar esta observación es básico, porque los abolicionistas tratan de meter en el subconsciente colectivo toda una serie de números y porcentajes que no tienen consistencia alguna. Como feminista afirma que "cualquier mujer, y cualquier hombre, tiene derecho a decidir sobre su cuerpo" -principio que los liberales compartimos completamente- y que "se siente prostituta" en cuanto éste es un colectivo oprimido y discriminado. Además señala toda serie de hechos tan ciertos como impopulares, tales como que "la institución más peligrosa para las mujeres, en este país, es el matrimonio", que "criminalizar al cliente implica criminalizar a la mujer", que "con la prohibición aumentan la marginalidad y las redes" o que "al combatir los anuncios se están cargando la prostitución más autónoma bajo el lema moralista de ir contra la violencia".

Por otra parte, como activista, se permite ponerle en un aprieto a Rahola (lo cual celebro). Denuncia que "la práctica de esa ordenanza ha sido un acoso y derribo a las mujeres que ejercían la prostitución" y que "las mujeres son muy maltratadas por las mismas fuerzas de seguridad", mientras que cuando hubo que defender en la calle a las "mujeres vejadas, humilladas, muy maltratadas", en ningún momento Pilar dió la cara. Esto es así, a la hora de la verdad las abolicionistas siempre se descubren, mientras los regulacionistas peleamos día a día por un mañana sin abusos y discriminaciones éstas feministas de salón son incapaces de mancharse las manos y su práctica resulta perjudicial para los intereses reales de las personas que trabajan en la prostitución. Me encantaron todas y cada una de las intervenciones de Clara, se la ve apegada a la realidad y cabreada por el fariseísmo de las fachiprogres.

Finalmente podemos disfrutar con una perspectiva liberal de la prostitución, completamente compatible con el enfoque pro-derechos. La encarna la señora María Blanco quien parte de que el liberalismo defiende la libertad individual de las prostitutas (en tanto que son personas). Exacto, yo habría comenzado con una sentencia similar. No podemos ni queremos dedicir por los demás, al contrario de "la concepción progresista que pone en conflicto justicia y libertad". La nuestra es "la ética de la libertad, que cada persona elija", sin "pretender regular la moral, el decir que algo es bueno o malvado". Por ello halla totalmente enrevesada y torticera la interpretación de los artículos 9 y 14 de la Constitución Española, mediante los cuales se dice estar promoviendo la libertad y la igualdad del individuo mientras los liberales vemos que lo que se está haciendo es precisamente todo lo contrario. Por supuesto, ¿por qué se creen que a los miembros del Tribunal Constitucional los nombran los partidos? Nuestra Carta Magna tiene un sentido muy diferente según en qué clave sea leida.

Fíjense en la cantidad de puntos de confluencia que tiene su discurso con el de Velocci. Blanco considera la prostitución como un intercambio donde no existiría violencia, su compañera habla de que la prostitución a la que ella hace referencia es la voluntaria. María también denuncia que "muchas veces la violencia viene de la propia policía" (es constante en el pensamiento liberal el recelo hacia un poder público descontrolado), aspecto que JAMÁS he oido ni tan siquiera comentar a los abolicionistas. Ve al trabajo sexual como cualquier otra actividad, es decir, lo desprovee de su estigma. Y para rematar percibe perfectamente cómo este tema se ha politizado, el problema de que se intente legislar para imponer una moral (el tema de fondo que los pro derechos todavía no han detectado). No me digan que con gente así no se puede trabajar. Sería un auténtico placer, un LUJO, tener como aliados a personas como María Blanco en la lucha por los derechos de las prostitutas. Quiero pedir al movimiento feminista pro derechos que se quite las anteojeras ideológicas, que se bajen de su pedestal a hablar con nosotros como decía la señora Carreras, que los liberales les estamos tendiendo la mano y sería un error desperdiciar nuestra ayuda. Es cierto que diferimos en los objetivos últimos: a ustedes les interesa mejorar la situación de estas mujeres mientras que nosotros, sin despreciar tan justa pretensión, lo que queremos es evitar la imposición de la sociedad totalitaria por la que abogan los abolicionistas. No obstante compartimos las reivindicaciones inmediatas en su práctica totalidad, ¿por qué no combatir juntos a La Bestia? En la unidad está la fuerza, partamos de lo que nos une y no de lo que nos separa.

martes, 6 de abril de 2010

Reportaje de "investigación" sobre prostitución y trata de blancas en la Cuatro

"Cuando se habla sinceramente con una prostituta lo que te dice es que es prostituta porque ha sido víctima de abuso, eso a mí no me ha pasado nunca, a mí no me lo han dicho nunca, y de hecho no veo mucha relación entre una cosa y la otra, de verdad, si se habla con prostitutas y se dice esto su primera reacción es enfadarse mucho porque las están ofendiendo, esto de verdad me parece grave".

Dª. Estefanía Acién González, miembro de la APDHA
(Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía)



Entre el diverso material que recopilé para la entrada anterior sobre la explotación sexual se encuentra este vídeo que, por su extensión e interés, he preferido comentar aparte. Los humanitarios salvaputas de la Cuatro no podían dejar de aprovechar este tema para demostrar lo progres que son:


Videos tu.tv



Menudo reportaje, no hay por donde cogerlo como tantas y tantas progradas que salen sobre la prostitución. Pero como ésta es la imagen predominante que se da en los medios una buena parte de la sociedad se la come con patatas, así que hemos de partir de una situación de deformación e intoxicación desinformativa. ¿Saben de dónde salen las famosas 400 mil mujeres "prostituidas"? Pues de ir incrementando "a bulto" la cifra de 300 mil mujeres putiando en España que dió "la experta" Maria José Barahona Gomariz a una periodista. ¿Cómo sacó ella ese dato? Pues porque al parecer tenía unas estadísticas elaboradas durante el franquismo (que por mi parte no he podido hallar) y mediante una regla de tres, "a ojímetro", sacó la nueva cantidad. Ya ven, actualidad, seriedad y rigor ante todo. Si, señor.

Sí es cierto eso de que "las capta su entorno más cercano": novios, amigos y familiares. Esto ya tendría que llevar a sospechar, quienes las inducen al ejercicio de la prostitución no son unas redes mafiosas que busquen perjudicarlas sino sus seres queridos. En la Montera uno se encuentra con que muchas de ellas son familia (carnal o política), y en los clubs también es frecuente encontrar a hermanas, primas, cuñadas... ¿Son tan malas que se aprovechan de la confianza que inspiran en sus víctimas para traicionarlas como afirma la giliprogrez? ¿O será acaso que, como las va bien y se encuentran con que esto no es tan malo como lo pintaban, llaman a amigas y familiares para que vengan a ganarse unos duros? Es más, si dicen que las captan sus familiares, ¿cómo es que puede haber amenazas contra los mismos? Esto os lo explico yo, lo que puede haber son amenazas de la policía a las chicas de contar a su familia lo que hacen. Todas aseguran que la policía de aquí conoce a la de Rumanía, algo que me chocó muchísimo. Y como he comentado en otras ocasiones el principal problema que atemoriza a estas chicas no es el tener que follar con desconocidos o poder coger alguna ETS, sino que su familia se entere de lo que hacen aquí.

El testimonio de la chica sí que es valioso y me parece auténtico. Quien delinque trata de cubrirse las espaldas lo mejor posible, por eso no se publicita. A pesar de que la prostitución más visible es la considerada como más "molesta", la de calle o anunciada en prensa, también es cierto que es la más libre. Combatir contra ella significa fomentar la oculta, la más proclive a abusos. Los sitios como éste suelen ser chalets apartados, fuera de miradas indiscretas; que se publicitan por el boca a boca y cuyos precios (la chica cuenta que 300 euros la hora) quedan fuera del alcance de la inmensa mayoría de la población.

Este "periodista" saca lo que le apoya su discurso y lo que no lo ignora e incluso lo niega. Confiesa que buscó afanosamente una relación entre prostitución y drogas, pero no la halló aunque "él sabe que está ahí". A ver, claro que existe pero no vinculado tanto al mundillo de la prostitución sino al de la noche. Hay chicas que trafican (algunas vendiendo auténtica porquería, las he visto aplastando una aspirina para venderla como coca... menuda cara le echan) y locales en los que se ejerce la prostitución en los que se expende droga. Pero es que se encuentra en muchas otras partes y que no se engañe, que la que se mete es porque quiere, nadie las obliga. En otra ocasión le da la brasa a una brasileña con lo de que se venga a España que va a ganar más, pero ella le dice que la da igual. Pues claro, ella decide dónde trabajar, ni él ni nadie se la pueden llevar.

Al principio creí que les estaban tomando el pelo, que les decían que querían venderles chicas para desplumarles como buenos pardillos que parecían ser (no hay más que escuchar sus preguntas, llegan a dar vergüenza ajena). Pero tras ver que el "proxeneta" al final se marcha andando y le sigue la cámara he optado por la opción más probable, que se trate de un montaje. Este tipo de efectos les encantan, cuando me entrevistaron en Tele 5 me hicieron fumar al final y marcharme andando lentamente.

No sé qué más señalar, prefiero que comenten si hay algo que les provoca cualquier duda o llama su atención.

domingo, 4 de abril de 2010

Identificación de la explotación sexual

"Las construcciones mentales según las cuales todas las prostitutas son explotadas y traficadas permiten que se ejerzca contra ellas la violencia institucional: acoso policial, trato arbitrario, detenciones y deportaciones sin que la sociedad civil reaccione e incluso permite que algunas personas de ingenua buena fe crean que estas operaciones policiales benefician a las trabjadoras sexuales, pues las liberan de la esclavitud"

Dolores Juliano Corregido, antropóloga y presidenta de LICIT



La semana pasada los ministros de Interior e Igualdad presentaron el balance del primer año en vigor del Plan Integral de lucha contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual (aprobado a finales del 2008). Según sus datos al menos 1.301 mujeres habrían sido obligadas a prostituirse en España el año pasado,de un total de 6.157 localizadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además se detuvieron a 726 personas (el 66% de ellos, hombres): a 412 por delitos de explotación sexual y a 314 por trata de seres humanos; frente a 543 el año anterior. Sin embargo estas cifras quedarían muy lejos de las registradas otros años, por ejemplo en el 2005 fueron arrestadas 910 personas (de las que 150 resultaron condenadas) y se "rescataron" a 2018 víctimas. Los resultados no han mejorado a pesar de que los agentes dedicados a combatir la trata prácticamente se han duplicado en los últimos años. Llama la atención que, al contrario de lo que suele creerse, el porcentaje de mujeres víctimas de la trata frente a hombres apenas era de un 57% (datos de la Unidad Técnica de la policía judicial de la Guardia Civil).

Rápidamente las asociaciones que trabajan en el ámbito de la prostitución reaccionaron. Desde APRAMP destacan la liberación de estas mujeres, el Fondo de ayuda a social a las víctimas dotado con 2 millones de euros que sirve para financiar sus proyectos y las medidas de sensibilización como la exposición "The Journey", los famosos posavasos, o la campaña "No seas cómplice". Por su parte el colectivo Hetaira cuestiona la obtención de estas cifras, asmismo denuncia que según las mismas 4.956 de estas mujeres no serían esclavas sexuales pero que en cambio quedarían "abandonadas a su suerte por la legislación actual" y que las propias fuentes policiales reconocen que tan sólo 443 pudieron ser identificadas como “víctimas de trata” (el resto habrían sido explotadas sexualmente, es decir, terceros de estarían lucrando de ellas pero no habrían sido trasladadas a España empleando coacción, engaño o violencia).

Varias mujeres, víctimas de la trata de blancas, muertas dentro de un container marítimo. Esta dramática escena pertenece al primer capítulo de la segunda temporada de la serie policíaca "The Wire" (Bajo Escucha), sin embargo en la vida real no he podido encontrar referencia a sucesos ni remotamente parecidos a éste.


Ambas asociaciones lamentan la falta de unos indicadores objetivos para la identificación de víctimas tanto de trata de seres humanos como de explotación sexual; si bien APRAMP elaboró en su día una Guía Básica para la Identificación, Derivación y Protección de las personas víctimas de trata con fines de explotación en la que se ofrecen una serie de indicios para reconocerlas debido a que la identificación de estas víctimas la realizan subjetivamente los propios agentes de policía, quienes podrían estar "poco sensibilizados" con esta realidad. En este documento la organización asegura que "se desconoce el verdadero alcance y naturaleza del fenómeno debido a la falta generalizada de datos, a la ausencia de estadísticas oficiales anuales así como de mecanismos de seguimiento".

En muchas otras ocasiones he dicho que no podemos coger una parte por el todo, que si bien las situaciones de trata y exclavitud sexual existen su incidencia en España es mínima, casi anecdótica (la guardia civil la cifraba en torno al 1%); pero hoy quiero tratar este asunto en profundidad, hablar de él sin pelos en la lengua. Hace apenas unos meses hablé del tema y además ofrecí varios de estos inidicios que permiten detectar una situación de trata. La guía de APRAMP, en su capítulo cuarto, da una serie de pistas muy genéricas que considero de valor bastante limitado, ya que algunas son poco fiables y otras difícilmente contrastables. Si realmente conociesen la realidad (o la dijesen, porque la saben) podrían ofrecer toda una serie de indicadores mucho más concretos. Los clientes somos clave para detectar estas situaciones, y considero que las administraciones deberían tenernos más en cuenta a la hora de elaborar un programa efectivo de lucha contra la explotación sexual. Sin ir más lejos, la mediadora social que APRAMP presentó en el Congreso de los Diputados era una víctima de la trata a quien uno de sus clientes ayudó a contactar con esta asociación.

Según la asociación APRAMP éstos serían los signos más evidentes para detectar una situación de explotación sexual. En su guía no profundizan mucho más, así que me he tomado la libertad de elaborar mi propia lista. Comparen y pregúntense por qué los abolicionistas no pueden, o no quieren, decir más de este asunto que lo que sabe un vulgar putero de calle.


En base a mi experiencia los indicios más claros de que una persona pueda estar ejerciendo la prostitución en contra de su voluntad son los siguientes:

1. Su propio testimonio o, en su defecto, de sus compañeras. Los clientes muchas veces trascendemos el mero contrato sexual y entablamos relaciones de amistad con las chicas, así que pueden llegar a confiarnos sus problemas (los reales, otra cosa son los inventados que emplean para sacar dinero a algún incauto). Hay que tener cuidado con lo que comentan otras chicas, a veces la información que facilitan es cierta mientras en otras ocasiones está destinada simplemente a dañar a sus compañeras. Difícilmente las ONGs logran tal grado de compenetración con las chicas.

2. Su desempeño o "implicación" en la cama. Resulta evidente que una mujer forzada a prostituirse no va a estar a gusto. Claramente las ONGs serán incapaces de valorar este aspecto. Adicionalmente el cliente puede detectar marcas o heridas que resultan normalmente invisibles por hallarse bajo la ropa.

3. Imperiosa necesidad de hacer dinero del modo que sea, incluso recurriendo a la competencia desleal (disminución del precio mínimo del servicio u ofertando prácticas que sus compañeras rechazan). No estoy hablando de una rebaja a un cliente frecuente o que realice ciertos "extras" por estar a gusto con él, algo que es normal y contra lo que de ningún modo me opongo, sino que lo haga sistemáticamente; únicamente por acaparar una mayor cuota de mercado. En medio abierto se las puede identificar fácilmente por su modo de vestir, más "provocativo" y ligero (incluso en Invierno) que el de sus compañeras o por su forma de trabajar, captando agresivamente a los clientes. En Montera pertenecen a esta categoría las chicas que "placan" a los hombres o se "cuelgan" de ellos (las del Kiosko City, vaya).

4. Clara dependencia de terceros, quienes la pueden controlar desde un local cercano, vehículo o incluso llegar a situarse a su lado, entre ellas. En este último caso suelen ser otras mujeres ya que así pasan más inadvertidas. Además la propia policía prefiere que sean mujeres las que vigilen porque no se ve tan feo y se ofrece una mejor imagen de cara a la ciudadanía. No siempre es evidente esta dependencia, sólo se hace patente cuando se pasa mucho tiempo con las chicas (nuevamente algo que sí hacemos los puteros y no las ONGs).

5. Tiene que abonar una parte importante de sus beneficios a dichos terceros. La cantidad y frecuencia del pago varía, siendo de una parte (normalmente el 50%, van a pachas) o incluso de la totalidad en los casos más graves de explotación sexual. No hay que confundir este pago, que se produce diariamente al finalizar la jornada, con el de la extorsión semanal que en ciertos ámbitos han de dar a la policía y que suele consistir en una cantidad fija (como sucedía en Coslada, por poner un caso conocido). Ambos son delitos, pero en el primer caso la chica no realiza el acuerdo directamente con la policía sino que lo hace el intermediario; mientras que en el segundo ella ejerce libremente y se limita a pagar una pequeña tasa por el empleo del espacio público tal y como hace el propietario de una terraza o el de un puesto del rastro.

6. Graves limitaciones a sus libertades de desplazamiento y expresión. Si ejerce la prostitución en un piso o un club tendría las salidas restringidas e incluso prohibidas, si lo hace en la calle no podrá mantener más que contactos esporádicos con los clientes e incluso con otras prostitutas. No es normal que la chica sea muy callada o solitaria, puede que actúe así por saberse vigilada. De todas maneras puede comunicarse no verbalmente, por ejemplo, como en la Montera una manera habitual de controlar a ciertas chicas es mediante el teléfono móvil es la propia chica quien puede mostrártelo o realizar gestos para que te percates de la situación. En ese caso aconsejo extremar la prudencia, cualquier cosa que digas puede comprometer gravemente a la chica, así que hay que comunicarse por señas como los sordomudos.

7. Lugar de ejercicio de la prostitución. Hay "circuitos" tanto de prostitución forzada (es decir, esclavitud sexual) como libre (la auténtica prostitución, el trabajo sexual). Esto lleva a que según el sitio o bien todas las prostitutas estén sometidas, o bien no esté ninguna. Normalmente los lugares donde tiene lugar la explotación sexual están bien resguardados y son de difícil acceso, tanto geográfico (chalets apartados, clubes en medio de la nada) como económico (precio elevado de los servicios, que actúa como disuasor de muchos clientes). En la calle hay de todo, aunque lo general es que sea el tipo más libre de prostitución de todos los existentes (obviando las escorts con piso propio). Es de sentido común, si se comete un delito se trata de ocultar, no se expone a la vista de todo el mundo a no ser que se tenga la certeza de actuar con total impunidad. En la prostitución callejera las chicas "forman grupos", situándose en diferentes sectores. Se separan las que trabajan por libre de las que lo hacen de manera dependiente.

8. Alta movilidad. Las chicas explotadas sexualmente no suelen estar mucho tiempo en el mismo sitio, ya que se corre el riesgo de que pese a todas las medidas traben amistades o disminuya su rentabilidad pues tal y como he comentado por su forma de atender a los clientes no suelen fidelizarlos. Estas chicas se quedan semanas o como mucho meses, en algunos casos sólo unos pocos días. Por ejemplo, en su día hablé del grupo de chicas en Miguel Moya, probablemente el caso más claro de todos (estaban separadas del resto, ellas mismas te contaban su situación, se las notaba atemorizadas, etc). Un amigo mío, putero como yo, sabía que no iban a durar mucho así que su consejo era "aprovechar" mientras estuviesen. Suele decirse que somos nosotros, la demanda, quien genera la oferta cuando de hecho la situación es la contraria: es la oferta la que genera demanda, los puteros vamos "a lo que hay" adaptándonos a las circunstancias de cada momento.

9. En el caso de mujeres no hispanohablantes, escaso conocimiento del idioma cuando ya llevan varios años trabajando y residiendo aquí. Esto es una consecuencia de la mencionada prohibición de entablar contactos estables con la población local, como sólo se relacionan con los suyos no aprenden el idioma. Sin embargo cualquiera que conozca mínimamente el mundo de la prostitución podrá atestiguar el altísimo nivel de español que exhiben las rumanas, algunas dominan el idioma como si hubiesen nacido aquí a los pocos años (en cuestión de meses se defienden muy bien). Otras extranjeras (búlgaras, rusas, marroquís, nigerianas...) encuentran mucha mayor dificultad a la hora de aprender nuestra lengua así que este indicador no resultaría tan válido para ellas.

10. Preferencia por los malos tratos. Las víctimas de los casos más extremos de trata han convivido reiteradamente (y en algunos casos, crecido) con un ambiente brutal y despiadado, donde todo signo de humanidad es interpretado como una muestra de debilidad. Así que reproducen lo que han aprendido, admiran a quienes temen y desprecian a quienes no logran imponerse a ellas. Sucede más o menos como en el caso de Violeta Santander, la mujer a la que salvó el tan alabado y hoy defenestrado por la progresía más carca Jesús Neira. En estos casos, según mi experiencia muy minoritarios, el trabajo de las ONGs es inviable y se impone la actuación policial firme y decidida.

Toni Bolinga describe su experiencia con una víctima de la trata de blancas explotada sexualmente. Para ver el cómic a tamaño completo hay que pinchar en la imagen.


Una vez que presumimos conocer un caso de explotación sexual, ¿qué hacemos? APRAMP aconseja que "siempre que se tengan indicios de estar ante una persona víctima de trata, se recomienda contactar directamente con las ONGs especializadas", mientras que desde Hetaira indican que debemos evitar hacernos los héroes y acudir a la policía nacional, no a ninguna ONG. Bien, aunque me aproximo más a la posición de Hetaira he de decir que no hay que hacer ni una cosa ni la otra. Por lo general las ONGs conocen de sobra estos casos pero no les interesa resolverlos, es el caso de Proyecto Esperanza, con quienes contacté hace tiempo haciendo caso de un bienintencionado pero ingenuo consejo. Estas ONGs básicamente están especializadas en la obtenión de subvenciones públicas, y su actuación en la calle se limita al reparto de café, lubricante, condones y poco más. En unos casos su finalidad real es colocar a amigos y familiares o devolver favores políticos; mientras que en otros tengo sospechas fundadas de que actúan compinchadas con las mafias. Varias chicas me han contado que uno de los grupos que les hacen análisis se los pasa a los proxenetas, de modo que éstos no dejen trabajar a las que están enfermas. Tiene lógica, si se les pudre una manzana no querrán perder todo el saco.

A las autoridades sí que no hay que acudir en ninguna circunstancia, especialmente a la policía municipal, ya que frecuentemente son ellos los cabecillas de las redes de explotación sexual (tengo pendiente analizar todo el desarrollo del caso Coslada, del que por cierto las ONGs abolicionistas no dijeron ni pío... ¿por qué? Yo lo sé y espero que ustedes comiencen a sospecharlo...). Me fío mucho más de los nacionales y especialmente de la Guardia Civil, pero cualquiera se arriesga. Incluso he llegado a aventurar la existencia de una trama mucho mayor, que llegaría hasta los alcaldes (ya que son éstos los jefes de la policía municipal), quienes estarían consintiendo estas extorsiones con el fin de sanear las maltrechas arcas muncipales. Es de sobra conocido el afán recaudatorio de muchos municipios, especialmente en los últimos años como consecuencia de la crisis, que provoca que busquen dinero hasta debajo de las piedras. Aquí en Madrid las tramas de corrupción han estado a la orden del día, desde funcionarios que cobraban por concesión de licencias (caso Guateque) a alcaldes que fragmentaban los contratos públicos para concederlos a dedo (Sepúlveda). "Legalmente" Gallardón restableció la impopular tasa de basuras, llenó Madrid de parquímetros (más que de zanjas, oiga) e impulsó una asfixiante campaña recaudatoria a los negocios a base de inspecciones. Este es un asunto muy largo y complejo que ya desarrollaré más adelante, se sale del tema de hoy; sin embargo el punto al que quiero llegar es a que, como ciudadanos, comiencen a entender por qué las administraciones públicas no actúan sobre la prostitución; y si son clientes que se anden con pies de plomo y evalúen con la mayor información posible las distintas opciones que tienen. Me entristece tener que recomendarles que se queden callados, pero es que es lo más seguro tanto para ustedes como para las chicas. En cambio sí pueden ayudarlas con sus propios recursos, por ejemplo facilitándolas el contacto con chicas que vayan por libre para que puedan conocer otros sitios donde poder trabajar en mejores condiciones.